Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Ortega y los toros

Ortega y los toros 17 Jul 2016 15:20 #37527

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1098
  • Gracias recibidas 1201
Te equivocas, elias. Mi anterior respuesta buscaba apaciguar los ánimos. Allá tú si quieres seguir igual y buscándole tres pies al gato.

No me he presentado de ningún modo. Es más, mi primera intervención en este hilo fue dirigida a Conrado, no a ti. Tú me citaste y yo comencé a responderte. Simplemente apoyo a Conrado porque, además de tener razón, me parece una persona digna y que no guarda rencor. Cosa que no ocurre en tu caso. Eres agresivo y eso me incomoda. Si fuese en la vida real y tuviera que tratar contigo, tendríamos un problema grave. Lo bueno aquí es que, ante gente que no me interesa (como es el caso), te puedo ignorar.


Saludos.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado

Ortega y los toros 17 Jul 2016 15:44 #37528

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1564
  • Gracias recibidas 1225
Ves, Silvanus, que te comportas de forma hipócrita y lo mejor es no fiarse de las personas que se comportan de esa forma.

Dices: “Es más, mi primera intervención en este hilo fue dirigida a Conrado, no a ti…”

Pues bien, ésta fue tu primera intervención:

“Lo que sigo sin comprender muy bien es la constante crítica al estudio reglado en un foro dirigido a alumnos de la UNED. Es contradictorio. Si tan mal o tan pobre es lo que ofrece la Universidad, ¿por qué se acude aquí para expresarse y no se eligen otros medios?

Tal vez lo que se busca es otra cosa: encubrir un complejo de inferioridad mediante el ataque a lo que no se tiene.

Por cierto, Conrado, ¡qué paciencia la tuya ante tantas faltas de respeto!

Saludos”


Únicamente una persona que se comporte de forma hipócrita, como tú lo estás haciendo ya de forma reiterada, puede decir que esas palabras no iban dirigidas a mi porque en el texto no aparecía mi nombre.

Verás, Silvanus (defensor de los valores cristianos), hay que ser un hipócrita consumado y tener la cara de cemento armado para participar en el foro y acusarme de complejo de inferioridad, sin que yo te hubiese nombrado, y a continuación decir santurronamente, que las palabra iban dirigidas a Conrado.

Ya no solo Conrado, sino que tú también me has faltado el respeto acusándome de complejo de inferioridad sin que yo te hubiese nombrado ni me hubiese referido a ti.

Lo dicho, de las personas como tú más vale no fiarse.
Última Edición: 17 Jul 2016 19:41 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Ortega y los toros 17 Jul 2016 18:39 #37529

  • Songokusaiyajin
  • Avatar de Songokusaiyajin
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Kame Hame Haaaaa!!!!!
  • Mensajes: 8
  • Gracias recibidas 8
Que buen rollito hay por aquí.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, José Manuel

Ortega y los toros 17 Jul 2016 18:41 #37530

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1098
  • Gracias recibidas 1201
José Manuel escribió:
Un poco ambiguo nuestro amigo Ortega, algo parecido le pasó con la II república, impulsándola y desencantándose con ella poco después...

Conrado dice: "...nunca acepté (y ahora menos aún) el estereotipo ése que dice que para ser un buen español hay que ser taurino."

Y cantar flamenco, bailar sevillanas, gustarte la macarena, el fútbol, el botellón...

Es curioso ese estereotipo. Supongo que es muy cercano en el tiempo, porque como españoles el centro de nuestra cultura sería Castilla, no Andalucía.

Otra cosa: fíjate lo que exportamos con la llamada marca España. Vino, aceite, competidores de deportes, coches, etc. ¿Explotamos la imagen de Pedro Duque o de el Doctor Massagué?

Saludos.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado

Ortega y los toros 17 Jul 2016 19:09 #37531

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
José Manuel escribió:
Y cantar flamenco, bailar sevillanas, gustarte la macarena, el fútbol, el botellón...

Nada de eso puede compararse con el uso instrumental que se ha hecho de la tauromaquia. Ni tampoco nada de eso se ha querido convertir en un símbolo de "buen español" como sí ha sucedido con la tauromaquia. Vamos, que no hay color.

Por cierto, no sé si será casualidad o qué, pero tampoco me entusiasman las sevillanas, el fútbol, ni el botellón (en mis tiempos, como no había crisis, íbamos a los garitos y discotecas), ni las sardanas.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 17 Jul 2016 19:15 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Ortega y los toros 17 Jul 2016 19:38 #37532

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1564
  • Gracias recibidas 1225
Para mi la esencia no es algo conceptivo sino algo real. Y la realidad no debe de ser entendida en términos de sustancia sino de sustantividad. Cuando se piensa en términos de sustancia se considera que existe una especie de “núcleo irreductible”, por así decir, y unas propiedades que inhieren en ese núcleo. De forma y manera que existen una propiedades que se denominan accesorias o atributos y un substrato que es eterno e inmutable que es el que verdaderamente constituye a la cosa real. O dicho de otra forma, el dinamismo corresponde a los atributos mientras que la esencia permanece constante.

Así por ejemplo existe la esencia del león que hace que aunque los leones particulares y concretos posean algunas variaciones entre todos ellos sería la esencia-león la que hace que todos ellos sean leones. Ésta es una de las razones por las que costó tanto aceptar la teoría de la evolución de las especies propuestas por Darwin. No fue únicamente una cuestión religiosa sino también una cuestión filosófica. Si las esencias son eternas e inmutables entonces es lógicamente imposible que los animales evolucionen unos a partir de otros.

Y qué decir de las realidades históricas. Pues si se piensa en los términos anteriores se pensará que esa realidad histórica llamada España, Alemania o Cataluña poseen una esencia eterna e inmutable. Es decir, existirán una rasgos definitorios, bajo todo movimiento o evolución accidental histórica, que constituirá verdaderamente el Ser de España, de Alemania o de Cataluña.

Yo personalmente me opongo a esta visión de la realidad. No creo que exista una esencia de España como no creo que exista una esencia de Cataluña. No existe el “Ser de España” sino que lo que existe es “España siendo”. Es decir, todo realidad, sea ésta la que fuera, es constitutivamente dinámica. Esa realidad histórica llamada España es una realidad que constitutivamente va dando de sí, es decir, que constitutivamente va evolucionando y que no creo que haya de ser juzgada con respecto a una presunta esencia, que estuviese “revoloteando” no se sabe muy bien por qué espacios siderales, de manera y forma que sería desde esa esencia desde la cual podríamos comparar la realidad actual para discriminar si la actual España es la verdadera España por apartarse o no de esa presunta esencia.

Y creo que de una u otra forma casi todos nos seguimos moviendo en una concepción sustancial de la realidad. Y es el seguir moviéndonos en esa concepción de la realidad lo que hace que le sigamos atribuyendo una esencia ( en el sentido tradicional) a cualquier realidad con la que nos topemos. Sea la de un ciervo o sea la de un país llamado España.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: José Manuel

Ortega y los toros 18 Jul 2016 00:32 #37535

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
José Manuel escribió:
Un poco ambiguo nuestro amigo Ortega, algo parecido le pasó con la II república, impulsándola y desencantándose con ella poco después...

Nunca renegó de su utópico ideal republicano. Las ideas de Ortega, al igual que las del Platón de El República, tenían mucho de utopía e intelectualismo y poco de pragmatismo y realismo. Por eso terminó por lamentarse de la cruda realidad de los hechos y del maquiavelismo o realismo político, nota característica de la política desde la modernidad. Parece que Ortega no entendía la política desvinculada de la ética (ideal político de la antigüedad clásica). De ahí su desengaño (tipografía mía):

"Es posible que Ortega, consciente de sus magníficas dotes intelectuales, abrigara la ilusión de constituirse en algo así como el mentor de una nueva juventud, vehículo de la regeneración que España necesitaba, y a la cual toda su vida dedicó las más bellas e incitantes frases de halago. Su brillante estilo y su prestigio como profesor y escritor le abrieron las puertas de una influencia considerable, pero en la cual, por desgracia, hubo más de bellas frases y de fascinadores programas que de auténtico contenido político práctico. En este propósito, ciertamente noble, despilfarró pródigamente años y años de actividad. Fundó la «Liga de Educación política Española», que presentó en su conferencia Vieja y nueva política (23 marzo 1914). Posteriormente se enfrentó con la dictadura de Primo de Rivera, y, después de la caída de éste, con la monarquía, siendo uno de los principales influyentes en el advenimiento de la república. Fundó con un grupo de intelectuales la «Agrupación al servicio de la República» (1931). En su Saludo a la misma declaraba: «La palabra república significa para mí algo más que la eliminación anecdótica de la monarquía; significa la reforma de las instituciones, el cambio completo de la anatomía española, de manera que pueda España entrar a toda máquina en ese tiempo nuevo que se prepara en el planeta»1. Pero, a pesar de sus propósitos de «organizar la alegría de la república española», poco después pudo comprobar que era necesario algo más que «rectificar su perfil»2. En el mismo Parlamento tropezó con la ruda oratoria de un Prieto, en quien hacían escasa mella las florituras intelectuales, y que vino a sacarle de sus ensueños contestándole, en frase del mismo Ortega, con «una expansión de extremidades a la manera de los ungulados». La misma evidencia de los hechos le haría expresar poco después su desengaño, exclamando: «No es esto, no es esto»."

1. En «El Sol» (15 de febrero de 1931)
2. Rectificación de la República. Conferencia en el cine la Opera, en Obras, 1ª ed., p.1385-1403.

FRAILE, Guillermo (1972), Historia de la Filosofía Española, volumen II. Desde la Ilustración, BAC, Madrid (edición revisada y ultimada por Teófilo Urdánoz), pp. 236-237.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 18 Jul 2016 00:44 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: José Manuel
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.147 segundos