Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Entrevista a Michio Kaku

Entrevista a Michio Kaku 23 Abr 2014 18:57 #21760

  • isabaleato
  • Avatar de isabaleato
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 131
  • Gracias recibidas 100
Sólo una pregunta: ¿os leísteis el libro?

Es que me lo estoy leyendo y tiene muchos matices, el autor reconoce que es una revolución que necesita nueva legislación, bases éticas, etc.

Una de las cosas que me llamó la atención fue la posibilidad de crear una "brain-net", algo así como unir las mentes de varias personas para procesar problemas con más rapidez.

Es im-presionanate (en dos palabras).

(A veces es a-cojonante todo hay que decirlo, como el hecho de fabricar una "máquina de la verdad" que se puede usar en los tribunales, lo cual significaría que si la máquina no funciona bien, podría dar un veredicto erróneo).

Vaya, que yo opino que es un avance tecnológico muy grande, pero por desgracia siempre va la tecnología por delante de los derechos humanos (estoy pensando en la Revolución Industrial, por ejemplo).

:S
Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 00:42 #21785

  • raven
  • Avatar de raven
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Publico mis mensajes bajo licencia WTFPL 2.0
  • Mensajes: 335
  • Gracias recibidas 256
Adu escribió:
Por cierto, lo del "megacerebro" o consciencia cósmica

Vaya, intenté escribir una respuesta detallada a neurometafisico pero la perdí a medias y eso me desmoralizó lo suficiente como para dejarlo estar. Pero mi crítica fundamental era eso del megacerebro, no entendía de donde salía. Tus mensajes me han iluminado, Adu.

Neurometafísico: el hecho de que todo aquello que percibes sean imágenes mentales, no implica que todo lo que existe tenga que ser una imagen mental. Ni lo implica, ni existe (que yo sepa) ningún indicio que nos haga sospechar algo así.

Si seguimos por este camino, llegamos a una concepción del mundo en que los personajes de los cuentos cobran vida de alguna manera, por el mero hecho de existir como pensamientos tuyos (o míos, o de quien sea).

Absurdo.
You do not need hope if you have drama to back you up.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: alekhine

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 03:42 #21789

  • neurometafisico
  • Avatar de neurometafisico
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 199
  • Gracias recibidas 32
Neurometafísico: el hecho de que todo aquello que percibes sean imágenes mentales, no implica que todo lo que existe tenga que ser una imagen mental. Ni lo implica, ni existe (que yo sepa) ningún indicio que nos haga sospechar algo así.

Es que eso es lo extraordinario: lo que implica y existe son imágenes mentales. De hecho es lo lo único que puedes afirmar.

Incluso el término imagen mental, al final no se justifica, porque daría a entender un dualismo implicito cuerpo mente.Por eso es mas apropiaado denominarlos eventos de consciencia. Todo lo existe son componentes de la consciencia, de diferentes grado, intensidad, calidad intimidad si se quiere, pero al final todo, tanto pensamientos como emociones, como objetos llamados maateriales son, al final de cuentas, expresiones de la consciencia.
Imaginate que lees un libro en primera persona de un tipo llamado Raven, todos los elementos que se describen en esa novela: su entorno, sus emociones, sentimientos, recuerdos, ideas, su nocion de ser raven, su propio cuerpo, etc... está hecho de lo mismo, la mente del lector que da vida a la novela, mediante su lectura.

Dado que todo al fin y al cabo es una expresión consciente, la pregunta del millón de dólares es ¿ De que está hecha la consciencia?
Si seguimos por este camino, llegamos a una concepción del mundo en que los personajes de los cuentos cobran vida de alguna manera, por el mero hecho de existir como pensamientos tuyos (o míos, o de quien sea).

Sorprendente... absurdo, contra intuitivo , pero muy consecuente con todo esto: por favor lee este extracto de mi tesis que creo lo aclara:

" La realidad es una ilusión. Pero como esa ilusión es lo único que tenemos, ya que no podemos confrontarla con nada, pasa a ser real. Por lo tanto, lo real es la ilusión y la ilusión es la realidad.
Bajo este predicado, distinguir entre ilusión y realidad sería inoficioso, ya que todo es una ilusión.
Sin embargo se puede alegar que el concepto de “lo real” sirve para distinguir entre alucinaciones, sueños, imaginerías y realidad propiamente tal, es decir, el mundo de lo denominado físico y material.

Para resolver ese alegato propongo el siguiente ejercicio:

Situación 1 (S1): Frente a usted hay dos sillones. En el de la derecha estoy sentado yo y en el de la izquierda le pido que se imagine sentado al Maestro Yoda de la famosa película Star Wars.
En este evento tendríamos un ser material (yo) y un ser imaginado (Yoda)

Situación 2 (S2): La misma situación anterior, pero en este caso se trata de un sueño del Observador. En consecuencia, tanto Yoda como yo seriamos seres imaginados, más precisamente oníricos, y aunque en el sueño yo propongo este experimento, tanto el Yoda imaginado como Nolberto Salinas proponiendo la experiencia, son “irreales” por tratarse de un sueño del Observador.

Situación 3 (S3): Es exactamente lo que ocurre a lector en este instante. Al leer estas líneas esta imaginando la escena del experimento propuesto en S1. Por lo tanto al tratarse de una imaginería tanto Yoda como Nolberto Salinas son productos imaginativos.
¿Por qué sólo en S1 se da esta suerte de dualidad ontológica cartesiana?
En efecto, en S1 Nolberto Salinas es un ente físico y material y el Maestro Yoda un ente imaginado. Otra vez, la vieja dualidad cuerpo-mente.
Sin embargo, las Neurociencias irrumpen en escena pulverizando la pregunta, ya que tanto Yoda como Nolberto en S1, son productos mentales y no materiales, pues ambos se están produciendo dentro del Teatro Cartesiano del Observador, más precisamente, al menos en los aspectos visuales, en un sector del lóbulo occipital del Observador.

Entonces las Neurociencias habrían destruido el alegato, en un gran homenaje Berkeliano. Sin embargo, la Neurociencia ortodoxa, se apresuraría a defender el alegato de “lo real” en el siguiente sentido:
Si bien Yoda y Nolberto son imágenes, incluso bidimensionales, generadas en lóbulo occipital, tienen una gran diferencia: Yoda emana de las fuentes de memorias del Observador que reaccionan mediante la generación de una representación que consiste en ese enanito verde que habla con una gramática enrevesada, que vive como ermitaño en el sistema Dagobah y que es el maestro de Luke Skywalker, según lo que se ha plasmado en su mente en virtud de esta famosa película.
En cambio, Nolberto es una representación mental que se corresponde bis a bis con una estimulación que proviene merced a los sentidos, desde el exterior del cuerpo. Luego, Nolberto es material porque hay estímulos externos que causan la imagen de Nolberto en la pantalla del lóbulo occipital, en cambio Yoda, si bien comparte pantalla con Nolberto, viene de sus recuerdos y no tiene un bis a bis con el exterior.
Es ahora donde la Neurometafísica entra en escena para corregir un grave error del concepto neurocientífico: no entender las derivadas no previstas (o no queridas) de sus afirmaciones. No comprender que “la serpiente se muerde la cola” .
Ya lo hemos analizado. La cabeza no es el límite entre la representación interna de las percepciones generada en el cerebro y el medio ambiente externo que las causa. El cerebro, la cabeza, el cuerpo y el entorno forman parte también de la representación, por lo tanto, lo que tenemos en realidad es el Universo “Y” (o subjetivo) (que en este caso comprende, al menos, a Yoda, Nolberto, el Observador, su cerebro, sus representaciones, el medio ambiente, etc.) y el Parméneon que lo rodea.
Basta comprender que no nos es lícito especular acerca de lo que hay en el Parméneon —ya que jamás tendremos acceso a él— para destruir el alegato.
En efecto, el realista tendría que probar que el bis a bis de un objeto “real” del Universo “Y”, se corresponde con su homólogo parménico. Y eso jamás lo podrá probar porque el Parméneon es inaccesible.
Es importante aclarar esto de la inaccesibilidad, ya que pareciera una declaración prematura de incompetencia intelectual, tal como yo, alguna vez, tuve esa percepción de otros autores que me han precedido .
En primer lugar, el Observador es tal porque es un acto de consciencia del Parméneon sobre un subconjunto del TODO. Si el Observador pretendiera desechar el subconjunto para observar el TODO, no puede, ya que es esencialmente pasivo y tendría que surgir una orden parménica, en el guión del drama que representa, para que lo hiciese. En segundo lugar, si tal orden se produjese y el Observador “suelta” el Universo “Y” que observa, desaparece, ya que su naturaleza esencial de Observador la da la vinculación con su Universo Subjetivo. En tercer lugar, si pudiese sobrevivir a la separación (cosa rara e ilógica) no entendería para qué lo hizo, pues su curiosidad por la totalidad era un efecto propio de su Universo “Y”. Finalmente, si aún con todos estos “peros”, llega a comprender, a nadie le interesaría ni a él mismo, porque el Universo Personal, inquieto por esa pregunta, se deshizo en el TODO al separarse del Observador.
Sin embargo, no deseo ganar la partida por back over. Puedo aún dar un argumento que deriva del lado que conocemos, es decir, el del Universo Subjetivo.
El Universo “Y” es un subconjunto con ciertas peculiaridades de carácter, grado, intensidad, agrupación, densidad, etc. Es un destilado parco de la totalidad; una rigurosa y tal vez muy mezquina selección de elementos que arman el Universo del Observador humano. Luego, no podemos pretender encontrar un bis a bis. Tras la pared del Universo “Y” está la totalidad indiferenciada del Parméneon.
Pretender encontrar una homologación de un objeto de los llamados “físicos” del Universo “Y” con lo que haya en el Parméneon es tan absurdo como meter la mano en una enorme saco lleno de millones de fichas que tiene estampadas letras del abecedario y una vez que, tras una apretada selección, se separan cuatro fichas y se arma la palabra “gato”, pretender que en el saco se encuentra un homólogo. En el saco parménico hay infinitas fichas. La palabra “gato” solo existe en la selección. No tiene correlato en la bolsa.
En resumen, no existe un correlato entre un objeto físico del Universo personal de un Observador y el Parméneon. Tanto el Maestro Yoda como Nolberto son únicos y existentes solo en el Universo “Y” del Observador. Allá “afuera”, no hay nada que les corresponda."

Saludos
Última Edición: 24 Abr 2014 03:45 por neurometafisico.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 17:49 #21795

  • GBMF
  • Avatar de GBMF
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 34
  • Gracias recibidas 29
Cuando me voy a trabajar siempre me digo que el hambre es cosa de mi imaginación. Algo así tendría que pensar el Hombre de Neandertal cuando veía a los dientes de sable acechar. Pensar que las neurociencias pueden pulverizar nada en cuestión de teorías del conocimiento filosóficas es muy atrevido. El conocimiento no se reduce a la percepción fisiológica. Yo, si fuera tú, le echaría un vistazo a la teoría del cierre categorial de Gustavo Bueno.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 18:26 #21796

  • neurometafisico
  • Avatar de neurometafisico
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 199
  • Gracias recibidas 32
Cuando me voy a trabajar siempre me digo que el hambre es cosa de mi imaginación.
El ir, tu cuerpo desplazándose, el trabajo que hagas, la sensación de hambre y lo que imaginas, son todos elementos que integran un evento consciente.
Si ni fuese así ¿Cómo podrías saber que existen tales estados o sensaciones?
Pensar que las neurociencias pueden pulverizar nada en cuestión de teorías del conocimiento filosóficas es muy atrevido. El conocimiento no se reduce a la percepción fisiológica.

Eso es lo que yo sostengo. Las ciencias cognitivas en boga, no pueden negar que de sus afirmaciones científicas se deriva un solipsismo inevitable.
La Neurometafisica simplemente lleva al extremos las consecuencias de las afirmaciones científicas y revela sus paradojas.

Slds.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 19:51 #21798

  • pulpo
  • Avatar de pulpo
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • calamar
  • Mensajes: 1716
  • Gracias recibidas 1053
Ten en cuenta que te lo está diciendo el mismísimo G B M F que son sus iniciales
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 20:17 #21799

  • neurometafisico
  • Avatar de neurometafisico
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 199
  • Gracias recibidas 32
pulpo escribió:
Ten en cuenta que te lo está diciendo el mismísimo G B M F que son sus iniciales

Perdona mi ignorancia...¿Quién es GBMF?
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 24 Abr 2014 20:58 #21800

  • pulpo
  • Avatar de pulpo
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • calamar
  • Mensajes: 1716
  • Gracias recibidas 1053
Gustavo Bueno Martínez (la F será de Fernández)
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 25 Abr 2014 00:18 #21803

  • neurometafisico
  • Avatar de neurometafisico
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 199
  • Gracias recibidas 32
pulpo escribió:
Gustavo Bueno Martínez (la F será de Fernández)

Perdona, pero no lo conozco ¿a qué se dedica Gustavo?

slds.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Entrevista a Michio Kaku 25 Abr 2014 08:04 #21805

  • raven
  • Avatar de raven
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Publico mis mensajes bajo licencia WTFPL 2.0
  • Mensajes: 335
  • Gracias recibidas 256
Jo, neurometafísico, es uno de los filósofos más importantes de España, si no el más importante. Incluso yo le conozco :blink:

Aunque no es santo de mi devoción (por los motivos equivocados, admito).
You do not need hope if you have drama to back you up.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.153 segundos