Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: "I Castrati" y un elogio de la Ilustración

"I Castrati" y un elogio de la Ilustración 02 Dic 2013 17:03 #18051

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3741
  • Gracias recibidas 3310
Está de moda en la Filosofía contemporánea la llamada "crítica de la Ilustración" en un entorno de desvalorización de la razón. Vaya aquí, a contracorriente, un elogio de la Ilustración y su papel imprescindible en el progreso moral de la sociedad, que sospecho que es lo que molesta a muchos de sus críticos, que parece que lo que pretenden es precisamente una regresión a épocas preilustradas.

La labor de los ilustrados para desterrar de los sistemas jurídicos e institucionales de los países occidentales costumbres bárbaras fue impagable y merece ser valorada en toda su magnitud. Por ejemplo, el argumento de "Las bodas de Fígaro" (de Da Ponte y Mozart), basado en las obras de Beaumarchais, se fundamenta sobre el "derecho de pernada" de los nobles sobre la virginidad de sus súbditas que la Ilustración combatió con todas sus fuerzas. En concreto a través de la burla pública de personajes como el Conde Aquaviva. Pero tanto o más vergonzosa era la práctica de los castrados. Esta práctica bárbara fue muy utilizada durante el Barroco.

Como es sabido, la longitud de una cuerda determina lo agudo del tono de la misma. Por eso un violín, cuyas cuerdas son cortas, suena mucho más agudo que un contrabajo, con cuerdas largas. La cuestión biológica de los "castrati" tiene su base en que durante la pubertad al varón le cambia la voz: eso obedece a cambios hormonales que hacen que se expanda la glotis y sus cuerdas vocales crezcan más que las de las mujeres. Por eso los varones tenemos la llamada "nuez", que al abrirse la tráquea permite a las cuerdas vocales alcanzar mayor longitud y por eso nuestra voz es más grave que la de las mujeres.

Pero si a un niño de voz privilegiada se le practica la emasculación, se frena el desarrollo hormonal normal y, en consecuencia, no crecen tampoco sus cuerdas vocales. Se obtiene entonces una voz de tiple (niño o mujer) pero con una caja torácica (que sirve de caja de resonancia) más grande, lo que amplifica la potencia del sonido a niveles que no puede alcanzar el niño o la mujer.

El "castrato" más famoso de la historia fue Farinelli. Su fama se extendió por toda Europa; y, al igual que ocurre hoy en día, era más apreciado el artificio que el arte, hasta el punto de que, en Londres, la gente llenaba el teatro para oír a Farinelli cantar vulgares canciones, lo que casi arruina a Händel, propietario de un teatro rival, pero cuyas maravillosas óperas despertaban mucho menos interés en el público que las florituras vocales de Farinelli.

En el haber de la Ilustración hay que apuntar haber terminado con esa práctica salvaje que castraba a niños pobres para solaz del gusto musical de las masas.

Hoy en día, en las versiones "puristas" de la música barroca se acude a hombres con voz de "contratenor". En realidad se trata de cantantes que cantan "en falsete", mediante una técnica especial depurada. Os dejo con la espléndida versión del "Largo" de la ópera "Jerjes" de Händel, en voz de Andreas Scholl como contratenor y no como "castrato" (¡o eso espero!):
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 02 Dic 2013 22:46 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Rafel, Sostiene, Kraton, Moni, T.E. Lawrence, Papageno

Re: "I Castrati" y un elogio de la Ilustración 02 Dic 2013 20:42 #18052

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
Nolano escribió:
Está de moda en la Filosofía contemporánea la llamada "crítica de la Ilustración" en un entorno de desvalorización de la razón. Vaya aquí, a contracorriente, un elogio de la Ilustración y su papel imprescindible en el progreso moral de la sociedad, que sospecho que es lo que molesta a muchos de sus críticos, que parece que lo que pretenden es precisamente una regresión a épocas preilustradas.
Me identifico totalmente con estas palabras. B)

Algunos de sus críticos culpan a la Ilustración de Ruanda, Hiroshima, Nagasaki, Auschwitz o alguna de sus "sucursales" (Fraijó). Yo, sin embargo, prefiero pensar, con Fraijó, que si todo eso fue posible fue tal vez porque se había desalojado a la razón. Por tanto, además de un problema de teodicea también hay un problema de antropodicea. Pero, según F. J. Martínez (tema 1 de Metafísica), la teodicea no puede evitar esos desastres porque no hay más allá que los redima, mal que les pese a Adorno, Horkheimer o Bloch. Lo mejor es prevenirlos, es decir, canalizar la teodicea hacia una especie de "ética de la prevención".

Los críticos de la Ilustración que me merecen especial respeto son los llamados por Paul Ricoeur "filósofos de la sospecha".
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 02 Dic 2013 20:46 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moni, Papageno
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.201 segundos