Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Invitación a que compartamos algunos versos.

Invitación a que compartamos algunos versos. 17 Nov 2020 02:22 #58389

  • Moira
  • Avatar de Moira
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 286
  • Gracias recibidas 738
Hola, leopoldd.

Comparto contigo la desafección respecto a Francisco Brines. Me hace pensar en Salvatore Quasimodo, en Alfonso Gatto o en Umberto Saba. Pero, como me gustan más estos, los leo a ellos y no a él.

Hablando de Gil de Biedma, he recordado un poema que parece escrito en nuestros días:




EDITO:
El enfoque de Alberto Santamaría me parece muy lúcido e interesante.
Gracias por compartir el enlace de la conferencia, leopoldd.

Un saludo.
Última Edición: 17 Nov 2020 02:52 por Moira.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo, Xna

Invitación a que compartamos algunos versos. 17 Nov 2020 12:27 #58398

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 824
  • Gracias recibidas 1792
Enorme Gil de Biedma, gracias por traerlo...
Este poema en concreto fue el examen que tuve que hacer en la asignatura de Textos Literarios Contemporáneos que pertenece a varios grados (yo la hice desde Historia del Arte)...

ExamendetextosliterarionsdelsigloXX.PNG


Acabé mi comentario (que acabo de rescatar) así:

"El poema rezuma la intimidad de una conversación, la tristeza de aquella noche de octubre, la vida misteriosa de los que viven junto al poeta en la Barcelona que recorrerá el Pijoaparte de su amigo Marsé"

Edito: vaya memoria... ahora que leo mi examen si hablo de la dedicatoria a Marsé... vaya cabeza... me hago mayor :(
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 17 Nov 2020 13:11 por cuervo ingenuo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moira, Xna

Invitación a que compartamos algunos versos. 17 Nov 2020 14:34 #58399

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 507
  • Gracias recibidas 996
Cuervo Ingenuo:... vaya memoria... ahora que leo mi examen si hablo de la dedicatoria a Marsé... vaya cabeza... me hago mayor :(

Qué va, ¿mayor?, más solera tiene el examen de Hannah Arendt ;)
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo, Moira

Invitación a que compartamos algunos versos. 17 Nov 2020 18:57 #58400

  • leopoldd
  • Avatar de leopoldd
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 79
  • Gracias recibidas 90
Hola Moira,
Lo que imagino es que no compartirás mi desafección por Gil de Biedma. Hace ya muchos años recuerdo haber dado una charla sobre él en la que lo criticaba bastante. A alguno no le hizo demasiada gracia mi punto de vista. Tiene cuatro o cinco poemas que me encantan y poco más. Admito que gran parte de mi animadversión proviene de la nefasta lectura que hicieron de él y de Cernuda ciertas corrientes poéticas posteriores que resultaron, a mi entender, muy dañinas. Y que también el Propio Jaime no entendió muy bien, o tergiversó deliberadamente, las teorías de Langbaum sobre el monólogo dramático. Curiosamente esos cuatro o cinco poemas que me encantan son de los últimos que escribió, cuando se revolvió un poco contra sí mismo y evidenció sus artimañas, restándole después solo el silencio.
Por otra parte yo también prefiero a Saba o Quasimodo. A Gatto no lo he leído. Aunque mi debilidad de la poesía italiana de esa época es Montale y a veces Ungaretti (que poco tienen que ver con los mentados, especialmente el primero, lo sé). "Huesos de sepia" me marcó mucho en su momento. Pena que estoy lejos de casa por trabajo y no puedo compartir nada.

Saludos
Última Edición: 17 Nov 2020 18:58 por leopoldd.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moira, Anuska-

Invitación a que compartamos algunos versos. 18 Nov 2020 02:24 #58401

  • Moira
  • Avatar de Moira
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 286
  • Gracias recibidas 738
Hola, leopoldd.

No ando muy lejos en mi parecer respecto a Gil de Biedma. Digamos que no es desafección lo que me produce su poesía, pero sí falta de entusiasmo.
Comparto tu recelo en lo relativo al posicionamiento teórico que adoptó Gil de Biedma. No me satisface ese desdoblamiento del yo en observador y observado en el que tanto se prodiga en su poesía (seguramente con maestría).
Tampoco comparto la lectura que hizo de Cernuda y de la Generación del 27 en general, y que el autor recoge en El pie de la letra (libro del que recuerdo haber subrayado, sin embargo, muchos pasajes relacionados con Ezra Pound y T. S. Eliot).
Sí me gusta ese equilibrio entre lenguaje hablado y lenguaje escrito y el sentido de la temporalidad, que Gil de Biedma toma prestado de Machado. Me gusta la tensión que experimenta entre poesía social y poesía de la experiencia; aunque reconozco que me gusta sólo por el placer de la lucha, porque no encuentro acomodo en la poesía social ni en muchas de las primicias que ha dado la Generación del 50.

En cuanto a Montale, es un grande que ma ha dado muchas satisfacciones; si bien el poeta italiano que más he frecuentado es Ungaretti.

Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: leopoldd, Anuska-

Invitación a que compartamos algunos versos. 19 Nov 2020 00:00 #58403

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 551
  • Gracias recibidas 765
Soy consciente de que bajo el nivel con mi intervención. Perdonadme Moira, Leopoldd. Escribo para el Foro, no para vosotros quienes estáis muy, muy por encima de mi comentario.
....

Con vuestras intervenciones me doy cuenta de que también me he perdido poder conocer la poesía. Otra pérdida más.
Ya no se, a estas alturas de mi vida, si podría recuperar esa sensibilidad necesaria para poder entender en profundidad lo que vislumbro como una maravilla, pero que no he sido capaz de detectar en todos los años que llevo viviendo en este mundo. Y es que debe ser que soy dura para la poesía, y que no acabo de captar todo lo que puede llegar a encerrar un poema.
Y es algo que me pesa porque resulta que leyendo en A.F. sobre Kant, pero me ha pasado con varios filósofos más, veo que tenía como libro de cabecera el del poeta Alexander Pope, por lo que deduzco que algo debe tener la poesía cuando los grandes pensadores tienen a sus poetas predilectos que les hacen pensar más allá de su propio mundo. A propósito, me topé un día con una frase que se atribuye a Lorca “Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio”, y no pude estar más de acuerdo. Pero en poesía igual es que no he encontrado el inicio del hilo que me llevará a rehacer la madeja. Igual aquí, con vosotros, lo encuentro.

Dejo una pequeña pincelada de lo que sí entiendo, porque me llega. Se trata de uno de los poemas de la escritora guatemalteca Guisela López que dice:

"Renacimiento"

Me erijo voz
desde el silencio

Desde la soledad
me erijo viento

Desnuda de tules y de rosas,
me sumerjo
en esta nueva mirada.

Soy
mujer
de nueva cuenta.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo, Moira, leopoldd, Xna

Invitación a que compartamos algunos versos. 19 Nov 2020 03:02 #58404

  • Moira
  • Avatar de Moira
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 286
  • Gracias recibidas 738
Hola, Anuska-.

Gracias por traer el poema de Guisela López, a la que no conocía.

Afirmas en tu muy prudente mensaje que tu intervención podría tener menor valor que las de leopoldd o que las mías. Te puedo asegurar que valen lo mismo que las tuyas. (De hecho, y centrándome sólo en mis intervenciones, a menudo podrían expresar más capacidades de las que realmente poseo, aunque esto sería involuntario.)

En cuanto a la relación que sugieres entre la poesía y la filosofía, creo que no hay poema logrado que no invite a hacer una reflexión filosófica.
Por lo demás, es difícil alcanzar un consenso acerca de lo que es la poesía. No creo que podamos adoptar una posición novedosa al respecto.
Pero, junto con el poeta, sí podemos ser nosotros también (como lectores) pensadores del proceso poético. Debemos confrontar la lectura del poema y acercarnos al poeta, cuestionarnos en lo relativo a su labor y reflexionar sobre ella; tener conciencia de su quehacer: sólo con eso ya estamos situando la poesía como un tema filosófico.
Hay un libro imprescindible de María Zambrano titulado Filosofía y poesía, que se acerca a estas disciplinas como si fueran una.
Como la filosofía, también la poesía trata de alcanzar aquello que está más allá de lo sensible y de lo inteligible. Esta característica del poema de apuntar a algo más allá de su propia existencia física lo convierte en un buscador de certezas, como ocurre con la filosofía; por eso, la poesía crece con lo que le aporta la filosofía y la filosofía crece con lo que le aporta la poesía.

Un saludo.
Última Edición: 19 Nov 2020 03:04 por Moira. Razón: Error de escritura.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: leopoldd, Anuska-, Xna

Invitación a que compartamos algunos versos. 19 Nov 2020 08:16 #58405

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 507
  • Gracias recibidas 996
Hola Anuska
Una de las poesías que más me golpearon fue “Mademoiselle Isabel”, de Blas de Otero. La leí muy joven. Entonces no leía poesía, leía otras cosas. Después estudié años de lengua y literatura y me llené de poesía pero solo volvió a golpearme así al llegar a la de posguerra y toparme con Blas de Otero, entonces yo no escribía poesía, escribía otras cosas. Con los estudios de filosofía la poesía es ese lugar donde descansar y llenarme de sonidos y color, quizá el pensamiento se me está volviendo demasiado abstracto y la necesito, me la bebo. No entiendo de poesía solo me revuelco en ella. Con el tiempo supe por qué desde tan joven ese poema me arrebató tanto. Yo también la amé, mucho, tan loco como se ama a esa edad niña y la vida, mucho tiempo después, quiso que estuviera allí a su lado, encendiéndole los cigarrillos, un poco antes de dejarnos: “¿pero el médico te deja fumar?”, “me da igual el médico” me contestó con ese acento que aún me enloquece.


Mademoiselle Isabel, rubia y francesa,
con un mirlo debajo de la piel,
no sé si aquél o ésta, oh mademoiselle
Isabel, canta en él o si él en ésa.

Princesa de mi infancia; tú, princesa
promesa, con dos senos de clavel;
yo, le livre, le crayon, le...le..., oh Isabel,
Isabel..., tu jardín tiembla en la mesa.

De noche, te alisabas los cabellos,
yo me dormía, meditando en ellos
y en tu cuerpo de rosa: mariposa

rosa y blanca, velada con un velo.
Volada para siempre de mi rosa
-mademoiselle Isabel- y de mi cielo
.

Blas de Otero
(Ángel fieramente humano, 1950)
Última Edición: 19 Nov 2020 08:19 por Xna.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo, Moira, leopoldd, Anuska-

Invitación a que compartamos algunos versos. 22 Nov 2020 14:02 #58467

  • leopoldd
  • Avatar de leopoldd
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 79
  • Gracias recibidas 90
Dejo aquí un poema de Jaime Saenz (La Paz, 1921-1986). Poeta boliviano cuya obra completa publicó en España hace un par de años Amargord y que está entre mis favoritos.
Este es el cuarto poema de los siete que conforman Aniversario de una visión (1960):

IV

De haber milagro, no hay tal; y yo clamo por el olvido de la palabra, la unificación de los reinos y la comunicación por medio de los ojos, el retorno al alma —tú perecerás,
y nadie habrá visto tu alma, excepto yo;
y en cambio tú, ni siquiera me ves la cara, y mientras yo reconozco la tuya entre muchedumbres,
cuando no me reconoces crees tú que creo que soy una mosca, y que ignoro que te conozco y creo que yo creo lo que tú;
pero, has de saber que si yo fuese en verdad una mosca, aunque me mirases yo no sabría a quién miras tú, y te miraría sin sentir ni comprender el porqué
—y por tanto, si soy como nací, eso se debe al terror, del cual soy hijo; pues no era nada imposible nacer como mosca —y de ello no cabe duda, según, se ve;
y luego, yo puedo clamar, como que clamo, y buscar remedio a un mal que a mí no me aqueja, pero a ti, '
alguien que, al creer ser quien no es, me mira, y de tal suerte, como si yo fuera lo que él siendo yo,
se mira a sí mismo, pero no a mí, desde que en realidad soy yo el que cree que él me mira,
cuando no me mira, por mirarlo yo;
es decir, yo soy yo y tú eres tú, y yo te miro y por eso creo que tú me miras, y tú no me miras pero crees que lo haces toda vez que tú me miras,
con la diferencia que yo no me miro a mí sino que creo hacerlo por mirarte a ti,
o sea que yo soy yo, y tú no eres tú sino yo;
en una palabra: hay y no hay comunicación; y tú no existes, y yo dejo de existir al ocuparme de ti, puesto que salgo de mí porque existes tú
—en conclusión, yo te digo que es éste el tono a emplearse cuando de penetrar en las cuestiones de amor se trata –una cosa oscura,
para cuya explicación el tono apropiado tendrá que ser oscuro, pero no lúcido;
y yo digo que la sensatez tan solamente sirve para explicarse lo que es ella misma,
pues con el tono sensato, en realidad te has abismado en tu propia sensatez cuando crees haber logrado aclarar lo que querías;
oscuro, muy oscuro deberá de ser el tono, si se quiere hacer desencadenar lo que el amor oculta;
y habrá de ser muy grande la oscuridad del tono en la iluminación de mi despedida de ti,
cuando me encuentre un cuerpo sin cuerpo y sin ti, un aerolito por la falta de ti,
sin el silencio de tus ojos, sin la fantasía que iba a revelarme la forma de tus labios
y sin el viaje y la llegada del sueño y de la luz, que ya te envolvían para traerte por entero junto a mí
—¡quién sabe, con qué de gestos, con qué de volteretas yo hubiera saludado tu aparición encantadora!
—y mientras que te espero durante muchos años y me contengo de vivir
y te espero un minuto y vivo aprisa,
yo quisiera un eclipse de luna para ver cumplirse las ilusiones que me quedan de besarte,
no importaría con la mitad de un beso o sin un beso y en el trance de oscuridad o de luz
—y mis esperanzas, bajo tu mirar,
se volverían la verdadera vida que yo miro en el fondo de tus ojos.
Última Edición: 22 Nov 2020 14:06 por leopoldd.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moira, Anuska-, Xna

Invitación a que compartamos algunos versos. 23 Nov 2020 13:16 #58471

  • Moira
  • Avatar de Moira
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 286
  • Gracias recibidas 738
Dos poemas más de Jaime Sáenz:

Como una luz

Llegada la hora en que el astro se apague,
quedarán mis ojos en los aires que contigo fulguraban
Silenciosamente y como una luz
reposa en mi camino
la transparencia del olvido.

Tu aliento me devuelve a la espera y a la tristeza de la tierra,
no te apartes del caer de la tarde
-no me dejes descubrir sino detrás de ti
lo que tengo todavía que morir.


Eres visible



Permaneces todo el tiempo en el olor de las montañas
cuando el sol se retira,
y me parece escuchar tu respiración en la frescura de la sombra
como un adiós pensativo.

De tu partida, que es como una lumbre, se condolerán
estas claras imágenes
por el viento de la tarde mecidas aquí y a lo lejos;
yo te acompaño con el rumor de las hojas, miro por
ti las cosas que amabas
-el alba no borrará tu paso, eres visible.


Otro poema y otro poeta:

El fulgor

XXVI

Con las manos se forman las palabras,
con las manos y en su concavidad
se forman corporales las palabras
que no podíamos decir.

XXXIII

Ya te acercas otoño con caballos heridos,
con ríos que rebasan el caudal de sus aguas,
con sumergidos párpados y vientres sumergidos,
con jardines que bajan descalzos hasta el mar.

Ya llegas con tambores enormes de tiniebla,
con largos lienzos húmedos y manos olvidadas,
con hilos que deshacen en aire la mañana,
con lentas galerías y espejos empañados,
con ecos que aún ocultan lo que ha de ser voz.

Y de sí desatado el cuerpo envuelto en oros
desciende oscuro al fondo oscuro de tu luz.

XXXVI

Y todo lo que existe en esta hora
de absoluto fulgor
se abrasa, arde
contigo, cuerpo,
en la incendiada boca de la noche.

Es de José Ángel Valente, como este otro:

El ángel

Al amanecer,
cuando la dureza del día es aún extraña
vuelvo a encontrarte en la precisa línea
desde la que la noche retrocede.
Reconozco tu oscura transparencia,
tu rostro no visible,
el ala o filo con el que he luchado.
Estás o vuelves o reapareces
en el extremo límite, señor
de lo indistinto.
No separes
la sombra de la luz que ella ha engendrado.


Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: leopoldd, Xna
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.247 segundos