Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico.

La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico. 04 Abr 2016 12:16 #36184

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Hola Herrgoldmundo

El problema es qué se entiende por Ser y si es cierto que en todo Da-sein mora el Ser. Si por Ser se entiende una Realidad-Fundamento que nos hace ser, independientemente de cómo se la describa individual e históricamente, eso es precisamente lo que ha entrado en crisis con la modernidad. Es que lo que ha entrado en crisis es precisamente la consideración de que exista el Ser, y por tanto, de que éste habite en el Da-sein.
Es que lo que acontece en la actualidad (mundo occidental) no es que el Da-sein considere que su verdad es la más buena y justa sino que no existe tal verdad, y por tanto, que more en el Da-sein. Yo podré estar o no de acuerdo en que hay que seguir preguntándose por el Ser pero una cosa es lo que yo opine y otra cuestión es lo que sociológicamente se esté dando.

Dices: ¿Qué quiere decir que la esencia del Ser o lo absoluto ya es en el Dasein?
Quiere decir, ni más ni menos, que cada Dasein individual ya está predeterminado por unos apriorísticos condicionantes psiconeurológicos.


Independientemente de ese presunto determinismo si por condicionantes psico-orgánicos (biología, inteligencia, sentimiento y voluntad) te refieres a que orgánica y culturalmente el Da-sein está predeterminado a la creencia en lo absoluto o en el Ser pues simplemente no estaría de acuerdo. Sí, el hombre podría estar determinado, aunque yo no lo comparto, por unos determinados factores pero no por ello todos los Da-sein estarían condicionados a la creencia en el Ser o en el Absoluto. Es que precisamente esto último es lo que acontece en la actualidad.


Dices, Herrgoldmundo: “Si, además de conocer íntimamente a mi yo (mi ser-en-sí) también soy consciente de la realidad de mis circunstancias (ser-ahí), entonces concluyo que poco, o nada, puedo defender en un país cuya esencia es, precisamente, comunista; una esencia totalmente contraria a la mía propia.
¿Y cómo defiendo, entonces, mi moral, mi verdad y mis valores?
Primero, instándome a sobrevivir (conservarme); y, segundo, obligándome a ser mejor para crecer y garantizar el futuro de los míos. Los míos, mi familia, se convierten así en un pequeño Dasein colectivo o histórico; yo sé que mi ser-es-para la muerte, pero mis hijos y los hijos de mis hijos me sobrevivirán.”

Sí, claro, pero es que eso solo te sirve a ti o a los que piensan igual que tú. Si tú no puedes aportar ninguna razón más valida que la de los demás debido a tu relativismo moral lo único que podrás decir es que la verdad y los valores “creados” por ti son mejores para ti que para los demás. Otra persona podrá decir que los valores y la verdad “creados” por él son mejores que los tuyos. Precisamente esa es la razón por la cual Occidente se encuentra en la actualidad en este estado.
Si no abandonamos el relativismo moral, Occidente seguirá perdido y desorientado. Y lo que sigo sin entender es cómo desde el relativismo moral que defiendes pretendes encontrar una salida a la situación en la que se encuentra sumido occidente cuando es precisamente ese relativismo moral el que ha postrado a Occidente.

O dicho de otra forma, si tú no eres capaz de dar razones objetivas de por qué es mejor un estado democrático que un estado teocrático o por qué es más valioso tratar con respecto a las mujeres en vez de extirparles el clítoris, más allá de decir que estamos determinados orgánica y culturalmente y que todo valoración es meramente subjetiva pues entonces yo no veo ninguna salida a la actual crisis en la que se encuentra sumido Occidente.


Un Saludo
Última Edición: 04 Abr 2016 12:28 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo

La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico. 05 Abr 2016 09:39 #36187

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Hola Elías.

Escribes:
El problema es qué se entiende por Ser y si es cierto que en todo Da-sein mora el Ser

Cierto, ahí radica el problema de lo que tratamos.

Sigues:
Si por Ser se entiende una Realidad-Fundamento que nos hace ser, independientemente de cómo se la describa individual e históricamente, eso es precisamente lo que ha entrado en crisis con la modernidad

Sí, lo que ha entrado en crisis con la Modernidad es la interpretación tradicional del Ser, entendido este como Realidad-Fundamento.

Sigues:
Es que lo que ha entrado en crisis es precisamente la consideración de que exista el Ser, y por tanto, de que éste habite en el Da-sein

Bueno, discrepo de esta conclusión tuya. No creo que la crisis consista en que se cuestione la existencia del Ser, sino en que, a partir de la modernidad, el Ser se interpreta desde otras perspectivas o maneras diferentes a la tradicional.
Tú y yo estamos de acuerdo (eso creo) en referirnos al Ser como una Realidad-Fundamento para diferenciarlo de Dios, ente supremo. Pero aunque la generalidad de los hombres-sujeto (hombres-masa en la acepción orteguiana) digan que Dios no existe, es decir, que no existe un Ser Realidad-Fundamento, en realidad no se están refiriendo a lo mismo que nosotros; no se refieren a la esencia u origen, a ese "algo" que hace que el Dasein sea más que la nada, sino que están pensando en un ente prepotente de jerarquía superior que determina sus vidas imponiendo unos concretos valores éticos-morales.

Lo que está sucediendo no es una pérdida en la creencia de la Realidad-Fundamento (Dios en su acepción más tradicional, o ese "algo más que nada" que es esencia del hombre) sino que se ha realizado una sustitución de la misma, es decir, la sustitución de Dios (y sus valores) por otros dioses y sus respectivos nuevos valores.
Como bien señalara Heidegger, el Dasein es creyente sí o sí, pues en su propia esencia se halla el sentido del Ser, y, por ello, el Dasein se ve abocado, quiera o no quiera, a la necesidad de preguntarse por su ex-sistere (la vida y la muerte).

Sigues:
Es que lo que acontece en la actualidad (mundo occidental) no es que el Da-sein considere que su verdad es la más buena y justa sino que no existe tal verdad, y por tanto, que more en el Da-sein.

No, yo no creo que el Dasein considere que no existe la verdad.
Hablemos en otros términos para entendernos mejor, y para ello hagamos algo que disgusta mucho a nuestros amiguetes del igualitarismo (quizás tu gusto estético también se sienta ofendido), pero que resultará muy pedagógico para que podamos comprender el grave tema que tratamos.

Te propongo que, a partir de ahora, en vez de referirnos al Dasein, diferenciemos entre hombres-sujeto (masa) y pastores del Ser (aristos). Convengamos, si no tienes demasiados inconvenientes y/o escrúpulos morales, en advertir que existen dos clases de hombres:

1) Hombres-masa despreocupados por el Ser.

2) Aristos o pastores del Ser, que se obligan a preguntarse y mostrar cuidado por el Ser.

Si hacemos esta distinción vemos con claridad que no es que el Dasein se haya olvidado del Ser, ni mucho menos que ya no crea en la verdad, por mucho que pretenda autoengañarse proclamando la triunfante soberanía del relativismo. Lo que sucedió, a partir de la Modernidad, es que la Razón pretendió liberar al hombre de manera equivocada, es decir, desenmascarando las mentiras que subyacían en las tradicionales creencias ideológico-religiosas tradicionales. La Razón desnudó al hombre de esencia en la medida que iba perdiendo su carácter aristoi, como pastora del Ser, y se tornaba igualitarista y mundana (olvidándose del Ser).

La Razón, renegando de la metafísica, limitó su conocimiento al mundo físico y material, y se despreocupó del espíritu del Dasein, de su ser-en-el mundo.
Sin pastores, o peor aún, a través del concurso de pastores ebrios de errada racionalidad, el hombre se convirtió en sujeto; se transformó en hombre-masa.

Pero el hombre-masa, aunque despreocupado por el Ser, sigue siendo Dasein, es decir, su esencia sigue estando determinada por su ser-ahí en el mundo. Y en tanto que ser-ahí, sigue angustiado y necesitado de fundamentos que den sentido a su existencia.
Así, el hombre-masa, que proclama orgulloso que todo es relativo y que no existe la verdad, en realidad lo que está proclamando es que existen muchas verdades y que lo que no existe es la verdad de sus padres.
¡Claro que el hombre-masa cree en la verdad! ¡En su particular y subjetiva verdad! Cree en la única verdad que la diosa Razón le enseñó a creer. ¿Y qué le enseñó la diosa Razón? Pues que la verdad de sus padres, la que entendía la Realidad-fundamento como ente supremo que determinaba sus vidas (Dios) no existía, y no podía existir, no porque pudiese demostrarse la no-existencia de Dios, sino porque los valores sublimes y supremos en los que se sustentaba dicha Realidad-Fundamento eran injustos y los mantenían esclavos al servicio de los mismos.

Lo que hizo el hombre-masa, sin la Realidad-fundamento de sus padres, fue creer en otras verdades y en otras realidades-fundamento. ¡Claro que siguió creyendo en la verdad! ¡En otras verdades, en sus verdades!
Desde su soberbia crecida, a la que le insta su perverso igualitarismo, el hombre-masa se cree un diosecillo intocable; ya no cree en reyes, ni en dioses ni en tribunos, pero, a cambio, se convierte en ferviente y dogmático creyente de otros dioses y realidades-fundamento: socialismo utópico, misticismos orientales, teorías de la liberación para todos los gustos y de todos los colores...

Por tanto, niego tu afirmación: No es que el Da-sein considere que su verdad es la más buena y justa sino que no existe tal verdad, y sostengo que, en realidad, está sucediendo todo lo contrario; ahora, más que nunca, el Dasein cree en nuevas verdades más buenas y justas que las de sus padres. ¿Le preguntamos a un comunista cualquiera? :)

Concluyo:

El problema, por tanto, no es que el actual Dasein histórico de Occidente no crea, sino que dicho Dasein colectivo está conformado, mayoritariamente, por hombres-masa que sí que creen en la verdad, pero no en la verdad de sus padres; no creen ya en la verdad de una Realidad-Fundamento tradicional.
¿Y que supone dejar de creer en una Realidad-Fundamento tradicional?
No supone dejar de creer en el Ser; ni quiere decir que no crean en la verdad (¡habrá creyente más dogmático que un rojo!).
Decir que nuestras actuales sociedades ya no creen en la verdad tradicional de nuestros padres tan solo significa, y es muy grave, que ya no creen en valores sublimes y supremos de sacrificio, trabajo y superación, obligación y deber. Lo que quiere decir es que ahora creen en otras verdades y en otros valores.
Última Edición: 05 Abr 2016 11:42 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico. 05 Abr 2016 12:31 #36189

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Hola Herrgoldmundo:


Dices: “Lo que está sucediendo no es una pérdida en la creencia de la Realidad-Fundamento (Dios en su acepción más tradicional) sino una sustitución de la misma, es decir, la sustitución de Dios (y sus valores) por otros dioses y sus respectivos nuevos valores.”

Pues yo no estoy tan seguro de ello. Porque lo que está ocurriendo, según yo lo veo, no es la sustitución de una determinada concepción sobre una realidad trascendente por otra concepción de dicha realidad trascendente sino la aceptación acrítica de la no existencia de una realidad trascendente que se sustituye por una realidad inmanente a la cual se le aplican las categorías que se le aplicaban a la realidad trascendente. Pero este cambio de lo trascendente por lo inmanente, independientemente de las categorías aplicadas, supone un cambio radical.

Porque ahora ya no se cree en la Verdad sino en la verdad. Ahora ya no cabe hablar de unum, bonum verum et pulchrum. Antes la Verdad (verum) era consustancial al Ser o a la Realidad-Fundamento. Efectivamente, tienes razón al decirnos: “Decir que nuestras actuales sociedades ya no creen en la verdad tradicional de nuestros padres tan solo significa, y es muy grave, que ya no creen en valores sublimes y supremos de sacrificio, trabajo y superación, obligación y deber. Lo que quiere decir es que ahora creen en otras verdades y en otros valores.”
Sí, lo que ocurre es que no se ha sustituido una verdad por otra verdad sino que se ha negado la existencia de la Verdad y se la ha sustituido por verdades. Y esto, y ya se esté o no de acuerdo con ello, supone, y como ya he dicho, un cambio radical.

Dices, Herrgoldmuno: “Como bien señalara Heidegger, el Dasein es creyente sí o sí, pues en su propia esencia se halla el sentido del Ser, y, por ello, el Dasein se ve abocado, quiera o no quiera, a la necesidad de preguntarse por su ex-sistere (la vida y la muerte).”

Sí, efectivamente, pero no es lo mismo que se responde desde el horizonte de la trascendencia que desde el de la inmanencia.


Nos hablas Herrgoldmundo de dos tipos de hombres:

1) Hombres-masa despreocupados por el Ser.

2) Aristos o pastores del Ser, que se obligan a preguntarse y mostrar cuidado por el Ser.

Sí, efectivamente, a esos tipos es a los que Heidegger denominó Dasein inauténtico y auténtico respectivamente.


Ahora bien, lo que no logro entender de tu postura, y discúlpame si te estoy malinterpretando nuevamente, y según comentarios pasados, es que el Aristos se “crea” (no “construye”) sus propios valores y sus propias verdades. Pero es que un Aristos no puede “crearse” sus propios valores y sus propias verdades sino que tiene que estar a la “escucha” atenta del Ser. Será éste el que le “revele” los valores y las verdades que él aristócratamente tendrá como obligación defender. Y es esto último lo que lo convertirá en un Aristos.
Y digo esto porque me da que has negado sistemáticamente la existencia de una verdad y de unos valores “revelados” y que tu postura consiste en la consideración de que un Aristócrata se “crea” su verdad y sus valores que defenderá contra viento y marea.

Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo

La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico. 05 Abr 2016 14:28 #36192

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Hola Elías.

Dices:
Pues yo no estoy tan seguro de ello. Porque lo que está ocurriendo, según yo lo veo, no es la sustitución de una determinada concepción sobre una realidad trascendente por otra concepción de dicha realidad trascendente sino la aceptación acrítica de la no existencia de una realidad trascendente que se sustituye por una realidad inmanente a la cual se le aplican las categorías que se le aplicaban a la realidad trascendente. Pero este cambio de lo trascendente por lo inmanente, independientemente de las categorías aplicadas, supone un cambio radical.

Sí, entiendo lo que quieres decir. Por eso señalé que el Ser como Realidad-Fundamento podía interpretarse como un ente supremo (Dios) o como ese Ser (esencia trascendente) que nos constituye como "algo más" que Nada.
Lo que intenté explicarte fue, precisamente, que yo creo que ambas acepciones del Ser son trascendentes. Desde el momento en que el Dasein se siente o se intuye "algo más que nada", ya está considerando en su ser-en sí, y sea o no consciente de ello, la presencia de una esencia que le trasciende.

Por eso defiendo que el cambio radical no está en el hecho de haber trocado una realidad trascendente por otra inmanente. Lo que sostengo es que la transvaloración de unos valores (sublimes y supremos) por otros más mundanos, también se ha realizado a través de una meditada reflexión metafísica, y no exclusivamente desde un relativismo nihilista.

No sé si consigo explicarme, pero lo que intento decir es que, aunque el Dasein inauténtico (hombre masa o sujeto) proclame que la Verdad (en mayúsculas) no existe, en realidad sus hechos le delatan, y a nosotros nos permiten desenmascarar sus autoengaños.

¿Por qué alguien que se proclama ateo se convierte, sin embargo, en un fiel seguidor de creencias budistas, por ejemplo?

Pues porque aunque la Razón le grite fuerte en el oído que no existe una Verdad absoluta y universal, al mismo tiempo la esencia del Ser, que está en él, intuida o pre-sentida como prefieras, le susurra que sí, que necesita y anhela ser "algo más que nada".

La Razón grita alto y fuerte, pero el Ser solo nos susurra, y ese es el motivo por el que debemos permanecer atentos y expectantes, porque es mucho más difícil escuchar e interpretar el débil susurro del Ser que el grito atronador, orgulloso y prepotente, de la Razón.
Así, nuestro budista también creerá en una realidad trascendente; también se reconocerá como un ser que es "algo más que nada", aunque su alternativa humildad antropológica no crea en un Ser Realidad-Fundamento tradicional.

Otro ejemplo:

El dogmático comunista dirá y gritará que no cree en Dios, pero, al tiempo, no podrá evitar intuirse como "algo más que un animal"; pre-siente que en-él hay un plus de esencia que le diferencia de otros seres vivos. Y este plus, que le trasciende, le insta a creer en otro dios: el suprematista Estado socialista.

Volveré más tarde con mi tesis sobre lo que significa, en mi parecer, ser aristoi. Ahora me reclaman mis deberes.

Un saludo.
Última Edición: 05 Abr 2016 14:55 por Herrgoldmundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

La serie de tv "Vikings" y el Dasein histórico. 05 Abr 2016 16:26 #36194

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1718
  • Gracias recibidas 1483
Hola Herrgoldmundo

Dices: “El dogmático comunista dirá y gritará que no cree en Dios, pero, al tiempo, no podrá evitar intuirse como "algo más que un animal"; pre-siente que en-él hay un plus de esencia que le diferencia de otros seres vivos. Y este plus, que le trasciende, le insta a creer en otro dios: el suprematista Estado socialista.”

Creo que en el fondo estamos bastante de acuerdo. Efectivamente, el dogmático comunista dirá y gritará que no cree en Dios. No será Dios quien constituya al hombre, y por tanto, quien verdaderamente lo haga ser. Lo que dirá es que quien verdaderamente lo hacer ser, es decir, quien lo constituye realmente, es el Estado socialista. Y por tanto el nuevo Dios será el Estado socialista. Éste será el poseedor de los atributos del abatido Dios anterior. Pero a diferencia de aquel Dios trascendente éste será un Dios en la Tierra, un Dios inmanente. Pero más que el Dios del Nuevo Testamento el nuevo Dios se habrá encarnado en el Dios del Viejo Testamento o en los Dioses del mundo griego. Dioses de la ira, caprichosos y arbitrarios.


Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.190 segundos