Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: ¿Ateísmo, o qué?

¿Ateísmo, o qué? 22 Sep 2015 09:19 #33018

Según la RAE, el ateo: niega (hace referencia a una afirmación (negativa): certeza, por lo que se eleva por sobre el nivel de una creencia), la existencia de Dios {sí, coincido en que debería ser modificada}. En mi opinión sería más representativo: cree en la inexistencia de deidades. Claro que esta acepción (según mi experiencia), la sostiene actualmente una minoría de ateos, siendo más cercana al concepto de agnosticismo (inaccesibilidad de lo trascendente – en general), que al de ateísmo (negación de lo trascendente – en particular).
Nota: agregare que el carácter combativo de cierto grupo de ateos, se asemeja mucho al adoctrinamiento que los teístas suelen recibir; por ejemplo: pretenden enseñarte cómo responder ante tal argumento, te detallan la acepción de una palabra que según ellos necesitas saber (sentido de uniformidad), etc.

Según entiendo, se puede demostrar (teóricamente) tanto la existencia como la inexistencia de algo, debido al sistema axiomático elegido: (autorreferencialidad) – acarreando, eso sí, el problema de la potestad teórica sobre la empírea {corolario de la circularidad intrínseca (factor limitante del conocimiento)} –. Respecto de la prueba (experimental) de una inexistencia, esta estaría limitada a: nuestra capacidad de detectarla (rastros) y, al grado de eficacia con que intentamos constatarla: sin lograrlo {resultando significativo ese silencio de rastros – obviamente su validez esta además temporalmente condicionada –}. Lo que nos posiciona nuevamente en una dependencia del grado de confianza depositado en esas dos premisas – argumento dirigido al silencio: (autorreferencialidad).
Por si acaso acotare que si comulgamos (autorreferencialidad) con el argumento dirigido a la ignorancia no deberíamos concluir que: la ausencia de pruebas, es prueba de ausencia (postura ateísta, en general – según mi experiencia); ni tampoco que: la ausencia de contrapruebas, es prueba de existencia (postura teísta, en general – según mi experiencia); como exprese antes {si esta no es total}.

Considero que en los debates (ateo-teísta), se debería tener en cuenta lo siguiente:
1) No confundir (negación: afirmación (negativa)) con (comprobación inviable).
2) La presunción de inocencia, no es prueba de inocencia (afirmación (negativa)).
3) Si el teísta y el ateo, comulgan con: toda afirmación, debe probarse (corolario: del argumento dirigido a la ignorancia y del argumento dirigido al silencio). Tanto el teísta con su afirmación (positiva), como el ateo con su afirmación (negativa); deberían probar (convencer a su contraparte) sus afirmaciones (mutuamente contradictorias).
4) Tomando en consideración lo anterior, opino que el ateo debería replegarse al nivel de las creencias (conocimiento incierto), expresando por ejemplo: creo que Dios no existe.
5) …

Y ya que estamos, opino que: [afirmar la inexistencia de algo] ya sea por:
· un [principio jurídico/vicio procesal]: (Onus probandi/prueba diabólica), que remite a una presunción de inocencia: se debe probar la culpabilidad del acusado, no su inocencia (que algo no sucede) – actualmente vigente en casi la totalidad de sistemas jurídicos.
· o [paralogismo]: (falacia de eludir la carga de la prueba), usualmente sentenciado como: se debe probar lo que se afirma, no lo que se niega.
[No es conducente]. Pues, en este contexto (sistema lógico): se debe probar, tanto lo que se afirma; como lo que se niega. Considero grave el que los ateos hagan mal uso de ellos. Puesto que, ufanándose de una superioridad intelectual (según mi experiencia), suelen usarlos como contra argumentos de la postura teísta.

Finalmente: considero que, si alguien no logra convencernos de algo, no significa que no tenga razón (sea válido su argumento en cierto sistema axiomático), o incluso sea verdadera su afirmación (en cierta axiomática o conjunto de intuiciones); o viceversa. Ya que según creo, la validez de un razonamiento depende de su forma (sintaxis: estructura de transporte): (autorreferencialidad), y su verdad o falsedad se remite al contenido del razonamiento: (autorreferencialidad).
Nota: ¿por qué razón, la proposición: nada existe hasta que se lo demuestre {más precisamente: me lo demuestren » me convenzan)} – generalmente confundida con: solo el que afirma debe probarlo {nunca una afirmación negativa, ¿verdad?} –, no incurre en la falacia del ignorante?
Consecuentemente, ante la pregunta: ¿existe el Unicornio Azul?, mi respuesta es: a lo mucho – de momento –, no me consta. E idéntica respuesta daría a la pregunta: ¿existe el Unicornio-no-Unicornio Azul-no-Azul?
En síntesis: según lo que uses, lo que concluyes.

Teísmo agnóstico: teístas que creen en uno o más dioses pero sin afirmar tener conocimiento de que existan (agnóstico respecto a las propiedades del dios que cree que existe).

Ateísmo agnóstico: ateos que no creen en la existencia de alguna deidad, y son agnósticos porque no afirman saber que una deidad no exista.

Ignosticismo: personas que afirman que: solo definiciones de dioses consistentes con un específico sistema lógico – en general: lógica bivalente – y falsables, tienen sentido.
Nota: dado que, en un contexto de lógica bivalente no nos es posible construir una cosmogonía consistente – ej.: pasado infinito vs creación ex-nihilo –: ¿que justifica nuestra pretensión de que los teístas deban – necesariamente – construirla para nosotros (en dicho contexto {si, es obvio, más lo aclaro pues lo obvio para unos…})?, ¿acaso nuestra superioridad intelectual?.
- Agotado lo posible, ¿lo imposible no debería contemplarse?

Irreligiosidad: personas que no practicar religión alguna. No implicando – necesariamente –, que el irreligioso crea en la inexistencia de deidades.

Teísmo: doctrina filosófica o religiosa que cree o afirma la existencia de un dios (generalmente personal).

Deísmo: doctrina filosófica o religiosa que cree o afirma la existencia de dios como principio de la realidad, pero despojado de los atributos con que le había revestido el cristianismo: providente, creador, personal, etc.
El deísmo mantiene la existencia de un dios que sólo puede ser pensado con los atributos que puede alcanzar la razón natural, prescindiendo de todo dato procedente de la revelación.
A lo sumo: un confundido.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Tasia, ibaranga, Víctor Galán cabello
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.178 segundos