Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Deleuze

Deleuze 25 Abr 2014 13:16 #21819

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3747
  • Gracias recibidas 3331
Se ha discutido en otro hilo sobre si los textos de Deleuze son o no asequibles para sus lectores. Realmente esa discusión resulta un tanto superficial, en el sentido de que la cuestión de fondo no es realmente ésa, sino una valoración sobre el tipo de filosofía que propone el autor francés. Abro, pues, este hilo para discutir sobre la pretensión que subyace en la terminología de Deleuze, que es lo que realmente importa.

En Teoría de la Argumentación (por ejemplo, en el libro de Lo Cascio que figuraba en la bibliografía de "Argumentación y Análisis del discurso" de la Licenciatura) se explica que hay diferentes tipos de argumentación y cada uno de ellos tiene sus especificidades; por ejemplo, el discurso político, decía Lo Cascio, se articula sobre la ambigüedad, de forma que un lema o un eslogan pueda ser interpretado por cada oyente no de la misma forma, sino creyendo cada uno que dice lo que él quiere oír, de manera que una misma frase recibe diferentes interpretaciones y así se puede movilizar el voto masivo, pues muchas gentes, que piensan de forma muy distinta y tienen intereses también muy distintos, pueden votar al mismo partido político, creyendo cada uno que vota una cosa distinta a la del otro, votando, sin embargo, al mismo candidato. Si no es así, es imposible ganar unas elecciones en una democracia de corte occidental.

Es importante, pues, decidir qué tipo de discurso tiene que ser el filosófico; cuál es una buena argumentación filosófica y cuál una mala; si debe prevalecer la ambigüedad y el equívoco o la claridad y la exactitud semántica. Como filósofos, aquí somos todos críticos. Pero a la hora de criticar el metarrelato dominante en la política de nuestros días, hay una gran divergencia. Unos (supongo que mi bando) pensamos que la vía es someter a crítica rigurosa el metarrelato vigente por ser puro simulacro, engaño, una falsa representación de las relaciones sociales de fondo; eso lo convierte no sólo en inútil (excepto para las elites extractivas que sacan enorme provecho de esos simulacros) sino en una rémora para el progreso y el bienestar social y económico de la mayoría de la gente.

Otros creo que piensan que la vía no es criticar el metarrelato oficialmente vigente desde su mentira por ausencia de correspondencia con un relato real, sino criticar el metarrelato vigente desde un nuevo metarrelato opuesto al anterior. Y, claro, al creer unos que todo metarrelato es un simulacro y otros que sólo lo es el metarrelato vigente, pero no el suyo, el conflicto filosófico-político es inevitable. Algunos entendemos que un metarrelato sin anclaje en la realidad socio-económica es una engañifa, una estafa, aún mayor a veces que la del metarrelato vigente; necesitamos una realidad con la que contrastar el metarrelato para poderlo criticar desde ella, pero el otro metarrelato rehúye la confrontación con la realidad, quedando sumido en la ambigüedad con que más arriba caracterizábamos al discurso de los políticos. Y lo cierto es que discursos como el de Deleuze, que parecen ofrecer una alternativa política, realmente no lo hacen, sino que perpetúan la inadecuación relato-metarrelato, precisamente porque su discurso se mueve en pura nebulosa, carece de referencias tanto objetivas como intersubjetivas, con lo que sirve para cualquier cosa; es, en mi opinión, el más peligroso de los discursos (políticamente hablando): el de la irrealidad, el de los "conceptos" sin "figura" ni "representación" (a tal efecto, puede verse la deriva de Hegel hacia la idealización de la facticidad del Imperio prusiano como paradigma de la Sittlichkeit: al desechar la "representación" y reconocer únicamente el "concepto" autorreferencial, al intentar convertir lo real en racional, convirtió lo racional en irreal).

De hecho, el propio Deleuze rechaza una filosofía del diálogo de forma expresa. Remite, por tanto, explícitamente, a un autismo del lector que recuerda mucho al discurso de los políticos a que antes me refería: cualquiera puede creer que Deleuze dice lo que uno quiere que diga.

Eso, pienso yo, es extremadamente dañino para con la política de verdad (no la puramente de cálculo electoral o de tácticas para la toma del poder) y para con la filosofía en general, pues anula completamente la posibilidad de articular un discurso crítico, al carecer de posible punto de apoyo valorativo el metarrelato deleuziano, resultando, por tanto, axiológicamente incomparable con el metarrelato vigente, no pudiendo ser éste legítimamente rechazado en favor de otro metarrelato tan carente de fundamento como aquél.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 25 Abr 2014 23:30 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: HermesT, alekhine

Deleuze 26 Abr 2014 11:51 #21882

  • Tasia
  • Avatar de Tasia
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 597
  • Gracias recibidas 774
Coincido con tu percepción sobre la discrepancia ideológica de fondo sobre el pensamiento de Deleuze. Eso exactamente, y en esos términos, es lo que ocurre (creo yo).

Sostienes que tú (y las personas con un punto de vista afín) criticáis un metarrelato por ser falso. Es decir, que adoptáis una concepción epistemológica que busca ante todo el valor "verdad" y que cree en la verdad como correspondencia, o en su caso como coherencia. Esta actitud a mí no me parece que critique la realidad socioeconómica, o al menos confieso no haber percibido esto en tus intervenciones, sino más bien al contrario, he visto una actitud legitimadora y más preocupada por señalar errores tipográficos y ortográficos (formalidades, en definitiva; y no por denunciar la pobreza o el sexismo en la sociedad).

En relación a la cuestión de la verdad, comparto un diálogo de William Faulkner muy clarificador:
“-Sheriff: A mí me interesa la verdad.
-Gavin: A mí también. Es tan difícil hallarla. Pero más me interesan la justicia y los seres humanos.
-Sheriff: ¿no son la verdad y la justicia una misma cosa?
-Gavin: ¿Desde cuándo? En mi vida no he visto una verdad que fuera justa, y he visto a la justicia utilizar instrumentos y medios que personalmente yo no tocaría ni con pinzas.”

Luego dices, Nolano, que las personas que adoptamos un punto de vista transformador (por llamarlo de algún modo), criticamos un metarrelato desde otro metarrelato. Es decir, que somos idealistas y utópicos, y que estamos desconectados de la realidad (de la verdad). Además, nuestras utopías son ambiguas y confusas, pues remitimos a la poesía cuando hablamos de justicia, por ejemplo. Remitimos a un mundo que no existe para enfrentarnos a lo que existe. Nosotros tratamos de inventar imágenes nuevas que se opongan a las imágenes con las que el poder ejerce su dominación.

El discurso de la verdad (objetivismo) o de la realidad (utilitarismo, pragmatismo) tiene el problema de que cree que está libre de prejuicios ideológicos y que está libre de las imágenes (que escapan al discurso crítico de la lógica). Sin embargo, al negar el valor epistemológico de la estética (poesía, utopía, imaginación, emociones) acaba adoptando las imágenes legitimadoras, sin darse cuenta, y creyéndose muy objetivo.

Para ser críticos con ese nivel pre-lingüístico de dominación es necesario el lenguaje ese al que consideras confuso. Es necesario idear imágenes nuevas que sirvan para la emancipación, la creatividad y la justicia social (que rompan con el binarismo de género, por ejemplo, o con el racismo). Y queda muy claro que éste es el contenido crítico que transmite Deleuze, es ese el propósito de Deleuze.

No podemos liberarnos de las imágenes, porque las personas estamos constituidas por ellas. La lógica siente horror ante la polisemia de la imagen, pero solo se puede hacer una crítica fuerte de la imagen desde la imagen, porque ellas constituyen gran parte de nuestra identidad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: HermesT, alekhine

Deleuze 26 Abr 2014 16:44 #21900

  • pulpo
  • Avatar de pulpo
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • calamar
  • Mensajes: 1716
  • Gracias recibidas 1053
Debate entre dos miembros de las ciencia del derecho. De un bando y del otro. Es muy gracioso oiros porque lo de los bandos suena a otras épocas, otras películas y parece alejado de la filosofía.

Como aquí hay mucho espectador, se preguntarán (vamos me pregunto) ¿De qué hablan? ...Están hablando de metacrilato, ah! de mesas? No de filosofía, solo que metarrelato suena extraño, debe ser algo más allá (hasta hay un sheriff)

Pero volviendo al debate, resulta que hablan del discurso político, de engaño, de simulacro, de irrealidad y de socioeconomía, justicia y todas sus formas de entenderla desde el utilitarismo, de la teoría de la justicia, de Habermas y de otros que siempre están presentes en los conceptos de los juristas.

¿Qué os voy a enseñar? pero sí puedo decir que en mi "bando" está todo escrito en la Constitución, la cual se la saltan unos y otros, de otros bandos modificando leyes a golpe de decreto, saltándose las normas formulando y prohibiendo otras en suma creando violencia. Castigando elevando los honorarios. Así solo licitan los ricos. Sutil u objetiva, la violencia Así La Haya da algún que otro varapalo, pero se intentan nuevas leyes ciudadanas de seguridad, hipotecarias, laborales, del suelo del cielo y del infierno :evil: que tu Nolano ya lo probaste en vida mientras te quemaban en la plaza pública
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Nolano, Tasia

Deleuze 26 Abr 2014 19:13 #21920

  • HermesT
  • Avatar de HermesT
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 682
  • Gracias recibidas 905
Planteáis aquí un tema muy interesante, o que al menos puede dar mucho de sí.

No obstante creo que sería bueno concretar un poco las posiciones de partida, sobre todo para los que, como yo, no hemos tenido contacto con Deleuze e ignoramos sus tesis básicas y si éstas tienen o no una intención -o una posible lectura- política.

El mensaje de Nolano abunda más en esto último, pero creo que no entiendo bien su posicionamiento político, puesto que no soy capaz de reconocer el relato en el que se quiere ubicar. A primera vista podría parecer que es el contrario al de Tasia, que podríamos identificar como el de espíritu transformador con una cierta base utópica y progresista y que sería el que se opone al que de hecho gobierna la sociedad y tiende a mantener el status quo imperante. Pero este tampoco parece ser el relato en el cual se inscribe Nolano puesto que parece rechazarlo explícitamente.

El mensaje de Tasia me parece un poco el complementario. Se posiciona más claramente, pero no dice demasiado de Deleuze y cómo la obra de este apoya o fomenta esa transformación, al contrario que Nolano que explica claramente los motivos por los que opina que el relato de Deleuze se mueve entre lo inane, lo dañino e incluso lo peligroso.

Sospecho por algunos comentarios que -quizás como no pueda ser de otra manera- la discrepancia política es realmente un síntoma de dos "visiones del mundo" bastante diferentes, y puede que hasta antagónicas.
Bienaventurados los que lo tienen claro, porque de ellos es el reino de los ciegos.(J.M. Serrat)
There is no shallow end to the philosophical pool.(P.F. Strawson)
A very great deal more truth can become known than can be proven.(Richard P. Feynman)
Quiero tortilla: no me interesa romper huevos :-P
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Tasia

Deleuze 26 Abr 2014 21:52 #21926

  • Tasia
  • Avatar de Tasia
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 597
  • Gracias recibidas 774
HermesT, Deleuze es un pensador declaradamente político y claramente político. Pero su postura política sería más “ácrata” que progresista, si bien él no casa bien con las etiquetas.

Me pides que aclare en qué sentido el pensamiento de Deleuze contiene un proyecto transformador. Como he señalado Deleuze plantea una serie de metáforas conceptuales (imágenes). Ejemplos de dichas imágenes serían:

-La antes expuesta de “rizoma”: evitar la jerarquía o el centralismo en el pensar, viendo en los considerados marginados o excluidos de la sociedad, lugares políticos con potencial creativo.

-Cuerpo sin órganos: cuerpo que no se interpreta a sí mismo en clave sistemática, organizada y biológica, sino en clave de experimentación y de deseo y apertura; de modo que rompe con el binarismo de género o con una noción psicoanalítica que encasilla a los sujetos en interpretaciones identitarias. Este concepto de Deleuze es muy subversivo y ha inspirado al movimiento queer (intersexualidad, transexualidad, romper con la opresión del género, orientación sexual libre, diversidad de los cuerpos, estética de lo diferente).

-Línea de fuga: en la vida hay líneas culturales que organizan lo que suele hacer la mayoría de la gente (ejemplo: emparejarse, obtener un empleo, vivir juntos, tener hijos, etc), todos en mayor o menor medida estamos atravesados por esas líneas; luego hay otras líneas que se salen un poco de ahí y que son una temporalidad alterada en la que hacemos cosas algo más diferenciadas (ejemplo: escribir una tesis doctoral, pintar cuadros, vivir un romance muy intenso, etc) estas líneas están unidas a las anteriores, pero a veces parecen romper con aquellas; y por último están las líneas de fuga. Las líneas de fuga son el modo en el que nos escapamos de las otras líneas y actuamos de modo desviado y extraño. Esto supone un ejercicio de búsqueda personal y una indagación en las posibilidades de transformación del mundo.

-Esquizofrenia: El psicoanálisis considera que los neuróticos son personas desviadas que la racionalidad “normal”. Deleuze se opone al concepto de lo “normal” y apuesta por la multiplicidad identitaria, por el ser múltiple y experimentador, que más que interpretar el mundo lo vive. El esquizoanálisis es una llamada a perderse en el mundo, rompiendo con la visión de la identidad como unidad-proceso, pero a la vez es la admisión del deseo y del cuerpo. El individuo es muchos individuos, es cambiante y deviene mil cosas.

-Enfermedad: La enfermedad no consiste en ser distinto de un patrón de normalidad. En la filosofía de Deleuze también existe la enfermedad, pero resulta difícil diferenciarla de lo sano. Hay un punto en el que las líneas (tanto las normales como las de fuga) se vuelve peligrosas y nos destruyen hasta un punto de no retorno. Nunca hemos vivido un modelo social en el que las líneas de fuga (revolución individual) no haya supuesto un suicidio final, pero las líneas convencionales también conducen a ese punto. Lo que hemos de hacer es procurar vivir la línea de fuga buscando la autenticidad y la reinvención creativa de identidades y modos de vivir, pero no tenemos certeza de que llegaremos a un buen puerto (en este sentido la filosofía de Deleuze es pesimista y siniestra).

-Nómada: el individuo que le gusta a Deleuze es el nómada. El que vive en la misma geografía que los demás, pero sigue sus propias líneas, el que siempre está en movimiento y transformándose en mil cosas. El nómada es el experimentador y normalmente es el excluido. No vive al margen de la sociedad, pero va por libre, siguiendo su propia trayectoria. No se construye en oposición a la masa, sino que en cierto modo forma parte de ellas, pero de algún modo las transciende.

*Deleuze no es “progresista” en el sentido de que no apuesta por un modelo de subversión colectiva, sino más bien por un tipo de acción individual revolucionaria pero un poco desesperanzada (¿un tipo de anarquismo tal vez?). Es una acción artística-política, parecida a la que proponía Nietzsche y, al igual que Nietzsche la expresa en metáforas.

*Por supuesto estos conceptos son una gran simplificación del pensamiento de Deleuze a efectos de introducir en el mundo de Deleuze a alguien que no sepa nada de este autor, en un solo post (y esto es muy complicado, claro, de modo que no me juzguéis con severidad).
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: HermesT, pulpo

Deleuze 27 Abr 2014 11:48 #21946

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3747
  • Gracias recibidas 3331
Quizá leyendo Este artículo entendáis mejor de qué va este debate, Pulpo y HermesT.
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 27 Abr 2014 11:51 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: HermesT, pulpo, Moni

Deleuze 27 Abr 2014 13:52 #21954

  • HermesT
  • Avatar de HermesT
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 682
  • Gracias recibidas 905
Gracias, Tasia, por este encuadre mínimo, que me permite hacerme una composición de las ideas de Deleuze.

De todas formas me cuesta ver un posicionamiento político explícito. Político en un sentido duro, teniendo en cuenta que toda actitud ante la sociedad es política al fin y al cabo, aunque en un sentido blando. Quizás la mayor fuerza de sus posiciones sea poner el acento en la definición de la verdadera ubicación del terreno de juego, esto es, el individuo como elemento atómico transformador. Pero un individuo abierto en el sentido de que transciende la "racionalidad" que categoriza y que es incapaz de dar razón de todo el abanico de la experiencia humana.

En este sentido me alineo con Deleuze si es que quiere decir algo parecido a que reducir el ser humano a su pensamiento racional y a los rieles que la sociedad permite es, no sólo inadecuado porque deja fuera quizas una parte mayor aún de nuestro ser, sino fuente de conflicto social permanente.

Puede que también tenga en mente algo paralelo a la tesis del liberalismo clásico en el sentido de que una miríada de individuos en pos de su bienestar redundará al final en un bienestar general. Pero lo hace con dos cambios importantes. El contexto transciende el de las condiciones materiales, y el individuo es mucho más que su racionalidad, y en este sentido el axioma de la "elección racional" es una idealización irreal que solo puede producir diagnósticos y pronósticos erróneos. Con un símil para ilustrar cómo lo veo, Deleuze piensa el individuo como un "lenguaje natural", mientras que el liberalismo clásico lo piensa como cualquiera de las reducciones de aquél a un formalización lógica, con su inevitable reduccionismo, y en ocasiones la necesidad de hacer de las reglas de convivencia social una especie de lecho de Procusto así como un lenguaje artificial gana precisión a costa de la potencia expresiva.

Tal vez esté pensando en algo así como la emergencia de una inteligencia colectiva no limitada a lo racional, a partir de tal individuo atómico libre del corsé liberal-ilustrado que parece el paradigma dominante. Una cierta masa crítica de tales individuos provocarían una transformación tan descentralizada como imparable. No sería extraña pues cierta sensación de desesperanza, dada la distancia que hay entre esta propuesta y la realidad.

Sin embargo, creo que algo de razón tiene Nolano. Semejante propuesta alberga demasiada confianza en la capacidad del ser humano y no deja de ser demasiado vaporosa como para que cristalize en algo concreto.

Supongo que Delueze es lo suficientemente optimista como para pensar que, por encima de las particularidades individuales, un individuo emancipado de la racionalidad instrumental - y para mí no hay otra, pero eso sería otro debate- será capaz de construir en su esfera particular condiciones suficientemente adecuadas como para transcender la oposición individuo-sociedad, y confiar en que su semejante haga lo mismo puesto que tales experiencias vitales, valores y tomas de posición y los mecanismos por los que a ello se llega y que permiten superar tal oposición individuo-sociedad son comunes a todos los individuos de una especie, por mucho que no sean necesarios, esto es, que se puedan inhibir por otros factores.

Pero no veo, Nolano, como este enlace que nos citas puede arrojar luz sobre este tema. Es uno más de los escritos que en los últimos tiempos constituyen casi un nuevo género folletinesco de indudable difusión entre cierto público. Se critica un epifenómeno de cierto estado de cosas, a saber, el descontento con las actuales condiciones de acción y participación política del demos en este regimen que es llamado democracia pero que deja tan insatisfecha a tanta gente como para que se dude con elementos de peso de que merezca tal nombre. Pero tal crítica se hace desde una construcción sesgada, obra del autor que hace la crítica. Por lo tanto no dejan de ser -por encima de una mayor elocuencia, elegancia o ausencia de ellas en el estilo, y de los matices de tal construcción- enormes "petitio pricipii" que obviamente acaban teniendo aire de rigurosidad y de "tener razón", sin querer percatarse que incurren en los mismos errores que creen que critican, esto es, básicamente partir de posturas dogmáticas y adolecer de escaso recorrido intelectual.
Pero el problema principal que veo es, por encima del anterior, la total ausencia de propuestas, cosa que al menos -si practicables o no- tienen aquellos que son objeto de su crítica.

Diagnósticos hay muchos, y algunos me parecen más adecuados siquiera por el recorrido del autor , pero sigue siendo llamativa la ausencia de propuestas...¿tal vez porque no las hay? ¿Tal vez Delueze es un visionario que apunta a la única vía practicable, si bien dificilísima?.

Un saludo.
Bienaventurados los que lo tienen claro, porque de ellos es el reino de los ciegos.(J.M. Serrat)
There is no shallow end to the philosophical pool.(P.F. Strawson)
A very great deal more truth can become known than can be proven.(Richard P. Feynman)
Quiero tortilla: no me interesa romper huevos :-P
Última Edición: 27 Abr 2014 16:43 por HermesT.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Tasia

Deleuze 27 Abr 2014 15:20 #21956

  • HermesT
  • Avatar de HermesT
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 682
  • Gracias recibidas 905
Mirando un poco más la web que aloja el enlace que nos facilita Nolano, no he podido reprimir una carcajada cuando he visto el perfil en la sección "Sobre nosotros" de uno de los integrantes principales. Cito textualmente, eludiendo el nombre porque no me parece relevante:

(...)estudió historia y ciencias políticas. Reside en Bruselas, donde contribuye a construir un mundo mejor defendiendo los intereses de grupos de presión y corporaciones transnacionales. Ha trabajado en enseñanza, comunicación, edición y banca. Sus áreas principales de interés son la teoría política y la historia social, si bien de vez en cuando se aviene a escribir sobre cuestiones menores como políticas públicas, economía y relaciones internacionales.

Si bien el esquema de actuación de los "contra-perroflautas" es muy parecedido, los hay, creo, de dos tipos. Los que actúan por convicción -siquiera estética- para darse el gustazo de construir un hombre de paja que represente sus fantasmas, y atizarle acto seguido con su erística -cosa fácil siempe-, y los que "tienen sueldo". La cita que pongo retrata muy bien a estos últimos, y sería gracioso, si no fuera trágico, lo que en realidad es paradójico: transformar la realidad apoyando a quienes a día de hoy crean esa misma realidad. Aunque es muy posible que la paradoja desparezca si se matiza la declaración de intenciones y se explicita "un mundo mejor...¿para quien?". Ya tenemos algún ejemplo de ese puente entre poder económico y búsqueda de legitimidad siquiera académica, como lo que se relata en documentales como Inside job". En todo caso no se ve en el horizonte cambio alguno, si es que debe venir de esos padrinos a los que en el actual status quo no parece irles mal.

Porque el otro rasgo común a ambos tipos es que todos trabajan contra el mismo fenómeno. Puede ser, después de todo, que el perroflautismo, si despliega tantos recursos en su contra, no debe de ser al fin y al cabo tan inane, superficial y falto de pólvora como tantos se esfuerzan en demostrar, y quizás pone nerviosa a mucha gente.
Bienaventurados los que lo tienen claro, porque de ellos es el reino de los ciegos.(J.M. Serrat)
There is no shallow end to the philosophical pool.(P.F. Strawson)
A very great deal more truth can become known than can be proven.(Richard P. Feynman)
Quiero tortilla: no me interesa romper huevos :-P
Última Edición: 27 Abr 2014 17:29 por HermesT.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Tasia, Mmadu

Deleuze 27 Abr 2014 16:42 #21959

  • Tasia
  • Avatar de Tasia
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 597
  • Gracias recibidas 774
HermesT, solo un matiz. Lo digo sobre todo por si algún estudiante lee estos foros y piensa trasladar algo de lo dicho a su examen sobre Deleuze.

No podemos hablar de individuo liberal en Deleuze. Deleuze es un postestructuralista, recordemos que los postestructuralistas hablan de la muerte del individuo (igual que Nietzsche hablaba de la "muerte de Dios", claro está). Es decir, los postestructuralistas piensan que el individuo no es más que un enclave de la sociedad, un cúmulo de líneas y estructuras culturales.

Deleuze es paradójico porque, aunque sostiene que hay estructuras culturales que configuran al ser humano, escribe como llamando a una entidad sintiente, resistente a toda estructura y llena de deseo. Pero ese individuo no es un espacio separado y atómico, sino que otras veces parece diluido y en permanente fluir, incluso a veces ese individuo parece desear su propia ruptura y desintegración total en su afán experimentador.

Dicen que Deleuze es un estructuralista sin estructuras. Y así vemos que sus imágenes, como el rizoma, consisten en estructuras que dinamitan el concepto de estructura.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: HermesT, alekhine, Mmadu

Deleuze 27 Abr 2014 16:59 #21960

  • HermesT
  • Avatar de HermesT
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 682
  • Gracias recibidas 905
¡Por supuesto!

Culquiera que use alguna opinión mía para un examen es, como poco, imprudente. Pero si lo hace y le va bien...!oye, que avise! :D

Mi "átomo" tiene una intención lógica, más bien que ontológica o metafísica, en el sentido de expresar una escala estructural: la agragación de átomos constituye moléculas, y éstas sustancias....
Porque entiendo por lo que dices que el propio Deleuze recnoce una esencia, casi inefable y nouménica, que constituye y a la vez recibe los efectos de dichas estructuras culturales. Esa sería su inefabilidad, porque dependería del nivel de detalle en que quieras examinarlas. En unos aparecen clarísimas, en otros se difuminan.

En cuanto al "individuo liberal" es exclusivamente un paralelismo mío -posiblemente eróneo-, y ya entiendo que no es algo que -al menos explícitamente- sea parte de las tesis de Deleuze.
Bienaventurados los que lo tienen claro, porque de ellos es el reino de los ciegos.(J.M. Serrat)
There is no shallow end to the philosophical pool.(P.F. Strawson)
A very great deal more truth can become known than can be proven.(Richard P. Feynman)
Quiero tortilla: no me interesa romper huevos :-P
Última Edición: 27 Abr 2014 17:03 por HermesT.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.213 segundos