Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Hannah Arendt

Re: Hannah Arendt 16 Ago 2013 07:46 #15572

  • juanjesus
  • Avatar de juanjesus
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 2
  • Gracias recibidas 1
Hola,
gracias por los comentarios. Yo también fui a ver la película. Aunque me pareció "plana" desde el punto de vista cinematográfico, sí plantea el dilema de la "banalidad del mal", que yo no centraría solo en el juicio al nazi, sino también en la actitud de los consejos judíos, en buena medida de miserable colaboración con el nazismo. En ese episodio lamentable de nuestra historia se retrató media humanidad. El ejercicio del cinismo por parte de Eichman es "comprendido" por la señora Arendt otorgándole una especie de "salvoconducto moral" al ser pieza de un gran engranaje, eso sí, pieza destacada. Me parece que peca la protagonista de puro formalismo en su razonamiento (no he leído su obra, lo siento), porque más allá de sus consideraciones durante el juicio, Eichmann se involucró en las más altas instancias en un mecanismo de genocidio masivo, y no se puede argüir que te limitas a "seguir órdenes" cuando llevas a infinidad de personas al exterminio. Su razón cínica es, al tiempo, una burla a la verdad y la dignidad de todas esas víctimas. El tema de la complicidad de los judíos colaboracionistas me parece que fue abordado de manera apropiada, porque plantea también un dilema moral importante y comprometedor para las víctimas. Por último, esa máquina de matar que fue el nazismo tuvo su correlato en otros regímenes totalitarios, como el estalinismo, al que se le computan también millones de víctimas, y que merecería también su correlato cinematográfico para reflejar el dolor de los gulags y los momentos de terror y exterminio que también ahí se vivieron. Gracias.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moni

Re: Hannah Arendt 16 Ago 2013 13:07 #15574

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1005
  • Gracias recibidas 2538
Arendt no exculpa Eichmann y mucho menos tacha a los rabinos de colaboracionistas.
Lo que trata Arendt, básicamente, es explicar como el mal nos puede alcanzar a todos cuando un sistema (totalitario) nos ha idiotizado. Es decir el mal se hace banal.
Su acusación velada a los rabinos, lo es a la estructura jerárquica del judaísmo, que favoreció el sometimiento de una enorme comunidad. De ahí al colaboracionismo... hay un trecho.
El problema de la culpabilidad lo resuelve, en mi opinión Jaspers, que creo era amigo de Arendt. Jaspers habla de diferentes tipos de culpabilidad:
-La criminal: el que comete el delito (los nazis)
-La política: aquellos que auparon a los nazis al poder. Es decir aquellos millones de personas que votaron en unas elecciones DEMOCRÁTICAS al partido Nacionalsocialista y les dieron poder parlamentario.
-La moral: la de los que pudieron hacer algo y no lo hicieron, es decir sus conciudadanos que no evitaron ese ascenso político.
-La metafísica: la de todos los demás que en apariencia sentimos que no podríamos haber hecho nada. A este respecto desde 1941 se sabía en todo el mundo de las matanzas en los campos de concentración, matanzas que continuaron hasta 1945.

Creo que la culpabilidad metafísica de la que habla Jaspers es un tema central en las políticas "de guerra" de la ONU de hoy en día. ¿Cuándo y por qué se interviene en un Estado soberano? Cuando la culpabilidad metafísica nos obliga (o la escasez de combustibles fósiles, o un enclave gesoestratégico)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 16 Ago 2013 14:37 por cuervo ingenuo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: juanjesus

Re: Hannah Arendt 16 Ago 2013 19:07 #15576

  • Bud
  • Avatar de Bud
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 630
  • Gracias recibidas 565
En relación al tema de Hannah Arendt, dejo un extracto de un trabajo que hice para la asignatura de Estética, y que tenía que ver en parte con el tema que se está tratando.

"Hannah Arendt era una pensadora que se definía a sí misma como una "outsider", pero a diferencia de otros pensadores de gabinete, Arendt, había vivido en sus propias carnes el resultado de la política en minúsculas, por ello, al igual que Leo Strauss y Eric Voegelin, tuvieron que refugiarse apresuradamente en los Estados Unidos huyendo del Holocausto. En 1961, Arendt, se trasladó a Jerusalén como reportera de la revista New Yorker, a cubrir el juicio contra Adolf
Eichmann por un tribunal presidido por el juez M. Landau. Eichman había sido capturado por el Mossad en Argentina en una operación relámpago autorizada por el entonces presidente del Estado israelí, David Ben Gurion. Arendt, como el resto de los mortales que esperaban encontrarse al propio Satanás redivivo, comprobaron perplejos que ese ser enjuto y lacónico no olía a azufre sino a burócrata. La estrategia del fiscal de mostrarnos a Eichmann como un monstruo apenas surgió
efecto: “Y a medida que la retórica de Hausner adquiría más y más ampulosidad la figura del hombre en el interior de la cabina de vidrio se hacía más pálida y fantasmal. Aquella figura no daba signos de vida, ni siquiera cuando el dedo del acusador lo señalaba, y cuando la voz indignada clamaba: “!Y he aquí sentado el monstruo responsable de todo lo ocurrido!” 19. Seis de los psiquiatras que examinaron a Eichmann certificaron que era un hombre normal. Uno de ellos
llegó a considerar que los rasgos psicológicos en la actitud hacia su esposa, hijos, padre, madre y amigos, era no sólo normal sino ejemplar. Incluso el religioso que le visitó regularmente en prisión antes de que el Tribunal Supremo le denegara el último recurso, manifestó que Eichmann era un hombre con “ideas muy positivas”. Es decir, ni los representantes de Freud ni de Dios en la tierra,
atisbaron a ver rasgos psicológicos o morales en el teniente coronel alemán que lo pudieran colocar en la misma órbita que el Maligno. Es más, hubiera podido ser el vecino del pareado que te da a degustar un trozo de pastel hecho por él o su señora, o se ofrece a traerte un par de botellas de leche cuando se va de compras al supermercado. Y es que, para Arendt, el mal no radica en ese falso
binarismo maniqueo que suele acotar nuestro pensamiento. El mal subyace en todos nosotros, en estado latente, dispuesto siempre a manifestarse, a hallar un acoplamiento que lo haga real y operativo. Y ese mal, el mal reificador, el mal de esa dialéctica racional a secas, que ya denunciaran tanto Adorno como Horckheimer, radica en el less a fer, ese dejar, esa razón cínica que manifiesta: sé, pero no obstante..."
Hay una sola expresión para la verdad: el pensamiento que niega la injusticia. Horkheimer.
Última Edición: 16 Ago 2013 19:08 por Bud.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moni, cuervo ingenuo

Re: Hannah Arendt 18 Ago 2013 10:07 #15582

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1005
  • Gracias recibidas 2538
Bud escribió:
En relación al tema de Hannah Arendt, dejo un extracto de un trabajo que hice para la asignatura de Estética, y que tenía que ver en parte con el tema que se está tratando.
Esto me parece muy interesante Bud, ¿sobre qué trataba tu trabajo?
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Hannah Arendt 18 Ago 2013 22:11 #15588

  • pulpo
  • Avatar de pulpo
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • calamar
  • Mensajes: 1716
  • Gracias recibidas 1054
Hace tiempo recuerdo que hiciste una disertación sobre Jose Antonio, creo recordar y tengo que decir que me sorprendió bastante, además en otros medios usas una identificación con gafas de sol que me hacía recordar otros tiempos. No entré entonces y ahora lo haría menos , dado que te conozco bastante más por tus colaboraciones y tu comportamiento en los foros. A decir verdad no se por que descalificamos por las ideas políticas. Estos foros entre otras cosas enseñan a confrontar, discutir con tu adversario, no con tu enemigo, que es muy diferente. Otra cosa distinta es que me pueda interesar, o no, o bien incite mi curiosidad, como es mi costumbre y lea algún comentario ya que algo positivo tendrá y eso es lo que deberíamos hacer todos mirar el lado positivo no hacer partes de un pelo, en cuatro, como algún colega lo describe.
Por lo tanto Conrado, tranquilo se irán acostumbrando o deberemos pedir explicaciones los miércoles u otro día
Última Edición: 18 Ago 2013 22:14 por pulpo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Hannah Arendt 18 Ago 2013 22:57 #15589

  • Bud
  • Avatar de Bud
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 630
  • Gracias recibidas 565
Hola cuervo ingenuo, el trabajo que hice llevaba por título : "El mal en el cine", está en la sección de descargas.




Un saludo.
Hay una sola expresión para la verdad: el pensamiento que niega la injusticia. Horkheimer.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: cuervo ingenuo

Re: Hannah Arendt 16 Oct 2013 14:37 #17236

  • enricvs
  • Avatar de enricvs
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 2
Magnífica película.
La interpretación de Barbara Sukowa es realmente creible, y el trasfondo social impecable. Muy recomendable
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Hannah Arendt 15 Feb 2014 19:44 #19858

  • hexagram
  • Avatar de hexagram
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Explorador
  • Mensajes: 48
  • Gracias recibidas 32
A mi me gusto bastante. Se echa en falta un poco mas sobre la relación
Heidegger/Arendt...
We live in our fantasies and endure our realities.
Robert Anton Wilson
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Hannah Arendt 18 Feb 2014 00:33 #19931

  • Tuci
  • Avatar de Tuci
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 3
A mi también me gustó. Curioso lo de Arendt, simplemente dijo que cualquier persona puede ser mala si no piensa y se deja llevar, y rápidamente se abrió el debate (y la critica), porque lo políticamente correcto era demonizar a Eichmann (que también). Pero si te tiras a un río con barro, no sales mojado, sales embarrado..... las cosas como son.
Karl Jaspers también estaría orgulloso de la película, estoy seguro.

Un saludo
Las cosas se aprenden solo si te motivan o te emocionan
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Hannah Arendt 21 Nov 2014 21:47 #27641

  • Nolano
  • Avatar de Nolano
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 3751
  • Gracias recibidas 3350
Contesto aquí a este mensaje de Tasia, pues creo que es un lugar más adecuado para el debate que pretendo suscitar.
Tasia escribió:
Planteas que la razón estética (o al menos la ruptura del binomio mito/logos de los románticos) fue la causa de Auschwitz. No pensaba así Hannah Arendt, que encontró en la causa del mal, no en la "maldad" de unos lunáticos idealistas románticos, sino en la normalidad del burócrata. En un kantismo mal entendido que de Kant solo se queda con la parte de que hay que cumplir las normas, del deber por encima de todo, y del sistema jurídico como ente que libra al individuo de pensar por sí mismo. De Kant se queda con el racionalismo categorizante que construye sistemas racionales para que sean los garantes de una ética formal (en ausencia de una ética de contenidos). La autonomía ilustrada, que entendieron tan bien los románticos, se les olvidó a esa pandilla de burócratas que aún hoy nos gobierna y que dicen "hay que cumplir las normas", aunque esas normas desahucien, opriman o no tengan legitimidad democrática.

Me he referido aquí a que "una de las grandes falsificaciones de la Historia de la Filosofía, a la que han sucumbido muchos de los filósofos de la "prepostmodernidad"; y permítaseme el palabro para designar a esos filósofos que se lanzaron a denostar la modernidad o a elaborar una crítica de la razón científica y positivista, abriendo el camino a la postmodernidad. Me refiero a filósofos como Heidegger, Horkheimer o Adorno."

Al referirte al burócrata doy por hecho que estamos hablando de la figura que introdujo Max Weber en la Filosofía. Hablamos de aquél cuya acción se justifica por eficacia, es decir, por aportar los medios adecuados para cumplir tal o cual fin, sin que se plantee la bondad o maldad de los fines. En este sentido el "burócrata" se distingue del "político", que es quien elige los fines que hay que alcanzar (y, por tanto, es quien corre con la carga ética de la elección). Y también aquí hay que distinguir dos tipos de éticas, siguiendo a Weber: la "ética de la convicción" y la "ética de la responsabilidad" (véase la obra de Weber "El político y el científico"). La ética de la convicción elige los fines bajo el principio que Kant definió bajo la frase "fiat iustitia et pereat mundus", hágase justicia y perezca el mundo; lo que merece la conocida crítica: pero si se hunde el mundo, ¿para qué se necesita ya la justicia?

El ético de la convicción postula sus fines y no necesita saber si éstos se consiguen o si son de imposible alcance. Por el contrario, el ético de la responsabilidad, el político, no sólo designa fines sino que es responsable de que tales fines sean alcanzables, puesto que es inseparable su logro de su bondad. No hay fines intrínsecamente buenos para la acción humana si son inalcanzables o imposibles.

La Filosofía, especialmente la Filosofía de lo que me he permitido llamar "prepostmodernidad" se nos presenta en un momento histórico muy concreto: se trata de filósofos que, aquejados de una ética de la convicción en su juventud, se dan cuenta de que las ideas que propugnaban bajo esa "convicción" irresponsable, ha desembocado en Auschwitz y el Gulag. Al ver esos efectos, el filósofo de la convicción rehuye sus responsabilidades (que el filósofo de la convicción nunca está dispuesto, por principio, a asumir) y escurre el bulto. Heidegger elude su responsabilidad en el nacionalsocialismo y la Escuela de Fráncfort su responsabilidad en la propagación del comunismo, como ideólogos marxistas. Y, entonces, utiliza una estrategia de "tinta de calamar": echa la culpa del desastre al burócrata. Señala al burócrata como el causante de los males y pretende dejar a salvo a la Filosofía en su torre de marfil; así se pone él también a salvo, elude el tremendo peso de su culpa.

Esta estrategia alcanza uno de sus puntos álgidos en Hannah Arendt: el culpable del holocausto es Eichmann, el prototipo del burócrata. Pero habrá que preguntarse: ¿es lícito desviar la atención de los Goebbels, para centrarla en los Eichmann? Eso es lo mismo que si decimos que la culpa del Gulag no es de Lenin o Stalin, sino del funcionario Piotr Korsakov, comandante del campo de trabajo número 17 en Siberia para disidentes políticos, para "enemigos del pueblo", uno cualquiera de los Eichmann del régimen soviético.

Es la cobardía de la ética de la convicción: si ésta lleva al desastre, siempre se podrá eludir la responsabilidad cargando las culpas al burócrata. Pero el burócrata no pone los fines, tal como lo hemos definido: se limita a indicar al político qué medios tiene que utilizar si quiere alcanzar los fines que aquél le fija, y ponerlos en marcha. El burócrata no evalúa los fines, por definición; si lo hace, ya no es burócrata. Por eso el burócrata, frente a la tesis Arendt, nunca es el culpable.

Pongo un ejemplo, y sólo a efectos argumentativos, sin prejuzgar la bondad o maldad de las propuestas políticas de que voy a hablar. En estos días se van publicando encuestas que parecen conceder a Podemos una posibilidad real de alcanzar el poder en España. Dentro de los pocos puntos del programa de esa formación política que conocemos tomemos, a título de ejemplo, la denuncia de la Deuda: se trataría de que España no asumiera sus compromisos de pago de la deuda pública. Se trata, pues, de un fin que el político señala a la comunidad política que dirige. Pero es obvio que, si Podemos llega al Gobierno, no va a poner en la calle a los funcionarios del Estado. Al contrario, el político busca alcanzar el poder para tener a su disposición, a disposición de los fines que va a fijar, la maquinaria burocrática del Estado. Podemos va a necesitar a los Abogados del Estado, Inspectores de Hacienda, Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, Arquitectos e Ingenieros de Obras Públicas, etc. Va a necesitar a los burócratas.

En concreto, si se propone no pagar la deuda pública contraída (o parte de ella), tendrá que acudir al funcionario Eichmann para que diseñe la estrategia necesaria: habrá que elaborar lo que se denomina "auditoría de la Deuda", para dar cobertura publicista al proceso, los deudores van a reclamar en los Tribunales internacionales por el incumplimiento y habrá que defender los intereses patrimoniales del Estado. Los canales de obtención de recursos financieros para el Estado se van a ver seriamente restringidos, y habrá que intentar dejar algunas fuentes abiertas, etc.

Supongamos que el Gobierno de Podemos encarga el diseño de los medios para cumplir esos fines (la denuncia de la Deuda) al funcionario Juan García López, Técnico Comercial del Estado o Inspector del Banco de España o lo que sea. ¿Puede el funcionario Juan García negarse a hacer su trabajo? Evidentemente, no puede: su profesión, por la que cobra y con cuyo salario mantiene a su familia, es cumplir las órdenes del Gobierno, de un Gobierno elegido por elección popular (no olvidemos que el partido nacionalsocialista alemán obtuvo el poder mediante las correspondientes elecciones).

Supongamos ahora que la política de Podemos resulta nefasta (no digo que lo tenga que ser, me muevo en el terreno de las hipótesis a efectos puramente argumentativos), España queda sin capacidad de obtener recursos financieros de los inversores extranjeros, su deuda cae en manos de "fondos buitres" (recuérdese el actual caso argentino), se la expulsa de la Unión Monetaria europea e incluso de la misma Unión Europea, el PIB desciende radicalmente y el país se ve sumido en una miseria equiparable a la de los países tercermundistas. ¿Es lícito entonces que se analice la situación en términos de: "la culpa es del burócrata, de Juan García", en resumen: es aplicable la doctrina de la "banalidad del mal"?

A veces nos quejamos de que la Filosofía se ve postergada en los planes de estudios y de que carece de consideración en la sociedad actual. Pero podemos preguntarnos: ¿ha estado la Filosofía del siglo XX a la altura de las circunstancias? ¿Ha analizado su parte de culpa en el desastre de Auschwitz y el Gulag? Yo creo que no; que, más bien, ha intentado escurrir el bulto: ha echado las culpas al burócrata Eichmann, el funcionario, dejando en un segundo plano a Goebbels, el místico visionario de la raza aria que fijó los fines para los cuales Eichmann sólo arbitró los medios necesarios para darles cumplimiento. Goebbels no era un burócrata, no encaja en el perfil de la "razón instrumental", sino que creaba el imaginario social, la "clausura cognitiva" (para decirlo con Castoriadis) en la que estaba encerrado Eichmann; y él, como burócrata, no podía salir de ese imaginario. Y lo mismo cabe decir del comunismo: ¿habrá que echar las culpas del Gulag al funcionario Piotr Korsakov? Y mientras tanto que Marx, el ideólogo de la "dictadura del proletariado", se vaya de rositas...
Bin ich doch kein Philosophieprofessor, der nöthig hätte, vor dem Unverstande des andern Bücklinge zu machen.
No soy un profesor de Filosofía, que tenga que hacer reverencias ante la necedad de otro (Schopenhauer).


Jesús M. Morote
Ldo. en Filosofía (UNED-2014)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 21 Nov 2014 21:58 por Nolano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Tasia
Tiempo de carga de la página: 0.215 segundos