Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Los principios filosóficos de la acción humana

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 19:43 #27837

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3737
  • Gracias recibidas 3289
Continúo aquí el debate abierto en este otro hilo del foro. En particular respondo a Elías ampliando mis puntos de partida de reflexión sobre la acción humana.

No me preocupan demasiado las etiquetas. Utilitarismo, individualismo... Ponme la etiqueta que quieras, Elías. Yo me limito a observar el comportamiento humano, a leer libros y a utilizar mi razón para reflexionar. Me da lo mismo si eso encaja en alguna corriente filosófica o no; yo no estoy comprometido con ninguna de ellas, aunque pueda coincidir con unas u otras en algunos aspectos.

Sigo, pues, con mis reflexiones para intentar encontrar los principios de la acción humana. Partamos de momento, a falta de que tú, Elías, o algún otro, aporte otro fundamento más firme de la acción humana, de que ésta este regida por la búsqueda de la felicidad; principio que, como ya he dicho, goza de una amplísima tradición en la historia de la Filosofía. Si partimos de ello creo que podemos llegar fácilmente a unas conclusiones sencillas con un razonamiento sencillo.

Creo que podemos afirmar lo siguiente:

Axioma 1: Es preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz.

Esto resulta del citado principio de que el hombre busca su felicidad.

Me permito añadir otro axioma de una teoría general de la acción humana:

Axioma 2: La felicidad de la humanidad depende de forma directa de la felicidad de sus componentes, los hombres individuales.

Supongamos una humanidad compuesta de sólo dos individuos, A y B. Si, en la situación S, A y B son más felices que en la situación T, entonces la humanidad será más feliz en la situación S que en la situación T. Sería totalmente absurdo e incomprensible que la humanidad fuera más feliz siendo sus miembros más infelices.

Teorema: Es preferible una situación de la humanidad en la que sus miembros sean más felices que otra en la que sus miembros sean menos felices.

Demostración: Si es preferible una humanidad feliz a una humanidad infeliz (axioma 1) y la humanidad es más feliz cuanto más felices sean sus miembros (axioma 2) se deduce fácilmente que es preferible una situación de hombres más felices a una de hombres menos felices.

Es decir, la acción humana debe perseguir la mayor felicidad de cada hombre.

Ahora consideremos dos estrategias alternativas para conseguir la felicidad de A y B:

Estrategia I: El individuo A debe perseguir la felicidad del individuo B y éste, a su vez la del individuo A.

Estrategia II: El individuo A debe perseguir su propia felicidad y el individuo B la suya propia.

Creo que es evidente que la segunda estrategia es preferible a la estrategia I; y eso por al menos dos motivos:

1) En la estrategia I cabe que un individuo se aproveche del otro, pues si A persigue la felicidad de B, pero B, actuando de mala fe, no propicia con todo su esfuerzo la felicidad de A, se produce un desequilibrio que perjudica a A, haciendo a éste más infeliz de lo que podría llegar a serlo y, por tanto, yendo en contra nuestro teorema básico de la acción humana.

2) Incluso aunque A y B actuaran con toda lealtad respecto de su prójimo, A no sabrá con certeza la mejor forma de que B sea feliz y B no sabrá con certeza la mejor forma de que A sea feliz. Como consecuencia de esa ignorancia o incertidumbre, la felicidad que alcanzarán A y B será menor que la potencialmente alcanzable.

Sin embargo, si se sigue la estrategia II, tanto A como B saben lo que a ellos les hace más felices y actuarán en consecuencia, sin la ineficiencia producida por la incertidumbre sobre la felicidad ajena propia de la estrategia I. Creo que es obvio que la mejor manera de que la humanidad sea feliz es que cada miembro de la humanidad persiga su propia felicidad.

No obstante, y especialmente en el corto plazo, son bastante improbables dos situaciones en las que A y B ganen en una de ellas y pierdan en la otra. La casi totalidad de los supuestos consistirá en que en la situación S A es más feliz que en la situación P y B menos feliz, mientras que en la situación P ocurrirá al revés, que A es menos feliz que en S pero B es más feliz.

Pero eso creo que no altera la conclusión que habíamos obtenido sobre nuestras dos posibles estrategias: en todo caso siempre es preferible la estrategia II (que cada uno busque su propia felicidad) a la estrategia I (que cada uno busque la felicidad del otro dejando su propia felicidad en manos del otro). Y ello porque los motivos que hemos dado para que la estrategia II sea preferible a la I permanecen como válidos también en estas situaciones más complejas. Y, además, porque en tales casos ya no se trataría ni siquiera de que interviniera la posible mala fe de alguno de los miembros de la sociedad. Es que si el que A vele por la felicidad de B supone para él más infelicidad y el que B vele por la felicidad de A supone para B más infelicidad para sí mismo, va de suyo que la aplicación de A y B a realizar una acción que sólo redunda en la felicidad del otro y, a la vez, conlleva más infelicidad para el propio agente, será totalmente improbable. En efecto, si A resulta ser más infeliz mediante su acción, es imposible que perciba que la humanidad resulta más feliz, puesto que él es menos feliz. No puede, por nuestros axiomas de partida, regir su conducta por un principio contrario al de la búsqueda de la felicidad.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 20:38 #27840

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1557
  • Gracias recibidas 1216
Dices, Nolano:"No me preocupan demasiado las etiquetas. Utilitarismo, individualismo... Ponme la etiqueta que quieras, Elías. Yo me limito a observar el comportamiento humano, a leer libros y a utilizar mi razón para reflexionar. Me da lo mismo si eso encaja en alguna corriente filosófica o no; yo no estoy comprometido con ninguna de ellas, aunque pueda coincidir con unas u otras en algunos aspectos."

Pues sí, tienes toda la razón.

Antes de comenzar con la crítica a tus argumentos creo que estos no dan respuesta a lo que te planteé. Sigo sin saber si la presunta preocupación por los demás es fruto de la consideración de que todos somos fines en sí mismos o se debe a un mero cálculo estratégico para que cada uno obtenga su felicidad.
En realidad, y lo que no comparto de tu visión, es esa consideración individualista o atómica del individuo. Da la sensación de que el hombre es constitutivamente individual, y solo y posteriormente, decide ponerse en relación con los demás. Yo defiendo una concepción del hombre como un ser constitutivamente relacional.

No sé exactamente cómo y porqué se deduce del principio de que cada hombre busca su felicidad el que sea preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz. De entrada no sé qué es eso de una humanidad feliz y una humanidad infeliz. En cualquier caso a un hombre que busca su felicidad le puede importar bien poco la felicidad de la humanidad con tal de que él sea feliz. Es más, su felicidad puede consistir en conseguir la infelicidad de los demás.

Hablas de dos estrategias:

Estrategia I: El individuo A debe perseguir la felicidad del individuo B y éste, a su vez la del individuo A.

Para mi el buscar la felicidad de B no es una cuestión de contenidos. Buscar la felicidad de B consiste en crear las condiciones para que B busque y encuentre su propia felicidad( no digo que tú hayas dicho otra cosa) . Dices, y dices bien, que uno de los dos puede no perseguir la felicidad del otro. Es decir, lo que estás diciendo es que alguien puede incumplir esa estrategia en beneficio de su propia y única felicidad. Sí, claro, evidentemente. En cualquier caso esto lo que demuestra es lo que yo ya había dicho.Es decir, que una persona que busca su propia felicidad le puede importar bien poco la felicidad de la humanidad. Con lo cual habría que revisar el axioma 1.


Estrategia II: El individuo A debe perseguir su propia felicidad y el individuo B la suya propia.

Lo que no entiendo es porqué en este caso presupones una especie de armonía preestablecida que llevará irremisiblemente a la felicidad. Pero qué pasa si para el individuo A el individuo B supone un obstáculo a derribar porque constituye un freno a su propia felicidad. Es que da la sensación de que si cada individuo va a lo suyo, sin importarle los demás, pues se aumentará la felicidad de todos. Creo que la historia reciente nos muestra que ello no ha sido así.
Última Edición: 07 Dic 2014 20:47 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 20:58 #27841

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1557
  • Gracias recibidas 1216
Yo personalmente considero que no se puede conseguir la felicidad al margen de los demás. Una persona no puede conseguir "su" felicidad al margen de los demás. Lo que sí que considero es que conseguir la felicidad de los demás no consiste en que los demás compartan nuestro ideal de felicidad sino en crear las condiciones para que los demás encuentren su propia felicidad. No existe un ideal de felicidad, que esté flotando en el cielo, y que todos podamos compartir y que debamos de imponer a los demás para conseguir "su" propia felicidad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: stormshield

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 22:02 #27843

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3737
  • Gracias recibidas 3289
Elías escribió:
Antes de comenzar con la crítica a tus argumentos creo que estos no dan respuesta a lo que te planteé.


Cuando pretendemos buscar principios no esperamos resolver problemas con esos mismos principios. Esperamos derivar de ellos reglas. Por el momento he querido ser bastante claro en mis planteamientos. Sin embargo, no respondes con la misma claridad.

Empecemos por el axioma 1.
Elías escribió:
De entrada no sé qué es eso de una humanidad feliz y una humanidad infeliz.

¿Qué es lo que no entiendes de ese axioma? ¿No entiendes qué es la humanidad? ¿O no entiendes lo que es ser feliz? Podemos empezar por discutir eso, si te parece. Y que conste que he utilizado la "humanidad" para partir de la Menschheit de Kant, que es lo que éste plantea como "fin" en sí mismo en su formulación tercera del imperativo categórico. Es decir, por partir de un principio que parece consistente con una "ética del deber" como la kantiana y no de una ética hedonista. Mi propósito es demostrar que ambas éticas no pueden sino partir del mismo principio. Pero, si quieres, suprimimos a la humanidad del horizonte ético; resulta claro que en lo que a mí respecta eso no va a cambiar mucho los principios de la acción humana.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 07 Dic 2014 22:07 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 23:04 #27844

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1557
  • Gracias recibidas 1216
¿Me preguntas que qué es lo que no entiendo del axioma "Es preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz"?

Pues bien, de entrada decirte que no entiendo el porqué lo consideras un axioma. Y más cuando dices que se deriva,se deduce o resulta del principio "todo hombre busca su felicidad". Si se deriva de un principio entonces ya no es un axioma. El axioma o el principio axiomático sería "todo hombre busca su felicidad". Efectivamente, es algo evidente, y por tanto axiomático, que todo hombre busca su felicidad. Lo que ya no es evidente, y por tanto, no axiomático el que sea preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz.
O dicho de otra forma, un axioma es algo evidente. Y francamente, no es algo evidente el que sea preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz. A mi me parece que no tienes muy claro lo que es un axioma.

En cualquier caso considero que el término adecuado no es "preferible". Porque si lo que tú quieres decir es que ese presunto axioma es una consecuencia del principio de que todo hombre busca su felicidad entonces no se trataría de una preferencia sino de una obligación.

En cualquier caso la pregunta sería: ¿ se deduce del principio de que todo hombre busca su felicidad el que por tanto sea preferible una humanidad feliz que una humanidad infeliz?

Mi respuesta sería: Pues sí y no.

Si en ese "su" del principio:" todo hombre busca "su" felicidad" no están incluidos los "otros" sino que sólo hace referencia al "yo" pues entonces no creo que quepa deducir que sea obligado ( y no preferible) la búsqueda de la felicidad de los demás. Mientras que si en ese "su" si están incluidos los demás, porque la persona es un ser constitutivamente relacional, entonces sí que considero que estamos obligados a la búsqueda de la felicidad de los demás.
Última Edición: 07 Dic 2014 23:07 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 07 Dic 2014 23:54 #27845

  • stormshield
  • Avatar de stormshield
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 37
  • Gracias recibidas 22
Nolano escribió:
Creo que es obvio que la mejor manera de que la humanidad sea feliz es que cada miembro de la humanidad persiga su propia felicidad.

Te faltó un "en detrimento de la felicidad de los demás" final, para terminar de aclarar un poco más tu punto de vista, bastante imparcial e infundado, todo hay que decirlo, a pesar del uso (y abuso) de la jerga matemática.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 08 Dic 2014 11:14 #27848

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3737
  • Gracias recibidas 3289
Voy a ser muy breve.
Elías escribió:
Pues bien, de entrada decirte que no entiendo el porqué lo consideras un axioma. Y más cuando dices que se deriva,se deduce o resulta del principio "todo hombre busca su felicidad".
Nolano escribió:
Esto resulta del citado principio de que el hombre busca su felicidad.

1) ¿Tan difícil es cortar y pegar? ¿por qué mi "el hombre busca su felicidad" se ha transformado por arte de birlibirloque en "todo hombre busca su felicidad"?

2) ¿Dónde he dicho yo que mi axioma se deduzca de ningún sitio? RAE: "resultar: 2. intr. Dicho de una cosa: Nacer, originarse o venir de otra" (compárese en el diccionario con el significado de "deducir"). Que algo venga de una cosa no quiere decir que se deduzca de ella; en este caso se ve claramente que lo que se quiere decir es que el axioma es otra formulación de un principio sobre el que creí que había acuerdo inicial, que el hombre busca su felicidad. Por tanto el axioma procede de ahí, es una formulación con otras palabras más apropiadas para la argumentación que se pretende después, de ese principio. Aunque efectivamente no sé por qué pensé que había acuerdo sobre dicho principio de que el hombre busca su felicidad. Realmente tú no dijiste ni que estabas de acuerdo ni que no. Como de costumbre no dijiste absolutamente nada.

Realmente tenía que haber hecho caso a Conrado que viene denunciando que discutir contigo es como darse golpes con una pared. Tus barreras de entrada argumentativas, Elías, son de campeonato. Desde luego, y, siguiendo a Conrado, con alguien que dice que una imagen de una iglesia ardiendo no es una imagen de una iglesia ardiendo no se puede llegar muy lejos. El debate está cegado antes de empezar.

Así que no leo más de tu mensaje que la cita que hago al principio y dejo de perder el tiempo contigo, que tengo cosas más importantes que hacer.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 08 Dic 2014 11:23 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 08 Dic 2014 11:48 #27849

  • Tasia
  • Avatar de Tasia
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 597
  • Gracias recibidas 773
El problema de estas éticas utilitaristas es que presumen que todas las personas perseguimos las mismas cosas, que pueden ser introducidas en la categoría de "felicidad". Para coincidir en el "toda persona busca su felicidad" habría que tener en cuenta, en un concepto omniabarcante de felicidad, a los sadomasoquistas, a las personas de temperamento trágico, a los suicidas y por supuesto también a las personas que encuentran su felicidad en su propio sacrificio en pro de los demás. Esto haría imposible un concepto de felicidad consistente en contenidos concretos y lo convierte en un término vacío. O bien podríamos proponer que "la mayoría de las personas buscan su felicidad" y quedarnos con un concepto de "felicidad" formado por contenidos concretos.

Pero esta afirmación "la mayoría de las personas buscan su felicidad" tampoco parece empíricamente cierta. Para estas posturas utilitaristas (recobrando las etiquetas) el individuo parece visto como un ente más separado y autónomo que relacional. En el comportamiento diario vemos que lo más característico y mayoritario en nuestra especie es más bien que el individuo A (madre) luche por la felicidad del individuo B (su bebé), que el individuo A (hija) cuide al individuo B (madre dependiente), o que el individuo A (contribuyente) pague impuestos para financiar la escuela del individuo B (niño).

Un modelo de sociedad en el que se sostuviera que cada individuo ha de perseguir su propia felicidad (entendida como una serie de contenidos concretos referidos a uno mismo) sería inviable e indeseable. Todos necesitamos durante determinado tiempo de nuestras vidas que otras personas se preocupen por nuestra felicidad aún haciendo tareas incómodas y desagradables (hacen cosas que les desagrada hacer y las hacen por nuestra felicidad, por amor o altruismo). Aun en los momentos en los que actuamos de modo independiente (por nuestra propia felicidad) suele haber alguien en nuestro hogar que con su cuidado diario hace eso posible, y una sociedad que con su economía organizada permite desahogarnos de múltiples tareas que no podríamos realizar por nosotros mismos.

Muchos individuos realizan dichas tareas que sostienen nuestro confortable mundo de individuos "autónomos" de modo casi obligado, y con muy escasa o nula retribución en términos de felicidad, (piénsese en los productores de múltiples bienes de consumo que adquirimos a diario). Esa mano de obra más maltratada, aun en sus momentos de gran infelicidad, continúa trabajando por amor a los suyos.

Por tanto, podemos basar una explicación de la acción humana en la felicidad siempre que tengamos en cuenta que: 1.No todo el mundo busca la felicidad (ni siquiera en el sentido más abarcante). 2.La felicidad que se busca no siempre es directamente la propia (ni siquiera la mayoría de las veces). 3. El concepto de felicidad explicativo debe ser suficientemente abarcante y camaleónico para dar entrada a nociones de distintas personas, muchas veces contradictorias entre sí.

Estos tres puntos impiden hacer de la teoría de la acción un instrumento de cálculo o predicción, porque eliminan su capacidad de cuantificación.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 08 Dic 2014 12:17 #27852

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1557
  • Gracias recibidas 1216
!Ay, Nolano! tanta presunta erudición y tanto presunto estudio de la filosofía para acabar como has acabado. Siempre la descalificación ( Siempre negativo, nunca positivo, como diría aquel entrenador del Barcelona). Y todo porque eres incapaz de hacer autocrítica y reconocer que tus argumentos están pésimamente fundamentados. Lo fácil, o mejor dicho, lo mediocre, es decir que no soy claro o que discutir conmigo es como pegarse golpes con una pared. Como, y en el caso de que ello fuera cierto, justificara tu pésima argumentación. No es que no haya sido claro. Es que he sido tan claro que hasta tú te has dado cuenta que tus argumentos no se sostienen.

Y como traca final, eso de lo la Iglesia ardiendo. De ahí vienen todos los problemas. Es decir, vienen de que o se te da la razón o se convierte uno en tu enemigo. Una actitud muy filosófica.
Por cierto, tu ira te lleva a decir disparates como "con alguien que dice que una imagen de una iglesia ardiendo no es una imagen de una iglesia ardiendo no se puede llegar muy lejos." Pero quién demonios ha dicho que yo he negado que la imagen de una iglesia ardiendo no es una imagen de una iglesia ardiendo. Lo que se estaba discutiendo es el contenido simbólico de dicha imagen. Pero cuando he dicho que yo en vez de ver la imagen de una iglesia ardiendo en realidad estaba viendo la imagen de unos pastorcillos correteando alegremente por la campiña bajo un bucólico sol de verano.
Ahora bien, si ya estás tan cegado que no sabes distinguir entre una imagen y el contenido simbólico de la misma, entonces soy yo el que empiezo a dudar de que con personas como tú se puede llegar muy lejos en un debate filosófico. ¿No serás tú la pared?
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Los principios filosóficos de la acción humana 08 Dic 2014 12:40 #27853

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1557
  • Gracias recibidas 1216
Tasia, estoy de acuerdo con lo que expones. Simplemente me gustaría hacerte una matización. Tal cual yo lo veo no es que la mayoría de las personas busquen su felicidad sino que todos, absolutamente todos, buscamos nuestra felicidad.
El problema radica en cómo se debe entender "nuestra felicidad". Es que en la ayuda o cuidado de los demás puede estar nuestra propia felicidad. Lo digo, y discúlpame si te malinterpretado, porque das a entender que porque una persona ayude o busque la felicidad de los demás está abandonando o dejando a un lado su propia felicidad. Es que quizás su propia felicidad pase por la felicidad de los demás. Todos buscamos nuestra felicidad. Lo que ocurre es que unos lo harán al margen de los demás. Tanto el mayor de los egoístas como la mayor de las santas buscan su propia felicidad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.146 segundos