Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: F. Nietzsche

F. Nietzsche 02 May 2019 11:35 #49524

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1747
  • Gracias recibidas 1544
Si el momento de realidad no nos está dado en la aprehensión (Zubiri defendía la tesis de que el momento de realidad, entendido como una formalidad o “de suyo”, y no como la aprehensión de unos meros contenidos, que siempre estarán mediados por la cultura, se da por la vía de los sentidos) entonces, y efectivamente, todo es interpretación y todo es un juego de máscaras. Al final, y se quiera o no, y si no se defiende la tesis de que la realidad (aunque sólo sea entendida como formalidad) nos viene dada, es decir, que se nos impone por vía de los sentidos, se acabará incurriendo en todo tipo de relativismos y en el irracionalismo.

No creo que la realidad sea contradictoria. Lo que sí que creo es que puede ser enigmática. La realidad nunca nos está dada definitivamente, nunca nos está desvelada de una vez y para siempre. La “realidad” debe de ser postulada, esbozada, ficcionada, creada, y posteriormente experienciada, para dar cuenta de dichos esbozos o creaciones.

La “realidad”, como formalidad, no es puesta por el sujeto, sino que le viene impuesta al sujeto por vía de los sentidos. Lo que sí que está mediado por la cultura o por la interpretación es el contenido de lo que es o de lo que podrías ser esa realidad. Afortunadamente no contamos con la “nada”, sino que contamos con la realidad (al menos, e insisto, formalmente) lo cual nos salva de todo tipo de nihilismos.

¿Si no se da el momento de realidad, si no existen los hechos, entonces qué es lo que se trata de interpretar? ¿Cuando se dice que todo es interpretación, qué es entonces aquello que se está interpretando o que se trata de interpretar? Si no hay “nada”, si no hay un “texto” que interpretar o sobre el que recaiga una posible interpretación, entonces no cabría hablar de interpretación alguna, sino que de lo que cabría hablar son de meras ficciones sostenidas en una pura “nada”.

Creo que Nietzsche tenía toda la razón al decirnos que la realidad debe de ser postulada o “creada”. Pero lo que se “crea” no es el momento de realidad, sino los posibles “contenidos” de lo que sería dicha realidad que nos viene impuesta. El que se interprete a Nietzsche de una u otra manera es lo que daría lugar a “varios” Nietzsche desembocando en posturas radicalmente diferentes.

Hay un autor, marido de Adela Cortina, al cual recomendaría llamado Jesús Conill (Catedrático de filosofía moral y política en la Universidad de Valencia), perteneciente a la tercera generación de discípulos de Zubiri que defiende la tesis de la influencia que ha tenido Nietzsche en el pensamiento español a través, y principalmente, de Ortega, Zubiri (discípulo de Ortega) y Laín Entralgo (discípulo tanto de Ortega como de Zubiri). Recientemente acaba de publicar un libro titulado: “Intimidad corporal y persona humana” del cual les dejo la reseña:

“La filosofía parece estar muriendo a manos del actual proyecto naturalizador que están llevado a cabo las neurociencias y la creciente tecnologización de la vida. De hecho, algunos autores ya han decretado su muerte y celebran su defunción. Y, sin embargo, se sigue hablando de la naturaleza humana desde las tecnociencias y desde la metafísica tradicional, en su versión de ontología sustancialista aristotélica, aunque sin suficiente sentido crítico.
El presente libro propone una alternativa para superar la concepción naturalista y cientificista de la naturaleza humana recurriendo a una biohermenéutica de la peculiar constitución biológica del ser humano como persona con valor de dignidad, tomando como punto de partida la experiencia de la intimidad corporal. El camino parte de Nietzsche y desemboca en la filosofía española de Ortega y Gasset, Zubiri y Laín. La gran pregunta es entonces si hay que prescindir de las tradicionales nociones de " naturaleza humana " y " esencia ", si estamos ante el " final del humanismo ", debido al horizonte que abre el ilimitado tecno-bio-mejoramiento humano; o si, por el contrario, desde la experiencia corporal de la intimidad se logra una alternativa al mentalismo y al computacionismo, para dar debida cuenta de la realidad personal.”
El administrador ha desactivado la escritura pública.

F. Nietzsche 02 May 2019 11:52 #49525

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 454
  • Gracias recibidas 886
Hola, os he leído y he pensado un poco en ello y haciéndolo el hilo seguía fluyendo y quizá ya llego demasiado tarde para decir algunas cosas que me surgían, pero como este es el hilo de Nietzsche, voy a hacerlo.
Abel: En esta conferencia se habla del devenir de la vida como un concepto central del pensamiento de Nietzsche. Asimismo, se habla de la moral de los señores frente a los esclavos, como esas personas que se afirman en su comportamiento, que no rinden cuentas a nadie, que son naturales, que son fuertes, que se enfrentan a toda la moral y cultura que busca someterlos. Pues bien, en mis lentas lecturas de Hegel (entender una página me lleva un día) me doy cuenta que estos conceptos ya los desarrolla, de forma menos literaria y amena pero sí con más sistematicidad.

¿Sólo un día? A mí me lleva un milenio. Paré en “La Fenomenología” justo al acabar el capítulo V y no avanzaré hasta que no me los relea otra vez, muchas otras veces. Creo que aunque se parezcan los términos no son los mismos conceptos en Nietzsche que en Hegel. De entrada Hegel no usa el término esclavo sino siervo, “la dialéctica del dueño y el esclavo” es una interpretación posterior. Estos conceptos los desarrolla Hegel en el capítulo IV de “La Fenomenología” y tiene que ver con la conciencia de sí. El hombre toma conciencia de sí ya no en los objetos que le rodean sino que se vuelve hacia sí mismo. Y aquí la confrontación Señor y siervo tiene que ver con que el hombre toma conciencia frente a otro, en la medida en que éste otro toma conciencia de sí frente al primero. Estamos en uno de los primeros estadios, tú y yo nos confrontamos en una batalla a muerte en la que no cediendo en nuestra posición tomamos conciencia de quiénes somos. La conciencia del siervo es un paso más allá en el desarrollo del ser humano porque el siervo es consciente de esa muerte y en defensa de sí se pliega, se disciplina, por así decirlo, a tomar conciencia de sí en la satisfacción del deseo del otro. En un tercer estadio su actuación se materializa en el trabajo, en este supuesto el hombre es consciente de sí formando parte de un Estado. La idea de siervo no es social, es transversal, civil, jurídica, naturaleza… En Nietzsche el esclavo es aquel que acata la voluntad de otros traducida en una moral, religión, cultura… que asume y con la que quiere someter a otros, “señores” que no se pliegan, que se revelan, que no acatan esas interpretaciones. En cuanto al devenir, si creo que ambos piensas en ese sentido Heraclitiano. En Hegel la dialéctica no es método de pensamiento sino que está inserta en la realidad. La realidad es dialéctica. En la realidad las cosas son, salen de sí y se transforman. La clave es el tiempo, el tiempo natural y el humano, la historia. La filosofía de Hegel es pensar la vida, va más allá de crear conceptos para fijarla y en ese sentido creo que Nietzsche coincide, en no “momificar” lo vivo aunque lo hará de forma diferente (su lenguaje, el arte, la expresividad…) Hegel propone una manera de pensar que sea fluir, que es respirar, al leer “La fenomenología” sientes que algo late ahí dentro.
Yo también descarto la supuesta misoginia de Nietzsche, creo que las más bellas metáforas que utiliza las hace a través de la mujer. La mujer y el hombre como engendradores del ultra-hombre, ambos padre y madre, en el mismo nivel aunque no iguales, no uniformes, no fijados.
Por cierto y en relación a un hilo “cerrado” quería transformar un aforismo de Nietzsche que decía algo así como que sólo desea un tirano el que no es señor de sí mismo, para expresar que sólo sufrirán a un moderador los que no son señores de sí mismos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: , Silvanus, Anuska-

F. Nietzsche 02 May 2019 18:34 #49528

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1521
  • Gracias recibidas 2150
Hola Xna

Respecto a la Dialéctica hegeliana en Nietzche, es un tema ya bastante estudiado. Deleuze lo trata muy bien, resolviendo que Nietzsche es totalmente "antidialéctico".

Y el propio Sánchez Meca escribe: "Voluntad de poder o mundo serían palabras para designar el juego de esta actividad (se refiere al conflicto de interpretaciones que configuran acciones y reacciones) en su conjunto. [...] No hay ningún mundo verdadero sin acción y sin reacción. Ni siquiera en la forma de un sistema universal de las categorías. Tampoco se puede hacer, por tanto, de esta lucha un devenir lógico, determinado a acabar siempre en una síntesis con la absorción del adversario; un devenir presidido por una teleología que se desarrollara de acuerdo con los pasos de la Dialéctica, a la manera de Hegel"

Saludos.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: , Anuska-, Xna

F. Nietzsche 02 May 2019 23:40 #49529

  • Avatar de
Hola, Xna:

Lo has explicado de mil maravillas. Si te case en el examen de HFMII ya lo tienes aprobado.

Has señalado y explicado muy bien un aspecto muy interesante:
Y aquí la confrontación Señor y siervo tiene que ver con que el hombre toma conciencia frente a otro, en la medida en que éste otro toma conciencia de sí frente al primero. Estamos en uno de los primeros estadios, tú y yo nos confrontamos en una batalla a muerte en la que no cediendo en nuestra posición tomamos conciencia de quiénes somos. La conciencia del siervo es un paso más allá en el desarrollo del ser humano porque el siervo es consciente de esa muerte y en defensa de sí se pliega, se disciplina, por así decirlo, a tomar conciencia de sí en la satisfacción del deseo del otro.

Hegel concluye que el señor depende del siervo, lo requiere porque acaba siendo una especie de niño desprotegido que depende del siervo. De hecho, se mofa de la aristocracia por su inutilidad, en un claro guiño de apoyo a la revolución francesa. Esto lleva a que el amo tenga una conciencia que acaba siendo subsidiaria de la del siervo que es quien conoce la materia porque está en contacto con ella. Este es un aspecto que también se suele pasar por alto del pensamiento de Hegel: reconoce en la materia la realidad que nos da el contacto con la realidad. Ahora bien, para él no es el motor de la misma sino la conciencia.

Claro, cuando lees a Nietzsche algo así como que ''el mundo lo contemplamos los hiperbóreos desde las montañas'' ya te sitúa en una perspectiva desde la cual ni siervo ni esclavo ni nada: el señor se define por sí mismo. Pero esto no deja de ser una visión, una actitud, una perspectiva del señor. Nietzsche dibuja a un desacoplado moral, por una crítica a la cultura moderna, el cual no necesita de un rebaño que justifique ninguna acción que promueve su voluntad de poder.

Siguiendo con lo que tan bien indica Silvanus:
Tampoco se puede hacer, por tanto, de esta lucha un devenir lógico, determinado a acabar siempre en una síntesis con la absorción del adversario; un devenir presidido por una teleología que se desarrollara de acuerdo con los pasos de la Dialéctica, a la manera de Hegel

En mi opinión, con muchísima menos autoridad académica que la de Sánchez Meca, esta voluntad de poder tiene la misma forma que el deseo que se desea, que impulsa ese inicio del proceso dialéctico. Para Nietzsche no existe ese devenir lógico que sigue un telos, cierto, pero lo que intuyo es que ese impulso es el mismo que el que inicia el proceso de lucha.

Saludos

Abel

PD:
Por cierto y en relación a un hilo “cerrado” quería transformar un aforismo de Nietzsche que decía algo así como que sólo desea un tirano el que no es señor de sí mismo, para expresar que sólo sufrirán a un moderador los que no son señores de sí mismos.
Creo que es mejor no darle demasiada importancia a según que cosas y a según que personas, se acaban creyendo importantes cuando no lo son.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

F. Nietzsche 03 May 2019 21:30 #49538

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 528
  • Gracias recibidas 689
La pena es que cuando yo llegue ahí vosotros ya no estaréis.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: , Xna

F. Nietzsche 04 May 2019 11:34 #49543

  • Avatar de
Anuska- escribió:
La pena es que cuando yo llegue ahí vosotros ya no estaréis.

Hola, Anuska:

Seguro coincidimos en alguna asignatura. El tema es que yo apenas entro y participo en los foros oficiales. Me suelo preparar las asignaturas con la bibliografía recomendada, miro los exámenes de otros años y lo preparo todo por mi cuenta.

Tampoco hago resúmenes ni esquemas, subrayo y hago notas en los libros. Así que tampoco doy pie a preparar las asignaturas en colaboración con nadie.

Al principio sí iba a las tutorías pero pasados unos años te vuelves bastante autónomo en la UNED

Saludos

Abel
El administrador ha desactivado la escritura pública.

F. Nietzsche 04 May 2019 23:23 #49549

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 454
  • Gracias recibidas 886
Anuska:La pena es que cuando yo llegue ahí vosotros ya no estaréis.

Cuando llegues nos traerás de las orejas
Última Edición: 04 May 2019 23:23 por Xna.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

F. Nietzsche 05 May 2019 11:26 #49552

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1521
  • Gracias recibidas 2150
El Abel escribió:
En mi opinión, con muchísima menos autoridad académica que la de Sánchez Meca, esta voluntad de poder tiene la misma forma que el deseo que se desea, que impulsa ese inicio del proceso dialéctico. Para Nietzsche no existe ese devenir lógico que sigue un telos, cierto, pero lo que intuyo es que ese impulso es el mismo que el que inicia el proceso de lucha.


Personalmente, me guardaría de esas intuiciones, porque se trata de malas interpretaciones de lo que supone la fuerza y la lucha en Nietzsche. La Voluntad de Poder interpretada como ese deseo que se desea lleva al concepto de dominación. Esta (mala, típica de las fuerzas nihilistas y decadentes) interpretación ha llevado a otras tantas confusiones.

La Voluntad de Poder NO desea el dominio. Me gustaría que quedase claro.

Deleuze:


fullsizeoutput_5b9.jpeg




fullsizeoutput_5b8.jpeg
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido:

F. Nietzsche 05 May 2019 14:42 #49555

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1747
  • Gracias recibidas 1544
Dice, El Abel: “Para Nietzsche no existe ese devenir lógico que sigue un telos, cierto, pero lo que intuyo es que ese impulso es el mismo que inicia el proceso de lucha”

Efectivamente, considero que así es. No es que ese impulso tenga que iniciar el proceso de lucha pero si se inicia el proceso de lucha será por ese impulso. ¿ Pero realmente se podrá o no iniciar dicho proceso de lucha? De hecho considero que el que se inicie o no, no es algo potestativo, sino que será necesario por la propia dinámica interna de dicha voluntad de poder. De hecho en el texto se nos dice: “ Ese principio no significa (por lo menos no lo significa en primer lugar) que la voluntad quiera el poder o desee dominar” o que se diga: “en ellas la afirmación es lo primero, la negación no es nunca sino una consecuencia, algo así como un acrecentamiento de goce”

Nietzsche no considera que la voluntad de poder deba de interpretarse en primer lugar, pero en primer lugar, como una voluntad de dominación sino como una voluntad de autodominación, de auto-dominio, o de dominio de sí mismo. Cuestión aparte es si dicha voluntad puede quedarse únicamente en ese estado de autodominio o de dominio de sí mismo. Al parecer, y junto con la afirmación, siempre se dará, y como consecuencia, la negación. Es decir, la negación o el proceso de lucha siempre e indefectiblemente se darán.

Dice, Silvanus: “La Voluntad de Poder NO desea el dominio. Me gustaría que quedase claro.

Una cuestión es que la voluntad de poder NO desee el dominio, pero eso sí, que no lo desee en un primer lugar ( sólo el dominio de sí mismo), y otra cuestión bien diferente, es que porque no lo desee en un primer lugar, ese deseo de dominación por parte de la Voluntad de poder no se vaya a dar o no se tenga que dar en un momento posterior. Por tanto, y según yo lo veo, no es que Nietzsche esté en contra de la voluntad de dominación, porque la Voluntad de poder llevará indefectiblemente a ese estado como estado de goce, sino que de lo que está en contra es de que la Voluntad de Poder se interprete única o meramente como Voluntad de dominación. Pero el que la voluntad de poder, antes o después, nos lleva a la voluntad de dominación, es algo que ni siquiera el propio Nietzsche desmentiría.
Última Edición: 05 May 2019 14:53 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

F. Nietzsche 05 May 2019 15:09 #49556

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1521
  • Gracias recibidas 2150
elías escribió:

Nietzsche no considera que la voluntad de poder deba de interpretarse en primer lugar, pero en primer lugar, como una voluntad de dominación sino como una voluntad de autodominación, de auto-dominio, o de dominio de sí mismo. Cuestión aparte es si dicha voluntad puede quedarse únicamente en ese estado de autodominio o de dominio de sí mismo. Al parecer, y junto con la afirmación, siempre se dará, y como consecuencia, la negación. Es decir, la negación o el proceso de lucha siempre e indefectiblemente se darán.

Dice, Silvanus: “La Voluntad de Poder NO desea el dominio. Me gustaría que quedase claro.

Una cuestión es que la voluntad de poder NO desee el dominio, pero eso sí, que no lo desee en un primer lugar ( sólo el dominio de sí mismo), y otra cuestión bien diferente, es que porque no lo desee en un primer lugar, ese deseo de dominación por parte de la Voluntad de poder no se vaya a dar o no se tenga que dar en un momento posterior. Por tanto, y según yo lo veo, no es que Nietzsche esté en contra de la voluntad de dominación, porque la Voluntad de poder llevará indefectiblemente a ese estado como estado de goce, sino que de lo que está en contra es de que la Voluntad de Poder se interprete única o meramente como Voluntad de dominación. Pero el que la voluntad de poder, antes o después, nos lleva a la voluntad de dominación, es algo que ni siquiera el propio Nietzsche desmentiría.

No, no es así.

Hay que comprender el Eterno Retorno, que es selectivo: todo lo que ha de volver es de forma afirmativa. El devenir nihilista, que se caracteriza por ese concepto de dominación y demás malas interpretaciones, solo aparece una vez.

El Eterno Retorno es selectivo: solo vuelve lo afirmativo.

Habría que ser más tranquilo en algunos comentarios. Porque estáis llevando a Nietzsche a donde no es. Estais en vuestro derecho, claro está, pero lo hacéis sin base alguna: ni aportáis lecturas o textos nietzscheanos ni nada. Habláis desde lecturas reducidas, demasiado traspasadas por otras ideas (hegelianas, o zubirianas, etc.)

Saludos.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.183 segundos