Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: ¿Alma es Vacío?

¿Alma es Vacío? 20 Oct 2016 20:24 #38674

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Sancionado
  • Mensajes: 46
  • Gracias recibidas 11
Ksetram quisiera corresponder a tu penúltimo mensaje:

Tenemos un dilema con la palabra “conocer”

A mi modo de ver la palabra “conocer” tiene un significado ambivalente. Por un lado tiene una actitud de “contemplar”, y por otro lado tiene una actitud de “adquirir”. En tu mensaje, interpreto, le das este último sentido, es decir sinónimo de “saber”.

Consideremos un simbolismo:

Imagina que en una habitación oscura hay diversos objetos o elementos. Alguien con una linterna emite un haz de luz, recorriendo la estancia aleatoriamente, hacia cualquier dirección. ¿Qué hace? Pues con el haz de luz, identifica, nota, advierte, se percata, relaciona (Muchas veces equivocadamente) objetos, (Son palabras de trámite) pero cuando descubre y está en frente a unos, deja a oscuras los anteriores. Esto es lo que hace la filosofía, además de impulsar el haz de luz, que a mí, es lo que mas me satisface.
Luego empaqueta los objetos y los envía al científico que ya no necesita el haz de luz, se establece en ellos, los analiza, conoce (Por que antes lo ignoraba), mejora, enriquece o perjudica y se hace sabio, (Son palabras convincentes) Todo esto corresponde al materialismo experimental.
Si tu te referiste a la palabra “conocer” como contemplativa ( Yo no lo he entendí así) te diré, que es también de uso filosófico, siempre y cuando no lleve valor añadido, puesto que a mi entender la filosofía es pura abstracción coherente de ideas.
Creo coincidiremos que la explicación que he dado es parcelaria, con la única finalidad de entendernos. Los hechos no ocurren así. Los conceptos interaccionan , se complementan y se solapan. Mientras se investiga se está filosofando. En la escuela adquirimos conocimientos porque estamos sujetos al hecho científico de enseñar.

Ksetram correspondiendo a tu último menaje:

Debo decir que mis comentarios deben sintonizar con los criterios del Sr. Ondara, simplemente porque me parecen correctos y repito lo que siempre te he referido; me tranquilizan el ánimo. Siento sosiego con ellos.
En cuanto a mi criterio respecto a la filosofía por el momento me ratifico en lo expuesto, pero no soy intransigente , alguna evidencia podría hacerme cambiar de opinión.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram

¿Alma es Vacío? 21 Oct 2016 18:00 #38681

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Me ha parecido de una profundidad más que notable la siguiente apreciación de Civit.

“A mi modo de ver la palabra “conocer” tiene un significado ambivalente. Por un lado tiene una actitud de “contemplar”, y por otro lado tiene una actitud de “adquirir”. “

Pues efectivamente, la cosa es así. En la palabra conocer existe un significado que toca al sujeto que conoce y otro que toca a la cosa conocida. El sujeto “adquiere” conocimiento y la cosa se “contempla”. Eso sí, se “adquiere” conocimiento porque se “contemplan” las cosas o se “contemplan” las cosas porque se "adquiere" conocimiento.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram

¿Alma es Vacío? 21 Oct 2016 23:53 #38684

  • ksetram
  • Avatar de ksetram
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 96
  • Gracias recibidas 76
Hola Civit.

La frase que te dirige Elías, me parece el piropo filosofal más grande que había oído hasta ahora, en un foro de filosofía. Yo me sentiría superlisto, vamos. Yo también pienso que tienes una enorme amplitud mental, que anda inspiradamente a grandes saltos y acierta.
Dices del Conocimiento que <<por un lado tiene una actitud de “contemplar”, y por otro lado tiene una actitud de “adquirir”. En tu mensaje, interpreto, le das este último sentido, es decir sinónimo de “saber”>>.
La interpretación de Elías es profunda:
<<El sujeto “adquiere” conocimiento y la cosa se “contempla”>>.
También me convence un conocimiento poseyendo esa doble naturaleza, o doble vertiente en sí mismo, de adquirir y contemplar. Entonces creo que os entiendo, y añado:
¿No podria ser que esa cosa que se contempla, sea precisamente el Conocimiento? Un contemplar, que necesariamente conlleva un adquirir. Contemplar y adquirir, tomando nota de que ocurren al mismo tiempo, y que quizás a eso llamamos "conocimiento".
El sujeto del conocimiento, es el molde mismo al cual se adapta el conocimiento. Para mí este es quizás su "adquirir". Para mí "adquirir" no es adquirir desde la nada. "Adquirir" tiene la misma imagen que "Conocer", en el sentido en que conocer es colocar algo en un sujeto, en una forma, y adquirir también es "adquirir "desde" una forma". No conocemos "en sí", no porque aún no seamos lo bastante listos, sino porque es estructuralmente imposible: conocimiento es siempre conocimiento adaptado a una forma, llamada conocedor. El conocimiento es creo un "contacto", al que quizás llamas "adquirir". Es decir, un adquirir, que requiere el contacto entre dos formas: "sujeto" y "conocimiento aprehendido". Formas, que para poder relacionarse, han de estar adaptadas necesariamente, mutuamente adaptadas, como las dos caras de una misma moneda...
No conocemos sin sujeto y desde la nada, y tampoco adquirimos en sí, un adquirir desde nadie ni nada, sino que adquirimos por definición, mediante una forma. "Adquirir" es según creo, el contacto entre dos formas, que se conforman mútuamente como llave – cerradura en adaptación formal. Es decir, el conocimiento siempre es conocimiento adaptado a la forma propia de un "conocedor". Entonces, la palabra "contacto" se refiere necesariamente para mi, a esta estructura: llave – cerradura, que entran en contacto. Ese punto de encuentro en que el sujeto del conocimiento y la forma aprehendida hacen contacto, yo lo defino como "Conocimiento". La forma del conocimiento aprehendido, se adapta a fin de concretarse (de hacer real y efectiva), en la inteligencia de un sujeto y a eso llamo Conocimiento. Por eso conocimiento en el sentido de "adquirir", es para mí "contacto". "Contacto" es, que el Conocimiento se ha adaptado a la forma del perceptor, la llave a la cerradura, precisamente al hacer "contacto".
El Conocimiento es para mí agua en un cuenco, agua que se adaptara necesariamente a la forma que lo aloja, al sujeto del conocimiento mismo. Conocimiento no es conocimiento en sí, precisamente porque siempre es conocimiento "formalizado" y adaptado, a los límites intrínsecos a un "perceptor" del conocimiento. La estructura de la ciencia, es al igual que el sujeto, una forma, un molde en el cual se inserta lo que la linterna que te gusta, está alumbrando en ese momento. Para mí, sería un punto bueno, reflexionar si a esa linterna, podemos ponerle una bombilla paulatinamente más grande. (De acuerdo a tu ejemplo, cambiaría quizás todo en la habitación). Me hablas del rayo de luz que ilumina esa habitación, y yo te respondo por la causa del rayo de luz, por el propio sujeto del conocimiento, ya que sus limitaciones objetivas en cuanto a "conocer", son relativas a su propia forma o estructura. (Si bien, todo eso, tan sólo a condición de que yo no acabe de decir ahora mismo, galimatías y barbaridades ontológico-impensables, por la parte izquierda del sujeto).
Elías, magníficas apreciaciones sobre el conocimiento, que me sorprenden y me hacen preguntarme cómo lo ve Civit.
k.
El tema ha sido cerrado.

¿Alma es Vacío? 22 Oct 2016 13:58 #38690

  • ksetram
  • Avatar de ksetram
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 96
  • Gracias recibidas 76
Hola Civit,
me dejaba una aclaración por la que preguntas.
Dices: <<el conocimiento (...) una actitud de “adquirir”. En tu mensaje, interpreto, le das este último sentido, es decir sinónimo de “saber”>>.
Saber me parece más puramente racional que "comprender". Lo llamo "comprender", que quiere decir en el fondo "abarcar", para distinguirlo del simple "entender" propio de la razón, con la cual creo que se confunden sabiduría y conocimiento. Hablo desde una filosofia existencial, para la que el conocimiento es similarmente a Platón, una aspiración a la sabiduría, en la forma de un arte de la liberación, del propio sujeto del conocimiento. No pienso en "adquisición de conocimiento", en el sentido bajo el que hoy se lo entiende como "información", sino "conocimiento", en el sentido de "madurez existencial que comprende", que abarca, que incluye en sí: que adquiere como efecto de la completación de sus propios ojos, que afina la vista al afinar al propio conocedor y su calidad existencial. (El problema es que es sumamente peligroso postular una "calidad existencial" de los sujetos, pues sería tergiversado de inmediato, por una corriente totalitaria).
La búsqueda del conocimiento, es para mí esta paradoja: tratar de alcanzar lo que por definición es incalcanzable. Creo que el Conocimiento se adaptará al conocedor, en todos los casos postulables, porque sencillamente conocer es "dar forma a lo informe", adaptándolo al conocedor. (Por eso digo que el Conocimiento es para mí, agua en un vaso). "Informe", en el sentido en que el mundo sobrepasa nuestra capacidad para tematizarlo, como un infinito que nos resultará "informe", porque cualquier forma que le demos, será temporal, ("palabras de trámite" dices tú quizás), que será superada por una amplificación, un desarrojo de lo que pensábamos.
La ciencia en cambio, no se preguntó jamás por la "verdad", sino por lo "verdadero", por las particularidades empíricas de la verdad como "presencia", algo muy distinta en esto a la filosofía. La ciencia no maneja una "pregunta global" al plantearse el Conocimiento, pues no la conoce, sino que compartimenta el mundo, para analizar las diferentes formas de presencia que se dan en el mundo. Una cosa es el Conocimiento como "verdad" y otra el conocimiento tomado como lo "verdadero".
Para mí la forma del conocimiento es la forma del conocedor, si conocimiento es conocimiento que se da en un recipiente, y aparece limitado precisamente por la forma del recipiente, cambiemos el recipiente: la única escapatoria a tal limitación, es transformar al propio conocedor: que en lugar de un ratón, sea un sujeto Humano con mayúsculas. Creo que eso piensa Platón y yo lo comparto con él. El "Conocimiento" se convierte entonces en un concepto plenamente existencial, que depende de la cualidad misma del sujeto del conocimiento. Platón es quizás, el primer filósofo existencial de la historia.
Para mí, cuando el conocimiento es "información", diré que es "contemplar", y cuando es conocimiento existencial, diré que es al tiempo "contemplar y adquirir". Porque "Adquirir" es un cambio en el sujeto. Quizás podemos distinguir entre "adquirir" como razón e información y "adquirir" como transformación del propio conocedor, que es un grado más profundo de "adquirir".
Última Edición: 22 Oct 2016 14:01 por ksetram.
El tema ha sido cerrado.

¿Alma es Vacío? 25 Oct 2016 16:47 #38719

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Sancionado
  • Mensajes: 46
  • Gracias recibidas 11
Suprimido
Última Edición: 19 May 2018 10:52 por Civit Ardevol.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram

¿Alma es Vacío? 11 Nov 2016 17:51 #38859

  • josborn
  • Avatar de josborn
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 3
  • Gracias recibidas 1
Solamente decir que os leo y entiendo la intención. Cada una de ellas.
Una clase de conocimiento que me resulta paradójico es el intuitivo. El debate de la validez de cualquier pensamiento se abre cuando un ser como el que os escribe, decide empezar el Grado de Filosofía solo por el placer de buscar la verdad en todas las personas y en la naturaleza misma del mundo, en las relaciones con mis pensamientos y en mis acciones condicionadas o no por ellos.
Os agradezco que abráis complicados y regios caminos hacia mi verdad, y que sigáis con los vuestros con tanta pasión y entrega como hasta ahora .
Seguiremos aprendiendo de los más adelantados.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram

¿Alma es Vacío? 14 Nov 2016 20:04 #38871

  • ksetram
  • Avatar de ksetram
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 96
  • Gracias recibidas 76
Entender cada intención es mucho Josborn, ¿no?
Aprender de los adelantados está genial, aunque le concedo aún más valor a preguntarme cómo lo veo yo.
También soy novado, pero me parece que los filósofos no tienen concepto de "intuición" en el sentido que tú lo dices. Es aún más fuerte, puesto que la filosofía ha desplazado al término común "intuición", para referirlo a lo contrario, a la percepción constatable y empírica; creo que eso no es precisamente casual pues me parece ir viendo que la filosofía es bastante racionalista. El debate de "la validez de cualquier pensamiento", me ha gustado mucho esa frase.
saludos.
El tema ha sido cerrado.

Queremos jugar, solo jugar tranquilos 22 Abr 2017 15:19 #39618

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Sancionado
  • Mensajes: 46
  • Gracias recibidas 11
La Vanguardia,2 de Febrero 2017

Arno Stern, fundador de un nuevo campo científico: la semiología de la expresión

Tengo 92 años. Nací en Kassel(Alemania) y vivo en París. No pude ir a la universidad. Nuestra sociedad basada en el consumo ha terminado. Los políticos buscan soluciones pedagógicas, sociológicas, pero no las encuentran porque no las hay en el interior del sistema. Soy judío, pero no soy religioso.

Titulo: “Preparamos a los niños para el futuro en detrimento de su
presente”


¿Alguna idea para una sociedad mejor?
Hace más de treinta años que creé y trabajo en un espacio, el Closlieu, un lugar para que las personas, y en especial los niños, experimenten el juego de pintar.

¿Y qué ha observado?
Lo que sucede cuando no hay competencia, ni juicio, ni objetivos, cuando se desarrolla una actitud creadora en cada quien, sin jerarquías por edad ni clases sociales, sin maestro.

¿Cuál es entonces su papel?
Soy un servidor, les hago la vida agradable, y esa función transforma las actitudes. Es lo contrario a una sociedad competitiva en la que se establecen objetivos y se prepara a los niños para un futuro que va en detrimento de su presente.

Es un difícil equilibrio.
Siempre los estamos empujando hacia delante. Los alejamos cada vez más de ser y les imponemos el devenir. La vida en el Closlieu transcurre en el momento presente, no se pinta para luego mostrarlo a otros, no hay un luego.

Hacer por el placer de hacer.
Sí, y esa es una actitud creadora, una experiencia extremadamente importante para los niños, que se realizan plenamente y viven la relación con los otros. Se crea un equilibrio y no una contradicción, y esto repercute enormemente en su vida cotidiana.

¿Qué vivió usted en la infancia?
Hasta los 9 años viví en Alemania, y cuando Hitler subió al poder huimos. Mi padre fue muy visionario y no esperó. Lo abandonamos todo y nos fuimos a Francia.

Se convirtieron en judíos apátridas.
Sí, personas toleradas cuyos derechos estaban muy limitados. Cuando los alemanes invadieron Francia, de nuevo huimos durante semanas hasta que se declaró una zona libre en el valle del Ródano y nos instalamos allí.

Hasta que cambiaron las leyes.
Sí, y empezaron a arrestar a los extranjeros. Nos escondimos en las montañas y un milagro hizo que pudiéramos entrar en Suiza, donde viví toda mi adolescencia en un campo de trabajo.

¿Qué entendió en ese periplo?
Fue muy interesante, éramos sobrevivientes, constantemente amenazados. Mientras vivimos en Francia, nos podían arrestar y fusilar en cualquier momento. Esta amenaza era permanente, y, a pesar de todo, jugaba.

¿Vivía con miedo?
Te habitúas a él, es la pulsión vital. Mi padre era un hombre extraordinario, era muy creyente y se sentía protegido y conducido por su ángel de la guarda. No analizaba las situaciones, actuaba. Yo no tengo esa fe, pero creo que, efectivamente, él era conducido por su ángel, porque nos salvó de la muerte muchas veces.

Usted acabó encargándose de un grupo de niños huérfanos de guerra en Francia.
Se me pidió que los ocupase, era justo después de la guerra, en Francia no había nada. Encontré lápices y unos papeles reciclados, les hice dibujar y vi que sentían un gran placer, así que busqué pintura, ¡y eso fue el delirio! Cuando el orfanato cerró, monté mi propio taller.

Recorrió medio mundo en busca de tribus desconectadas de la civilización.
Sí, porque observé que todos los niños occidentales dibujaban las mismas cosas y me pregunté si era una cuestión cultural. Constaté que esos niños, preservados de la escolarización y la civilización, hacen las mismas figuras que los niños en nuestra sociedad, y que esta manifestación, ese trazo, es universal.

¿Cuál es entonces el origen?
No es lo que suponíamos: que los niños miran, registran y reproducen. Se trata de la memoria orgánica donde se almacenan todos los hechos de nuestra vida prenatal, el nacimiento y los primeros años de la vida. Se trata del programa genético que compartimos y que hoy las neurociencias llaman memoria celular.

¿Y usted la hace aflorar a través del juego de pintar?
Lo llamo formulación, un código universal de expresión. Considero que no solamente existe una memoria genética, sino un medio de expresión de esa memoria. Así creé la semiología de la expresión, un nuevo campo científico. En el trazo libre encontramos nuestro comienzo, es una manera de completar a la persona.

¿A través del trazo inconsciente?
Se trata de dejarse ir, de dejar aflorar y entender que no hay un después, pero en nuestra sociedad hace falta un entrenamiento para eso, porque hemos sido educados para ser razonables.

Me parece una cualidad.
Sí, pero sobrevalorada en detrimento de otras capacidades como la espontaneidad, algo que se produce más allá de la intención y del juicio de los otros. La formulación expresa una necesidad interior ignorada. Tenemos algo dentro de nosotros, un anhelo, y está a una profundidad que se nos escapa.

Lleva más de setenta años trabajando con niños, ¿Qué ha aprendido de ellos?
Yo llegué a aquel orfanato sin prejuicios, todavía no había leído nada sobre el tema, no sabía nada, era virgen de ideas, y por eso encontré la verdad sobre los trazos de los niños.

Abomina de la educación artística.
Es paralizante. Les llenamos de ideas teóricas que no les permiten ser espontáneos. Los jóvenes que han sido arrastrados de niños por los museos no quieren saber nada de museos. Mientras que los niños que han vivido el juego de pintar tienen mentes creativas y abiertas.

El juego de pintar
En la paupérrima Francia de posguerra, un joven Arno Stern, cuya ascendencia judía le hizo conocer la persecución, comenzó a trabajar con niños en un orfanato: su misión era entretenerlos y usó el papel y pintura. Con los años creó su famoso Closlieu, un espacio en el que pintar es otra cosa y que le llevó a realizar múltiples investigaciones que lo han convertido en una de las grandes figuras de la investigación pedagógica de la expresión graficoplástica, demostrando que el trazo es universal: todos, con independencia de nuestro entorno cultural, representamos las mismas figuras primarias. En 1986 creó el Instituto para Investigación de la Semiología de la Expresión. Ha ofrecido una conferencia en CaixaForum.
El tema ha sido cerrado.

Queremos jugar, solo jugar tranquilos 22 Abr 2017 15:21 #39619

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Sancionado
  • Mensajes: 46
  • Gracias recibidas 11
¿Qué os sugiere la entrevista anterior? En especial las siete últimas preguntas que le hace el periodista a Arno Stern.
Entiendo que en nuestro desarrollo intelectual hay que guardar las distancias, sin caer en el extremo de eludir a personas cuyas reflexiones consideremos como aprovechables, lo peligroso son las influencias.
La segunda consideración es advertir que en el nacimiento hay algo más que estructura física y sentimiento. Dice Arno Stern : “Tenemos algo dentro de nosotros, un anhelo, y está a una profundidad que se nos escapa.” Tal vez el origen de la consciencia, homogénea para todos,que somos capaces de activar solos y transcurre después sin ayuda de nadie.
Por último me llama la atención el título “Semiología de la Expresión”. Son palabras que transcienden. Me conmueve cuando alguien sabe elegir palabras. Dice Arno Stern: “Lo llamo formulación, un código universal de expresión”. “Expresión, “Formulación” también la palabra "Anhelo" significando conseguir impulso ¿Cuál es el alcance?
Parece ser que al nacer hemos adquirido una potestad. ¡Ya es suficiente! Pero luego, irrumpe irritándonos el primer llanto, es la supervivencia, el entorno nos consuela, (La teta de la mamá), por tanto, en contra de lo que se dice, el ambiente no es causa de perjuicio; simultáneamente se produce el placer, un elemento distorsionador y es ahí donde surge el problema, El placer, como la justicia, la lógica, la verdad, etc. forman parte de lo absoluto. El Estado Libre funciona mediante lo absoluto; en mutua y recíproca dependencia con el Estado Condicionado y ahí reside la anomalía. Un conflicto irremediable y necesario que no hemos aprendido a asumir, aceptar, gestionar. La causa de nuestras desgracias está en el choque, desde el nacer, frente a lo absoluto. Si obtener la consciencia es lo único de lo que se trata, todo sería mas corto, simple y cómodo si al nacer nos muriésemos en seguida, el impedimento está en que debemos reproducirnos; no se admite que haya un solo ser, único, así está establecido.
Última Edición: 23 Abr 2017 18:57 por Civit Ardevol.
El tema ha sido cerrado.

Imprecisiones 18 May 2017 17:55 #39685

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Sancionado
  • Mensajes: 46
  • Gracias recibidas 11
La Vanguardia 7 de Marzo 2017

José Ignacio Latorre, físico cuántico

Tengo 58 años. Soy de Barcelona y voy y vengo de Singapur. Soy catedrático de Física Cuántica en la UB.

Titular.: La realidad objetiva no existe: nos lo dice la ciencia”


Este universo es azaroso o predeterminado?
¡Empezamos fuerte!

Es usted físico cuántico...
Es cierto que la mecánica cuántica estudia la física de las partículas elementales... que conforman todo esto que denominamos “realidad”.

Y...¿qué tal todo?
Me maravillo de lo mucho que comprendemos el universo.
¡Sólo nos faltan tres leyes!

¿Qué tres leyes?
Una, gravitación cuántica: unificara la relatividad de Einstein y la mecánica cuántica.

Dos.
La ley de la materia y energía oscuras... que componen el 96% del universo.

¡Trabajo tienen! ¿Y tres?
La ley de la complejidad. Esto es, cómo emerge inteligencia, emociones, ética...

¿Eso también le toca a la cuántica?
La física de partículas elementales origina la química, la biología, posiblemente todo.

Pues vuelvo al principio:¿estaba todo ya inscrito en el big bang?
No: el azar es inherente a la naturaleza.

¡Un azar muy listo!
La física clásica es determinista, pero todos los experimentos de mecánica cuántica demuestran que venimos del azar. Y nos enseñan humildad:¡nos dicen que no tenemos derecho a conocer la realidad!

¿Perdón?
Cada experimento a escala subatómica, cuántica, nos dice que sólo podemos
captar alguna información (posición, movimiento...) del electrón y de otras partículas, ¡pero no conocer su esencia!

¿Por qué?
En cuanto las miras, inevitablemente las perturbas y alteras.

¿La realidad...es inaprehensible, pues?
La realidad es un concepto sutil. Existe en la medida en que la miras. Acercarte a conocerla...la condiciona, ¡la crea!

A mis sentidos les cuesta aceptarlo.
Le costó a Einstein, que espetó a su colega Bohr, paladín cuántico: “¿De verdad crees que la Luna no está si no la miro?”

Einstein lo planteaba con toda lógica.
Se equivocaba, a escala cuántica. “¡Dios no juega a los dados con el universo!”, clamaba Einstein. Y Bohr le replicaba:“¡Tú no le digas a Dios a qué jugar!”.

Entonces...¿la realidad existe o no?
No sé, sólo sé que la mecánica cuántica describe un fenómeno si observas. La ciencia cuántica
ya no es ontológica (estudio del ser),sino epistemológica (estudio del fenómeno, lo único enteramente cognoscible).

Pero mis sentidos captan...algo “real”.
A esta escala sensorial todo es grosero, poco afinado: aparente. A escala cuántica hay incertidumbre:
no puedes conocer una partícula, sólo alguna de sus variables. ¡Rige el principio de máxima sorpresa!

¿Qué aplicaciones útiles tiene la mecánica cuántica?
El láser para telecomunicaciones y cirugías, los transistores de los chips de tu móvil, la resonancia nuclear magnética, el GPS, regido por relojes atómicos (cuánticos),la computación y criptografía cuánticas...¡e inimaginables avances!

¿Por ejemplo?
Redes neuronales artificiales gigantes entrenadas por ordenadores cuánticos que aprenderán y acopiaran tanta información...¡que podrán responder a todo lo que quieras!

¿Cómo qué?
¿Voy a enfermar de esto, o de lo otro? ¿Me conviene esta persona como pareja? Y puede que te enamores de esta mente artificial.
O que le encomendemos el buen gobierno de un país... o del mundo.
Si: bastará entrenarla en toda la casuística de la felicidad para que lo haga muy bien.

¿Y esto no le inquieta?
Entraña riesgos, desde luego, porque podremos leer caras, etiquetar a las personas por sus debilidades y estigmatizarlas por ello.

Pero sea optimista... ¿Qué ganaremos?
Avanzando tanto comprenderemos la ineficacia de la violencia: seremos pacíficos.

¿Y curaremos el cáncer?
Discerniremos células sanas de enfermas, para destruirlas. Y llevaremos dentro del cuerpo sensores cuánticos de detección precoz, estaremos monitorizados al instante... Pero dentro de tres siglos... ni necesitaremos cuerpo.

¿Viviremos sin cuerpo, me dice?
El cuerpo es una terminal del cerebro, sede del ego, el sexo, las endorfinas... El cerebro dispondrá de periféricos intercambiables.

¿Seremos inmortales, pues?
Las capas sociales altas, sí. Ya ni se reproducirán. Tendrán todo el placer que quieran.

No imaginaba terminar así esta entrevista sobre la cuántica…
La ciencia estimula a conversar, reflexionar, ¡y a ser feliz! Es mejor que fútbol y política.

Cierto, conversación interesante...
La ciencia desmonta el prejuicio de una preexistente realidad objetiva y local. La ciencia desmonta esta hipótesis que creíamos sólida. ¡Con prejuicios... no eres científico!

¿Y qué dice la ciencia sobre vida inteligente en el cosmos? ¿Hay más?
Es un cálculo trivial: ¡por supuesto que hay millones de galaxias con vida inteligente!


‘Cuántica’
El 50% del PIB actual de España sale de la mecánica cuántica, me desvela Latorre, una de las personas que más saben de física subatómica y sus implicaciones. Y qué bien lo explica en Cuántica. Tu futuro en juego (Ariel), librito divulgativo, inteligible y ameno. Latorre agradece que su padre sacrificase media vida por darle educación (y a un profesor que dijo en clase: “Hay una cosa llamada física cuántica que un día el señor Latorre nos explicará”). Latorre investigó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y hoy en el Centro de Tecnologías Cuánticas de Singapur. Y aquí. Y asesora a entidades interesadas en desarrollos y aplicaciones cuánticas (entanglementpartners.com)
.
Última Edición: 19 May 2017 08:35 por Civit Ardevol.
El tema ha sido cerrado.
Tiempo de carga de la página: 0.204 segundos