Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Ampliación sobre Servet

Ampliación sobre Servet 23 Nov 2010 13:51 #321

  • Kierkegaard
  • Avatar de Kierkegaard
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 2124
  • Gracias recibidas 1615
Por si a alguno os resulta interesante, he visto que, al contrario de lo que es habitual, el tratamiento que se le da a Servet en el libro resulta mucho más breve que el que se le da en el libro de Revolución Científica de los mismos autores. Os dejo aquí el resumen que en su día hice sobre esta reseña de Servet que resulta, al menos, curiosa y recoge algo más de la aportación de este hereje español a la medicina e inspirada por su motivación religiosa:

Servet era ante todo un reformador religioso, y en su obra principal La restauración del Cristianismo (1553) en la que expuso su teología unitarista dejó caer brevemente su teoría de la circulación menor, que le permitía resolver algunos problemas de su teología.

La principal oposición a esta teoría procedía de la teoría de Galeno, hipocrático pero heredero también de nociones platónicas y aristotélicas a través de Posidonio, de que existía en el cuerpo una jerarquía triádica de funciones fisiológicas:

La función vegetativa de la nutrición y el crecimiento (alma vegetativa aristotélica) tenía su sede en el hígado (alma concupiscible platónica) realizada por medio de la sangre venosa de color rojo oscuro y su espíritu natural.

La función animal del movimiento (alma sensitiva aristotélica) tenía su sede en el corazón (alma irascible platónica) realizada por medio de la sangre arterial de color rojo claro y su espíritu vital.

La función nerviosa de la irritabilidad y sensitividad del cuerpo (alma racional aristotélica) tenía su sede en el cerebro (alma racional platónica) realizada por medio del fluido nervioso y su espíritu animal.

Todas las clasificaciones de seres eran triádicas: materiales, espirituales y materiales-espirituales; aves, peces o bestias; hombres, ángeles y la Trinidad, etc. Además el movimiento circular, pertenecía como había indicado Aristóteles sólo a lo divino del orden celeste, mientras que el movimiento natural terrestre siempre tenían un inicio y un fin.

Servet negaba la Trinidad, considerando que el Hijo no era co-eterno con el Padre, y que el espíritu era mero aliento, pneuma, del único Dios. Rompiendo esta triada, rompía las demás:

La sangre era una única sangre, que además constituía el alma humana (otra herejía por la que fue condenado, al afirmar que entonces era perecedera) inspirado por el Génesis donde se dice que la sangre es el alma de la carne.

Servet sabía que el septum era básicamente impermeable, al contrario de lo que Galeno había aceptado, por lo que inspirado también por el Génesis y la acción de Yahvé insuflando vida con su aliento, consideró que tenía que haber contacto entre la sangre y el aire donde residiría el espíritu divino: a través de la respiración, la sangre se purificaba con el aire que inspiraban los pulmones y en el que soplaba el espíritu divino. Fue quemado por hereje por Calvino en 1553 junto con varias de sus obras.

A pesar de ser quemado por los calvinistas, Servet encarnó la aportación que la Reforma protestante frente al Catolicismo provocaba en la revolución científica: el orden jerárquico del Dios trinitario y los espíritus angélicos se rompía concentrando el poder en un único Dios, poder absoluto (y tejiendo en política, la transición del modelo feudal medieval hacia la monarquía absoluta de Luis XIV que en 1660 ya sería considerado el Rey Sol, centro del universo copernicano).
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Toposhiperurano, HermesT
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.152 segundos