Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: La felicidad

La felicidad 23 May 2016 17:47 #36601

  • Indeciso
  • Avatar de Indeciso
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 222
  • Gracias recibidas 147
Herrgoldmundo escribió:

"La felicidad es la coincidencia del Yo con las circunstancias".

Esto no lo entiendo, pero algo me dice que algo así no es posible.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

La felicidad 23 May 2016 18:45 #36602

  • José Manuel
  • Avatar de José Manuel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 81
  • Gracias recibidas 93
Yo creo que se refiere a la correspondencia entre lo que uno quiere y lo que obtiene realmente, cuando no se consigue aparece la frustración e infelicidad.
Los hombres civilizados no son tan corteses como los salvajes porque, en general, saben que pueden mostrarse groseros sin que les partan el cráneo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Indeciso

La felicidad 23 May 2016 18:52 #36603

  • Imanol
  • Avatar de Imanol
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 390
  • Gracias recibidas 483
Saludos, camaradas.

Me parece de los más interesante el planteamiento de nicolla. No obstante, creo que para poder definir qué es la felicidad, primero nos hemos de preguntar ¿conozco la felicidad? Y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, reconocer cuando hemos sido felices, y por qué.

Es un tema al que le he dado vueltas los últimos meses, en esa eterno buscarnos que creo que todos pasamos. Y llegué a la conclusión de que es la ausencia de preocupaciones lo que da estabilidad, y por tanto la felicidad. Y es que, todos esos momentos de "subidón", en los que habitualmente decimos que somos felices, no son más que eso, momentos puntuales en un altibajo eterno que es la vida. Pero cuando conseguimos cierta estabilidad (y me refiero a la sensación de plenitud, de no necesitar nada más, y, por tanto, de no desear nada más de lo que ya se tiene) es cuando somos realmente felices. Y no quiero decir con esto que nos tengamos que conformar. Puede que en ese "tenemos" se incluya un objetivo concreto, una meta que queramos alcanzar, en la cual nos focalizamos. Tener dicha meta ya es tener algo, por lo que podemos estar detrás de conseguir algo, y de todos modos ser felices. Porque, si consiguiéramos dicho objetivo, ya no tendríamos meta, y por tanto, puede que perdiéramos la felicidad que teníamos antes de haberla alcanzado.

Por eso suelo defender como el gnotí seuton como base fundamental para alcanzar la felicidad. El conocerse a uno mismo. El saber que es lo que quiero conseguir, o lo que no quiero perder una vez tengo esa ataraxía, para que dicho estado no cambie. Pudiendo aderezarlo como a cada cual guste. Soy de la opinión que lo material, lejos de dar la felicidad (si bien puede darnos y de hecho da picos de placer y bienestar), acaba matándola.

Saludos
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Indeciso

La felicidad 23 May 2016 18:55 #36605

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1972
  • Gracias recibidas 1783
Hola

Se suele olvidar, o se enseña de forma incompleta, la célebre frase de Ortega. Lo cual hace que dicha frase, síntesis apretada de su filosofía, se malinterprete y con ello la propia filosofía de Ortega.
La frase dice así: “ Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”.

En dicha frase aparece un Yo ( en mayúscula) y un yo ( en minúscula). Es decir, no existe una especie de yo puro al margen o independiente de las circunstancias que a cada uno le han tocado vivir en suerte sino que ese YO ( sujeto de carne y hueso) está conformado por las vicisitudes del aquí y del ahora como de los deseos, anhelos y posibilidades que proyecta, esboza o construye todo ser humano a título personal, en con-vivencia con los demás y a la altura de su tiempo histórico.
Y ese salvar las circunstancias significa no permanecer o mantenerse en las circunstancias sino en darle sentido a las mismas. Quien no dé un sentido a la vida o las circunstancias que le han tocado en suerte no se salvará a sí mismo.

Ahora bien, Ortega no incurre ni en el escepticismo ni en el relativismo sino que defiende el perspectivismo. Y qué relación existe entre el perspectivismo y la verdad. Ya la verdad no se entenderá como eterna e inmutable sino que dicha verdad podrá ser interpretada desde múltiples puntos de vista. Esos sí, dicha multiplicidad podrá llegar a unificarse mediante las construcciones personales, sociales e históricas. No todas las perspectivas son igual de valiosas pero habrá que contar con todas para alcanzar la objetividad de dicha verdad. Por tanto todo individuo es necesario para la consecución de dicha verdad objetiva. Lo que no hay que confundir es la individualidad con el individualismo. Sin los demás no se puede alcanzar la verdad objetiva. Ortega no cree en una especie de solipsismo en donde cada cual se da la verdad o la felicidad a sí mismo en función de las circunstancias personales y al margen de los demás.

Eso sí, cada persona tiene que hacers-se a sí misma. Y tiene que hacerse a sí mismo desde sus circunstancias: creencias, valores, anhelos, conocimientos, emociones, etc. Y si quiere salvarse a sí misma, y ser feliz, tendrá que darle un sentido a todo ello.

Y lo mismo cabría decir de la felicidad. Cada cual tendrá una perspectiva personal en torno a lo que considera la felicidad pero dicha felicidad no se podrá alcanzar al margen de los demás. O dicho de otra forma, tanto la verdad como la felicidad son históricas. Necesitan de un despliegue en el tiempo apropiándose nuevas posibilades( dimensión histórica) como de un despliegue personal y social.

La verdad como la felicidad no podrán ser alcanzadas en un vida humana. Porque la verdad es histórica. Si se quiere, nos iremos acercando asintóticamente a la misma pero sin tocarla definitivamente. Lo cual no quiere decir, y la historia así lo desmiente, que la realidad sea un continuo progreso hacia la verdad y la felicidad. No, hay avances y retrocesos.

El problema claro está radica en si considera que esa verdad, esa felicidad o ese sentido son o no puras quimeras.
Personalmente no crea que se pueda decir que se ha sido plenamente feliz o moderadamente feliz hasta un momento anterior a la propia muerte y donde ya prácticamente no puedan darse circunstancias nuevas.

Sí, alguien con 20, 30, 40, 50 o 60 años podrá decir que es moderadamente feliz. Eso sí, lo podrá decir hasta que una circunstancia fatídica no se interponga en su camino como puede ser la muerte de su pareja, de sus hijos, la pérdida del trabajo o de su vivienda. Porque cuando ello ocurra puede que todo nuestro universo de sentido se derrumbe. Y no es que a partir de ese momento digamos que antes éramos felices y ahora ya no lo somos sino que puede darse el caso, y suele ser habitual, que reconsideremos toda nuestra vida y nos demos cuenta de que aquello que considerábamos como felicidad en realidad no lo era. Por eso creo que responder a dicha pregunta de si somos o no felices debe de hacerse, y darse cumplida respuesta, cuando nuestra vida esté ya vivida. Toda nueva circunstancia no hace únicamente que nos replanteemos el futuro sino que también re-interpretemos nuestro pasado.
También he de decir, y a fuerza de ser justos, que hay muchas personas que están sometidas a unos sufrimientos y a unas injusticias que no creo que necesiten del futuro para decir que son infelices. Lo que me asombra del ser humano es que otras personas, y en circunstancias parecidas, puedan no considerarse infelices.
Última Edición: 23 May 2016 19:09 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: alekhine, Herrgoldmundo, Indeciso

La felicidad 24 May 2016 01:30 #36608

  • alekhine
  • Avatar de alekhine
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Amicus Plato, sed magis amica veritas
  • Mensajes: 997
  • Gracias recibidas 904
elías escribió:
Se suele olvidar, o se enseña de forma incompleta, la célebre frase de Ortega. Lo cual hace que dicha frase, síntesis apretada de su filosofía, se malinterprete y con ello la propia filosofía de Ortega.
La frase dice así: “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”.

En dicha frase aparece un Yo (en mayúscula) y un yo (en minúscula). Es decir, no existe una especie de yo puro al margen o independiente de las circunstancias que a cada uno le han tocado vivir en suerte sino que ese YO (sujeto de carne y hueso) está conformado por las vicisitudes del aquí y del ahora como de los deseos, anhelos y posibilidades que proyecta, esboza o construye todo ser humano a título personal, en con-vivencia con los demás y a la altura de su tiempo histórico.

¿Pero hay diferencia por estar el primer "yo" en mayúscula? ¿No será más bien que ello se debe a que con esa palabra comienza la frase? El profesor San Martín, en Antropología Filosófica, ha insistido mucho en que para Ortega, en esa frase, el primer "yo" es exactamente igual que el segundo (no así para Julián Marías).
Estudiante de Grado
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

La felicidad 24 May 2016 07:47 #36609

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1972
  • Gracias recibidas 1783
Personalmente, Alekhine, yo sigo a Julián Marías. Y creo que problema no radica tanto en el “yo” sino en el “y” del yo “y” mis circunstancias. Ese “y” no menta una unión o conjunción sino que hace referencia a una unidad. No existe lo objetivo (circunstancia) por un lado y lo subjetivo (yo) por la otra parte, e independiente de la anterior, de forma y manera que el Yo sería la unión entre dos relatos ya constituidos ( Yo= yo+circunstancias) sino que existe una y única realidad (Yo) en la cual pueden distinguirse, pero únicamente por vía analítica porque en la realidad no se da tal separación, lo subjetivo ( yo) y lo objetivo ( circunstancia). El Yo= yo-circunstancia. El Yo sería un ser-en-el-mundo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Herrgoldmundo

La felicidad 24 May 2016 11:04 #36612

  • Herrgoldmundo
  • Avatar de Herrgoldmundo
  • DESCONECTADO
  • Aristotélico
  • Yo y mis circunstancias
  • Mensajes: 411
  • Gracias recibidas 435
Efectivamente Elías, el Yo orteguiano sería el equivalente al Dasein (ser-ahí) heideggeriano.
El Yo es, a un tiempo, un ser-en sí mismo y un ser-ahí, en el mundo o circunstancias. La felicidad, por tanto, yo la entiendo como un grado de bienestar relativo, no absoluto.
La persona (ser absoluto relativo) debe hacerse (dotarse de sentido) a lo largo de su ex-sistere (vida). Y en la medida que la persona siente que logra hacerse a sí misma, también siente bienestar o felicidad, es decir, siente la coincidencia (armonía) entre su ser y el Ser (Realidad-fundamento).

Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

La felicidad 24 May 2016 23:30 #36620

  • Nicolla
  • Avatar de Nicolla
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 4
Herrgoldmundo escribió:
La mejor definición de lo que es la felicidad, en mi parecer:

"La felicidad es la coincidencia del Yo con las circunstancias".


Entiendo de esta frase lo mismo que José Manuel. Y doy las gracias por la que parece que es la primera definición simple que se ha dado. Sin embargo, creo que salva mucho las distancias. Me parece una definición bien encaminada, pero obviamente con falta de exactitud. Entiendo que esto es porqué lo entiendes como algo subjetivo y quieres dotarla de la libre interpretación de cada uno.

Sin parecerme mala definición, creo que has sido demasiado cauteloso. De tus palabras (o las de otro, desconozco si la has cogido de alguna parte) puede entenderse la felicidad como mil y una cosas: desdel júbilo que da el más efímero de los deseos cumplidos, hasta el bienestar más absoluto en unas circunstancias ideales. Y no creo que podamos poner todo esto en el mismo saco, en mi opinión.

Parece que en general hay cierto miedo a responder la pregunta que he planteado en este foro. Muchos evitáis contestarla quizás (no lo sé) por miedo a contestarla mal... cuando en realidad no espero (y creo que nadie lo espera) que demos con la respuesta perfecta. Creo sinceramente que es una cuestión muy sencilla, que merece también una respuesta sencilla, como la que ha intentado dar Herrgoldmundo, sólo que apuntando más hacia alguna dirección. Sobre todo lo importante es no descarrilarse demasiado en el intento, pues luego acabamos definiendo cosas que nada tienen que ver con el tema que nos ocupa.
Última Edición: 24 May 2016 23:32 por Nicolla.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

La felicidad 24 May 2016 23:59 #36621

  • Nicolla
  • Avatar de Nicolla
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 4
Imanol escribió:
creo que para poder definir qué es la felicidad, primero nos hemos de preguntar ¿conozco la felicidad? Y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, reconocer cuando hemos sido felices, y por qué.

llegué a la conclusión de que es la ausencia de preocupaciones lo que da estabilidad, y por tanto la felicidad. Y es que, todos esos momentos de "subidón", en los que habitualmente decimos que somos felices, no son más que eso, momentos puntuales en un altibajo eterno que es la vida. Pero cuando conseguimos cierta estabilidad (y me refiero a la sensación de plenitud, de no necesitar nada más, y, por tanto, de no desear nada más de lo que ya se tiene) es cuando somos realmente felices.


Me parece de las entradas más interesantes, la tuya. Para empezar, te has hecho la pregunta a tí mismo y haces referencia al análisis de nuestra propia experiencia para llegar a la respuesta, lo cuál es humilde.

También me parece importante la diferenciación que haces entre los placeres puntuales y el rasgo estable de la felicidad (o lo que intuyes que es). Creo que deberíamos indagar más en lo que significa, o mejor dicho lo que implica "la ausencia de preocupaciones" de la que hablas. Creo que hablar de falta de preocupaciones y de estabilidad es hablar de ciertas circunstancias que de una forma y otra hemos buscado o nos hemos labrado. Es decir, ¿esta estabilidad se cosecha? ¿O todo es tener suerte como cuando te toca la lotería y ya no necesitas preocuparte más por nada (dicho de forma muy banal)? En mi opinión, para conserguir una estabilidad ésta debe ser mantenida de alguna manera. Si encima, entiendo que esa estabilidad me aporta bienestar, intentaré hacer lo posible para mantenerla...
El administrador ha desactivado la escritura pública.

La felicidad 25 May 2016 00:26 #36622

  • Nicolla
  • Avatar de Nicolla
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 4
elías escribió:

Eso sí, cada persona tiene que hacers-se a sí misma. Y tiene que hacerse a sí mismo desde sus circunstancias: creencias, valores, anhelos, conocimientos, emociones, etc. Y si quiere salvarse a sí misma, y ser feliz, tendrá que darle un sentido a todo ello.

Y lo mismo cabría decir de la felicidad. Cada cual tendrá una perspectiva personal en torno a lo que considera la felicidad pero dicha felicidad no se podrá alcanzar al margen de los demás. O dicho de otra forma, tanto la verdad como la felicidad son históricas. Necesitan de un despliegue en el tiempo apropiándose nuevas posibilades( dimensión histórica) como de un despliegue personal y social.

La verdad como la felicidad no podrán ser alcanzadas en un vida humana. Porque la verdad es histórica. Si se quiere, nos iremos acercando asintóticamente a la misma pero sin tocarla definitivamente. Lo cual no quiere decir, y la historia así lo desmiente, que la realidad sea un continuo progreso hacia la verdad y la felicidad. No, hay avances y retrocesos.

El problema claro está radica en si considera que esa verdad, esa felicidad o ese sentido son o no puras quimeras.
Personalmente no crea que se pueda decir que se ha sido plenamente feliz o moderadamente feliz hasta un momento anterior a la propia muerte y donde ya prácticamente no puedan darse circunstancias nuevas.


Hola Elías y gracias por unirte a esta discusión.

En cuanto a tu referencia a Ortega, creo que ni debo entrar, porqué me saldría del tema central de este debate, ni puedo hacerlo, porqué no soy entendido ni en el autor ni en su frase.

En cuanto a la definición de la verdad y la felicidad como conceptos históricos, sencillamente no lo entiendo. Quizás es porqué es la una de la noche y mi cerebro ya está cansado, pero no la entiendo. ¿Acaso te refieres a que adoptan distinto significado con el paso de las generaciones? Quizás podrías explicármela de otra forma, si no te importa. Siento molestar.

En cualquier caso, a mi ni la verdad ni la felicidad me parecen quimeras. Mientras algo pueda ser observado, su verdad estará al descubierto... pero hay que poder observarlo bien. Con la felicidad pasa algo parecido supongo: si hemos podido experimentarla, ser testigos en primera primera persona de ella, entonces podremos explicarla.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.172 segundos