Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Coronavirus: una controversia filosófica

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 16:35 #55241

  • leira89
  • Avatar de leira89
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 284
  • Gracias recibidas 704
Silvanus escribió:
Lo que no creo es en ninguna esencia. Tipo como lo plantean los holandeses, que van un poco de sobrados: "los españoles son vagos porque son del sur, y los alemanes son puntuales y trabajadores porque son del norte".

Para que veáis como nos quieren por allá

El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, Silvanus

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 16:59 #55242

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1156
  • Gracias recibidas 1104
leira, no sé si yo creo en la esencia de que habla Silvanus (supongo que tal vez sí), pero aparte de quién va a pagar esa renta y de si servirá para algo además de para prolongar la mendicidad del país, me planteo lo que sigue: ¿cómo se va a controlar que los receptores tienen derecho a esa renta?
Los que siempre vemos problemas somos los malos, y los que lo ven todo de color de rosa, con alegría, optimismo y empatía con los oprimidos son los buenos, pero ya mi querido Maquiavelo decía que el infierno debe de ser mucho más interesante que el cielo, así que no me preocupa ir allá :lol:
Piensa en que esto es España. Como leí a un señor muy ingenioso hace poco, buena parte de la población se ha pasado la fase O de la epidemia inventándose modos de esquivar la cuarentena, y el resto de fases da igual porque cada cual sale ya cuando le da la gana. Aún hoy aparecen no pocos fontaneros, electricistas y similares con lo de bueno, te doy sólo este papelito y así te ahorras el IVA, la economía sumergida representa el ? (alguien me lo podrá decir) del PIB, la figura del sujeto que con una mano cobra el paro y con la otra en negro por las chapuzas que realiza es en España tan icónica como Don Quijote. Si aquí todos tratamos de robarnos los unos a los otros. ¿Que también lo hacen en otros países? No digo que no, pero no es excusa, y además no creo que le echen tanto entusiasmo como nosotros. ¿Ves por dónde voy?
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, Silvanus, leira89

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 19:31 #55244

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1802
  • Gracias recibidas 1602
Francamente, me ha resultado muy estimulante lo que dijo nuestro compañero: “Lo que no creo es en ninguna esencia. Tipo como lo plantean los holandeses, que van un poco de sobrados: "los españoles son vagos porque son del sur, y los alemanes son puntuales y trabajadores porque son del norte".


Yo no creo tampoco en ningún tipo de esencialismo pero parte de razón hay encerrada en esa frase. Aunque en realidad lo que se está pretendiendo decir es lo siguiente: “Los españoles son vagos porque son católicos, y los alemanes son puntuales y trabajadores porque son protestantes”.

Todos conocerán a Max Weber y su: “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”

En primer lugar decir que para un empresario protestante, y si es verdaderamente protestante, su fin último no es un enriquecimiento per se. La finalidad última radica en la ética, o mejor dicho, en una determinada concepción religiosa.

¿Cuál es ese concepción que diferencia al protestantismo del catolicismo y que dio lugar al capitalismo? Pues la creencia en la predestinación. Para aquellos que creen en la predestinación el hombre (juntos con sus obras y acciones) no puede hacer absolutamente nada para obtener su salvación. El hombre ya está salvado, o condenado, independientemente de las obras que ejecute en su vida. En cambio, para un católico sus obras contribuyen a la salvación o a la condenación.

Imagínense el universo psicológico imperante en aquellas personas temerosas de Dios que no saben si van a ser salvadas o no. ¿Qué hacer? O mejor dicho, que más da lo que se haga, si uno está salvado o condenado de antemano, y por tanto, independientemente de su obrar.

¡Ah!, pero todo problema tiene su solución. ¿Y cuál es ese solución? Pues recurrir a las “señales”. ¿Pero qué indican esas “señales”? Pues “señalan” que de alguna forma una persona está en el buen camino; en el camino de la salvación. ¿ Y en qué consisten esas “señales”? Pues en la prosperidad. La prosperidad en una “señal” de que se está en el buen camino. ¿Qué habrá que hacer por tanto? Pues obviamente buscar la prosperidad. Cuanto mayor sea la prosperidad mayor es la intensidad de la “señal”. He aquí el origen del capitalismo. En fin, es fácil de adivinar qué pasará con aquellos que no porten esa “señal”. Para un católico el que no se porte la prosperidad no es señal de nada.

Pregunte a un católico y a un protestante si está de acuerdo con Mateo 19, 23-30: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos”

Si el “norte” tiró por el lado de la prosperidad no fue porque fueran más inteligentes o más industriosos. Si se aliaron con la prosperidad fue por la necesidad de acallar ese “temor y temblor” que anidaba en cada uno de ellos. Esto último es lo que no acontece en el universo católico ( en el “sur”).

En el universo católico lo que “santifica” es el trabajo. En el universo protestante lo que “santifica” es la prosperidad. Por eso un católico puede estar trabajando más horas que un protestante en la creencia de que el trabajo por el trabajo “santifica” mientras que un protestante trabajará menos horas, pero más eficientemente, porque es esa eficiencia lo que les asegura la prosperidad.

Bueno, ¿y quién tiene razón? Pues ninguno de ellos desde mi punto de vista. El protestante no estará interesado en aquellos que no porten el signo, o mejor dicho, la “señal” de la prosperidad, porque considerará que ello se debe a una naturaleza vaga e indolente. Pero es que un católico no buscará la prosperidad de los pobres y los débiles en la creencia de que ya se salvarán con sus solas acciones. Creo que lo mejor sería hacer más protestante el catolicismo y hacer más católico el protestantismo.

Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, leira89, Alma

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 20:57 #55246

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1156
  • Gracias recibidas 1104
La referencia a Weber, cuya obra no recuerdo si he leído o no, pero me la he encontrado tantas veces que es casi como si la hubiera leído, me recuerda a Durkheim y "El suicidio". Por algún motivo cuando leo sobre uno de ellos pienso en el otro, sin hallar un nexo común, pero tal vez ese nexo sea la religión. Durkheim vio que había más suicidios en Alemania que en Francia. Pero, ¿los alemanes se suicidan más porque son alemanes o porque son protestantes? Se fijó en las regiones sureñas, como Baviera, y allí las tasas de suicidio eran mucho más cercanas a Francia que al norte de Alemania. Se encontró pues que el suicidio era más común en las regiones protestantes que en las católicas. Esbozó su teoría, cómo no: el catolicismo se reúne en torno a un líder (el Papa) y a un texto (la Biblia, en especial el Nuevo Testamento) y tiene un mayor sentido de unidad. En cambio, en el protestantismo falta la cohesión. La libre interpretación de la Biblia y la ausencia de una autoridad que centralice la misma, según Durkheim, hacen que el creyente esté más perdido, lleno de dudas, y tenga más dificultad para interactuar con los demás. Y ese aspecto se puede trasladar al resto de ámbitos. En los países de tradición católica se tiende más a "hacer piña", mayor importancia de la familia, de las relaciones sociales, que se quiera o no restan tiempo al trabajo porque buena parte de la mañana se pasa en saludar a los compañeros para ver cómo les ha ido el "finde".
Recuerdo haber leído a un ejecutivo del norte, no recuerdo de qué país, que hablaba de sus experiencias después de haber estado por un tiempo trabajando en España. Según él, había apreciado una gran diferencia entre los españoles y el resto: que en los otros países en que había estado, la gente empezaba a trabajar a las nueve, mientras que en España se entraba a trabajar a las nueve.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, Silvanus, leira89

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 23:48 #55248

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 533
  • Gracias recibidas 708
No voy a criticarte, Silvanus, ya te he dicho más de una vez que respeto mucho tus puntos de vista, incluso en muchos estoy de acuerdo contigo. Sólo cojo una frase como introducción a lo que me ronda cuando leo según que cosas por ahí.

“Está bien la Renta Mínima, obvio. ¿Quién quiere que su vecino o un familiar se muera de hambre? Pero es que ya es un fracaso de la sociedad si tienes que ir a eso”.

Nadie quiere que a su alrededor haya miseria, ni pobreza, ni gente que no sabe por dónde salir. Yo he visto familias de tres y cuatro hijos cuyos padres (uno alcohólico, otro con un grado de C.I. bajo, o cualquier mezcla de ingredientes, todas válidas) no son capaces de tirar para adelante. He visto también gente (en el cien por cien de los casos mujeres), que se han dedicado al cuidado de sus padres (sí, lo hay aún, lo estoy viviendo en el pueblo de mi madre al que solía acudir con frecuencia antes del corona virus y que por supuesto seguiré yendo cuando se acabe esto, y lo he visto porque aunque le parezca mentira a los modernos de este foro y del mundo en general, aún existe el sistema patriarcal donde el padre retiene a su hija menor para que le cuide hasta que él se muera) y cuando han fallecido sus padres se han quedado con una casa y sin ingresos de ningún tipo. También he visto, no me lo han contado, he visto, una pareja que disfrutaba de sus pequeños ingresos con una tienda de artículos de artesanía, que ha tenido que cerrar porque en su día a día no ha podido soportar la debacle de estos meses sin ningún tipo de ingresos, y son gente de más de 60 años. Ni que decir de las mujeres que necesitan separarse de su maridos (su única fuente de ingresos) porque o la mata, o la mata, y además tiene que escaparse con uno, dos, tres hijos. En fin. Hay tanto caso. No necesito inventar. Los conozco. Celebro que muchos de los de aquí no se hayan topado con gente muy pobre, pero haberla la hay. Lo juro que la hay. Por eso la aprobación de la Renta mínima vital la he recibido como un verdadero alivio. Los compañeros que van a estudiar caso por caso, (trabajadores sociales, psicólogos), seguro que van a saberlo hacer muy bien, aunque algún caso de “geta” impenitente se le colará, es normal, siempre hay chupópteros, aunque serán los menos, seguro, como siempre.



O, por ejemplo, estas frases de Elías, sacadas de contexto seguramente, pero que me sirven como base para mi argumentación (nada contra lo que piensas, Elías, que es muy respetable, naturalmente):

“Desde mi punto de vista la renta mínima no va a servir de nada.” ó “Ellos, los políticos, saben que esta medida no va a servir de nada”

Pues al menos a la gente que he señalado ahí arriba sí le va a venir bien. Incluso varios van a conseguir que alguno de sus hijos haga el salto mortal a la sociedad de consumo y se “rehabiliten”, junto con su familia, como buenos ciudadanos.
De todas formas es muy demencial que haya gente que piense que, o se entra en el sistema, o quién no quiera se muere, porque es su decisión, y claro, se muere junto con su familia, o peor aún, será un pobre, junto con su familia, toda la vida.
Demasiados problemas nos da la sociedad de consumo como para no entender que hay gente que por lo que sea no es capaz de entrar en ella. ¿Y por eso nos los cargamos?. ¿Seguro que es una situación en la que a la gente le gusta estar?.

No es dramático que nuestro Gobierno ayude a unas cuantas familias. No lo es. La mayoría de nosotros queremos y disfrutamos la vida que nos ha tocado. La mayoría está pensando en su próximo viaje, su próxima casa, sus pequeños lujos. Muy bien. Adelante. Pero por favor, pensemos un poco en el familiar, amigo, vecino, conocido que no ha tenido la suerte que tenemos nosotros, y por lo que sea le ha tocado vivir el drama económico.
Dejemos al mundo fluir en paz. Y ayudemos en lo que está en nuestras manos.


Quizá mañana nos toque a nosotros.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, leira89, David Condis, Xna, Lapidario, sssuxxx, MonicaM

Coronavirus: una controversia filosófica 30 May 2020 23:55 #55249

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 533
  • Gracias recibidas 708
Silvanus escribió:

La constante fe.

Ante el miedo que se mete hasta dentro, ante la realidad que aplasta, pues la esperanza puesta más allá, un futuro mejor, y todo sobre un pensamiento repetitivo que interpreta el presente en crisis: es solo un paso mal dado, solo una excepción, etc.

Pero habría que analizarlo como lo hizo Ortega: señores, para caer, primero es necesario estar en lo alto. Cosa que no ha pasado jamás.

Lo malo es que ante esa crisis continua el ciudadano de a pie no posee ninguna fuerza. Solo el voto, o tal vez una revolución.

Pero si constantemente estás peleando por lo básico, si te agotas en lo mínimo para poder seguir respirando, jamás llegarás a la cima.

Y encima tenemos que aplaudir porque pagan para que no muera la gente.

Gracias! Encima de apaleado, agradecido!!!

Y atención, el otro polo es Vox. Que están justificando a Trump.

Es que, en fin, mejor me voy a estudiar. :silly:

Poesía pura. Gracias Silvanus.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus

Coronavirus: una controversia filosófica 31 May 2020 09:23 #55252

  • leira89
  • Avatar de leira89
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 284
  • Gracias recibidas 704
Hola elías

Déjame que intente añadir algunas cosas que se me vinieron a la mente leyendo tu comentario. Como sociólogo tengo el libro de Weber como una especie de Biblia, por cierto. Hace unas semanas Silvanus compartió en este mismo hilo un documental sobre la desigualdad en Alemania, en el que se hacía un seguimiento de la vida cotidiana de un multimillonario del sector inmobiliario. Me llamó mucho la atención sobre todo la insistencia de este hombre y sus allegados en tratar de explicar o justificar su posición: trabaja 12 horas al día, cuando viaja en coche o en bus tiene el ordenador encendido y sigue trabajando...

¿Por qué comento esto? Comparto fundamentalmente lo que nos has expuesto de Weber. De hecho en el cristianismo la usura y la acumulación eran más bien un pecado. Pero, fijándome en lo que comentas al final: ¿es posible que en Europa esté ya operando un híbrido ideológico -secularizado- de cristianismo y protestantismo? Porque yo sí que creo que en nuestro universo ideológico sí que opera la creencia de que la posición económica depende de «las obras» (que sería un elemento típicamente cristiano). Así lo vi en ese documental y lo he sentido fuertemente cuando he trabajado con gente del centro y norte de Europa.

Ahora bien, la cosa creo que es incluso más compleja. El teórico liberal Alfred Young dice que el capitalismo como sistema es fundamentalmente injusto, y que esa es su mayor virtud, ya que nadie soportaría que su posición económica se debiese a su propia ineptitud. Ahora bien, quizás sepamos que el capitalismo no es justo, pero, ¿qué es lo que creemos? Žižek habla de «creencias sin creyentes» y pone varios ejemplos: habla de Papá Noel, en esas ocasiones en que ni el niño cree ni los padres creen pero todos fingen creer. Habla también de congresos de Marxismo en Europa en los que se dice que la teología de la liberación es imprescindible para la emancipación de Latinoamérica, pues es la forma que el marxismo adopta y penetra por aquellas latitudes. Žižek dice que si en esos congresos preguntas: «¿Crees en ello de verdad?», la respuesta siempre son balbuceos.

¿Podría ser que esa configuración sea la que ha adoptado nuestra posición sobre el funcionamiento del sistema capitalista? Es decir, sabemos que el trabajo duro, la austeridad, la creatividad o el mérito no son directamente proporcionales al éxito o fracaso económico, y sin embargo decidimos creer que sí, porque de alguna forma esa combinación es funcional. O quizás sea una simple colonización ideológica. El empresario del documental de Silvanus duerme mucho más tranquilo creyendo que su posición de privilegio, desde la que influye decisivamente en vidas de miles de personas, es una posición merecida, cuyo origen está en su propio comportamiento en comparación al de los otros. Y los pobres que en el documental no podían permitirse pagar uno de sus pisos también pueden escoger creer que el trabajo duro, de alguna forma, terminará por recompensarles. Mejor es eso que no creer en nada. Por cierto, yo estoy con Silvanus en que esas creencias en una esencia son más bien prejuicios, precisamente por lo que acabo de comentar: esa creencia en que el trabajo duro y la austeridad son la llave de la prosperidad no sólo se usa de puertas para fuera (hacia los países del sur). También de puertas para dentro, en países como Alemania o Holanda, las diferencias de éxito económico entre personas se explican, de algún modo, acudiendo a una esencia. De clase, en este caso.

Alma:

Yo sé por donde vais. De hecho, te lo iba a comentar antes incluso de leer lo que ha puesto elías: yo creo que la renta mínima soluciona un problema muy concreto, que es la necesidad inmediata. Pero yo estoy convencido de que la gente no quiere rentas, lo que quiere es trabajar. No sé si recuerdas la última vez que hayas estado sin trabajo. A mí me pasó hace unos 6 años, tras acabar de estudiar, estuve un año en paro, viviendo de una renta mínima pagada por mis padres y trabajando de vez en cuando vendiendo seguros a comisión. Fue el peor año de mi vida, estar así te destroza la autoestima. Por eso, al margen de posibles trampas, ineficacia económica y demás problemas, yo creo que la renta mínima soluciona problemas materiales acuciantes pero no soluciona la anomia social a la que se ven sometidos quienes quieren trabajar y no pueden.

Ahora bien: yo la contemplo como solución de urgencia. Si hubiese una alternativa con la que escoger (trabajo garantizado, becas de formación profesional, etc.) pues quizás podría discutirse si es mejor la renta mínima o la alternativa, pero yo en este momento no veo una alternativa concreta.
Última Edición: 31 May 2020 13:07 por leira89.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, Silvanus, Xna, Lapidario, Luis12

Coronavirus: una controversia filosófica 31 May 2020 10:20 #55253

  • Demóstenes
  • Avatar de Demóstenes
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 673
  • Gracias recibidas 1005
Xna escribió:
Esos activos no tan atractivos serán los de el apartado b) pero los del a) son promociones enteras de unifamiliares o viviendas de pisos por toda España, en la sierra, en la costa. Se adquieren por fondos e inmobiliarias de los propios bancos cuya deuda "mala" queda fagocitada, las transacciones pasan de manos como primeras transmisiones, IVA, que en la cadena paga el consumidor final, se terminan las promociones o las ya terminadas, salen al a competir, limpias de deuda, de impuestos, la jugada es maestra.

Pueden ser los del apartado a) y los del b), dependiendo del grado de interés que susciten en los agentes que conforman la demanda de inmuebles. Lo importante es entender que ningún banco va a dejar pasar una oportunidad que se manifieste atractiva en el corto plazo o medio plazo. Si los activos que sirven de garantía son tan jugosos en este sentido, ¿por qué los voy a vender a un fondo de inversión? A propósito, las inmobiliarias de los bancos no “adquieren” los inmuebles, sino que son legítimas propietarias de los mismos tras ejecutar la garantía hipotecaria. El banco se encuentra con que tiene en su balance gran cantidad de inmuebles cuyo valor de mercado es considerablemente inferior al importe inicial del préstamo que concedió. Dispone de tres alternativas: mantenerlos en balance, lo cual puede generarle tensiones de liquidez; sacarlos a pública subasta y recuperar lo que se pueda; o vender la deuda y su colateral a un tercero a un precio pactado. Aquí entran en escena los fondos de inversión y otros, que adquieren una deuda sin apenas valor (el banco recupera liquidez), con la perspectiva de que en el largo plazo el colateral de dicha deuda ofrezca alguna rentabilidad. Estas jugadas son siempre arriesgadas y largoplacistas.

Xna escribió:
Por otro lado los bancos compran deuda pública a los Estados pero no a fondo perdido, la deuda es un título y tiene un tipo de interes, un vencimiento y un mercado secundario donde estos bonos se negocian, el banco no pierde, el Estado es el que se va endeudando.

Si mañana todos los bancos acreedores del Estado español, nacionales e internacionales, reclamasen el pago de sus derechos de crédito adquiridos con él, España entraría en bancarrota y todos esos bancos acreedores declararían pérdidas multimillonarias. Es así de sencillo. Puede sonar rimbombante, pero el Estado español se endeuda, no en menor grado, con deuda del Banco Central Europeo.

El funcionamiento, grosso modo, es el siguiente: el Estado está tieso de liquidez. Para financiarse, decide emitir deuda, por ejemplo, bonos del tesoro por un valor nominal de X euros. Pongamos que encuentra demanda por Y euros, siendo Y<X. Digamos que Z = X-Y. ¿Qué ocurre con los Z euros de deuda que no han hallado comprador? El Estado sigue necesitándolos para aliviar su liquidez. No hay problema: llega el prestamista de última instancia, el BCE, y le compra bonos por valor de Z euros. ¿De dónde ha sacado el BCE el dinero necesario para ello? Lo habitual será que se haya dado un préstamo a sí mismo (sic), abriendo en su activo una partida de efectivo por valor de Z y en su pasivo una deuda contra sí mismo por valor de Z euros. ¿Cómo puede prestarse a sí mismo? Creando dinero de la nada, imprimiendo billetes nuevos, que introducirá en el sistema bancario comercial, para que los bancos compren esa deuda.

Se entenderá lo pernicioso, a priori, de este sistema, si se abusa de él. El Estado hará acopio de los X euros y regará la economía de nuevo dinero, en forma de gasto público. Este dinero acabará en manos de los agentes, lo emplearán en consumo y forzarán al incremento de precios, porque se demandará más bienes, pero la oferta de los mismos permanecerá más o menos inmutable.

Toda crisis financiera es, por definición, una crisis de liquidez. Este tipo de crisis surge no por efectos del capitalismo en sí mismo, como aseguran tantos y tantos filósofos, no exentos de cierta autocomplaciencia y ligereza, muchos de ellos ignaros en Economía, que no se han molestado en entender este sistema económico; surge, digo, por la expansión descontrolada del crédito. Las únicas condiciones para ello son la propiedad privada y un sistema jurídico mínimamente desarrollado, no necesariamente capitalismo.

Cuando el agente financiador reclama inesperadamente sus derechos de cobro y el agente financiado no puede satisfacerlos, por ejemplo porque empleó el bien dado en crédito para adquirir a su vez otro bien y ahora no puede intercambiar este por aquel para cancelar su deuda, entonces se alumbra el conflicto. En nuestros tiempos, el financiador provee de dinero al financiado, que lo emplea a su vez para adquirir cualquier otro bien. El financiador posterior e inesperadamente reclama el dinero, pero el financiado no dispone del suficiente para cerrar su obligación. El deudor desearía que apareciese la providencia humeana para dotarlo de liquidez y poder así resolver su problema. Esta providencia es el prestamista de última instancia. Él activa el ventilador de la máquina de hacer burbujas en el modo III, el más intenso. Es lo que llamamos “inflación”, disfrazada de crecimiento económico espurio. Luego apaga el ventilador y cuando le viene en gana saca el alfiler y destruye las pompas. Después empieza a experimentar cierto remordimiento, según el grado de dolor que cause en la sociedad, y vuelve a activar el ventilador, esta vez en el modo I, el más débil. El modo I es lo que llamamos “rescate”.

Es un trampantojo que casi toda la ciudadanía desconoce. El BCE es un órgano político. El control está en manos del poder político, que ha dejado de ser medio para convertirse en el fin de todas las cosas. Un fin que vive pendiente de autoconservarse a costa del resto.

Xna escribió:
Una pregunta, por qué la derecha sigue proponiendo para salir de esta crisis liberalizar el suelo? También para nuevos imprevistos valen las viejas recetas?

No sé quién es la derecha. Liberalizar el suelo tiene la ventaja económica de incitar el aumento de la oferta del mismo, lo que tendería a ocasionar, ceteris paribus, un decremento de su precio y, de ese modo, el precio de los inmuebles también bajaría, independientemente de su uso: vivienda o comercial.

leira89 escribió:
Tampoco creo, Demóstenes, que esas discusiones sobre que no hay liberalismo y lo que tenemos es un híbrido aberrante lleven a ningún lado. Los tipos ideales de la economía no existen.

En mi opinión, no es tanto un tema de discusión, cuanto una premisa. Considero relevante establecerla, porque así ahorraríamos en debates improductivos. Nos equivocamos cuando intentamos alcanzar la mayor igualdad posible en un sistema liberal o casi liberal. Es una contradicción. Actúan fuerzas opuestas. Carece de sentido. Habría que sustituirlo íntegramente por otro modelo.

leira89 escribió:

¿Cómo sería una economía de mercado puramente liberal? Pues a mí me da cierto miedo solo pensarla.

Sería muy dura. En un contexto más o menos liberal-capitalista, en que los ciudadanos muestren algún atisbo de compadecimiento del prójimo, es preciso un nivel mínimo de subsidios. Mínimo, no excesivo. El IVM lo es, y celebro su implantación, siempre que se establezcan todos los controles posibles de adjudicación y se intente integrar a las familias perceptoras en la vida productiva, no solo consumiendo, sino también produciendo, que es condición indispensable para el bien de todos.

El problema es que España no produce lo suficiente para sostener sus gastos y deudas, y probablemente este y otros nuevos subsidios se prestarán contra recaudación de clases medias y contra nuevos créditos, no contra “las grandes fortunas”, que dicen cansinamente los fantoches que tenemos por políticos.
- Disculpe, ¿la Calle Saboya...?
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías, Silvanus, leira89, Xna

Coronavirus: una controversia filosófica 31 May 2020 10:23 #55254

  • Heráclida
  • Avatar de Heráclida
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 84
  • Gracias recibidas 110
A mi juicio, alguno de aquí debería recordar aquella frase de Marx en virtud de la cual se afirmaba que no es la conciencia la que determina el ser social, sino el ser social es lo que determina la conciencia. Aplicado a este caso, no es que las voluntades y las ideas posibiliten el lucro económico, sino que es el lucro económico lo que posibilita pensar de una forma capitalista o no.

Aquel que dice que los países protestantes han sido más ricos por una subjetividad determinada, o que la tradición católica ha condenado el enriquecimiento por conciencia, desconoce la historia económica en general, y al ser humano en particular. Antes de la industria textil y el comercio marítimo de los Países Bajos, de presunta impronta protestante, los primeros en tener una mentalidad capitalista fueron los países mediterráneos con el comercio internacional. El área italiana sí que fue la pionera en arriesgar capital materializando figuras empresariales como las sociedades anónimas para obtener beneficios económicos que, después, se reinvertían en la misma empresa para el posterior ejercicio económico -lo que llamamos capital-.
"Hablando con las fieras del zoo, sólo yo hablo; ellos suelen mirar [...] Cuando era un crío, ¡vaya una mierda! Lo consiguistéis: me jodistéis bien; la zancadilla nada más nacer. Así es como se crece bien: con empujones para no pensar y una bomba bajo la almohada [...]"
Última Edición: 31 May 2020 10:25 por Heráclida.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna

Coronavirus: una controversia filosófica 31 May 2020 11:15 #55257

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1156
  • Gracias recibidas 1104
La conciencia determina el ser social o el ser social determina la conciencia? Idealismo o materialismo? Weber o Marx? Qué fue primero, el huevo o la gallina?
Diría que ambas cosas se influyen mutuamente, pero en cuanto a la causa primera, o la determinante... Pues eso. O el huevo o la gallina.
Sí, los fenicios fueron grandes comerciantes.
Esperando respuesta de elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Heráclida
Tiempo de carga de la página: 0.236 segundos