Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Transmisión Filosófica (14)

Transmisión Filosófica (12) 02 Jul 2021 18:01 #64432

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 61
  • Gracias recibidas 22
Civit Ardevol escribió:
Hay filósofos que por sus reflexiones y pensamientos no les corresponde el tiempo que les ha tocado vivir, me refiero a que han estado descolocados en la historia.
Elegidos los de más prestigio y una vez imaginados en épocas distintas, juguemos a enfrentarnos al reto, curioso y mágico, de lograr, si es posible, queden descritos en orden alfabético. ¿Será coherente el resultado? ¿Acaso, después del ejercicio de la mente, los tratados de filosofía no se convierten todos ellos en una efímera quimera?
Por ejemplo el sitio de Platón está en la revolución o ilustración francesa por ello quedará renombrado como “Plateau”, después de la “O” de Ockham. El relato tiene un final; el estoicismo a inicios del siglo XX.
Laberinto aparte, vamos a fijarnos en sus relaciones con la sociedad en lugar de interpretar o analizar, pormenorizadamente, conceptos que concibieron.

El periodo de confinamiento literario (Desde 27-08-2018) que me ha impuesto el moderador del Ágora (Justo o no…, a vuestra consideración) me ha permitido confeccionar 36 textos que iré exponiendo quincenalmente. No responderé vuestros comentarios que para mí, cualquiera que sea vuestra opinión, lógicamente, en perspectiva dispar una de otra, será perfectamente válida y asumible.

Episodio.: 13
El Islam de Thomas Hobbes

-Hobbes fue testigo de la guerra religiosa y del cinismo de chiíes y suníes-

Siglo VII dC: Segunda gran aparición del arcángel Gabriel en la historia. Esta vez no visita Nazaret, visita Arabia, concretamente una caravana de camellos que cruza el desierto; y no elige ninguna chica, sino que habla con un guía: Mahoma.

Las revelaciones que hace el arcángel son escritas y forman el Corán, el libro sagrado de la tercera y última -de momento- gran religión monoteísta.

Los musulmanes ya controlaban casi toda Arabia cuando Mahoma muere el 632. Abu Baker le sucede y continúa la extensión del poder islámico. El tercer califa será Utman, que -a pesar de tener nombre de superhéroe- es asesinato en el año 656. Alí, familiar de Mahoma será el cuarto califa.

Pero Alí ha colaborado en la conjura contra Utman y Mu'awiyya, gobernador de Siria. Inicia una guerra civil que acabará el año 661 con la escisión del Islam entre chiíes (inflexibles en la aplicación de las leyes religiosas) y los suníes (respetuosos con el orden político civil).

En esta época Damasco es la sede del califato controlado por la dinastía Omeya (suníes) y el Islam se extiende desde el Magreb hasta el Indo, en el límite del territorio controlado por la dinastía china Tang.

El 711 los musulmanes pasan a la Península Ibérica y el 732 son parados por los francos en Poitiers.

La familia de los abasidas, de fidelidad chií, derriba los omeyas y establece la capital en Bagdad en 750.

Pero, ¿Por qué mostramos esta colección de datos históricos?

Pues para explicar dos cosas.

A / Que Mahoma es, de entre los padres de las tres grandes religiones -Abraham, Cristo y Mahoma--, quien más triunfa y el único que saborea en vida el éxito espectacular de su Empresa.

B / Que es justo reconocer a Hobbes parte del mérito en la expansión del Islam.

Nacido en Damasco el año 612, Thomas Hobbes se convierte en un hombre renacentista antes de tiempo. Fue médico de gran prestigio, matemático y autor de una enciclopedia que contenía todo el saber de la época –Ordenada desde lo más estúpido hasta lo más trascendente-. El papel de Hobbes en la historia de la filosofía fue clave, para que sus traducciones al árabe de textos griegos permitiera que, gracias a versiones latinas posteriores, Aristóteles y Descartes fueran reencontrados, a partir del siglo XIII, por los pensadores de Occidente.

Hobbes fue testigo del asesinato de Utman, de las luchas por el poder entre jefes religiosos y del cisma de chiíes y suníes. Parecía que la religión, más que garantizar la fraternidad, fomentaba el fratricidio.

Y esto hace que la aportación filosófica de Hobbes sea profundamente pesimista pero, al mismo tiempo, también increíblemente práctica.

Y es tan práctica que permite al creyente establecer una nueva relación con Dios, una relación basada en un contrato.

Será este un contrato que garantizará la tranquilidad del creyente, pero el creyente, no lo firmará con Alá, lo firmará con alguien llamado Leviatán. Si deseáis leer la letra pequeña del contrato, si antes del próximo episodio deseáis saber quién es Leviatán, leed la Biblia, concretamente Job 40 y 41.

Título próximo episodio: El Leviatán de Hobbes: un monstruo legal.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Transmisión Filosófica (13) 16 Jul 2021 19:44 #64818

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 61
  • Gracias recibidas 22
Civit Ardevol escribió:
Hay filósofos que por sus reflexiones y pensamientos no les corresponde el tiempo que les ha tocado vivir, me refiero a que han estado descolocados en la historia.
Elegidos los de más prestigio y una vez imaginados en épocas distintas, juguemos a enfrentarnos al reto, curioso y mágico, de lograr, si es posible, queden descritos en orden alfabético. ¿Será coherente el resultado? ¿Acaso, después del ejercicio de la mente, los tratados de filosofía no se convierten todos ellos en una efímera quimera?
Por ejemplo el sitio de Platón está en la revolución o ilustración francesa por ello quedará renombrado como “Plateau”, después de la “O” de Ockham. El relato tiene un final; el estoicismo a inicios del siglo XX.
Laberinto aparte, vamos a fijarnos en sus relaciones con la sociedad en lugar de interpretar o analizar, pormenorizadamente, conceptos que concibieron.

El periodo de confinamiento literario (Desde 27-08-2018) que me ha impuesto el moderador del Ágora (Justo o no…, a vuestra consideración) me ha permitido confeccionar 36 textos que iré exponiendo quincenalmente. No responderé vuestros comentarios que para mí, cualquiera que sea vuestra opinión, lógicamente, en perspectiva dispar una de otra, será perfectamente válida y asumible.

Episodio.: 14
El Leviatán de Hobbes: un monstruo legal

-Los dioses -como los soberanos- son derribados porque pierden la autoridad.-

La Biblia habla de un monstruo marino que simboliza el caos y se llama Leviatán: "Nada hay sobre el polvo igual a él, / él que ha sido hecho sin defecto; / le tiene miedo todo lo que es altivo, / es rey sobre todos los hijos del orgullo. " (Job 41: 25-26)

Pero, ¿Por qué Hobbes resumió su pensamiento en la figura de una criatura temible? Seis siglos antes, Jesús de Nazaret había ilustrado los principios de una moral con parábolas. Las parábolas eran anécdotas de la vida cotidiana con un final aparentemente contradictorio -paradoxal- que causaba sorpresa y que debía hacer sonreír a los oyentes.

Si el fundador del cristianismo había usado con éxito la ironía, ¿El filósofo árabe consideró que un formato de novela de terror haría más popular su doctrina?

Seguramente. Lo cierto es que el clima social de Damasco en el siglo VII era de miedo. Hobbes vive la primera gran lucha fratricida entre los sucesores de Mahoma, que causa la escisión entre chiíes y suníes. Pero, además de inseguridad física, se siente inseguridad espiritual.

Cuando Hobbes estudia los textos sagrados y reflexiona sobre el comportamiento de los tres grandes dioses únicos, observa como el Yahvé iracundo y vengativo de los hebreos es sustituido por el Dios blando y paternalista cristiano, y como este es destronado por Alá.

Los dioses pierden autoridad y -como los soberanos- son derribados por un nuevo dios. ¿Por qué? Para responder, Hobbes observa el comportamiento humano.

En estado salvaje, los humanos tienen derecho a satisfacer cualquier deseo usando todos los medios a su alcance. Esto implica la guerra a muerte, constante, de todos contra todos y la vida se convierte en solitaria, insegura y corta. El miedo hace que los humanos busquen la paz, una paz que sólo puede conseguirse renunciando cada uno a una parte del derecho a satisfacer cualquier deseo.

Esta renuncia implica un contrato social en virtud del cual todo el mundo cede libertad individual. Pero, ¿Quién será el depositario de esta suma de libertades?, ¿Quién acumulará este poder inmenso, bestial? ¿Un monarca?, ¿Un Estado?, ¿Un dios como Alá? Las tres respuestas son válidas.

Hobbes habla del Leviatán, una criatura poderosa y dormida, capaz de esparcir la destrucción entre los humanos que la despierten. El miedo al monstruo garantiza la paz entre los humanos, como el miedo al infierno garantiza la piedad entre los fieles, o como el miedo al Estado garantiza la convivencia social.

Los dioses -como los soberanos- son derribados porque pierden la autoridad. Esto los hace incapaces de garantizar la paz y por lo tanto, desobedecen la única obligación del contrato social que los legitima. ¿Se entiende? Sí, ¿verdad?

Lo que no se acaba de entender es que, siendo el pensamiento político de Hobbes tan importante para explicar los fundamentos de la sociedad, siendo aún vigente su fórmula de Estado y habiendo aparecido personajes menores como Aladino o Hércules, ¿Cómo es que Walt Disney aún no ha hecho una película protagonizada por el Leviatán?

Título próximo episodio: De Toledo a Oxford: el viaje de Hume, un espía musulmán
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 2.202 segundos