Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 11 Feb 2016 00:31 #34991

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4751
Tras el giro lingüístico gadameriano de los años sesenta cualquiera puede ser lo que diga ser. Es más, incluso pueden hipostasiarse realidades inexistentes. No deja de llamarme la atención la manera tan frívola con que se aúnan diversas temáticas de moda que poco tienen que ver la una con la otra. Ecología y feminismo, por ejemplo. Es decir, la lucha por un ecosistema habitable, saludable, sostenible y duradero junto con la lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Queda bien, ¿a que sí? Claro que sí. :pinch:

¿Eco-feminismo? Pues sí, para que luego digan que ya estaba todo inventado. Ecología, feminismo, democracia, pluralismo, multiculturalismo, tolerancia, democracia y un largo etcétera son las palabras que cualquiera que desee fingir algo de progresismo ha de saber articular. Son las categorías -naturalmente de izquierdas, puesto que si eres de derechas todo eso no va contigo- que deben estar en boga de todo aquel que pretenda ir con los tiempos, por más que en la práctica muy pocos sean capaces de poner en práctica la virtud. Pero da igual. Lo único realmente importante en estos tiempos de tanta tolerancia, respeto y democracia es decirse todo eso. No importa si realmente se practica la virtud. Y menos aún si uno cree en ella. El caso es decirse en favor de todas las categorías anteriormente señaladas para quedar la mar de bien y ser un auténtico demócrata.

Lástima, eso sí, que la palabra democracia signifique a día de hoy cualquier cosa. Sólo así podemos hablar de desobediencia democrática e incluso de atentado terrorista democrático. Todo es siempre muy democrático. Y puede serlo porque la palabra democracia ya no significa absolutamente nada. Y justo por eso cualquiera, incluso una mente totalitaria, puede decirse democrática y serlo sólo por eso. Porque no se olvide: hoy en día uno es lo que diga ser: feminista, demócrata, eco-feminista o lo que sea. Es fantástico, ¿no os parece? Así se ahorra uno el sacrificio de practicar la virtud. Basta con predicarla y ya está. Practicarla es muy sacrificado. :dry:

Dado que a día de hoy todo el mundo dice ser feminista -totalitarismos religiosos y seculares incluidos, por supuesto- os dejo con una serie de audios de la profesora Teresa Oñate en torno a la serie Género e Igualdad. Las profesoras que lo dirigen, que se dicen feministas -lo son aunque sólo sea por decir que lo son y saber articular un discurso académico- efectúan con estos programas un homenaje a la feminista Celia Amorós.

Los que el semestre que viene os vais a examinar de Filosofía política II que sepáis que hay un tema dedicado al feminismo. Si podéis sacar algo de aquí, pues mejor. Como mínimo hemos de reconocer que estos discursos sirven para hacer buenos exámenes.

No os perdáis en el momento 12:30 del primer audio cómo la profesora Oñate asocia violencia de género con "neloliberalismo desalmado". ¿Son neoliberales las teocracias islámicas e islamistas? Si es que es para caerse de la silla. :dry:

La profesora de la Universidad de La Laguna aboga por sacar el feminismo de las aulas. La verdad es que en eso estoy totalmente de acuerdo. De hecho, toda mi crítica sarcástica anterior va precisamente en esa línea. No es suficiente con predicar la virtud. Hay que ponerla en práctica sin caer en contradicciones. La más flagrante, a mi modo de ver, es decirse feminista y, al mismo tiempo, apoyar a los regímenes más misóginos que existen: las teocracias islámicas, que se encuentran ancladas en un paradigma medieval. Y esa es una contradicción que veo que se está produciendo en el panorama actual.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 12 Feb 2016 16:40 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elimas, elías, Papageno, Herrgoldmundo

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 11 Feb 2016 10:49 #34992

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3747
  • Gracias recibidas 3331
No voy a ver esos estupendos vídeos, Conrado.

Pero si a alguien le interesa todavía, en esta cuestión, un poco de sensatez, recomiendo este artículo.

Me ha gustado lo de "La profesora de la Universidad de La Laguna aboga por sacar el feminismo de las aulas." Si, una vez sacado, no lo vuelven a meter, por lo menos en las de Filosofía, que se supone que trata de universalidades, miel sobre hojuelas.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Sostiene, elimas, Herrgoldmundo

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 11 Feb 2016 11:14 #34994

  • Demóstenes
  • Avatar de Demóstenes
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 657
  • Gracias recibidas 967
En 12:20 se dice: "Cuando ahora a una mujer le preguntan si está embarazada, la despiden, y no hay problema".

Al margen de la deficiente construcción de la oración (cosas del discurso oral, quiero suponer), no es cierto que no haya problema. La empleada despedida puede interponer una demanda por despido improcedente. Lo normal es que el juez lo declare nulo y esta mujer sea readmitida, además de recibir indemnización por lucro cesante.

Si en realidad se refiere a una entrevista de trabajo, en algunas de las cuales es habitual lanzar esa pregunta a la entrevistada, pues sencillamente no se trata de un despido, sino de una no contratación. Pero aquí entra en escena la astucia de la susodicha; una mentirijilla jugando con los tiempos o una simple omisión pueden ayudar a evadir la estrategia del entrevistador. En mi empresa ha ocurrido esto mismo hace escasas semanas.
- Disculpe, ¿la Calle Saboya...?
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Nolano, alekhine, Herrgoldmundo

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 11 Feb 2016 13:42 #34998

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Hay un eco-feminismo que yo puedo aceptar. Y cuál es ese eco-feminismo que puedo aceptar. Pues ese feminismo considera que la relación del hombre con la Naturaleza sigue el mismo patrón patriarcal que el que se sigue con respecto a la mujer. A saber, una relación de dominio. Y lo que ese eco-feminismo postula y persigue es sustituir o ampliar las categorías con las que nos relacionamos en la actualidad con la naturaleza, y que están basadas en una relación de dominio, por otras categorías basadas en la aceptación, entrega y cuidado. Independientemente de lo somero de la explicación y de la no aceptación de estas tesis por parte de otros colectivos feministas en el sentido de que ello implicaría un feminismo de la desigualdad puedo estar más o menos de acuerdo con sus postulados. Es decir, hasta aquí puedo estar de acuerdo.

La cuestión radica en la explicación que se dé sobre la naturaleza de dicha relación patriarcal. Claro, si el eco-feminismo considera que dicha relación de dominio está sustentada en una determinada concepción del sistema capitalista es lógico que desee sustituirlo por otro sistema. Si esa o ese eco-feminista considera que el capitalismo está basado en la consideración de que la Naturaleza es un mero valor instrumental, sin valor intrínseco alguno, puesto al servicio de un capital depredador que es capaz de arrasar con toda la naturaleza para obtener beneficios económicos pues entonces se entiende que renieguen del capitalismo. Otra cuestión es que se comparta o no esa visión totalmente negativa en torno al capitalismo. Pero bueno, hasta aquí pase también.

Lo que ya no logro entender es por qué consideran como una alternativa viable el sistema socio-económico que pretenden implantar para superar los males del capitalismo. Porque ese sistema que proponen es tan o más patriarcal que el capitalista. Es que la situación de las mujeres o de los homosexuales en esos países que ellas o ellos reivindican son tan patriarcales o más que los de la sociedades capitalistas. Es que las relaciones están basadas igualmente en el dominio.

El problema, tal y como yo lo veo, es que en Occidente hace ya mucho tiempo que se produjo una desacralización de la Naturaleza. Una sociedad que considera a la Naturaleza como sagrada es una sociedad que ha estimado o valorado a la naturaleza como un valor es sí mismo. Con el avanzar de la modernidad, y por tanto, con el avanzar del capitalismo, la naturaleza se ha convertido en un mero valor instrumental. Y el problema no radica en que se la considere, a la naturaleza, como un valor instrumental sino que sólo se la considere como mero valor instrumental.
Es decir, para que la sociedad occidental haya podido avanzar y logrado las altas cotas de progreso como ha alcanzado en muchísimos aspectos ha ocurrido, a mi juicio, lo siguiente. La naturaleza poseyendo un valor instrumental también poseía un valor en sí mismo. Estaba claro que para poder avanzar era necesario un cierto equilibrio entre dicho progreso y la naturaleza. Por tanto a la naturaleza se la valoraba tanto como un bien en sí mismo como poseedora de un valor instrumental encaminado a la consecución de dicho progreso.
Lo que considero que ocurre en la actualidad es que la naturaleza se ha convertido en un mero valor instrumental. Se ha abandonado esa consideración de bien en sí mismo. Por tanto considero que la solución pasa por volver a dotar a la naturaleza de un valor final o bien en sí mismo. Es necesario pensar y repensar a qué estamos dispuestos a renunciar para volver a alcanzar ese equilibrio entre progreso y naturaleza entendida como bien en sí mismo y no sólo como un mero valor instrumental.

Sería quimérico pensar que habría que acabar con todo el capitalismo y sus logros para volver a una especie de etapa dorada originaria en que la naturaleza alcanzaría nuevamente un valor sacro. Como sería igualmente quimérico pensar que si seguimos a este ritmo no acabaremos con todo el planeta y que esto no repercutirá negativamente para una calidad de vida global en el planeta. Por tanto, ni la naturaleza debería de poseer un valor absoluto como valor final ni debería poseer un valor absoluto como valor instrumental. Se debería de alcanzar un punto medio. Pero insisto, ello conlleva renunciar a muchas cosas que en la actualidad también son consideradas como valiosas. Por tanto, el problema consiste en elegir entre unos u otros valores o en la realización de ambos.

Es decir, si el eco-feminismo lo que propugna es no seguir maltratando a la naturaleza y no seguir considerándola como “algo” que está a nuestro servicio para satisfacernos entonces estoy de acuerdo con ese eco-feminismo. Si el eco-feminismo lo que propugna es que además del valor instrumental que se le atribuye a la naturaleza también se le atribuya un valor final y por tanto se apliquen categorías como las de cuidado o las de amor pues entonces también estaría igualmente de acuerdo con esa propuesta del eco-feminismo.
Si un eco-feminista me dijera que el dotar a la naturaleza de valor final, aparte del instrumental, es casi imposible en una sociedad como la actual pues entonces también estaría de acuerdo con el diagnóstico. Con lo que ya no estaría de acuerdo es con la cura. Porque si un eco-feminista me dijera que la solución pasa por acabar con el capitalismo para implantar las sociedades que ellos propugnan bastaría con decirles que la historia está ahí y que su solución acabaría con todo lo bueno que hemos conseguido aparte de seguir acabando con el planeta ( más lentamente quizá, pero acabando con él). Y digo más lentamente por improductivo no porque sea menos depredador.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Thokarion, Herrgoldmundo, S_Greene

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 11 Feb 2016 20:25 #35005

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4751
Demóstenes escribió:
En 12:20 se dice: "Cuando ahora a una mujer le preguntan si está embarazada, la despiden, y no hay problema".

Yo eso no le he visto nunca en mi empresa. Entiendo que alguna habrá. Pero a día de hoy las grandes empresas tienen cientos, tal vez miles de mujeres empleadas y no creo que echen a ninguna de ellas por quedarse embarazadas.

Tengo la sensación de que algunas feministas viven todavía en tiempos de la Primera República o incluso del Antiguo Régimen.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 11 Feb 2016 20:26 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 12 Feb 2016 10:42 #35011

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Si yo preguntara si el capitalismo es constitutivamente patriarcal qué deberíamos de contestar. Pues bien, más que contestar yo a esa pregunta dejemos que sean los propios colectivos feministas los que den cumplida respuesta.

Voy a citar a nuestra compañera Tasia porque lo expresa muy bien en el tema abierto por ella en “La Galería de los Perplejos” y que lleva por título “Los retos que nos dejaron los feminismos clásicos (II)”.

Dice así: “Hay una parte del feminismo que considera que el patriarcado y el capitalismo tienen bases comunes, como expresa el último apartado de mi artículo “el problema de la conciliación”, pero como verás, algunas de las voces de mi artículo anterior están lejísimos de sostener un discurso que pueda calificarse de “comunista”, como la directiva de facebook que denuncia el techo de cristal con el que se topan las ejecutivas. Si analizas el debate de fondo entre el feminismo liberal y el radical (vinculado al comunismo, al socialismo o a los movimientos del 68), verás que el feminismo liberal aspira a la incorporación de las mujeres al mercado capitalista. Y el feminismo de la igualdad, por ejemplo, es compatible tanto con el liberalismo como con la socialdemocracia.”

Es decir, que no está nada claro, y dentro de los propios colectivos feministas, que el capitalismo sea constitutivamente patriarcal. Porque lo que une a todos los feminismos es su denuncia del patriarcado y puesto que colectivos feministas abogan por el capitalismo ello se deberá a la consideración de que éste no es constitutivamente patriarcal. Es decir, se puede ser feminista y no estar en contra del capitalismo como se puede ser feminista y estar radicalmente en contra del capitalismo. Para unos colectivos el capitalismo es estructuralmente patriarcal mientras que para otros colectivos no.

Y francamente, desconozco las luchas intestinas, en caso de haberlas, entre estos diferentes colectivos feministas. De qué acusará aquel colectivo feminista, en caso de acusar, que considere al capitalismo como intrínsecamente patriarcal a aquel otro colectivo feminista que no considera al capitalismo como patriarcal. ¿De machista, tal vez?
Y digo esto porque a veces este tipo de diferencias intelectuales entre dichos colectivos feministas no desemboca en una acusación de machismo mientras que si es un hombre el que considera que el capitalismo no es intrínsecamente patriarcal, equivocadamente o no, se lleva en toda la frente un cartelito con la palabra machista. Y esto último es francamente molesto a parte de injusto.

Si una mujer, feminista o no, puede disentir en el plano intelectual con la consideración de que el capitalismo es o no intrínsecamente patriarcal sin llevarse puesta una etiqueta en la frente por qué se la va a llevar puesta un hombre cuando honestamente discute sobre dicha cuestión.
Recuerdo hace ya algunos años cuando Cristina Almeida y siempre que otra mujer no le daba la razón en sus tesis en relación al feminismo que ella defendía le contestaba sistemáticamente que la razón de ello se debía a que dicha mujer no se había liberado aún de la situación patriarcal en la que se encontraba sumida sin ser consciente de ello. A mi eso siempre me resultó bastante desagradable e injusto.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 12 Feb 2016 13:08 #35020

  • Thokarion
  • Avatar de Thokarion
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 32
  • Gracias recibidas 27
Es decir, se puede ser feminista y no estar en contra del capitalismo como se puede ser feminista y estar radicalmente en contra del capitalismo.

¿Se puede SER feminista? Se puede decir que se es feminista y ser liberal o socialista. Pero para unos, si el feminismo no critica que el motor del patriarcado es el propio capitalismo, se lo tacha de "feminismo burgués" o falso feminismo. Las feministas socialistas consideran la lucha por la igueldad en el capitalismo una pérdida de esfuerzos, puesto que el resultado va a ser igualmente desigualdad, explotación y miseria. Derecho de las mujeres a ser igualmente explotadas que los hombres, pero igualmente explotadas y sometidas (como lo está la clase obrera). Si el feminismo liberal busca una igualdad de género frente a un sistema esencialmente injusto y desigual... ¿qué igualdad busca ese feminismo? Una igualdad fútil.

Por cierto, el feminismo radical de "tercera ola" no tiene nada que ver con el socialismo. De hecho, desde este se repudian y lo tachan de infantil y reaccionario. Es el feminismo que el capitalismo ha canalizado totalmente y ridiculizado (música, estereotipos de diversas mujeres, la tontería de moda del neolenguaje que tanto se gastan los de podemos...)
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 12 Feb 2016 13:35 #35021

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Yo creo que el problema filosófico que subyace de fondo es el concepto de persona que se defienda o que se posea. No es lo mismo considerar que la “feminidad” o la “masculinidad” están apoyados y construidos desde una realidad psico-orgánica a considerar que sólo se trata de una mera construcción sustentada en la cultura y que dicha realidad psico-orgánica o no cuenta o es básicamente despreciable. Es decir, que la “masculinidad” y la “feminidad” son meros roles creados por un aparato de poder sin ningún sustento real. Los géneros no existirían más allá de ser una mera invención con el simple afán de poder y de sometimiento (constructo social) de una de las partes sobre la otra. Como no podía ser de otra forma el feminismo tiene su raíz en una determinada concepción ontológica en torno al ser humano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 12 Feb 2016 16:20 #35024

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4751
Thokarion escribió:
¿Se puede SER feminista? Se puede decir que se es feminista y ser liberal o socialista. Pero para unos, si el feminismo no critica que el motor del patriarcado es el propio capitalismo, se lo tacha de "feminismo burgués" o falso feminismo. Las feministas socialistas consideran la lucha por la igueldad en el capitalismo una pérdida de esfuerzos, puesto que el resultado va a ser igualmente desigualdad, explotación y miseria. Derecho de las mujeres a ser igualmente explotadas que los hombres, pero igualmente explotadas y sometidas (como lo está la clase obrera). Si el feminismo liberal busca una igualdad de género frente a un sistema esencialmente injusto y desigual... ¿qué igualdad busca ese feminismo? Una igualdad fútil.

Parece que al final todo vuelve a lo de siempre: al dinero. Pero entonces para no dar palos de ciego deberíamos conocer el funcionamiento de la economía. Los liberales suelen espetar a los igualitaristas justamente eso, el desconocimiento de la economía.

Por otro lado, ¿alguna alternativa al capitalismo que asegure mejores condiciones de vida tanto para hombres como para mujeres? Este es el problema. ¿Alguien considera, por ejemplo, que las mujeres comunistas (no tienen elección) de Corea del Norte viven con mayores cotas de igualdad y en mejores condiciones laborales que las capitalistas de Corea del Sur?

Yo nunca he visto nada parecido a esto en ninguna democracia liberal. Desde luego que el capitalismo no será perfecto. Pero hasta el momento ha sido el "modo de producción" que ha traído más bienestar y libertad para el mayor número de personas que ninguno de los conocidos hasta la fecha. Y no puedo dejar de olviarse de Marcuse, ahora que aún lo tengo fresco, quien desde su cómoda poltrona estadounidense pudo criticar a ese "neoliberalismo" en que cómodamente se había instalado. Mientras que en 1949 Horkheimer decidió volver con el Instituto para la Investigación Social a Alemania, Marcuse no lo hizo. Prefirió seguir gozando de las libertades y comodidades que esa sociedad de la abundancia tan denostada por él en El hombre unidimensional (1958) le estaba brindando. Es la manía que tienen las mentalidades igualitaristas de criticar al sistema liberal del que viven. Ludwig von Mises lo explica en varios de sus libros.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 12 Feb 2016 16:55 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Serie Género e Igualdad: Eco-feminismo y Filosofía Postmoderna 12 Feb 2016 21:14 #35029

  • Thokarion
  • Avatar de Thokarion
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 32
  • Gracias recibidas 27
No es estrictamente un problema de dinero, aunque al ser este necesario para sobrevivir, influye bastante.

Las mujeres de corea del norte, y lo reconoce el mismo Cao de Benós, todavía sufren ciertas tendencias machistas "propias de la cultura asiatica" (excusa barata para ocultar que no se ha trabajado nada en este aspecto, ni en muchos otros). Vamos, ni siqueira tienen igualdad a ser tan pobres como el resto de norcoreanos, en comparación a la élite política y militar.

El caso de Foxconn no lo veremos en "democracias" liberales porque hay algo llamado deslocalización. Nuestro héroe nacional Amancio Ortega sabe algo del tema. Pero China funciona de otro modo, con un capitalismo reproduciendo la revolución industrial de forma acelerada. Para colmo, Foxconn no es China, por lo que es otro ejemplo más de lo que ya sabemos.
No obstante, paises que si parecen democracias liberales como Japón, debería ir planteandose medidas parecidas (no tan esperpénticas, pero si poner freno a las cifras alarmantes de suicidio que le atañen). En España también tiene tela el tema. Pero bueno, aquí la gente se suicida porque es vaga y se ha hipotecado sin pensar.

Volviendo al tema del hilo. El problema del feminismo socialista no es que repudie al capitalismo en defensa de la alternativa ya conocida por todos (aunque hay otras, más utópicas si cabe, de tendencia anarquista, también pro-capitalismo ironicamente). Lo que debe resolver es el haber abandonado las cuestiones feministas para enfocarse totalmente en una cuestión económica. Pensando que, aceptando la premisa de que el capitalismo se apoye en el patriarcado, destruir el primero acabará automáticamente con el segundo. Esto no es así en absoluto, no sólo porque destruir el capitalismo no implica necesariamente algo mejor, sino que el socialismo puede arrastrar el lastre de un pensamiento machista. Como ejemplo tenemos a la URSS, independientemente de como la consideremos que con sus más y sus menos, era muy conservadora.

El caso de Marcuse podría ilustra bien lo que es un "anti-capitalista" de salón (o despacho en su caso). Eso si fuese socialista, algunos no dudarian en tacharle de "pijoprogre" dado su revisionismo. Él mismo consideraba que los intelectuales no son sujetos revolucionarios.

Por cierto, no entiendo a qué te refieres exactamente con "igualitaristas". ¿Quienes buscan igualdad cuantitativa? ¿Cualitativa quizás? ¿Ambas?
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado
Tiempo de carga de la página: 0.181 segundos