Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: ¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano?

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 11 Jun 2015 13:53 #30128

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
Kierkegaard escribió:
Los individuos sólo pueden "participar" - si se me permite un lenguaje platónico que no sería muy del gusto de Nietzsche - de las actitudes, modos y ambiciones del superhombre, pero nunca encarnarlo verdaderamente. Incluso en su aspiración por asemejarse a ese modelo, el propio Nietzsche se reconoce a sí mismo también como un décadent. Los prejuicios y servidumbres de nuestra historia judeocristiana occidental aún nos atenazan. Nietzsche sólo alude a algunas figuras históricas concretas como Napoleón en referencia a este tipo de encarnación. Pero dudosamente lo haría sobre grupos sociales completos: el superhombre es par excellence singular, único, diferente.

Dicho esto, creo que en una lectura no excesivamente profunda de Nietzsche se puede detectar un desprecio nítido por el estilo de vida aburguesado y acomodado, por lo que no comparto en absoluto tu análisis, Conrado.

Hay superhombre en aquel que no se deja arrastrar por la masa, que no dice no a la vida nunca, sea lo que sea que la vida le ofrezca, ya sean experiencias agradables o sea dolor y sufrimiento. Ese es el símbolo de tragarse el sapo en Zaratustra, y el significado del eterno retorno de lo mismo y del amor fati. Es una entrega sin prejuicio a las pasiones humanas, pero sin acabar de someterse a ellas, enseñoreándose incluso de ellas, pero sin reprimirlas. El superhombre encarna esa vida superior que sabe sacar el mejor partido a la lucha incesante de pulsiones que subyacen a la realidad psico-corporal del individuo que concibe Nietzsche.

Una de las características que Nietzsche comparte con Unamuno (entre otros) es la contradicción (que en sí misma aparece en su filosofía), lo que da pie a que cada cual se quede con el "Nietzsche" que desee ver.

Por ejemplo, debería resultar difícil hablar de individuo en Nietzsche (algo estático y, por tanto, imposible si el hombre es perpetuo devenir) y, sin embargo, él no deja de hacer constantes alusiones al individuo.

Se dice que Nietzsche tiene una lectura de "izquierda" y otra de "derecha". En la de "izquierda" se hace hincapié en el Nietzsche que desprecia al Estado burgués. De hecho, Nietzsche desprecia todas las formas de Estado de la época. En eso está un poco en la línea del pensamiento liberal: "menos estado y más mercado". Obviamente, Nietzsche no aceptaría lo del mercado, pero sí lo de "menos estado", en mi opinión.

La otra lectura, la de "derecha", la que yo he querido "ver", es la del superhombre burgués que se ve amenazado por el rebaño envidioso. Y ya a título personal, esto está hoy en día a la orden del día. :whistle:

Nietzsche desprecia el Estado social (socialismo) y el liberal (economía) y se queja de que la política ha sido barrida por la economía (hoy en día más todavía). Muy bien, pero aun así Sánchez Meca habla en su libro de la "aristofobia del rebaño" (es de memoria). Así es que si el rebaño tiene aristofobia, el superhombre es probable que no en la misma medida. Ojo, no digo que no tenga alergia al Estado liberal, pero menos, desde luego, que el rebaño.

Yo me quedo con el superhombre aristócrata. Ya dije en mi anterior mensaje que ser un aristócrata no es condición suficiente para un superhombre. Pero, me temo, sí necesaria. Difícilmente un vagabundo o un enfermo podría llevar la vida de superhombre con la que Nietzsche soñaba. De hecho, él no la pudo llevar. Añoraba lo que no podía tener. Tenía la filosofía y, en teoría, la falta de prejuicios (muy discutible), pero le fallaba la salud.

Mal que nos pese, un gran empresario millonario y feliz (ya dije que el dinero no es suficiente) estaría más cerca del superhombre nietzscheano que el señor que vende los cupones de la ONCE (también feliz, en la medida de sus posibilidades). Insisto: siempre desde el Nietzche "visto a derechas".
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 11 Jun 2015 14:03 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elimas

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 11 Jun 2015 14:59 #30129

  • pulpo
  • Avatar de pulpo
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • calamar
  • Mensajes: 1716
  • Gracias recibidas 1053
Mi comparecencia no es que vaya a ser definitiva ni mucho menos. Conrado en sus comentarios a Nietzsche recordaba de donde lo había estudiado. Concretamente de T. Urdanoz. No tengo animadversión ni hacia Conrado ni hacia Urdanoz, pero aquel se refiere constantemente a sus ideas liberales y creo que también a lo que hace referencia Kierkegard
Los prejuicios y servidumbres de nuestra historia judeocristiana occidental aún nos atenazan.
porque anda dando muchas vueltas alrededor del tema. Conrado también ha hecho referencia a Unamuno y seguramente "influenciado" por su admirado Urdanoz, al que no tengo el gtusto de conocer por que no me he decantado por dicho texto.

Lo digo así porque hablar de Unamuno
Una de las características que Nietzsche comparte con Unamuno (entre otros) es la contradicción
. Estos días he leído un poco a Unamuno y ese tema tan manido de contradición angustia, tragedia, etc que se achaca a mi paisano es pura falacia. Unamuno es un filósofo como la copa de un pino insignis y su filosofía de la religión , la de su tiempo. No es el profesor de griego que todos conocemos. Tenía una formación científica amplia y su tragedia es lo poco tolerado en esta España que se altera por un silbido, y le importa un bledo la investigación la ciencia y la ténica. Solo se preocupa de su krausismo de su catolicismo y esta es la tragedia y lo que pueda dar el título a una de sus principales obras. probablemente no publicó más por que era mal visto y no le dejaron vivir, hasta le desterraron.

Fijaros en la cantidad de científicos y filósofos que hay en el imperio austrohúngaro y Alemania en el XIX y alrededores En este país que critica todo, que entorpece todo solo uno como tener un genio del fútbol del patinaje, del tenis o del golf. Solo uno de cada. me he extendido pero me sublevo escuchar monsergas y no creo estar despreciando vuestros comentarios. Estoy hablando en alto simplemente y sin ánimo de herir a nadie. Es una hermenéutica de los que estamos comentando.

Lo mismo me ha pasado al leer la biografía de Wittgenstein.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 11 Jun 2015 15:45 #30130

  • elimas
  • Avatar de elimas
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 160
  • Gracias recibidas 144
Pulpo, pienso como Conrado que Unamuno vivió en la tensión y contradicción, pero no entendidas como parte de esa impostura intelectual de los filósofos de salón, que tanto detestaba, sino como quien palpó en primera persona el conflicto, a su juicio irresoluble y trágico, entre inmortalidad y finitud. Su Diario Íntimo es un ejemplo de ello. Creo que precisamente por eso nunca fue tolerado por los hunos y los hotros.
"Me cago en el vapor, la electricidad y en los sueros inyectados" Miguel de Unamuno.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, pulpo, Herrgoldmundo

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 11 Jun 2015 15:48 #30131

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
pulpo escribió:
Mi comparecencia no es que vaya a ser definitiva ni mucho menos. Conrado en sus comentarios a Nietzsche recordaba de donde lo había estudiado. Concretamente de T. Urdanoz.

Más bien por el libro de Sánchez Meca (las obras originales ya las tengo por la colección de Gredos). De T. Urdánoz saqué algunas cosas, sobre todo lo que hace referencia a todo aquello que en el libro de Sánchez Meca se da por sabido. Pero mis resúmenes de Nietzsche son fundamentalmente del libro de Sánchez Meca.

pulpo escribió:
No tengo animadversión ni hacia Conrado ni hacia Urdanoz, pero aquel se refiere constantemente a sus ideas liberales y creo que también a lo que hace referencia KierkegardConcretamente de T. Urdanoz.

Es que de Nietzsche, como de Hegel (entre otros), se pueden hacer varias lecturas distintas. Por tanto, conviene dejar clara la postura de cada cual para que quien lea esto sepa desde dónde se está interpretando a Nietzsche. Tal vez con otros autores no haya tanto margen para la especulación. Pero mira, algunos filósofos coquetearon con la contradicción. O bien evolucionaron su pensamiento con el tiempo (Wittgenstein, por ejemplo).
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 11 Jun 2015 15:53 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: pulpo

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 14 Ago 2015 16:21 #31759

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Creo que Kierkegaard lo ha clavado:

Hay superhombre en aquel que no se deja arrastrar por la masa, que no dice no a la vida nunca, sea lo que sea que la vida le ofrezca, ya sean experiencias agradables o sea dolor y sufrimiento. Ese es el símbolo de tragarse el sapo en Zaratustra, y el significado del eterno retorno de lo mismo y del amor fati. Es una entrega sin prejuicio a las pasiones humanas, pero sin acabar de someterse a ellas, enseñoreándose incluso de ellas, pero sin reprimirlas. El superhombre encarna esa vida superior que sabe sacar el mejor partido a la lucha incesante de pulsiones que subyacen a la realidad psico-corporal del individuo que concibe Nietzsche.

Conrado, sin embargo, malinterpreta al superhombre nietzscheano atribuyéndole necesariamente un carácter "aburguesado". Au contraire! Nada hay más anti-superhombre que un acomodado burgués.
No se es, o se "aspira a ser" superhombre, como bien señala Kierkegaard, dependiendo de la pertenencia o no a una clase social determinada, sino dependiendo de la clase de persona que se sea (me remito a Ortega y Gasset).
Efectivamente, y como bien señala Conrado más adelante que suele hacerse, no debería interpretarse al superhombre nietzscheano en clave de obsoletas y partidistas terminologías de "derechas vs izquierdas", sino atendiendo a diferentes tipos humanos.

Sin embargo, pareciera que siguiendo los pasos de Nietzsche y Unamuno, Conrado insiste en seguir contradiciéndose:
Yo me quedo con el superhombre aristócrata. Ya dije en mi anterior mensaje que ser un aristócrata no es condición suficiente para un superhombre. Pero, me temo, sí necesaria. Difícilmente un vagabundo o un enfermo podría llevar la vida de superhombre con la que Nietzsche soñaba. De hecho, él no la pudo llevar. Añoraba lo que no podía tener. Tenía la filosofía y, en teoría, la falta de prejuicios (muy discutible), pero le fallaba la salud.

¡Error! Perfectamente un vagabundo o un enfermo pueden aspirar a ser superhombres. Sucede, pero, y como bien señalara Ortega, que desde la óptica de nuestra aristofóbica civilización Occidental (heredera de nuestra moral judeocristiana) tendemos a igualar aristocracia = clase social privilegiada.
Ortega, siguiendo a Nietzsche, se remonta al término griego "aristo" (el mejor). Y los mejores no son los más poderosos ni los más adinerados, sino los que hacen y crean; quienes se obligan a ser ellos mismos a pesar del gregarismo uniformador de las masas (rebaño en terminología nietzscheana).

Un saludo.
Última Edición: 14 Ago 2015 16:26 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: José Manuel

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 14 Ago 2015 17:15 #31760

  • Haller
  • Avatar de Haller
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 21
  • Gracias recibidas 24
Ya que se ha comenzado este tema preguntando si Diógenes era una posible encarnación del Superhombre, y Kierkegaard ha nombrado a Napoleón, mi pregunta es ¿se podría considerar a Hitler como encarnación de ese superhombre? porque Napoleón no leyó a Nietzsche pero Hitler sí, ¿influye en él su lectura?.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 14 Ago 2015 19:00 #31762

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Haller, yo creo que hay una diferencia crucial entre Napoleón y Hitler, que vendría dada por la manera en que ambos llevaron a cabo sus ideas megalómanas. Mientras Napoleón, como hiciera Alejandro Magno, conquistó para sumar pueblos y adherirlos a un proyecto de vida común (helenismo en el caso del macedonio e Ilustración en lo concerniente a Napoleón), Hitler decidió que para construir su III Reich milenario era necesario exterminar (que no aglutinar) al pueblo judío. ¿Error histórico? ¿O voluntad de poder llevada hasta sus últimas consecuencias?
En cualquier caso, en mi opinión, Napoleón encarnaría más fidedignamente al superhombre, no sé si realmente Nietzscheano (tengo mis dudas) pero, en cualquier caso, sí aristocráticamente orteguiano.
Desde luego, si por superhombre entendemos la acepción dada por Kierkegaard, y que yo comparto, el ideal de superhombre nietzscheano estaría más cerca de Diógenes o Zaratustra.

Un saludo.
Última Edición: 14 Ago 2015 19:09 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Haller

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 14 Ago 2015 22:23 #31763

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4744
Haller escribió:
porque Napoleón no leyó a Nietzsche pero Hitler sí, ¿influye en él su lectura?.

Pero a quien sí leyó Napoleón fue a Maquiavelo. :evil:
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Haller, Herrgoldmundo

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 16 Ago 2015 20:37 #31804

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3737
  • Gracias recibidas 3290
No soy un experto en Nietzsche, ni es éste santo de mi devoción. Creo que ya he dicho antes en este foro que yo me cuidaría mucho de tener como referente moral, es decir, de mis posibles acciones, a un tipo que se abrazaba llorando a animales de carga en la vía pública.

No obstante, me parece bastante sorprendente la cuestión que se plantea aquí, consistente en buscar un modelo para el "superhombre" nietzscheano. Porque lo del modelo apunta, y así parece que se ha venido exponiendo por los distintos intervinientes en el hilo, a la persona o personaje histórico cuyos valores morales más se acercarían a los que Nietzsche pudiera considerar propios de dicho superhombre.

En este otro hilo ya tuve ocasión de exponer, a grandes rasgos, en qué consistía el sujeto trascendental kantiano y su función en su Filosofía moral. Pensara Kant o no que ese sujeto trascendental se regiría por los valores cristianos o los de la moral tradicional luterana en la que Kant se educó, lo cierto es que Kant dejó eso sin especificar, siendo, por tanto, su aportación fundamental a la ética el despojar a ésta de un elenco de consejos o reglas materiales de actuación humana, para apelar a la libertad de cada uno, que ya sabe en su interior en qué consiste su deber. Es decir, sustituyó el modelo del "santo" cristiano por un sujeto trascendental que, no sin motivo, Muguerza llama "rarefacto", pues no se sabe bien qué virtudes lo adornan.

Lo curioso es que el planteamiento que se ha venido haciendo en el hilo, en vez de ver a Nietzsche como un paso más en el derribo de la moral judeocristiana, da una interpretación de éste que reintroduce al "santo" de dicha tradición por la puerta de atrás. Nada extraño, por otra parte, en estos días en que la imagen preferida de Nietzsche es la de una postal otoñal propia de señorita romántica o la lectura de una secretaria-objeto tipo Barbie.

Pero si nos tomamos a Nietzsche en serio (al menos lo más en serio que el personaje admite) no podemos referirnos al superhombre sin conectarlo con otro concepto fundamental suyo, el de "transvaloración de todos los valores". Y eso no puede significar sustituir una tabla de valores, la judeocristiana, por otra tabla de valores de un sujeto trascendental. A mi entender, como filósofo empeñado decididamente en la "muerte del sujeto", la transvaloración de todos los valores no consiste en propugnar otros valores alternativos universales, sino proporcionar al individuo un "bono de tránsito moral", es decir, legitimarlo para actuar conforme a sus propios valores personales, caiga quien caiga y le disguste a quien le disguste.

Bajo esta perspectiva el superhombre no sería quien sigue unos valores y no otros, sino quien actúa conforme a los valores que él mismo se da a costa de lo que sea, sin condicionamientos morales externos.

Así, superhombre nietzscheano posiblemente sea cualquiera de los que a lo largo del hilo se han citado. Es indiferente que los valores conforme a los que cada uno de ellos rigió su conducta sean muy diferentes e, incluso en muchos casos, contrapuestos: en todos los casos en que uno actúa conforme a sus valores, en vez de los valores establecidos en la sociedad de su época y lugar, es un superhombre. Tanto Diógenes, como Jesucristo, como Gandhi... como Hitler. De hecho, en mi opinión, si se quiere ejemplificar el superhombre, yo elegiría a Hitler. Explico mis razones.

Parto de la base de que hablamos de mitos. Los hombres reales, como ya dije en el hilo sobre la moral, ni son morales ni inmorales: a veces realizan acciones morales y a veces inmorales. Centrándonos, sin embargo, en personajes (que no personas: ¿no dio Hitler un besito a un niño nunca? ¿No aplastó Gandhi ninguna vez a un mosquito que le estaba picando?) nos hallamos en el mismo caso que Kant cuando veía que alguien realizaba una buena acción que le producía también satisfacción personal: no se sabe si es moral o no, porque no se sabe si el motivo de la acción fue la satisfacción o placer que le produce al agente o la mera "buena voluntad" sin interés alguno. La única forma de saber que un acto es moral es cuando, a pesar no producirnos ningún placer, o mejor aún, aunque nos produzca desagrado, lo hacemos por puro deber moral.

Entonces, si escogemos para ejemplificar al superhombre a algún personaje que de alguna forma coincida en su acción con alguna de las virtudes de la tradición judeocristiana (por ejemplo, el Diógenes del inicio del hilo: humilde, despegado de las riquezas y halagos del mundo) no sabemos si está totalmente desprendido de los valores a transvalorar, porque al menos en alguno de sus comportamientos actúa coincidiendo con ellos. Sin embargo Hitler, representante mítico del mal absoluto, no tiene ninguna acción que pudiera responder a un valor judeocristiano. Él tiene sus valores propios y personales y se pone el mundo por montera con tal de llevarlos a cabo. Y eso es, en el fondo, el superhombre, me parece a mí.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 17 Ago 2015 07:11 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Haller, Herrgoldmundo

¿Es Diógenes el Cínico el perfecto ejemplo de Superhombre nietzscheano? 17 Ago 2015 07:48 #31808

  • Haller
  • Avatar de Haller
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 21
  • Gracias recibidas 24
Nolano escribió:
no tiene ninguna acción que pudiera responder a un valor judeocristiano. Él tiene sus valores propios y personales y se pone el mundo por montera con tal de llevarlos a cabo. Y eso es, en el fondo, el superhombre, me parece a mí.

A eso me refería cuando preguntaba si Hitler podía ser considerado como ensayo histórico del Superhombre. Hitler encarna a aquel que no tiene que dar cuentas a nada ni a nadie de sus actos, y que lo único que cuenta es su voluntad de poder. Incluso su idea del pueblo judío ¿no coincide con la visión de Nietzsche del judaísmo?

En nuestra época, el superhombre y los valores que encarna ¿No es lo que sustituye al santo cristiano? es decir, ¿aquel a quien hay que imitar y encarnar? ¿cualquier adolescente, aún sin haber leído a Nietzsche, no es un pequeño superhombre?. Porque la filosofía de Nietzsche de una manera ¿no es lo que, al fin y al cabo se respira en nuestra cultura y por ósmosis la vamos asimilando?.

En esto podríamos pensar que en mucha menor escala que Hitler, los tertulianos de Sálvame son Superhombres, o nuestros queridos políticos corruptos ¿no viven en cierta medida ese no tener que dar cuentas a nada ni a nadie?

Creo, como dice Demóstenes, que para entender en cierta medida a Nietzsche, habría que empezar por Dostoievsky. Quizá este autor sea en cierta medida "profeta" y caracterice muy bien al Superhombre en sus novelas, sus consecuencias y sus remedios.

En cuanto a los valores, en los comentarios se ha hecho referencia a los valores judeocristianos. ¿Es que son los únicos alternativos posibles al superhombre? Entonces, cuando dice kierkegaard "Los prejuicios y servidumbres de nuestra historia judeocristiana occidental aún nos atenazan" ¿no deberíamos decir más bien "nos protegen"? Por ejemplo, la compasión. Para Nietzsche es una gangrena que nos hace desviarnos de nuestro camino de ascenso, que nos aleja de nuestra meta de poder y vida, ya que "uno pierde fuerza cuando compadece", no es “un puente ni camino para el Hombre Superior” el estar esclavizado al auxilio de los humanos “infrahumanos”. ¿Sintió Barcenas compasión?¿y por qué debería sentirla?

"El veneno de la doctrina 'idénticos derechos para todos' es el cristianismo el que lo ha diseminado de modo más radical..." este pasaje del Anticristo es consecuencia lógica de su idea de la moral de los señores, la igualdad ¿otro prejuicio y "valor" a prescindir?

Cuando de una vez desaparezcan los valores judeocristianos ¿no conseguiremos por fin a ese deseo de Nietzsche de que el débil le pida al fuerte "impón tu moral"?
Última Edición: 17 Ago 2015 08:30 por Haller.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Nolano, Herrgoldmundo
Tiempo de carga de la página: 0.185 segundos