Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 20 Sep 2015 10:27 #32943

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Hace tiempo que vengo "sospechando" que el peor enemigo del hombre, del hombre de carne y hueso quiero decir, es el humanismo.
Nuestro vecino humanista, el que vive junto a nosotros, se ha convertido en un animal de lujo, es decir, ya se ha olvidado de qué es la vida y considera propio de mentes provincianas el seguir preguntando por el sentido del ser.

El humanista perfecto ya no adora a "dioses, reyes ni tribunos" y se considera un animal tan privilegiado que no puede por menos que desear compartir su dicha y su dominio señorial con el resto de los seres vivos del planeta; ecologista, pacifista, vegetariano, o mejor aún vegano, son algunos de los muchos calificativos que utiliza para definir y proclamar su bonhomía y supremacía moral por encima del resto de hombres libres, todavía aldeanos, todavía por domesticar.

Y es que el buen humanista no quiere mentes alcornoqueñas en la urbe civilizada y perfecta; no quiere animales salvajes (al menos que no hayan sido completamente domados) en su ciudad, en ese símil a pequeña escala de una soñada sociedad utópica donde no existan las penas ni las miserias.
El celoso humanista, celoso de su verdad, por supuesto, se jacta de ser el último defensor del bien y de la justicia a nivel universal, o planetario, como dijera alguno de los más insignes humanistas del socialismo más reciente.

El hombre de carne y hueso, por el contrario, aspira a ser libre, detesta esa ciudad uniformada y tan perfectamente normativizada y reglada que niega, insistente, su razón de ser. Los últimos hombres libres quieren seguir comiéndose a sus hermanos los animales, pero sin rencor y sin prepotencia, sino tan solo por mero instinto ancestral de supervivencia y por el placer (para qué negarlo) de sentir entre sus dientes un pedazo de carne jugosa.

Hace tiempo que el humanismo, a fuer de humano, demasiado humano, se volvió, paradójicamente, en el peor enemigo del hombre; se convirtió en un celoso y dogmático guardián de un novedoso y creciente suprematismo humanista.
Superado el suprematismo religioso, y estando bajo duda el suprematismo ideológico, no han faltado fieles desorientados, necesitados de promesas de esperanzas, pero sobrados de fe, dispuestos a soñar con un nuevo mundo ebrio de paz y armonía; paz y armonía para todos los seres vivos del planeta; también para nuestros hermanos animales, por supuesto.

Sin embargo, alguien dijo alguna vez, y dijo bien en mi parecer, que quien pretende quedar bien con todos acaba por no quedar bien con nadie. O dicho en Román paladino: no se puede estar al tiempo con Dios y con el Diablo.
No es de recibo, por ejemplo, que a quienes defienden con uñas y dientes los derechos de sus mascotas, les importe una higa (por decirlo suavemente) la libertad y los derechos de sus vecinos humanos.
Así, como la suerte de religión que es, el nuevo suprematismo humanista establece implícitamente una serie de mandamientos:

1) Si el hermano animal ladra insistentemente a las tantas de la madrugada, el hermano hombre deberá joderse.
2) Si el hermano animal se caga graciosamente en la vía pública, más tonto será el hermano hombre si pisa sus excrementos.
3) El hermano animal tiene derecho a correr libre en parques y jardines, y sin bozal, pues corresponde al hermano hombre salvaguardarse a sí mismo y a sus hijos si desea compartir espacios comunes con el hermano perro.
3) El hermano animal, al acercarse a olisquear o lamer a un hermano hombre desconocido, solo quiere jugar, en absoluto molestar ni vulnerar el espacio interpersonal de éste.
5) NO es propio del humanismo (del suprematismo humanista, se entiende) torturar o sacrificar a los hermanos animales. A los hermanos hombres que así lo hicieran habría que castrarlos (cita textual , y no de las más duras, que pueden leerse en páginas y organizaciones ecologistas y pro-derechos de los animales).
6) NO comerás hermanos animales. Y el hermano hombre que así lo hiciere demostrará ser un salvaje insensible que no merecerá formar parte de la especie humana.

Los defensores del suprematismo humanista señalan con el dedo a los últimos hombres libres y les acusan de especismo (¡toma palabro!); les acusan de discriminar y no respetar los derechos de todos los seres vivos del planeta, de sus hermanos animales en particular. Les acusan de no estar, todavía, lo suficientemente civilizados.

Resulta curioso, sin embargo, que nuestros ilustres humanistas, al tiempo que defienden y abogan por defender los Derechos de los animales, no les exijan a estos ninguna responsabilidad. Claro, no podrían, pues nuestros hermanos animales no son racionales ni inteligentes; ni, por lo tanto, pueden ser morales.

Estoy considerando, seriamente, reivindicar mi Derecho, como hermano hombre, a cambiar mi estatus jurídico o de especie al de hermano animal.
Me imagino que deberá resultar gratificante y una máxima expresión de libertad el poder corretear desnudo por las calles; poder cagar en cualquier esquina y, llegado el caso, poder olisquear las entrepiernas de bellos mancebos y doncellas (atención a la habilidad con que eludo la crítica feminista). ¡Qué deleite poder lamer a un hermano hombre cualquiera, y poder decir que solo queríamos jugar!

Pero claro, se me presentaría un problema: ¿qué bondadoso hermano hombre me acogería como mascota para responsabilizarse de todas mis juguetonas acciones?
¿Qué hermano hombre le espetaría a los vecinos que si ladro por las noches es porque soy un ser libre sin responsabilidades?
¿Qué hermano hombre me dejaría cagar orgulloso en la vía pública y me defendería de esos hermanos hombres, tan estirados y pulcros, que me lo echarían en cara?

Por fis... ¿alguien quiere adoptarme como mascota?
Última Edición: 20 Sep 2015 10:31 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Nolano, elimas

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 20 Sep 2015 12:07 #32951

  • isabaleato
  • Avatar de isabaleato
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 131
  • Gracias recibidas 100
No es de recibo, por ejemplo, que a quienes defienden con uñas y dientes los derechos de sus mascotas, les importe una higa (por decirlo suavemente) la libertad y los derechos de sus vecinos humanos.

¿Y quién ha dicho eso? Una cosa no quita la otra. Yo puedo tener una mascota y preocuparme por el resto de los seres humanos que sufren. Reconoce que eso que has dicho no tiene demasiado sentido.

Por otra parte, no sé si sabes que para "adoptar" al hermano animal, perro o gato, y que viva en un piso, suele ser necesario castrarlo para que esté más tranquilo.
Por fis... ¿alguien quiere adoptarme como mascota?
:whistle:

Además está demostrado que en muchas enfermedades el contacto con los animales ayuda a mejorar. Realmente cuidamos de nuestros animales, pero ellos también nos cuidan a nosotros con su cariño incondicional.
Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, Amaina

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 20 Sep 2015 12:16 #32952

  • Imanol
  • Avatar de Imanol
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 318
  • Gracias recibidas 312
Saludos, Herrgolmundo.
Estoy de acuerdo contigo en cierto punto contigo, aunque sea tangencialmente. Para empezar, nunca ningún “humanista” me ha tachado de poco civilizado por comer un chuletón. Y me gustan poco hechos, que sangre un poquito. Ni por consumir “x” o “y” productos. Pero defiendo los derechos de los animales, no en cuanto a seres morales, pero sí en cuanto a seres vivos que sienten y padecen. Porque, por la regla de tres que tú expones, un bebé, que tampoco tiene ningún tipo de responsabilidad moral, y que grita por las noches, y que se cagaría por las esquinas si no llevara pañales, y que corren libres y descontrolados por bares y restaurantes, queda reducido a un mero animal no-humano.

Y claro que necesitamos comer. Y claro que hay ciertas posturas que, llevadas a un extremo pueden resultar también muy absurdas, o quasi-dogmáticas. Pero en general quien se considera “humanista-animalista” suele tener una postura no del todo rígida respecto a ciertos temas, o por lo menos aquellos con los que me ha tocado tratar.

Creo entender lo que quieres decir, que la devoción por los animales está rozando lo irreal, intentando equiparar derechos humanos y animales. Y creo que, si bien puede que no igualarlos, sí que habrían de tener asegurados algunos.
Soy responsable de lo que digo, no de lo que entiendas.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Hipatia73, Naruba

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 20 Sep 2015 13:30 #32956

  • Critias35
  • Avatar de Critias35
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 130
  • Gracias recibidas 28
Permíteme Herroldmundo, dar un punto de vista más materialista a tu exposición.

Habría que hacer una cierta distinción jerárquica en importancia para tener algo a lo que aferrarnos en el problema de los derechos de los animales, aunque no solucionaría por completo el problema:

Primeros y con una fuerte protección , deberían ser los animales con una masa cerebral próxima a la nuestra y con nivel cognitivo elevado, comprobado (primates, cetáceos, elefantes)

Más abajo,estarían los animales que han sido domesticados masivamente desde el Neolítico (o antes) y que han ayudado a la Humanidad a desarrollarse o a interactuar con ella, tanto materialmente como emocionalmente(gatos, perros,equinos).

Por debajo, estarían los animales utilizados para obtener alimento de forma más evidente(gallináceas,bóvidos,peces)

Y aún más abajo, los considerados como alimañas o animales "perjudiciales" (roedores,reptiles,insectos)

Entre medio están , claro está,el resto de animales, los considerados de la misma especie de alguno de los grupos nombrados,y que están en medios salvajes, que no han sido modulados masivamente genéticamente por el hombre(felinos,cebras,cérvidos,cocodrilos, castores, etc.), a los cuales se les podría incluir en el enfoque generalizado sobre la conservación de flora y fauna a nivel mundial y que no entrarían de lleno en el problema de los derechos de los animales mas próximos al hombre.

De esta forma y siempre razonando el por qué cada uno los clasificaría en un nivel u otro, se tendría una visión más general e intentar consensuar a las partes.
Última Edición: 20 Sep 2015 13:44 por Critias35.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 21 Sep 2015 09:23 #32969

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Soy relativamente nuevo por estos lares, así que desconocía que este tema sobre el hermano animal (hermano en tanto que un igual del hombre) ya se había tratado en este hilo:

www.filosofiauned.es/index.php?option=co...emid=72&limitstart=0


Sin embargo, he visto que Nolano fue el único que planteó el debate en términos parecidos a los que yo mismo he expuesto aquí:
¿Habría de dejar de ser hombre en beneficio de los animales? Eso es lo que me gustaría que argumentara Conrado para rebatirme.

¡Aquí subyace, efectivamente, la gravedad o importancia de considerar a los animales como iguales!
No se trata de negarles a los animales sus "derechos", que algunos deben tener, por supuesto. Se trata de no caer en las garras de nuevos suprematismos, en este caso de un nuevo y creciente suprematismo humanista, que niega los derechos inherentes al hombre, al hombre libre de carne y hueso, desde el momento en que estos (los derechos) pierden su razón de ser a través de inconscientes igualaciones.

¿Qué consecuencia tiene igualar a un hermano hombre con un hermano animal?

La primera y más grave consecuencia, que ya expuse en mi reflexión a través de comparaciones jocosas, sería que para el hermano hombre sería más ventajoso reivindicarse hermano animal. ¿Por qué?
Pues porque seguiría gozando de los mismos derechos de cuando era hermano hombre, pero ahora, además, carecería de las obligaciones y responsabilidades que no se les exige al hermano animal.

Savater, en la magnífica réplica que le propina a Mosterín, creo que apunta en esta dirección cuando advierte de que nada mejor que un suprematismo humanista, inconscientemente igualitario, para acabar, paradójicamente, con los ya de por sí frágiles y decadentes cimientos del humanismo.
Última Edición: 21 Sep 2015 09:26 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 21 Sep 2015 10:23 #32973

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1098
  • Gracias recibidas 1201
¿?
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 21 Abr 2016 20:00 por Silvanus.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Amaina, Hipatia73

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 21 Sep 2015 11:35 #32984

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Hola Silvanus.

Escribes:
Sería bueno aclarar conceptos, conciliar ideas y argumentar sin camuflajes.

Vayamos a ello.

Dices:
Un primer principio: enlazar entre civismo y derechos. Por ejemplo, yo tengo derecho a tener un perro, pero ello conlleva una obligación, porque debo educar y responsabilizarme ante el resto de la sociedad (civismo). Si mi perro es molesto o agresivo, es una carencia mía, porque no estoy capacitado para esa responsabilidad.

Claro, todos estamos de acuerdo con esta consciente y responsable argumentación tuya.
Sucede, pero, que también estamos de acuerdo en que todos los seres humanos que deseen abrazar la fe del Islam puedan hacerlo (tienen Derecho a ello). Sin embargo, todos recelamos de aquellos dogmáticos suprematistas de la religión que, en el nombre de Alá, asesinan, torturan, arrasan ciudades... ¿cierto?

Bueno, pues lo que pretendo señalar con mi reflexión es que, de modo análogo al suprematismo religioso, se está "gestando" un nuevo suprematismo humanista en el subconsciente colectivo. Un suprematismo intransigente y dogmático que no duda, por ejemplo, en proclamar que todos los "taurinos" deberían ser castrados; un nuevo suprematismo, y doy fe de ello y seguramente muchos compañeros del foro podrían hacer otro tanto, que está anteponiendo el "derecho" de sus mascotas al de sus vecinos. Esta realidad la estamos viviendo constantemente y todos conocemos casos y ejemplos que apuntan en una dirección: un creciente y nuevo enfrentamiento entre hombres y humanos.

Tú, Silvanus, como buen humanista, reduces los problemas que generan estos nuevos conflictos (nueva dialéctica de liberación de los animales) a una mera cuestión de civismo, por supuesto siempre necesario, pero insuficiente para explicar por qué crecen y aumentan las voces beligerantes de la sinrazón en las masas que reclaman más "derechos" para sus mascotas.
Yo, como hombre, todavía de carne y hueso, recelo de vuestro humanismo. Todo humanismo esconde una evidente debilidad y legitima, al cabo, la necesaria domesticación (civilización) de los últimos hombres libres.
¿Cómo se nos pretende civilizar ahora?
Pues convenciéndonos, cómo no, de que siempre hay que evolucionar y progresar hacia nuevas teorías de la liberación; la última de ellas, como vemos, sería la de la liberación de la especie animal, discriminada y oprimida por las tradicionales prepotencias dominantes y señoriales del ser humano. ¡Nada nuevo bajo el Sol!

Cuando el ser humano se rinde ante la vida, cuando no le encuentra sentido o razón de ser, es fácil que éste recurra a diferentes sucedáneos de la misma (vías alternativas de escape). Tener una mascota se ha convertido, de hecho, en una de las vías de escape más recurrentes para el desorientado y vacío ser humano actual.
Alucinarías si te contara la de cantidad de psicólogos que "recetan" la compra de una mascota o recomiendan terapias con animales (equitación, por ejemplo) para resolver graves problemas emocionales.
Necesitamos a nuestras mascotas en la misma medida que hemos sido reprimidos para negar y/o rechazar otras vías de escape: bebidas alcohólicas, drogas, sexo sin tabúes...
Todo es cultural, como digo, producto de nuestra humanista civilización obcecada en reprimir instintos "salvajes" por tal de mejor legitimar otros sucedáneos; el último de ellos, por ejemplo, sustituir en nuestras dietas los alimentos de origen animal por los de origen vegetal; nos obligan a divertirnos viendo fútbol, por ejemplo, al tiempo que se censura la diversión a través del arte de la tauromaquia (y conste que no me gustan los toros ni he ido jamás a una corrida, de toros, se entiende).

Decía Tasia y otros compañeros que la sociedad comenzaba a tomar conciencia sobre el problema de los derechos de los animales. ¡Por supuesto que comienza a tomar conciencia! Ninguna "verdadera conciencia" se crea por generación espontánea, necesita de sus gurús, primero, y más tarde, sobre todo, de fieles perdidos y desorientados que necesiten aferrarse a nuevos suprematismos y promesas de felicidad.

Dices:
Por tanto, nadie dice de "dejar de ser hombres" ni de "negación de derechos inherentes al hombre". Es algo más fácil, más modesto. Ser hombre no es maltratar animales ni tampoco faltar el respeto a otro igual, a otro hombre. No se pretende elevar al animal en detrimento del hombre. Existe una reconciliación justa, pero para ello se necesita educación.
.

No, claro que no se dice explícitamente. Tampoco el suprematismo del Islam dice explícitamente que haya que exterminar cristianos; ni el suprematismo comunista dijo que hubiese que asesinar a millones de personas en gulags...

El problema de los suprematistas es que sabemos cómo empiezan a manifestarse, siempre tímida y pacíficamente, pero su intrínseco dogmatismo siempre acaba por llevarles a acciones directas o propuestas harto beligerantes. Al tiempo...
Última Edición: 21 Sep 2015 11:41 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 21 Sep 2015 13:25 #32998

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1098
  • Gracias recibidas 1201
o".
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 21 Abr 2016 20:00 por Silvanus.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Amaina

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 22 Sep 2015 09:34 #33019

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
A ver, Silvanus, yo no "niego" al hombre humano, sino al que a fuer de hacerse humano, demasiado humano, no puede evitar ser engullido por un radical humanismo dogmático (que yo he denominado suprematista). Me refiero a un humanismo que de tan bueno y "humano" que se pretende (permítaseme la redundancia) no solo ofende, sino que rechaza (éste sí) a los últimos hombres libres que quieren seguir comiéndose a sus hermanos animales; un humanismo que menosprecia a quienes desean disfrutar de un espectáculo taurino o que cree que un perro que ladra a las tantas de la madrugada tiene mas derechos que sus vecinos humanos.
Critico al humanismo que disfraza su irresponsabilidad cobarde con los ropajes del pacifismo; al que aboga por concordias imposibles con el islamismo radical; al que recurre a analogías falaces para igualar a animales y bebés humanos.
Critico al humanismo que, como bien señalaba Estilpon, no duda en justificar el aborto y, al tiempo, aboga por los derechos de violadores y execrables terroristas; a ese "humanismo" que ve en un bebé a un ente (cosa) sin esencia, pero que no duda en reconocerle derechos a animales irracionales y que, por tanto, no están sujetos a principios morales.

En definitiva, critico a ese "errado humanismo" que, paradójicamente, y con su inconsciente proceder de querer igualar lo inigualable, consigue dinamitar la misma esencia del auténtico humanismo: preocupación y cuidado por el hombre humano, sus derechos y libertades.

Criticaré a cualquier humanismo que, ebrio de sí mismo y creyéndose un vulgar diosecillo, atente contra el hombre de carne y hueso, contra sus derechos y libertades individuales. Atacaré al humanismo inconsciente que anteponga los derechos de un animal irracional a los de un bebé; al que iguale la vida y razón de ser de un mosquito con la de un hombre. Así de claro.
Última Edición: 22 Sep 2015 09:37 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Hermano animal o del nuevo suprematismo humanista 23 Sep 2015 14:02 #33056

  • Haller
  • Avatar de Haller
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 21
  • Gracias recibidas 24
Sólo aportar algunos textos para el debate. Porque me da la sensación de que detrás del buenismo animal quizá haya una ideología muy concreta, desdibujar el concepto "persona" para hacerlo más manipulable.

En primer lugar una noticia sobre una solicitud del PSOE al Congreso.

Y unos textos del filósofo australiano Peter Singer.

"El uso del término persona es, en si mismo, susceptible de despistar, ya que es una palabra que se usa con frecuencia como si quisiera decir lo mismo que ser humano. Sin embargo, los términos no son equivalentes; podría haber una persona que no fuera miembro de nuestra especie. También podría haber miembros de nuestra especie que no fuesen personas." (Ética práctica)
"lo que propongo es usar persona en el sentido de ser racional y autoconsciente, para abarcar aquellos elementos del sentido popular de ser humano que no entran en el concepto de "miembro de la especie Homo sapiens"." (Ética práctica).

La propuesta de Singer es dejar de utilizar la palabra persona, por las connotaciones cristianas que conlleva y hablar de "animales humanos" y "animales no humanos". Un animal humano sería aquel que es racional y autoconsciente. En otro lugar añade que se defina en relación a la sensibilidad, si siente dolor o placer es un animal humano.

"Si algunos animales no humanos también son personas, debe haber el mismo valor en la vida de esos animales"
"La prueba de que son personas es hoy día más concluyente para los mamíferos superiores, pero con el tiempo se podrá demostrar que las ballenas, los delfines, los elefantes, los perros, los cerdos y otros animales también son conscientes de su propia existencia en el tiempo y pueden razonar. Por tanto también se les tendrá que considerar personas."

Aunque en todo esto otro filósofo Tooley va más lejos y se pregunta "¿qué propiedades debe tener una cosa para ser persona, es decir, para tener serio derecho a la vida? La afirmación que deseo defender es la siguiente: Un organismo tiene serio derecho a la vida sólo si posee la idea del yo, como sujeto continuo de experiencias y otros estados mentales, y cree que es en sí mismo una entidad continua." (Aborto e infanticidio en DD.AA. Debate sobre el aborto, Cátedra, Madrid, 1983).

Según esto, un niño de 3 años con sindrome de down, ¿sería persona? ¿y un adulto de una especie animal?
Última Edición: 23 Sep 2015 14:07 por Haller.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.172 segundos