Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra

"Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 13 Ago 2013 15:48 #15548

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 610
  • Gracias recibidas 1090
Pensando en el hilo de Hannah Arendt y de su concepto de estado totalitario me he acordado de esta acción de hace justo un año en Madrid...
A los que estudien Últimas Tendencias del Arte o Últimas corrientes filosóficas les vendrá bien para reflexionar sobre el arte y la política en la postmodernidad...
Yo iba andando al trabajo esa mañana del 15 de agosto (siempre trabajo ese festivo) como un "burgués distraído" que diría Benjamin... hice unas fotos con el móvil de algo que no entendía... En enero cuando se hizo público el vídeo comprendí mejor...
Bueno mejor os dejo con los encargados (5 minutos, sin texto, sólo música e imagen):

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Nolano, Moni, Ramón Cobra

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 14 Ago 2013 23:02 #15565

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3741
  • Gracias recibidas 3305
El corto es bastante equívoco y no de clara interpretación. Creo entender, Cuervo Ingenuo, que lo interpretas como una ilustración de que los sistemas políticos sedicentemente "democráticos" son, en el fondo, totalitarios.

Ciertamente, el desfile de gigantescos retratos evoca los desfiles presididos por la efigie del líder (Stalin, Mao Tse Tung, etc.) portada por los manifestantes característicos de las "democracias reales" de la órbita soviética (recogidos con magnífica ironía, por ejemplo, por Willy Wilder en "Un, dos, tres")..

Lo que me ha descolocado un poco es la música de fondo, la "Varsoviana", que en nuestro entorno más bien evoca de forma automática "A las barricadas", la marcha anarcosindicalista por excelencia en España. Es una marcha claramente antitotalitaria.

En mi interpretación se trata de una ilustración de la circularidad implícita en la dinámica del poder; o, en toda actividad intelectual humana, si vamos a ello. O sea, lo que Hegel llamó dialéctica y, desde entonces, ha quedado sellado como la inevitable generación de contradicciones irresolubles, en ausencia de cualquier fundamento último en Filosofía.

Efectivamente, si la Filosofía del Conocimiento busca la justificación de la ciencia, la Filosofía Moral la justificación del bien y el mal, etc., la Filosofía Política busca la justificación del poder. Obviamente, ninguna de ellas encuentra la justificación que busca. Nada nuevo en eso. Lo importante, como he afirmado en varias ocasiones en este mismo foro no es si tal o cual Filosofía es circular; todas lo son; lo importante es la amplitud del círculo en el que nos movemos.

Todo poder es, en el fondo, autojustificado. Lo era el de Stalin y lo es el de la España (o Francia, o Alemania...) actual. Si ahondamos, el poder sólo se justifica por sí mismo. Por eso todas las Constituciones, por muy democráticas que sean, contienen disposiciones sobre los estados de excepción y la suspensión de garantías y derechos constitucionales. ¿Qué clase de libertad protege una Comstitución que prevé dejar a los ciudadanos sin libertades?

Pero la amplitud del círculo vicioso de autojustificación del poder en una democracia constitucional es, evidentemente, mucho más extensa que la del círculo vicioso de una dictadura. Por eso, afirmar que una democracia más o menos formal es lo mismo, en térmicos políticos de ejercicio de poder, que una dictadura tiene algo de verdad última, pero no deja de ser una simplificación muy resultona, aunque impropia de una reflexión política seria en términos filosóficos.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 15 Ago 2013 09:52 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Moni, Ramón Cobra, cuervo ingenuo

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 15 Ago 2013 00:10 #15567

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 610
  • Gracias recibidas 1090
Como siempre, es interesante lo que nos cuentas Nolano. el "círculo vicioso de autojustificación" me recuerda al Rancière del Viraje ético de la estética y la política, donde la política aparece borrada por el consenso.
Por muy grande que sea el círculo siempre queda mucha gente fuera (parados, inmigrantes, diferentes).
Cuando Sierra rechazó en 2010 el Premio Nacional de Artes Plásticas en su carta dirigida al gobierno decía algo así como “El Estado no somos todos. El Estado son ustedes y sus amigos”.

Dice Rancière que al arte y a la reflexión estética les queda una doble vía: estar al servicio del "lazo social" o dar testimonio de la catástrofe... Creo que la obra de Sierra (no conozco mucho a Galindo) se puede medir muy bien desde ese "testimonio de la catástrofe".

Pero en realidad yo de lo que pretendía hablar el otro día era precisamente de lo invalido del análisis de Hannah Arendt para el totalitarismo (lo que para ella es únicamente nazismo y estalinismo). Para ella el estado totalitario se distingue por:

-Preponderancia del partido sobre Estado
-Preponderancia de la fuerza sobre el derecho
-Pretensión ilusoria de borrar las clases sociales
-Terror policial
-Propaganda exterior
-Y amplio apoyo popular, al menos en las fases iniciales.

Se ha criticado de Arendt que no incluya los fascismos, pero es que en realidad las características de arriba están con toda seguridad en muchos "momentos" de nuestras democracias. Repito que no pretendo equiparar los sistemas, solamente invalidar el tan cacareado análisis de Arendt, que durante la Guerra Fría, aplastado el nazismo, convenía publicitar ante el peligro rojo.

Volviendo a "Los encargados", vemos inmensos retratos del rey (el primero, claro) y de los presidentes de la democracia, uno detrás de otro. Ellos son "los encargados" de mantener ese consenso democrático... pero no olvidemos que están "patas arriba" desfilando impunemente en esos coches ¿de nuestro luto? por el centro de Madrid.

Os dejo una foto que tomé yo esa mañana sin saber qué era aquello. Aunque recuerdo que sin comprenderlo me molestaba... ahora me resulta fácil pensar con Benjamin en la "mirada distraída" del burgués paseando que mira pero no ve...
Los encargados.jpg


A mí la música me chirría un poco también, aunque supongo que será para restar al mensaje visual de cualquier posible sentido ambivalente. Tampoco entiendo porque los retratos son pintados (por Galindo, creo)... y no fotografías, no sé si en un guiño a la pintura tantas veces muerta o una reivindicación del "trabajo" del artista...

Hay una cosa muy inquietante, si os dais cuenta todo el vídeo está invertido, no sólo cuando el cielo es el suelo. La derecha es la izquierda y viceversa.

A mí no me parece nada equívoco el vídeo, y menos en este momento de deterioro democrático.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 15 Ago 2013 00:11 por cuervo ingenuo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, charTres, Moni

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 15 Ago 2013 19:28 #15569

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3741
  • Gracias recibidas 3305
CuervoIngenuo escribió:
Por muy grande que sea el círculo siempre queda mucha gente fuera (parados, inmigrantes, diferentes).
En realidad todo eso no queda fuera del círculo, sino que forma parte del círculo argumentativo autojustificativo del poder, incluso en los más estrechos de ellos.

En efecto, en todo discurso autofundamentador del poder aparece el desgraciado y desvalido que, además, es impotente para valerse por sí mismo y salir de la desgracia. Y entonces se justifica el poder político, remedo del padre protector, que va a hacer que todo desvalido tenga su protección bajo el manto del Estado, protección que él mismo no sabría proporcionarse por sí mismo. De hecho, incluso en los elementos del demos que no necesitarían del Estado aparece el acto reflejo del miedo a un futuro en el que tal vez se encuentren desvalidos y necesiten de un Estado protector del que ahora, con toda evidencia, no necesitan.

Hace algún tiempo, en otro contexto, propuse esta imagen:

Ésa, y muchas otras, están emparentadas entre sí, como ésta:

Es el poder que protege a los débiles, a los enfermos, a los niños, que vivirán felices bajo el manto protector del líder político que los salvará de todo mal.

NOTA: Espero que no haga falta decir que el argumento es más complejo en una democracia, donde se entrevera con reflexiones de tipo social y de teoría económica, frente al simplismo dictatorial. Pero de lo que trato aquí es de mostrar que la desgracia humana forma parte intrínseca del círculo vicioso de autojustificación del poder. La imagen de Napoleón o la de Stalin sirven perfectamente de ejemplo gráfico de cómo conciben muchos el llamado Estado del Bienestar.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 15 Ago 2013 19:39 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 16 Ago 2013 12:46 #15573

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 610
  • Gracias recibidas 1090
Creo que hablamos del mismo círculo, pero desde distintos puntos de vista. Tú, Nolano, lo miras desde su centro, desde donde se "autofundamenta" y como es lógico acude a los viejos lemas cristianos de sus virtudes más "contrarreformistas": Fe, Esperanza y Caridad... Podías haber puesto cualquier imagen del contexto de Trento con idénticos resultados y provenientes de sistemas políticos muy diferentes, pero también totalitarios en las claves que da Arendt. Yo miro ese círculo desde fuera, con los ojos de Rancière o de Foucault. Ese círculo, al que Rancière llama "consenso" y promueve combatir con disenso. Foucault nos habla, en términos muy parecidos, de pequeñas luchas de resistencia buscando las grietas del sistema. Jameson y otros ven que la lucha de clases ya no es del proletariado desde que el proletariado que se ha integrado en la sociedad del simulacro, o lo que Debord, ya llamó casi visionariamente "sociedad del espectáculo", recordando (sin reconocerlo) al Benjamin (que dudaba entre huir de Europa o resistir al advenimiento del nazismo) que veía como el hombre "asistía gozoso al espectáculo de su autodestrucción". Cuando decidió fue tarde.
Si el "trabajador" no va a encabezar esas "luchas", algunos piensan que los cambios y las nuevas propuestas tendrán que venir desde fuera de ese círculo de apestados y rechazados, con pocos derechos o con ninguno.

Que alguien diga que integra al "débil" (por abreviar), no quiere decir que lo integre o que éste tenga voz. El "débil" está fuera del sistema por mucho que éste se autojustifique en él. Se mire por donde se mire... y de este sistema, posiblemente de los mejores que hemos conocido, también.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 16 Ago 2013 13:36 por cuervo ingenuo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 16 Ago 2013 18:43 #15575

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3741
  • Gracias recibidas 3305
No puedes situarte "fuera del círculo". Eso sólo lo puede hacer Dios, que puede contemplar el Mundo como totalidad. Nosotros, como estamos "dentro" del mundo, no podemos decir la última palabra y siempre se podrá encadenar otro enunciado sobre lo que digamos. Por eso es ingenua tu pretensión de estar fuera del círculo y contemplar éste desde fuera.

Lo que dices sobre el "débil" muestra a las claras lo que acabo de decir. El débil es el que tiene pocas fuerzas; en términos políticos, el que tiene escaso poder para satisfacer sus intereses. Si pones tu esperanza en el "débil" para romper el círculo vicioso del poder, estás propugnando dar poder al "débil" y quitárselo al fuerte. Entonces, el débil ya no será débil, sino fuerte. ¿Cómo justificar entonces el poder que ostenta el débil, si ya no lo es? Esa pretensión (muy en boga en los años 60 y 70: Foucault, Deleuze, operaísmo de Negri, etc.) es claramente ilusoria. Con el marxismo pasó lo mismo. Marx puso sus esperanzas en el proletariado como clase sin interés (sin propiedad). Pero es evidente que, en cuanto el proletariado toma el poder y el dominio de los medios de producción, pasa a tener un interés y pierde todo su sentido como clase promotora de la utopía. La dictadura del proletariado es una contradicción en sus términos, es decir, un círculo vicioso argumentativo. Se da el poder al que no tenía nada; pero entonces deja de tener justificación que reciba el poder, puesto que yo no es el que no tiene nada. Etc.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 16 Ago 2013 18:44 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: "Los encargados" de Jorge Galindo y Santiago Sierra 18 Ago 2013 10:04 #15581

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 610
  • Gracias recibidas 1090
Nolano escribió:
No puedes situarte "fuera del círculo". Eso sólo lo puede hacer Dios, que puede contemplar el Mundo como totalidad
Si esto no es una ironía (no te conozco todavía), aquí se acaba el debate… ya que no me siento con ganas de mezclar política y religión… muy postmoderno, como la obra que presentamos en este hilo… típico de la “des-diferenciación” de las esferas.
La estética y la política me interesan, Dios, ni un poquito… al menos de momento.
Nolano escribió:
no podemos decir la última palabra y siempre se podrá encadenar otro enunciado sobre lo que digamos

En cualquier caso el tema de Dios tiene muchos visos de última palabra…
Nolano escribió:
Esa pretensión (muy en boga en los años 60 y 70: Foucault, Deleuze, operaísmo de Negri, etc.) es claramente ilusoria. Con el marxismo pasó lo mismo.

Esto no lo he entendido muy bien… No sé si esto pretende decir que el sistema capitalista o el de las democracias liberales no es ilusorio o significa que como ciertas interpretaciones del marxismo se han demostrado atroces debemos contentarnos con atroces interpretaciones de la democracia… como la que llevó al nazismo, de hecho.
Para mi el análisis marxista sigue siendo válido porque entiendo que se sigue dando “lucha de clases” aunque la “producción industrial” se haya sustituido por el “capital financiero”.
Pero creo que la clave la dabas tú en otro hilo. Sólo busco preguntas sin tratar, de momento, responderlas.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.142 segundos