Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: La huella de Mr. Mutt

Re: La huella de Mr. Mutt 13 Ago 2013 12:01 #15544

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3746
  • Gracias recibidas 3325
Gracias, te lo facilito por mensaje privado. Y sigo.

Entiendo el reparo que señalas, Cuervo Ingenuo, pues, efectivamente, la obra de Duchamp no se llamaba "Urinario", sino "Fuente". Pero creo que eso, aunque tiene una gran importancia, no afecta a la concepción de obra de arte que exhibe Heidegger. Lo que traté de poner de manifiesto es que la concepción de Heidegger es tan pobre que no sirve ni para discriminar entre un cuadro de Van Gogh y un "ready-made" de Duchamp. En consecuencia, es inválida para analizar el fenómeno Duchamp en la Filosofía del arte.

Creo que es obvio que a Heidegger el título de la "obra de arte" le da lo mismo. De hecho, no creo ni que la obra de Van Gogh a que se refiere lleve realmente título; la llamamos "Las botas" porque eso es lo representado en el lienzo. A él lo que le preocupa es la ontología, "el ser-utensilio del utensilio", y tienen tanto ser unas botas como un urinario. Es evidente que por ese camino de la ontología no se llega a otro sitio (como, por otro lado, dice bien Marchán Fiz en los apuntes de la asignatura) que a conventir la Estética en un apéndice (si es que no en engullirla) de una Filosofía ontológica.

Mis investigaciones van por otro camino. Y ahí sí que cobra gran importancia el nombre de la obra de Duchamp, como bien dices. De hecho, creo que hay tres elementos que originan que tenga grandísimo interés para la Filosofía del arte la obra "Fountain" de Duchamp (dos de ellos ya los has señalado, Cuervo Ingenuo):

1) El falso nombre del autor, "Mr. Mutt". ¿Por qué Duchamp no utilizó su verdadero nombre?

2) La inversión de la posición del artefacto, colocando como soporte horizontal lo que es el frontal vertical del urinario.

3) El nombre, pues se pasa a denominar "Fuente" lo que es a todas luces un urinario. Por mucho que se lo llame fuente, todo el mundo ve que es un urinario; de eso qcreo que no cabe duda.

En realidad creo que el gran mérito de Duchamp es la puesta al día de la Filosofía del Arte y traer a ella el centro del debate de la Filosofía contemporánea y su "giro lingüístico". Pero, para ello, tenía que suscitar un debate. No se trata ya de la concepción de la obra de arte desde un punto de vista ontológico ("el ser de lo ente artístico") o desde un punto de vista representacional o expresivo, sino como una especie más de los varios posibles "juegos de lenguaje" (en sentido wittgensteiniano).

Para jugar ese nuevo juego de lenguaje que propone Duchamp es preciso crear una referencia sobre la que poder hablar, para determinar si el discurso que se desarrolla acerca de dicha referencia tiene sentido o no. En la concepción wittgensteiniana de las "Investigaciones Filosóficas" un nombre no es una "etiqueta" (como creía San Agustín) que se adosa a cada objeto. Un nombre es el conjunto de reglas de uso de ese nombre en un discurso que se desarrolla conforme a las reglas de uso de un determinado juego de lenguaje.

La inversión de la posición del urinario y el nombre "Fuente" obedecen, si mi tesis es cierta, a la intención de Duchamp de vincular el artefacto al estándar de una obra de arte en su sentido tradicional consistente en que debe tratarse de una "creación". La creación opera en un sentido "material" (aunque en este caso sea mínima) mediante la alteración de la posición propia del urinario (cuyos desagües deben estar en la parte inferior para desaguar los líquidos) y en un sentido "espiritual", incluso idealista, recogiendo la tradición griega y agustiniana de apropiarse de las cosas conceptualmente dándoles un nombre-etiqueta. Hay, pues, una doble transformación de la realidad, una material y otra espiritual que conectan con el "juego de lenguaje" tradicional de la teoría del Arte. Duchamp introduce así un nuevo juego de lenguaje no a partir del vacío, sino de una tradición bien asentada.

La utilización del pseudónimo "Mr. Mutt" creo que obedece a la necesidad de entablar un debate en el cual Duchamp quiere aparecer como interlocutor, como sujeto activo del diálogo, y no como mero referente pasivo, como alguien de quien se habla, lo que no ocurriría si se presentaba él mismo como el autor de la "Fuente". Por otro lado, tengo la sospecha de que Duchamp (por sus conversaciones previas con el resto de los miembros del Comité a quienes conocía bien) sabía casi con certeza que la obra sería rechazada. Si esta conjetura es correcta, la obra no va dirigida al público (que Duchamp sabía que no la vería) sino al resto de los miembros del Comité como interlocutores en un debate teórico sobre el arte.

A nosotros, como filósofos, no nos interesa mucho si la "Fuente" es o no arte. Eso es cosa de los críticos e historiadores de arte, de los teóricos de la Estética, y similares. Un filósofo no tiene competencia específica alguna para pronunciarse sobre eso. Lo que nos interesa como filósofos es la admisibilidad o no de un determinado juego de lenguaje. Para decirlo en términos de la discrepancia entre Wittgenstein y Chomsky sobre si son posibles juegos privados de lenguaje, el apasionante problema filosófico es el de las condiciones de conversión de un juego privado de lenguaje en un juego público de lenguaje. Es decir, de la apertura de un enunciado a posibles encadenamientos posibles de nuevos enunciados. Los restantes miembros del Comité, al rechazar la "Fuente" pretendieron decir la última palabra, cosa que, como nos enseñó Lyotard, es imposible. Y Duchamp mostró que aquéllos no tenían razón, que sobre tal presunta "última palabra" siempre se puede encadenar otra. Esa es la importancia filosófica, tal como lo veo yo, de la "Fuente".
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 13 Ago 2013 12:12 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Rafel, cuervo ingenuo

Re: La huella de Mr. Mutt 13 Ago 2013 12:30 #15545

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 681
  • Gracias recibidas 1292
Gracias Nolano:
Creo que estoy básicamente de acuerdo con todo, aunque estoy trabajando y sólo he leído de manera muy rápida tu comentario (estoy trabajando ahora). Además mi formación es, de momento, como historiador del arte, y mi conocimiento de la filosofía del lenguaje es muy limitado.

Ya te he enviado los artículos, creo que te interesará más el de Kant, que se detiene en Duchamp. Creo recordar que el profesor Rivera se apoya en Duve (Kant after Duchamp) quien propone la revisión del paradigma kantiano “esto es bello” por “esto es arte”, para evitar la transgresión anacrónica de nuestro análisis.

Yo creo que tengo una visión del conocimiento un poco postmoderna y no pienso que las diferentes disciplinas tengan o se interesen de diferentes problemas. De hecho, yo tengo conocimientos (creo que profundos) en historia y en historia del arte y ahora me veo "obligado" a estudiar filosofía porque hay respuestas que la tradición historiográfica no me da.
El profesor Rivera es un ejemplo... ¿es él el decano de Filosofía, no? Pues su lucidez en el tratamiento del arte contemporáneo humilla a una parte importante de los historiadores del arte.

Duchamp, es apasionante, en el están todas las respuestas al arte moderno, pero también al postmoderno. Ha sido ninguneado por los filósofos americanos con Danto y Greenberg a la cabeza, pero su relavancia es indiscutible.
Si trabajas sobre Duchamp, la mejor monografía para mí es la de Juan Antonio Ramírez, Duchamp. El amor y la muerte, incluso (Siruela) (verás que en algunos puntos discrepa con Rivera). El profesor Ramírez falleció hace un par de años, es para mí el historiador del arte más importante del panorama español con una diferencia abismal. Una de sus premisas es la CLARIDAD expositiva, el decía que había que escribir con el objetivo de que un adolescente de inteligencia media entendiese nuestro discurso. Muchos historiadores y filósofos deberían reflexionar sobre cómo escriben y a quién quieren llegar.
Otro día seguimos hablando de Duchamp, para mí es sin ninguna duda el artista más importante del siglo XX.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: La huella de Mr. Mutt 13 Ago 2013 13:13 #15546

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3746
  • Gracias recibidas 3325
Ya me han llegado los ficheros, muchas gracias.
Cuervo Ingenuo escribió:
propone la revisión del paradigma kantiano “esto es bello” por “esto es arte”, para evitar la transgresión anacrónica de nuestro análisis.
La reviviscencia del kantismo en Filosofía, efectivamente pasa, como no podía ser de otro modo, por una revisión de su sistema, para dejar susbsistente lo aprovechable hoy día. Como es imposible que hayas leído todos mis mensajes en este foro, te resumo mi postura al respecto que, basándose sobre todo en el sistema moral kantiano, se basa en una reducción de la Filosofía a un ámbito casi exclusivamente formal. Hablar de si esto es bueno y aquello es malo es propio de predicadores, confesores y consejeros espirituales. Ningún filósofo serio asume la tarea de decir a los demás lo que tienen que hacer. Ése es el valor del imperativo categórico kantiano.

Con la caída de los dioses (muerte de Dios) se impone el pluralismo moral. Igualmente, en el ámbito de la epistemología se impone la "falsabilidad" como criterio de lo científico, que sustituye a la certeza o a la verdad.

Naturalmente, la Estética, el gusto o la belleza no iban a quedar inmunes a ese panorama general. Por eso, aunque se pueden seguir elaborando teorías y más teorías sobre qué es lo bello o qué es el arte, ningún filósofo serio creo que entraría en un debate como ése. Lo que le interesaría es la trascendentalidad del discurso estético.
Cuervo Ingenuo escribió:
Yo creo que tengo una visión del conocimiento un poco postmoderna y no pienso que las diferentes disciplinas tengan o se interesen de diferentes problemas.
Filosóficamente, es decir, desde un punto de vista trascendental, tienes razón. Pero, como ya dije no hace mucho en otro hilo, sería una locura pretender saber de todo bajo todos los aspectos posibles. Las ciencias descriptivas son imprescindibles, pero un enfoque filosófico es reduccionista, va podando paja y se queda con el núcleo básico de nuestro pensamiento, los aprioris de la razón.

Pero en Filosofía respuestas vas a encontrar pocas. Posiblemente lo que aprenderás será sólo a no hacerte ciertas preguntas que, realmente, no tienen ningún sentido, sino que son fruto de falsas ilusiones y expectativas del hombre sobre sí mismo.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo

Re: La huella de Mr. Mutt 13 Ago 2013 13:42 #15547

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 681
  • Gracias recibidas 1292
Nolano escribió:
Pero en Filosofía respuestas vas a encontrar pocas. Posiblemente lo que aprenderás será sólo a no hacerte ciertas preguntas que, realmente, no tienen ningún sentido, sino que son fruto de falsas ilusiones y expectativas del hombre sobre sí mismo.
Gracias Nolano, es cierto,me he expresado mal... lo que busco son nuevas preguntas... aunque firme como ingenuo... no lo soy, no pretendo un conocimiento incomensurable... sólo busco preguntas que me hagan repensar viejos temas, creo que la razón fundamental por la que no finalicé mi tesis doctoral hace quince años es que estaba atrapado, no ya sin respuestas... estaba perdido en las preguntas... eso supuso que renuncié a los estudios universitarios durante más de 10 años... hace un par de años he vuelto con energías renovadas... pero ya sé lo que (no) hay al otro lado.

Disculpad si no he leído todo el foro... es imposible, iré poco a poco... pero por favor no os sintáis obligados a contestar cosas que habéis dicho ya...
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.252 segundos