Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Libertad en el estado de naturaleza (nuevo elogio de la Ilustración)

Libertad en el estado de naturaleza (nuevo elogio de la Ilustración) 15 Dic 2014 20:38 #27951

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3747
  • Gracias recibidas 3331
En este hilo compartí con vosotros unas reflexiones sobre la Ilustración acompañadas de un aria de Haendel. En la misma ópera, Serse o "Jerjes", hay otra aria muchísimo menos conocida que el famoso Largo, pero que, además de sus valores estéticos, ofrece también campo para la reflexión sobre uno de los conceptos más importantes de la Filosofía, el de la libertad.

Se trata del aria Va godendo, que tenéis aquí en la límpida voz de Lucia Popp:

Va godendo
vezzoso e bello
quel ruscello
la libertà

E tra l'erbe
con onde chiare
lieto al mare
correndo va.

Es decir: "Va disfrutando, hermoso y bello, ese arroyuelo la libertad. Y entre la hierba, con olas claras, alegre al mar corriendo va".

Lo que llama la atención en esta aria es que se presenta a un arroyo que corretea entre la hierba como un ejemplo de libertad. Sin embargo, como es evidente, nada hay menos libre que un arroyo, sometido a las estrictas e ineludibles leyes mecánicas de los cuerpos inertes. ¿En qué sentido Haendel (1685-1759) atribuye al arroyo libertad?

Ciertamente, lo hace porque en su concepto y el de sus contemporáneos, libertad no se opone a determinismo, sino que se opone a opresión: la libertad no está coartada por las leyes físicas, sino por los condicionamientos sociales. Es el mismo sentido en el que Rousseau hablaba del bon sauvage, el buen salvaje que, como el arroyo de Haendel vive en estado de naturaleza y, por tanto, goza de libertad. Y así desde los más notables filósofos ilustrados franceses hasta la Naturphilosophie alemana.

El problema viene cuando los "nuevos metafísicos" antiilustrados (primero Hegel y, tras él, Marx) identifican la libertad del hombre, a diferencia de los ilustrados, con un destino histórico colectivo y superpuesto al hombre individual, olvidando que precisamente eso era lo que los ilustrados veían como amenaza para la libertad: los totalitarismos son mucho más nocivos para la libertad que todas las leyes naturales con la fuerza indefectible de su necesidad.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 15 Dic 2014 20:42 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Rafel, alekhine
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.144 segundos