Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Transmisión Filosófica (y 36)

Transmisión Filosófica ( y 36) 20 May 2022 18:33 #70270

  • Civit Ardevol
  • Avatar de Civit Ardevol
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 93
  • Gracias recibidas 29
Civit Ardevol escribió:
Hay filósofos que por sus reflexiones y pensamientos no les corresponde el tiempo que les ha tocado vivir, me refiero a que han estado descolocados en la historia.
Elegidos los de más prestigio y una vez imaginados en épocas distintas, juguemos a enfrentarnos al reto, curioso y mágico, de lograr, si es posible, queden descritos en orden alfabético. ¿Será coherente el resultado? ¿Acaso, después del ejercicio de la mente, los tratados de filosofía no se convierten todos ellos en una efímera quimera?
Por ejemplo el sitio de Platón está en la revolución o ilustración francesa por ello quedará renombrado como “Plateau”, después de la “O” de Ockham. El relato tiene un final; el estoicismo a inicios del siglo XX.
Laberinto aparte, vamos a fijarnos en sus relaciones con la sociedad en lugar de interpretar o analizar, pormenorizadamente, conceptos que concibieron.

El periodo de confinamiento literario (Desde 27-08-2018) que me ha impuesto el moderador del Ágora (Justo o no…, a vuestra consideración) me ha permitido confeccionar 36 textos que iré exponiendo quincenalmente. No responderé vuestros comentarios que para mí, cualquiera que sea vuestra opinión, lógicamente, en perspectiva dispar una de otra, será perfectamente válida y asumible.

Episodio .: 36
Zenón y Wittgeinstein: la teoría de la apatía.

-Según la teoría de Zenón, la felicidad sólo se puede conseguir cuando ninguna afección perturba el alma-

En los veintiséis siglos de su historia, la filosofía occidental ha hecho todo tipo de preguntas. Preguntas sobre astronomía, sobre teología, sobre ética, sobre política, sobre matemática, sobre el lenguaje, sobre el arte, sobre física atómica... Casi cualquier cosa imaginable ha centrado la obsesión teórica de algún filósofo. Pero si hacemos un ranking de los temas más comunes descubriremos que uno que ha tratado prácticamente todo el mundo es la felicidad.

Explícita o implícitamente, todo va a parar al mismo lugar, a intentar explicar el sufrimiento humano para contribuir a superarlo.

El tema de la felicidad es a la filosofía lo que el sexo es al cine: una manera clásica de captar la atención del público. Y aquí Zenón de Zítium es el rey.

El estoicismo, más que una manera de pensar, es una manera de vivir. Mejor dicho, es una manera de aprender a no pensar para vivir tranquilo.

Zenón no espera, no confía, no pone la fe en nada. Tan ingenuo le parece creer en la salvación de las almas el día del juicio final, como creer que la solidaridad y la justicia harán una sociedad más igualitaria.

Según su teoría, la felicidad sólo se puede conseguir cuando ninguna afección perturba el alma. El alma es afectada a menudo por las pasiones, que son representaciones erróneas de la realidad. Este error pasional nace del hecho de atribuir valor a aquello que nos rodea.

Consideramos que una cosa tiene demasiado valor cuando nos produce una de estas cuatro afecciones: placer, aversión, deseo y miedo.

Nada lo vale. Nada merece ser perseguido, combatido, deseado o temido. La apatía es la vía correcta, la ausencia de pasiones es el resultado de la desconsideración de todo.

La autarquía, este es el modelo de comportamiento.

La persona autárquica es aquella que sólo se necesita a sí misma para ser feliz, que no es dependiente de nada exterior, que encuentra dentro de sí misma el único ámbito donde puede desplegar su libertad, una libertad muy limitada, muy modesta, reducida a las cuatro paredes de la propia alma.

No hay gran cosa más "Siéntate y espera".

¿Y este es el patrón de la vida occidental? ¿Tantos siglos de esfuerzo racional para terminar todos sentados y pasmados? ¿No llegó antes Buda a la misma conclusión?

Sí. Zenón por una vía y Wittgenstein por otra llegan al mismo punto, que es la casilla de salida: la inutilidad de la razón -uno le llama pasión y el otro lenguaje, pero vienen a ser lo mismo-.

El hecho de atribuir un valor a las cosas, el hecho de agrupar bajo un concepto, es un mecanismo perverso que hace que las cosas se vuelvan a la vez comprensibles y engañosas.

El filósofo se encuentra con una sorpresa como la de aquel que sale a la calle con una cámara de fotos y no entiende el efecto que produce en la gente retratada. Lo consideran agresor.

Una vez encarcelado, reflexiona y sospecha que quizás confundió el visor de la cámara de fotos con la mira telescópica de un fusil.

Próximo episodio: (Acudir al buscador de Google) “Teología Natural teoría interpretativa”.

josepondarasegarra.foroactivo.com/

Imprimid, guardad y doblad a modo de tríptico la primera hoja escrita por las dos caras. Es con mucho lo más relevante de los comentarios que siguen a continuación. ¿Pueden nueve palabras definir la estructura de lo existente y el vacío?

Reflexión imperativa: No se puede saber nada de lo que sucede después de morir. Nadie, en nuestra existencia está en disposición para trascender, justificar y explicarnos otra realidad ajena a nuestra manera de medir. Hay que acudir a la imaginación y será la más simple, la mejor estructurada, carente de recursos excesivamente extraordinarios la más creíble y de menor sosiego para nuestro ánimo, la que complete nuestra razón de ser.
No estoy de acuerdo que con una mentira no podamos decir la verdad.

Y en Facebook entrad en “Coordinación sin liderazgos” es el preludio necesario, de Josep Ondara Segarra, para cualquier esquema político, con el que me identifico plenamente.

THE END

Pido al moderador del Foro tenga la bondad de ”abrir” el tema: “ ¿Alma es Vacío?” pues quisiera añadir un relato de: “Un nuevo modelo físico propone que el tiempo es sólo una ilusión” que sigue la línea del referido tema que en su día se expuso y permanece “cerrado”

A todos los que se presenten a exámenes les deseo lo mejor.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.163 segundos