Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: España comunista.

España comunista. 12 Mar 2016 11:24 #35733

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
He decidido, aunque sé que es tontería y pa ná, traer al foro mi tesis-reflexión que sostiene que "España es comunista".
Se que es tontería hacerlo, porque las mentes más preclaras (no diremos nombres) estarán sin duda de acuerdo, aunque con posibles matizaciones o discrepancias, con el núcleo fuerte de mi tesis: en España nunca arraigaron las ideas liberales.
También sé que hago este esfuerzo "pa ná", porque las mentes cerriles y alcornoqueñas, que desde hace tiempo se obligaron a no ver, seguirán optando por hacer gala de sus fingidas cegueras y obviarán cualquier argumento, por muy razonado y/o fundamentado que éste se les pueda presentar.

Introducción.

Desde hace ya algunos años vengo sosteniendo, en diferentes foros y a través de múltiples debates, que España es esencialmente comunista, es decir, que su idiosincrasia, forma de ser y de pensar, ha estado desde siempre orientada a la preservación de sistemas despóticos y cercenadores de las libertades individuales.

Habrá quien erróneamente me rebata, argumentando que la esencia más española, a lo largo de la historia, ha sido el catolicismo. Sin embargo, lejos de rebatirme, me estará dando la razón.

Y es que, sin la presencia a lo largo de los siglos de un retrógrado catolicismo, que impregnó de utópico suprematismo la conciencia colectiva de las masas, jamás hubiese sido posible en España la deconstrucción o reinterpretación del mismo en forma de doctrina comunista.


Catolicismo como génesis del marxismo.

El catolicismo, de hecho, lejos de impedir la proliferación del comunismo o lo comunitario, entendidos estos como ideologías orientadas a la consecución del bien común, se convirtió en el necesario caldo de cultivo que inspirarían las tesis marxistas. Tan solo bastó, para ello, que alguien se diera cuenta de que allí donde antes se habló de suprematismo religioso-espiritual y de desposeídos, era necesario, adaptándose a los nuevos contextos históricos, referirse a creyentes proletarios desde un nuevo suprematismo ideológico-materialista.

Fue el ingenioso hidalgo, de Rusia que no de la Mancha, llamado Marx quien supo ver que las masas necesitaban creer en un fin último utópico; y frente al engaño del suprematismo religioso (alcanzar la felicidad en la otra vida) supo articular un nuevo engaño, o nueva conciencia, que prometería la felicidad terrenal en un idealista Estado socialista.

No volveré a insistir en los más que evidentes paralelismos entre cristianismo y marxismo, pero sí señalaré que aquellas sociedades, que históricamente sí supieron desprenderse del suprematismo católico, evolucionaron hacia ideologías más respetuosas con las libertades individuales.

Podríamos concluir, por tanto, que si el protestantismo, sobre todo el anglosajón, propició y favoreció un pensamiento más liberal, el catolicismo fue el padre religioso de un hijo comunista y ateo. Sí, es cierto que padre e hijo creen en diferentes aspiraciones suprematistas pero, al cabo, los dos son fervientes creyentes y persiguen parecidos fines últimos en forma de utópicos mundos felices (paraíso y socialismo utópico). "De tal palo tal astilla".

Si profundizásemos al respecto, resultaría fácil comprobar que, tanto el catolicismo como el comunismo hacen mayor hincapié en la necesidad de trabajar comunitariamente, mientras que el protestantismo y liberalismo enfatizan más en las bondades del esfuerzo y el sacrificio individual.

CONSECUENCIAS de la articulación de una sociedad comunista.


1- Destierro del esfuerzo: la primera consecuencia, inevitable, en una sociedad que se conduzca y apueste por el trabajo comunitario en detrimento del trabajo más individual, es que se creará una sociedad igualitaria que no distinguirá entre los mejores y los peores; no diferenciará a los más esforzados de los más perezosos. Si todos deben aportar, teóricamente, una misma cantidad de fuerza de trabajo a cambio de una igual o parecida retribución... ¿Para qué destacar o sobresalir? ¿Para qué un esfuerzo superior al de otro igual si, al cabo, ambos obtendrán los mismos beneficios?

2- Destierro del mérito y la excelencia: despreciado el esfuerzo como fuente generadora, no solo de trabajo, sino también de progreso y de riqueza, se forma una sociedad mediocre que no siente aspiración ninguna por mejorarse a sí misma; una sociedad que evitará cualquier sacrificio necesario para aspirar a la excelencia.
El vacío dejado por la ausencia de una ciudadanía responsable, defensora de sus derechos pero también cumplidora con sus obligaciones a través del trabajo esforzado, será ocupado por unas masas eternamente descontentas e insatisfechas, que buscarán la felicidad a través del mínimo esfuerzo y reclamarán que sea el Estado quien garantice su bienestar.

3- Pobreza generalizada: cualquier sociedad que destruye a sus propias élites intelectuales, desterrando el mérito y la excelencia de sus aulas, es una sociedad condenada a la autoinmolación vital. Sin la creación aristocrática (de los mejores) ninguna sociedad puede progresar ni evolucionar, sino que permanecerá anclada en un triste y sempiterno estado de miseria. La pobreza acabará instalándose en todas las capas sociales de la población y los mejores, de haberlos, se verán obligados a emigrar a sociedades que sí sepan valorar sus conocimientos y, sobre todo, que reconozcan su esfuerzo personal.

4- Estado omnipotente: una vez empobrecida la sociedad, hasta el punto de que se muestre incapaz de crear riqueza porque no existen las suficientes iniciativas privadas generadoras de la misma, el Estado no tendrá más remedio que asumir el rol de empresario para dinamizar la actividad económica y garantizar la supervivencia de la población. Pero dichas acciones dinamizadoras, en tanto que alejadas de las leyes del mercado libre, serán inútiles e improductivas, es decir, no generarán riqueza, pues se llevarán a cabo sobredimensionando el peso de las administración públicas. Se crearán ingentes cantidades de funcionarios, que desempeñarán labores innecesarias, las cuales, sin embargo, justificaran la creación de puestos de trabajo. Trabajo, repito, que no solo no generará riqueza, sino que estará destino a expoliar fiscalmente al resto de la ciudadanía. La clase funcionarial se convertirá, así, en nueva clase privilegiada.

5- Inevitable dictadura o despotismo político: cuando la población, ya empobrecida, comprenda que no tiene ningún futuro en la feliz sociedad comunitaria que se le prometió, se rebelará o buscará la manera de emigrar a sociedades más maduras y garantes de las libertades individuales. Pero para entonces, cualquier intento de revolución o de disidencia política, así como cualquier intento de huida, será duramente reprimido por un régimen totalitario provisto de un poderoso ejército leal, pero también consentido por un numeroso cuerpo de funcionarios, sumisos y serviles, que no pondrán en peligro sus privilegios y prebendas por tal de defender las libertades del resto de la población.


ANÁLISIS DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

No hace falta ser demasiado sagaz para comprobar cómo, todas y cada una de las anteriores consecuencias, derivadas de las políticas propias de Estados comunistas, se han dado en España. Tan solo faltan por desarrollarse los dos últimos estadios, que ya llegarán.

Pero, ¿cómo ha sido posible que en una sociedad calificada como liberal o neoliberal (sobre todo por la opinión pública) se hayan dado los tres primeros estadios que caracterizan a todo sistema comunista?
La respuesta es clara: porque España nunca ha sido liberal. De hecho, el liberalismo nunca ha sido una alternativa política real y con posibilidades de arraigar en España.

La socialdemocracia ensayada en España, durante lo que dio en llamarse la Transición, nunca hizo suyos los valores propios del liberalismo, ya que el consenso de las anteriores fuerzas del régimen franquista (Falangismo e Iglesia Católica) y las emergentes fuerzas políticas de la oposición (socialismo y comunismo) seguían apostando por Estados intervencionistas en vez de garantistas. España se conjuró, tanto desde la derecha como desde la izquierda, para seguir manteniendo "vivas" las cadenas represoras de la auténtica libertad, que no es libertad económica (como sostiene el marxismo) sino libertad vital.

Vemos, por tanto, que España fue víctima de la tormenta perfecta: la confabulación de los diferentes suprematismos, religiosos y políticos, que durante siglos habían desterrado las ideas liberales de la vida de los españoles.
Así, no debe resultar extraño que, todavía hoy, pocos españoles puedan explicar qué entienden por liberalismo, menos aún que comprendan los principios básicos del liberalismo filosófico.

Resulta realmente increíble la frivolidad con la que la generalidad de las gentes de España no dudan en culpar al liberalismo de todos sus males.
¿Acaso nuestras aulas y nuestros sistemas pedagógicos están orientados al mérito y la excelencia?
¿Se valora en España el esfuerzo y el sacrificio personal?
¿Acaso no deben emigrar nuestros mejores cerebros de un país incapaz de apostar y promocionar la excelencia?

Y, sin embargo, como en los mejores regímenes comunistas, España es uno de los países europeos con mayor número de administraciones fiscalizadoras (centrales, autonómicas y locales) y es uno de los países con mayor cantidad de funcionarios y políticos. ¿Es esto propio de un sistema "liberal"?

¿De verdad que nadie puede ver que España es, en su misma esencia, claramente comunista?
El tradicional grito de guerra en España, tanto desde las derechas como desde las izquierdas, siempre ha sido: ¡más Estado!
Ahora tan solo hace falta que la esencia comunista, desde tiempo inmemorial inherente a la razón de ser española, se nos abra y se desoculte en el claro de las urnas, para legitimarse y materializarse por la vía "democrática", ya que, en su día, no pudo hacerlo a través de inconscientes y peregrinas revoluciones frentepopulistas.

Conclusión:

Y por fin, merced a nuestras graves circunstancias presentes, aparece una nueva oportunidad histórica (favorecida por el dolor de una cruenta crisis) para que la esencia del comunismo, que siempre ha estado entre nos, latente y al acecho, y esperando el momento de "asaltar los cielos", vuelva a reivindicar con orgullo prepotente su razón de ser.
Una vez más, el insoportable dolor de una época, y el descontento generalizado (frustración, resentimiento y ansias revanchistas) de las masas, es aprovechado por los defensores de imposibles sistemas utópico-esquizofrénicos.

Ya solo falta, en definitiva, que alguien (¿Podemos, quizás?) se encargue de desarrollar los dos últimos estadios (Estado omnipotente y dictadura) que caracterizan a toda buena sociedad comunista que se precie de serlo.
Última Edición: 12 Mar 2016 13:49 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, elías, Estilpon, , Boris de Mountbatten

España comunista. 12 Mar 2016 12:23 #35734

  • Avatar de
Saludos Herrgoldmundo,
Tras leer detenidamente tu como siempre prolija reflexión, me asaltan diversas dudas en referencia explícita a ciertas afirmaciones que aquí se plantean.

Para empezar, cuando sostienes que España es esencialmente de tradición comunista, pues bien, ¿Acaso tiene algo de comunismo la desamortización de Mendizábal del 1798, o la revolucionaria ley de redención de foros vasconavarros del XIX, o los lanzamientos de Espoz y Mina, el teniente coronel Juan Diaz Porlier, o el decisivo de Riego, el cual devolvió la soberanía al subyugado pueblo español a raíz de la desidia fernandina?
Nada hay más anticomunista que devolver la soberania al pueblo al estilo laissez faire, laissez paser. Los generales sublevados, las juntas soberanas, las cortes constituyentes, los déspotas exiliados,... nada hay más falso e inmovilista que el intervencionismo malintencionado, ese es el verdadero comunismo historico de nuestra madre patria anticomunista.

Asique deje de tocar la moral a los historiadores de oficio y a su sentido histórico.

Merci.
Última Edición: 12 Mar 2016 13:22 por .
El administrador ha desactivado la escritura pública.

España comunista. 12 Mar 2016 13:20 #35736

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Hola comunistafalangista.

¿Sigues jugando al despiste o a la comisión de lapsus inconscientes? ¿La desamortización de Mendizábal en el 1978?

De todas maneras, ya señalé cuál era el núcleo fuerte de mi tesis:
en España nunca arraigaron las ideas liberales.

Sí, ya sé que en España tuvimos unas Cortes de Cádiz, la constitución de 1812 y que, durante el reinado de Isabel II, existieron partidos liberales como el de Sagasta. Pero yo no dije que en España no hubiese existido nunca el liberalismo, sino que éste jamás arraigó, no enraizó y nunca tuvo la oportunidad de convertirse en alternativa real y posible al resto de ideológicas despóticas.
Así lo expliqué:
...porque España nunca ha sido liberal. De hecho, el liberalismo nunca ha sido una alternativa política real y con posibilidades de arraigar en España.

¿Pero por qué nunca tuvo el liberalismo la oportunidad de poder ser en España? ¿Por qué se truncó, históricamente, otra posible alternativa a las ideas defensoras de "lo común"?

Yo señalé una causa primera: la tradicional esencia católica española.
Ya reconocí que podía parecer contradictorio, a partir de un primer análisis muy superficial, que el catolicismo, precisamente, facilitara y abriese las puertas de las tesis marxistas en nuestro país. Pero ello se debió a que el catolicismo fue el padre, accidental si se prefiere, de dos de los pilares básicos del comunismo: el igualitarismo y el universalismo.

Además, como consecuencia de esta idiosincrasia o carácter predominantemente católico, inherente a la razón de ser española, no resultó excesivamente difícil (el terreno ya estaba abonado) para que muchos de nuestros intelectuales, en vez de hacer suyo el liberalismo más económico de Adam Smith o el liberalismo más político de Tocqueville, por ejemplo, se dejarán seducir más por el liberalismo socialista de Stuart Mill. Desde esta mayor preocupación por el tema social se pudo comprender, en otros muchos casos, la conversión al socialismo de María Zambrano, discípula del liberal Ortega y Gasset.

De hecho, y al respecto de lo que intento explicar, ya escribí en otra de mis reflexiones titulada "La felicidad":
Del liberalismo al socialismo:

John Stuart Mill fue uno de los padres del liberalismo filosófico y uno de los defensores del utilitarismo: una teoría sobre la moral y la ética que sostenía que las acciones humanas debían aspirar a lograr la mayor suma de felicidad sobre el mayor número de gente. Al considerar que el fin último del ser humano era ser feliz, Mill pensó que todo aquello que fuese útil para lograr la felicidad de las mayorías, también habría de ser bueno en sí mismo. No resultaría extraño, por tanto, que con el paso de los años Mill, ferviente defensor de la libertad (todo aquello que sofoca la individualidad, sea cual sea el nombre que se le dé, es despotismo) simpatizara con las promesas de felicidad colectiva que propugnaba el socialismo.

Su acercamiento a las ideas socialistas no fue una contradicción ideológica, sino fruto, precisamente, de una maduración ideológica. Stuart Mill se anticipó a su época y supo ver las bondades del socialismo, pero sin renegar por ello del imperativo deber de preservar las libertades individuales.

Las democracias modernas, hoy, intentan superar la sempiterna dualidad liberalismo vs socialismo, dando lugar a nuevos posicionamientos ideológicos: el socioliberalismo (mínima intervención estatal) y la socialdemocracia (máxima intervención posible del Estado). Ambas ideologías, como vemos, creen necesario que las sociedades libres y democráticas cumplan con dos preceptos incuestionables: garantizar la libertad individual y promover la justicia y el bien común. Las diferencias vendrán marcadas por el énfasis que se ponga en la defensa de uno u otro de estos preceptos.

Un saludo.
Última Edición: 12 Mar 2016 13:23 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado

España comunista. 12 Mar 2016 13:26 #35737

  • Avatar de
La desamortización fue en 1798, no en 1978. Aparte de ser intelectual, estimado compañero, hay que parecerlo.

Saludos intelectuales B)
El administrador ha desactivado la escritura pública.

España comunista. 12 Mar 2016 13:45 #35740

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Jajajaja, y si se quiere ser un buen manipulador y embaucador no hay que editar los mensajes para tapar los errores que te señalan.
Además, gorrión, tanto da 1789 o 1978. La desamortización de Mendizábal no fue en ninguno de esos años.

Ahora en serio, me gustan las ocurrencias si son inteligentes, como ya te reconocí cuando me caricaturizaste (no lo consideré un intento de ridiculizarme) al bautizar con el nombre de "Herrmonomundo" la imagen de tu avatar. Fue ocurrente y divertido. Sin embargo, no me gustan tus juegos malabares pueriles, absurdos y sin gracia. Para eso, y no te ofendas, también hay que ser muy inteligente, como lo eran los cracks de "Faemino y Cansado".

Un saludo jocoso.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Conrado, , Boris de Mountbatten

España comunista. 12 Mar 2016 21:51 #35743

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4746
Herrgoldmundo escribió:
He decidido, aunque sé que es tontería y pa ná, traer al foro mi tesis-reflexión que sostiene que "España es comunista".
Se que es tontería hacerlo, porque las mentes más preclaras (no diremos nombres) estarán sin duda de acuerdo, aunque con posibles matizaciones o discrepancias, con el núcleo fuerte de mi tesis: en España nunca arraigaron las ideas liberales.
También sé que hago este esfuerzo "pa ná", porque las mentes cerriles y alcornoqueñas, que desde hace tiempo se obligaron a no ver, seguirán optando por hacer gala de sus fingidas cegueras y obviarán cualquier argumento, por muy razonado y/o fundamentado que éste se les pueda presentar.

A mí tus reflexiones me sirven de muchísimo. Y agradezco que la disidencia liberal se exprese de manera no vehemente y filosófica. No hay muchas voces liberales liberales en el foro. Y las pocas que hay han tenido que aguantar lo que está y lo que no está escrito. Un hecho más que demuestra lo que dices: España no es ni mucho menos liberal. No existe en España ninguna formación política liberal con aspiraciones de tener representatividad política.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 12 Mar 2016 21:57 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo, Boris de Mountbatten

España comunista. 12 Mar 2016 22:34 #35746

  • Kork
  • Avatar de Kork
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 42
  • Gracias recibidas 59
¿puede un malthusiano ser liberal?
El administrador ha desactivado la escritura pública.

España comunista. 12 Mar 2016 22:36 #35747

  • Avatar de
Estimado Herrgoldmundo, yo no he salido de la nada apareciendo aquí "en media res" para jugar con los habituales de este espacio o para hacerme el graciosete de turno, o el que se dedica a hacer sutiles juegos, o bonitas frases. Mi cometido dista mucho de la mera autocomplacencia; no es mi propósito pasar el rato escribiendo un mensaje tras de otro cada vez más absurdo que el anterior...
Yo busco haceros llegar un presente, haceros participes desinteresadamente de mi experiencia de caminante.

Vosotros, usuarios de este académico foro, os encontráis en vuestras acogedoras haciendas, arropados por cómodas y confortables mantas que de toda inclemencia protegen, alejados de todo verdadero sufrir y lamentación. Muchos quebraderos de cabeza me han asaltado en el pasado, mucha pena ha sido la causante de mi apesadumbrado espíritu. Ninguno de vosotros sabéis lo que se siente ante la desesperación y pena más absolutas, ninguno conoce lo deshumanizada que puede llegar a ser esta sociedad en apariencia gentil y bondadosa. Yo he sido indigente durante ocho meses. He soportado dos palizas mientras dormía en parques, he soportado el frio paralizador del invierno a la intemperie, las miradas condescendientes de los transeúntes, la pasividad e indiferencia de la sociedad, días enteros sin comer, la lluvia interminable cayendo sobre mi, las aterradoras tormentas, etc etc. yo conozco de sobra la hipocresía absoluta de esta sociedad, su profunda insolidaridad y crueldad. Vosotros confiáis al igual que yo en un principio en este sistema establecido, y os creéis seguros formando parte activa suya. Mas eso es una gran falsedad, toda esa aparente seguridad y garantía se esfuma en la medida en que tu situación socioeconomica empeora. Nadie quiere saber sobre los vagabundos y los desamparados, y por ello son marginados e ignorados por esta sociedad clasista. esa es la mayor ignominia de esta sociedad.
por tanto Herrgoldmundo no me llames manipulador ni embaucador, y mucho menos pueril, puesto que se demasiado sobre lo que hablo.

PD.: yo también te pediré que no te enojes al leer esto.

saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

España comunista. 12 Mar 2016 23:02 #35748

  • Hugo
  • Avatar de Hugo
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 36
  • Gracias recibidas 41
Que España (y el resto de países) es colectivista en sentido negativo me parece un hecho.

Que el liberalismo es colectivista y "liberticida" me parece otro hecho.

Que los que llevan la batuta en el foro con un mayor número de publicaciones (al menos durante el último año) son liberales también me parece un hecho.

Que la "disidencia liberal" no es tal ni en el foro ni en la calle (más allá de algunas diferencias aristocratizantes entre unos y otros) me parece otro hecho.

Que el politicismo de muchos hilos del foro ha sido fomentado en mayor medida por los liberales (hasta el punto de acabar hablando de partidos políticos, etiquetando políticamente al contrario, etc.) me parece otro hecho.

Que soy un plasta es otro hecho ;)
Última Edición: 12 Mar 2016 23:10 por Hugo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

España comunista. 12 Mar 2016 23:37 #35749

  • Conrado
  • Avatar de Conrado
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 5941
  • Gracias recibidas 4746
Tus cuestiones de hecho, Hugo, tienen mucho de juicios de valor. Y eso es un hecho.

Y también es un hecho que enseguida os tiráis de cabeza a la mínima que aparece algo de disidencia liberal (para la poca que hay...). Y no me refiero sólo a este foro, que también. Supongo que los liberticidas (no me refiero a nadie en particular) no están acostumbrados a la disidencia. Y menos si ésta viene con nombre y apellidos (¿y si cundiese el ejemplo?). La libertad tiene un precio altísimo. Algunos, muy pocos, estamos dispuestos a pagar, si fuese necesario, el precio más alto. Pero que nadie se asuste. Esto no es nada nuevo de ahora. Y eso también es un hecho.

Está clarísimo que España es un país que camina hacia el dizquecomunismo liberticida que, por supuesto, tendrá de comunista únicamente el autoritarismo político. Y eso es un hecho. La crisis del 2007 ha ayudado a ello. Y eso es otro hecho. No en vano Podemos ha nacido gracias a ella. Y es que las crisis económicas conducen a crisis sociales. Y éstas, a su vez, a regímenes fascisto-comunistas. Y eso es un hecho que cualquiera puede contrastar leyendo algún libro de historia universal contemporánea.

Como también es un hecho que por más comunista que sea ya España para los liberticidas nunca será suficiente. Y allí donde hay tendencia al comunismo siempre verán neoliberalismo por aquello de no cejar en el empeño. Pero, insisto, compárese la "derecha" española -antiliberal y socialdemócrata, por supuesto- con las ideas del partido republicano de EE.UU, que sí es más o menos liberal. En España estamos a años luz de eso. Lástima.

Es un hecho que España, sin haberse materializado todavía en un régimen comunista, camina irremediablemente hacia un régimen despótico. Gracias, sobre todo, a la cobardía de la "derecha". Y esto es un hecho que viene de antiguo como Ricardo de la Cierva nos recuerda en su libro La derecha sin remedio (1987). En 1987 no tenía remedio. En 2016 la derecha resulta simplemente inexistente. Como siempre dice el liberal Juan Ramón Rallo, lo único que hay en España es un gran consenso socialdemócrata. Le falta añadir al pensador liberal que, además, de tendencia comunista. Rallo es demasiado comedido para mi gusto. Hay cuestiones, como la libertad o la unidad de España, que, en mi opinión -y esto sí es un juicio de valor que no espero sea compartido por todo el mundo- nunca serán defendidas con la suficiente contundencia. Y ello porque tampoco para los liberticidas España será suficientemente comunista, como estamos viendo por estos foros. No queda más remedio, pues, que hacer frente a eso, si es que se cree en la unidad de España y en la libertad, claro.

Y también es un hecho que el comunismo suele triunfar allí donde no gobierna. Hasta que se le ven las orejas al lobo. Pero entonces ya es demasiado tarde.

Otro hecho es que los regímenes intervencionistas traen ausencia de libertades, derechos humanos y miseria en abundancia, sobre todo para las clases menos pudientes. Que encima son las que dicen que van a salvar. Como si mamá Estado estuviese para eso, para solucionar los problemas de nadie en particular (desgracias sobrevenidas al margen). Véase la situación de la actual Venezuela.

Es un hecho que la gente vive más en libertad en EE.UU., Canadá, o la UE que en Corea del Norte, Venezuela, China y etc. De hecho, es un hecho que en ninguna democracia liberal hay nada parecido a la lo de las cláusulas antisuicidio de los comunistas chinos. Y es que ya se sabe. En la dictadura del proletariado no tiene uno derecho ni a suicidarse. Tampoco para el catolicismo, por cierto.

Otro hecho es que hay demasiado dizquecomunista -ultracapitalista de discurso comunista- luciendo sus productos Apple, por más que éstos sean fabricados en lugares donde los trabajadores tiene prohibido suicidarse por no soportar las larguísimas jornadas laborales.

Es también un hecho que aunque las democracias liberales no son perfectas, se trata de los regímenes políticos donde sus ciudadanos, que no súbditos, como en los regímenes comunistas, gozan de mayores cotas de libertad.

Y otro hecho es que la mayoría de liberticidas critican a los regímenes tímidamente liberales desde esos mismos países liberales. Pero ninguno de ellos hace las maletas hacia alguno de los pocos países marxistas que quedan. Vamos, como Marcuse.

Otro hecho más en el que sólo yo llevo insistiendo desde hace tiempo es el de que el comunismo lleva ya más de 100.000.000 de muertos (60 millones sólo en China) en todo el mundo y que, por supuesto, ningún liberticida dice ni mu. Claro, todo la historia anterior está permitida con tal de alcanzar en la Tierra el imposible milenario reino de la equidad que, naturalmente, nunca llegará.

Pero sobre todo, es un hecho que ahora mismo los hechos no cuentan para casi nada. Sólo cuentan las realidades hipostasiadas, la propaganda marxista (hecha por multimillonarios ultracapitalistas) y los estereotipos. De modo que aunque España vaya hacia el comunismo podrá decirse tan tranquilamente que en realidad España es neoliberal. Porque además, es un hecho que hay gente -demasiada- que se lo cree.

Y el hecho más lamentable de todos a día de hoy, sin duda, es que a pesar de que todo lo anterior es sabido y conocido, haya gente que por unos míseros 1.000€ al mes (trabajadores dependientes de jefes, empresas o administraciones dizquecomunistas) justifique lo injustificable. Y éste es el hecho más desgraciado.
David Feltrer Bailén Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Graduado en Filosofía (UNED - febrero de 2016)
Estudiante del Máster en Filosofía Teórica y Práctica (UNED - octubre de 2018)
Estudiante del Grado en Geografía e Historia (UNED)
Última Edición: 13 Mar 2016 00:07 por Conrado.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Estilpon, Papageno, Herrgoldmundo, Boris de Mountbatten
Tiempo de carga de la página: 0.242 segundos