Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Presentación, saludos

Presentación, saludos 24 Jul 2019 09:11 #50812

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 212
  • Gracias recibidas 335
Hola, pues a mi me hablas de anarquismo individualista y me suena a otra etiqueta más con la que nos adornamos en ese ir definiéndonos y también frente a los demás, en ese saber que Aristóteles llama “un saberse”, “un saber para sí”, algo individual que puede ser de otra manera porque el fenómeno empírico es amplísimo. Quiero huir de esas categorías que lejos de definirnos nos acotan a cada uno de nosotros que estamos en constante cambio. La última vez que me definí bajo una etiqueta, hace un par de meses, me reconocí “arreligiosa” y tras un largo y apasionante debate con Elías y empaparme del temario completo de Filosofía de la Religión II me vi de pronto envuelta en una crisis espiritual/religiosa/existencial inesperada, que me asomó al abismo, me autodiagnostiqué un bajón de azúcar de vértigo.
Entiendo ser anarquista individualista en las montañas Rocosas o por las extensas praderas pero sí, hay reglas y nos someten y nos sometemos a ellas desde que asomamos por este mundo, la primera el nombrarte niño/niña con todo lo que eso ya de entrada da por supuesto (Paul B.Preciado, me has dejado como poco inquieta) Hoy, 7:10 de la mañana, Madrid, Intercambiador de Plaza Castilla, miles de seres humanos desplazándose por espacios reducidos. Me pregunto qué tal si fuéramos todos “anarco individualistas” y no te digo que no lo haya llegado a sentir en algún momento, “ceda el asiento a ancianos y embarazadas” claro, “ sitio reservado para inválidos” por supuesto, “no ponga la música en alto” faltaría más, “no abra sus piernas comprimiendo a los de al lado en sus asientos” of course “Y sonría” anda y qué te follen, fue un pensamiento, un impulso de ahí dentro, no lo verbalicé, disculpen.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Lapidario

Presentación, saludos 24 Jul 2019 09:22 #50814

  • Goriot
  • Avatar de Goriot
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 157
  • Gracias recibidas 142
Maquinaria externa, omnipotente, autoritaria, coercitiva y vigilante, que nos impone una conducta, normas y costumbres que no hemos elegido. Y sin embargo, aquí estamos, diciendo lo que queremos, pensando lo que queremos y pudiendo elegir qué ser y cómo serlo.

El anarquismo individual tal y como se está comentando en este hilo parece más bien una rabieta, la necesidad de una libertad con licencia para hacer cuanto se nos antoje sin que nada ni nadie pueda juzgarnos y decirnos qué hemos hecho mal. Una forma un poco chusca de evitar el fracaso, la frustración que provoca el hecho de ser responsable de las propias equivocaciones.

Si no ser libres de forma absoluta, o que cada una de nuestras acciones se vea condicionada por un mundo en el que no sólo existimos nosotros como individuos, es juzgado como algo negativo, entonces lo que deseamos es irrealizable, irresponsable y egoísta.

Desde el momento en el que uno considera que en el vecino mismo del quinto se concentra la humanidad entera y es tan merecedor de lo bueno como nosotros, entonces nuestra acción ya está condicionada. En el momento en el que necesitamos de recursos que nosotros mismos no podemos proporcionarnos nuestras elecciones ya están condicionadas. Y no por un ente maligno, premeditado y autoconsciente, por nosotros mismos, por nuestra propia inteligencia.

La familia no se elije, se elije cómo nos afecta. No importa cuántos años pases en las instituciones académicas, si te has convertido en una pieza de algún tipo de máquina totipotente entonces la responsabilidad es tuya. Nunca en ningún otro momento de la historia el ser humano del primer mundo tuvo tan pocas excusas para no considerarse libre y afortunado de serlo. Es en la actualidad cuando las justificaciones se han disuelto y se nos ha puesto frente a un espejo: esta es tu vida y tú decides, pero eres tan responsable de tus acciones como de sus consecuencias.

Es mi opinión.
El tema ha sido cerrado.

Presentación, saludos 24 Jul 2019 09:32 #50815

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 753
  • Gracias recibidas 546
Sólo unas matizaciones:

1. Diciendo lo que queremos, no. Si yo escribiera en este foro todo lo que quiero o dijera a mis superiores lo que pienso de ellos, tendría serios problemas.

2. Pudiendo elegir qué ser y cómo serlo, tampoco. Para empezar, ya te condiciona el mercado laboral, así como tu situación económica, y también, a una edad en que se es aún un adolescente, tu familia.

3. No se elije tan fácilmente cómo te afecta la familia porque la sensibilidad depende en buena medida del propio carácter, que en parte nos viene dado y en parte se va construyendo, entre otras instancias, por la misma familia, con lo que se entra en un círculo vicioso.

Y conforme estoy en que nunca el ser humano ha sido tan libre como es ahora, pero sigue sin serlo. Y las ataduras que tiene que sufrir son lo bastante sutiles como para que, o no se de cuenta de que existen, o le traten de loco si protesta contra ellas. Que las cosas hayan mejorado no es motivo para creer que vivimos en un mundo perfecto y todo va sobre ruedas.
Última Edición: 24 Jul 2019 09:38 por Alma.
El tema ha sido cerrado.

Presentación, saludos 24 Jul 2019 09:52 #50816

  • Lapidario
  • Avatar de Lapidario
  • CONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 86
  • Gracias recibidas 113
Ariel escribió:
¿Qué te parece?

Ostras, pues hay tres páginas de intervenciones muy interesantes entre ayer y hoy (¡en un hilo que era para dar la bienvenida a un nuevo forero!) así que igual ya no procede. Pero en fin, con respecto a los DDHH:

Ariel escribió:
Los DDHH son un producto salido de particulares condiciones políticas, económicas, históricas y sociales. Son una cristalización cultural de Occidente.
De hecho, el reconocimiento universal de este ideal nuestro de los derechos del hombre puede ser perjudicial si el universalismo se usa para negar la especificidad individual o para disfrazar la realidad de la diversidad

A priori, me choca un poco el rechazo a los derechos humanos como invención contingente de occidente, seguida poco después de una defensa del individualismo anarquista también bastante occidental (no es que el individualismo haya sido tradicional en China, Japón o la India). Por otro lado, un anarquista debería ver con simpatía los DDHH liberales de primera generación, ¿no? No verse obligado a militar en un partido político, etc etc.

Pero más allá de eso: entiendo los riesgos de etnocentrismo que lleva aparejado intentar universalizar un invento occidental (¡respetaréis a bombazos el derecho a la vida!), pero me resulta muy difícil no ver una base común en todos los seres humanos, sea cual sea su cultura. Un poco lo de las capacidades potenciales comunes de Nussbaum, no sé: capacidad para el humor, la reproducción, la alimentación, la comunicación… Así que prefiero que existan unas reglas básicas que “debieran” respetarse para permitir un desarrollo mínimo de esas capacidades, de modo que una sociedad fuera mínimamente habitable. Unas normas de convivencia que eviten por ejemplo lo que mencionaba antes: si la única fuente de derecho es la ciudadanía, puede apalearse impunemente a un inmigrante ilegal.

Ariel escribió:
Me preguntas por las alterantivas. Las alternativas a la democracia y a los DDHH son utópicas, estoy de acuerdo. A mí me gusta alguna forma de anarquismo individualista.
No estoy a favor del comunitarismo porque el comunitarismo presupone orientarse según la regla del bien común, de modo que cualquier crítica al sistema se ve con desconfianza. También está esa otra forma de comunitarismo según la cual las obligaciones que derivan de la familia y de la vida en común tienen que predominar sobre los derechos individuales. Así que no. Anarquismo individualista.

Con respecto al anarquismo, siempre he empatizado más con el anarcosindicalismo (que contempla explícitamente ciertas formas de asociacionismo comunitario que por otro lado Shankara mencionaba) que con el anarquismo individualista, que veo demasiado próximo al anarcocapitalismo de laissez faire… Y no sé, puedo empatizar con el Thoreau de “Walden” que se larga a vivir a una cabaña aislada para no vivir con imposiciones sociales, pero me cuesta sentirme cercano al empresario que reclama la libertad de poder pagar salarios ínfimos o vender productos alimentarios sin controles de calidad “liberticidas”. ¿Libertad para elegir un modo de vida concreto? OK. ¿“Libertad” para que un currito “acepte libremente” trabajar por debajo del SMI para no morirse de hambre? Pues no. Que a menudo nos encontramos que gente que reclama su libertad para pedir en el fondo su libertad de ser lo que académicamente podría denominarse hijodeperra. Y me resulta difícil considerar libre a quien no tiene las necesidades de supervivencia cubiertas, con lo que toda reclamación de libertades que no tenga esa desigualdad básica en cuenta me parece engañosa.

Del egoísmo de Stirner confieso que mi única fuente por ahora es este cómic (el autor es marxista clásico, así que es de esperar que no sea muy imparcial al respecto):

existentialcomics.com/comic/209

Debería ser posible alcanzar un comunitarismo que sea a su vez respetuoso con las diferencias individuales… No sé, ya comenté una vez por aquí que a mí me gustó un modelo híbrido que proponía Kim Stanley Robinson para Marte: comunismo cooperativista para los bienes de supervivencia (vivienda, sanidad, educación, medio ambiente), capitalismo para todo lo demás, libertad sexual…
Primum vivere deinde philosophari
Última Edición: 24 Jul 2019 09:53 por Lapidario.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, Xna

Presentación, saludos 24 Jul 2019 09:58 #50817

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 753
  • Gracias recibidas 546
Otra restricción a la libertad individual. ¿Por qué tenemos que aprender inglés cuando (en mi opinión) es un idioma feísimo y no es el nuestro? Aparte se rompe el principio de igualdad de oportunidades porque los angloparlantes ya parten con ventaja.
Vale, ahora supongo que toca hablar de la solución. ¿Cómo entenderse en un mundo globalizado, que tiene la gran ventaja de acceder a montones de libros del extranjero que pueden ser interesantísimos y no se editan aquí? Pues no sé... que ya sabemos que es fácil hallar problemas pero no soluciones... ¿esperanto, tal vez?
Haré un esfuerzo intelectual y mandaré mi dignidad a paseo y leeré lo de Stirner :lol:
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Lapidario

Presentación, saludos 24 Jul 2019 10:09 #50818

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1070
  • Gracias recibidas 1149
Alma escribió:
Otra restricción a la libertad individual. ¿Por qué tenemos que aprender inglés cuando (en mi opinión) es un idioma feísimo y no es el nuestro? Aparte se rompe el principio de igualdad de oportunidades porque los angloparlantes ya parten con ventaja.

:lol:

Es verdad. Es muy feo, y a la vez terriblemente plano. Ahora en media hora entro a clase de inglés. ¿Mejor estar leyendo a Spinoza? Tal vez. Pero para no depender mi libertad de un lugar tan estrecho como España, necesito un idioma que me permita irme. Estrategia del Conatus. :lol:
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Alma

Presentación, saludos 24 Jul 2019 10:10 #50819

  • Goriot
  • Avatar de Goriot
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 157
  • Gracias recibidas 142
Alma escribió:
Sólo unas matizaciones:

1. Diciendo lo que queremos, no. Si yo escribiera en este foro todo lo que quiero o dijera a mis superiores lo que pienso de ellos, tendría serios problemas.

2. Pudiendo elegir qué ser y cómo serlo, tampoco. Para empezar, ya te condiciona el mercado laboral, así como tu situación económica, y también, a una edad en que se es aún un adolescente, tu familia.

3. No se elije tan fácilmente cómo te afecta la familia porque la sensibilidad depende en buena medida del propio carácter, que en parte nos viene dado y en parte se va construyendo, entre otras instancias, por la misma familia, con lo que se entra en un círculo vicioso.

Y conforme estoy en que nunca el ser humano ha sido tan libre como es ahora, pero sigue sin serlo. Y las ataduras que tiene que sufrir son lo bastante sutiles como para que, o no se de cuenta de que existen, o le traten de loco si protesta contra ellas. Que las cosas hayan mejorado no es motivo para creer que vivimos en un mundo perfecto y todo va sobre ruedas.

Pero es que eso a mí me suena a querer hacer, decir o pensar cuanto desees sin que ello suponga ningún tipo de consecuencia. El problema aquí es qué categoría le damos a esas consecuencias y hasta qué punto eso refleja nuestra incoherencia. Cuánto tiene de importante, relevante o verdadero todo aquello que desearías decir pero que no dices por temor a las reacciones ajenas. Cuánto valoras todas esas opiniones, acciones o pensamientos que, en vez de expresarlas, te guardas. No será que el miedo, la inteligencia o la razón superan al impulso, el deseo y al arbitrio. No responsabilices únicamente a lo ajeno de tu inacción, convertirse en una víctima de todo lo que no somos nosotros nunca va a ser una buena manera de enfrentarse a la realidad. Si lo que piensas es lo suficientemente importante, no decirlo te responsabiliza personalmente a ti, no a un constructo ajeno e imaginado.

Y, efectivamente, has nacido en un mundo cuya evolución cultural ha derivado en lo que hoy en día puedes disfrutar, observar y participar. Pensar que todo lo acontecido históricamente es una imposición por el simple hecho de no haber podido participar de su construcción no tiene ningún sentido. Somos un ladrillo dentro de todo ese muro que es la historia humana. Pelearse y frustrarse porque lo real no concuerda con lo imaginado o deseado no confirma que la realidad, por no cumplir tus expectativas, sea núcleo de todas aquellas cualidades negativas que resulten de dicha comparación. No sólo es tratar a la realidad con injusticia, sino también a ti.

Y bueno, si tu vida excelente es la de un mundo donde no existan más normas que las que tú hayas decidido tener, o que no existan más consecuencias sobre tus actos que aquellas que desees tener, nada te impide negar la realidad, alejarte de ella y tratar de salvar el pellejo sola, por cuenta propia, sin el condicionamiento de la necesidad social o cultural. Igual así podrías llegar a valorar lo que nos rodea de una manera más justa.

En cuanto al punto tres, me refería a cómo afecta a tu conducta, a tu acción. Disculpa por no concretar. La familia puede afectar de muchas maneras, ahora bien, la manera en la que ésta afecte a tu forma de actuar sólo depende de ti. En mi opinión, todo lo demás son excusas, justificaciones, huidas hacia adelante.

Claro que no es un mundo perfecto, lo que no puede es juzgarse la realidad en base a criterios que podrían corresponder tan sólo a épocas muy concretas de la historia humana. Esa noción de un sistema maligno, que "ha sido decidido por otros", y que determina nuestros hilos como un marionetista puede corresponder con una imagen distorsionada del presente, o, quizás, con algún momento concreto del pasado, pero no de la realidad actual del país en el que vivimos.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus

Presentación, saludos 24 Jul 2019 10:47 #50820

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 753
  • Gracias recibidas 546
No se trata de que las acciones no hayan de tener consecuencias ni de querer vivir al margen de las reglas. Claro que hay reglas que me parecen necesarias. Si robo el bolso a una ancianita alguna consecuencia habrá, y me parece bien, y también me lo parece que esas consecuencias se apliquen a otros. No estoy hablando de un desorden generalizado (por cierto, odio el desorden) y de una ausencia total de normas. Habría primero que considerar qué normas son de necesaria imposición y cuáles no. Y lo son sólo aquellas que te protegen del daño que te puedan hacer los demás, con la lógica contrapartida de tú no poder dañar a los otros.
No es hacer daño a los demás querer organizar tu vida a tu modo, sin que les afecte a ellos. Piensa en cómo estaban los homosexuales hace poco en este país, escondiéndose (y hoy día se esconden en otros países, e incluso en ciertas partes de este); cómo se repudiaba a las adúlteras o mujeres que abandonaban a sus maridos; se trata de intromisiones inadmisibles en la vida privada que se producían porque nos habían enseñado a pensar que "estaban mal" y que no había que darle más vueltas. Esa "sociedad" que tanto parece gustaros impone sus criterios y aquel que no diga amén a todo va listo. Y lo de que no decir las cosas por miedo es responsabilidad de uno, no sé, igual a una pareja homosexual de residentes en Irán les encantaría decir que se aman, ¿es culpa suya no atreverse a decirlo?
"Pensar que todo lo acontecido históricamente es una imposición por el simple hecho de no haber podido participar de su construcción no tiene ningún sentido". En efecto, y no es eso lo que estoy pensando. No he participado del desarrollo de la sanidad pública y de los servicios sociales y me parece una "imposición" muy necesaria. Pero hay otras muchas perfectamente innecesarias.
Sobre la familia, lo siento, pero pienso lo mismo. Yo no elijo cómo me afectan o no las cosas. Puedo hacer el esfuerzo (y lo hago por la cuenta que me trae), pero otra cosa es que tenga resultados. Si tuviera esa libertad, si la tuviéramos todos, se borrarían de un plumazo el estrés, la ansiedad, la depresión y otras muchas enfermedades hoy día epidémicas.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, Goriot

Presentación, saludos 24 Jul 2019 12:20 #50823

  • Goriot
  • Avatar de Goriot
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 157
  • Gracias recibidas 142
Alma escribió:
No se trata de que las acciones no hayan de tener consecuencias ni de querer vivir al margen de las reglas. Claro que hay reglas que me parecen necesarias. Si robo el bolso a una ancianita alguna consecuencia habrá, y me parece bien, y también me lo parece que esas consecuencias se apliquen a otros. No estoy hablando de un desorden generalizado (por cierto, odio el desorden) y de una ausencia total de normas. Habría primero que considerar qué normas son de necesaria imposición y cuáles no. Y lo son sólo aquellas que te protegen del daño que te puedan hacer los demás, con la lógica contrapartida de tú no poder dañar a los otros.
No es hacer daño a los demás querer organizar tu vida a tu modo, sin que les afecte a ellos. Piensa en cómo estaban los homosexuales hace poco en este país, escondiéndose (y hoy día se esconden en otros países, e incluso en ciertas partes de este); cómo se repudiaba a las adúlteras o mujeres que abandonaban a sus maridos; se trata de intromisiones inadmisibles en la vida privada que se producían porque nos habían enseñado a pensar que "estaban mal" y que no había que darle más vueltas. Esa "sociedad" que tanto parece gustaros impone sus criterios y aquel que no diga amén a todo va listo. Y lo de que no decir las cosas por miedo es responsabilidad de uno, no sé, igual a una pareja homosexual de residentes en Irán les encantaría decir que se aman, ¿es culpa suya no atreverse a decirlo?
"Pensar que todo lo acontecido históricamente es una imposición por el simple hecho de no haber podido participar de su construcción no tiene ningún sentido". En efecto, y no es eso lo que estoy pensando. No he participado del desarrollo de la sanidad pública y de los servicios sociales y me parece una "imposición" muy necesaria. Pero hay otras muchas perfectamente innecesarias.
Sobre la familia, lo siento, pero pienso lo mismo. Yo no elijo cómo me afectan o no las cosas. Puedo hacer el esfuerzo (y lo hago por la cuenta que me trae), pero otra cosa es que tenga resultados. Si tuviera esa libertad, si la tuviéramos todos, se borrarían de un plumazo el estrés, la ansiedad, la depresión y otras muchas enfermedades hoy día epidémicas.

Es decir, debe de haber un Derecho que se aplique a todos pero que, a su vez, nazca de la propia e individual concepción de lo que es justo y necesario. Cómo defiendes algo así desde el anarcoindividualismo. Si no debe haber normas que nazcan del consenso o disenso de la comunidad, aunque sí unas que nazcan del individuo, ¿cómo se crea un Derecho justo y necesario que salvaguarde con igualdad a todo aquel que consideremos desfavorecido? Como no se pretenda que este Derecho sea lo suficientemente relativo como para que se aplique de distinta manera dependiendo de los prejuicios e ideologías de cada persona, entonces no lo entiendo. Yo entiendo que si uno es anarquista e individualista, lo más coherente es pensar que cada uno se busque la vida, que cada uno se aguante la vela y lidie con la realidad con plena libertad y responsabilidad, sin necesidad de un Estado y un Derecho que proteja a nadie. El problema de estas teorías (a parte de ser irrealizables, puro sueño) es que se desmoronan a poco que desees el bienestar ajeno tanto como el propio. Que consideres que el respeto y la educación son virtudes esenciales.

Si, por el contrario, lo que quieres es protegerte del daño ajeno y asegurarte tal protección a toda costa, el Estado y el Derecho es necesario, y es una concepción que tiende más al socialismo o al liberalismo. Es decir, la aceptación de la comunidad y de la sociedad como método de asegurar la libertad propia y ajena y, también, como método de control.

Que hace pocos años parte de la sociedad viviese reprimida y ahora no, no es un buen ejemplo para demostrar lo mal que están las cosas. Hablas de la sociedad como ese muro contra el que hay que luchar para cambiar las cosas, pero olvidamos que la sociedad no deja de ser un elemento completamente indisoluble de los cambios que se producen. Qué hay de todos aquellos a los que hay que agradecer que luchasen, discutiesen o pensasen cómo podríamos ir a mejor, ¿a ellos también les enseñaron a pensar lo que estaba mal o bien? Como digo, demonizar nunca es una herramienta eficaz ni justa para juzgar ningún hecho. La sociedad no está compuesta únicamente por aquellos que concentran todos los atributos que consideramos negativos, nosotros somos parte activa de ella y, junto a nosotros, tantos otros. La sociedad no es ningún ente mitológico que impone unos criterios estereotipados. Y ya no hablemos de la sociedad actual española, en la que puedes decir que te sientes perro y como mucho te van a hacer un meme en Twitter.

Y por supuesto, los que no hablan por miedo siguen siendo responsables, aunque evidentemente esta responsabilidad varía según el contexto. Homosexuales de países árabes se juegan la vida por una condición que no han elegido, por ser lo que son, y no les verás contentos con su situación y tratarán de cambiarla de manera que su vida corra el menor de los riesgos. Algunos huyen de su país, otros luchan. Todos ellos responden dentro de sus posibilidades, es decir, con responsabilidad. Comparar no hablar porque te juegas la vida, con no hablar porque te pueden despedir del trabajo, no es la mejor comparación. El miedo puede ser el mismo, el contexto no.

En mi opinión, por último, no creo que la existencia de ciertas enfermedades mentales sean prueba de algún tipo de falta de libertad. Basicamente porque eso es exactamente lo que percibe alguien enfermo de depresión, de ansiedad, etc. Lo digo con conocimiento de causa. La realidad no cambia con la perspectiva, y por ello lo que vemos cuando estamos enfermos no suele coincidir con la realidad. No sé muy bien por qué hoy en día estas enfermedades son epidémicas, como tampoco sé si están de algún modo relacionadas con la falta o exceso de libertad.
Última Edición: 24 Jul 2019 12:23 por Goriot.
El tema ha sido cerrado.

Presentación, saludos 24 Jul 2019 13:24 #50824

  • Entelequia
  • Avatar de Entelequia
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 326
  • Gracias recibidas 338
Hola a todos:

Al final me he perdido, pero hay un momento en que me ha venido a la cabeza esa frase de Vicente Ferrer que decía algo así como que en cualquier acción en favor de los demás están contenidas todas las filosofías, todas las religiones y en fin, el sentido de Todo.
A poc a poc.
El tema ha sido cerrado.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, Xna, zolaris, Lapidario, Goriot
Tiempo de carga de la página: 0.152 segundos