Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El papel del psicólogo en la era posmoderna

El papel del psicólogo en la era posmoderna 01 Abr 2021 15:36 #62180

  • Heráclida
  • Avatar de Heráclida
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 137
  • Gracias recibidas 229
Quiero advertir, en primer lugar, que lo que voy a exponer inmediatamente es fruto de mi experiencia personal (o, al menos, de observar experiencias ajenas). Señalo también que este post también se va a encontrar lastrado de generalizaciones y de algún que otro prejuicio -inadvertido o no-. Me confieso ignorante en el campo que vamos a tratar. Todo esto obedece más a una pretensión de compartir reflexiones que a un categorizar desde y hacia el absoluto. Dicho lo cual, comenzamos:

Estaba el otro día escuchando algunos podcasts donde, entre otras cosas, tres jóvenes declaraban acudir a terapia; no por recibir tratamiento de alguna patología mental en concreto, sino más bien por un motivo de gestión emocional: celos, "crecimiento personal", tratamiento de la tristeza, asertividad, tolerancia a la frustración, etc. Esto, que podría pasar inadvertido, me lleva suscitando interés largo tiempo, especialmente desde cuando un gran amigo mío me recomendó ir a terapia también, como él, por un asunto relacionado con las emociones y conductas. Lo que la gestión emocional sea es lo que quiero discutir aquí.

Sensu lato, podríamos distinguir tres tipos de psicólogos -sin perder de vista que no son elementos estancos, sino que todos estos factores atravesarán a todos ellos en mayor o menor medida-:

a) Los psiquiatras, aquellos que tratan patologías mentales/conductuales, los cuales que pretenden garantizar la posibilidad de la sanación de estados de ánimo a través de la medicación (apoyados simultáneamente -supongo- por terapeutas);

b) Los psicólogos que tratan patologías mentales como TDA, TDAH, TOC, TLP, personalidad múltiple, esquizofrenia, psicosis, entre otros, supongo que también mediante dependerán de la medicación y la terapia para la sanación del paciente;

c) Y, por último, los psicólogos de la gestión emocional, que tratan patologías emocionales, como, por ejemplo, toxicidad, ansiedad, celos, casos de superación de rupturas, terapias de pareja, entre otros. Probablemente alguien se ofenda si incluyo aquí depresión, pero no sé hasta que punto ésta es un síntoma y no una patología.

La distinción entre todos ellos parece obedecer a los distintos tipos de patología: mentales, conductuales y emocionales. No omito que en las mentales y conductuales se encuentre una dimensión emocional importante que exacerbe o mejore el cuadro clínico. El debate, a mi juicio, se encuentra en el fundamento de la patología emocional: ¿existe un fundamento emocional que justifique este tipo de "psicología"? Bien, pues no sólamente creo que es importante interrogarse acerca de ello, sino que además tomo partido para denunciarla. Expongo algunos argumentos para ello:

- Extrapolación injustificada -e imposible- de lo clínico-científico a lo emocional-afectivo. Los terapeutas emocionales, aquellos que les ocupa temas como la toxicidad, el autoestima, tristeza, posesividad, asertividad, intolerancia a la frustración, celos, relaciones deseables, etc., presuponen y analizan las categorías de lo emocional-afectivo como si sus resultados pudieran aplicarse con universalidad y necesidad. Dicho de otra forma, que son objetos para la constitución de un saber que ofrezca respuestas verdaderas.

Si su objetivo es sanar, podríamos comenzar preguntándonos acerca del el fundamento del criterio de demarcación que distingue lo sano y lo patológico. ¿Es la asertividad un estado emocional-afectivo sano? ¿Son los celos una patología? ¿Cómo se obtienen muestras de esta enfermedad? ¿Mediante microscopios? ¿Es posible cuantificar el estado y la evolución de la enfermedad en particular, y el estado general del paciente? ¿Qué medicamento y cuánta dosis del mismo puede sanar la toxicidad de un pa(de)ciente? ¿Puede el paciente, por su estado enfermo, y con el añadido de las condiciones de las emociones de inasibilidad, carencia de trasunto empírico, equivocidad de la semántica de este campo y valoración moral plural acerca de un mismo hecho, identificar infaliblemente su emoción? ¿Es tristeza, rabia, impotencia o decepción?

- Objetualidad imposible de universalizar y de dotar de necesidad. La toxicidad, al igual que los celos y el autoestima, no es observable, tangible, ni medible. Todo intento de percepción y observación empírica en el paciente de estos "objetos" se encontrará encontrará mediatizada por criterios culturales y tamizada por experiencias personales anteriores que condicionen su experiencia. Antes de preguntarnos cómo resolver la obsesión de su ex, los celos que siente porque su amiga -sólo amistad- habla con otro, el complejo de inferioridad ¿por qué asumimos que eso sea algo necesario de sanar para la salud afectivo-emocional del pa(de)ciente?

En otras palabras: el conceptualizar los celos como algo negativo no es más que un producto moral, y por ende, algo que pertenece a la esfera de lo múltiple, particular y contingente. Cada sociedad en general, y cultura en particular, determina lo permisible y lo censurable. ¿Cómo universalizar, diagnosticar y prescribir soluciones a estas emociones que dependiendo de la cultura donde nos encontremos indicarán salud o enfermedad? ¿Cómo interpretarlas si su estatus se encuentran mediatizadas por cada moral -que no ética-? ¿Serían los celos sentidos hacia una pareja, calificados en nuestra cultura como una "patología emocional", algo a sanar en una sociedad islámica? ¿Es el cáncer de pulmón una enfermedad en Occidente deja de serlo en Oriente?

- Imposible de justificar sin presuponer un fundamento único, universal y necesario.
. Aquí llegamos a lo crucial de la exposición: si hemos determinado que las emociones y afectos son los objeto que ocupa a psicología emocional-afectiva (ya sean tratadas como patologías o estados de ánimo no deseables), es necesario presuponer un fundamento único, universal y necesario que posibilite la investigación de este campo; un fundamento que nos permita establecer un criterio de demarcación entre entre lo sano y lo patológico o lo deseable y censurable, distinguir lo verdadero de lo falso en una investigación de lo psicológico-afectivo, la clasificación de las experiencias emocional-afectivas, la medición de las mismas, la constatación de leyes en su operatoriedad, la corrección para la sanación de las censurables, etc.

Así las cosas, ¿cuál es el fundamento que funda esta psicología? ¿Qué nos permite no ya categorizar y distinguir experiencias emocionales-afectivas la tristeza de la felicidad, sino la ira de la decepción, la irritación? Si todas estas experiencias se viven en el fuero interno de cada uno de nosotros, si carecen de trasunto empírico, y su reconocimiento unívoco es falible, ¿cómo justificarlo? Y si este fundamento existe, ¿quién lo conoce, cómo lo conoce y cómo lo ha llegado a conocer? ¿Por intuición? ¿Hay un Libro de la Vida escrito, accesible para unos pocos, o peor, cuyo acceso sea por eso que invocamos por "sentido común"?

En definitiva: la terapia emocional es un absoluto camelo. Aquellos que la acepten tendrán que señalar cuál es el fundamento unívoco, universal y necesario que sostiene:
a) su objeto, esto es las experiencias emocionales-afectivas experimentadas en el fuero interno, que son problemáticas en tanto que carecen de trasunto empírico y por encontrarse determinadas -o, peor, fundamentadas- en la moral, que de suyo es antitética a la ciencia por su naturaleza múltiple, particular y contingente;
b) el criterio de demarcación entre lo patológico/tóxico de lo sano/deseable;
c) el método empleado (hipotético-deductivo, empírico, ambos...?);
c) el criterio de verdad aplicado en sus resultados (¿correspondencia? ¿representación? ¿lógica?);
d) su modelo de explicación científica (¿modelo de cobertura inferencial? ¿Pragmática?);
e) el acceso al conocimiento al mismo (¿intuición? ¿Observación? ...)

Porque, lo que no es ciencia... ¿puede llegar a ser un saber garantizado?
"Hablando con las fieras del zoo, sólo yo hablo; ellos suelen mirar [...] Cuando era un crío, ¡vaya una mierda! Lo consiguistéis: me jodistéis bien; la zancadilla nada más nacer. Así es como se crece bien: con empujones para no pensar y una bomba bajo la almohada [...]"
Última Edición: 01 Abr 2021 15:45 por Heráclida.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Alma, Kessel, Marcoaurelio

El papel del psicólogo en la era posmoderna 01 Abr 2021 20:51 #62182

  • Kessel
  • Avatar de Kessel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 134
  • Gracias recibidas 79
Por supuesto que es un camelo. Quizás sí que respete un poco más a los psiquiatras; pero en la vida iré a un psicólogo d esos emocionales o de "mantras", ni aunque me lo paguen vamos! Para mi son pura pantomima (aunk respeto a todo aquél q quiera ir y tomárselo en serio). Por lo demás, decirte que los celos son algo completa y absolutamente natural. Por mucho que intentes controlarlo hay químicos que tu cerebro segrega pese a tus negativas.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Alma, Heráclida

El papel del psicólogo en la era posmoderna 01 Abr 2021 21:22 #62185

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1588
  • Gracias recibidas 2007
Yo también creo que es un camelo, después de haber probado un psicólogo conductista, otra psicóloga funcionalista (o algo así), uno que practicaba la PNL (si alguien no sabe qué es, que no se moleste en averiguarlo), y un psicoanalista (este fue el único que me dijo algunas cosas interesantes, el resto un desastre). Psicología, coaching y demás me parecen formas de perder el tiempo. Jamás me he encontrado con un psicólogo que me dijera algo que fuera más allá del mero sentido común. En cambio, el psiquiatra sí me va bien, mejor dicho, la medicación que me receta.
Recuerdo que en un foro de hipocondríacos ilustres un cretino nos dijo que para dejar de obsesionarnos, el mejor remedio era "dormir muchas horas, comer bien y abrazar a nuestros seres queridos". A partir de ahí, el diálogo que mantuve con él después de expresar mi opinión por su original solución fue tal que no comprendo cómo no nos expulsaron del foro. Y es que en nuestros actos, pensamientos, estados anímicos, etc. pesa por desgracia mucho más lo que no depende de la voluntad. De hecho, tal vez el "libre albedrío" sea un invento bíblico para culpabilizar y responsabilizar al ser humano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Heráclida, LuisFer, Pepi

El papel del psicólogo en la era posmoderna 01 Abr 2021 22:07 #62187

  • erbonono
  • Avatar de erbonono
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 111
  • Gracias recibidas 229
Uno de los momentos más violentos, incómodos y desagradables de mi vida lo sufrí en una sesión de coaching emocional a la que nos "obligaron" a asistir en el trabajo. Qué vergüenza, propia y ajena, qué incomodidad, sólo de recordarlo me da repelús.

Por otro lado asistí a unas cuántas sesiones con una psicóloga por una fobia, y aunque ésta no desapareció sí reconozco que me sirvió de ayuda. De lo que también me di cuenta es de que mi formación, la poca o mucha que pueda tener, como filósofo, fue más un impedimento que una ventaja en el desarrollo de las sesiones. Sobre todo cuando me preguntaban por papá y mamá, que era como "amos anda".
Última Edición: 01 Abr 2021 22:08 por erbonono.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Heráclida, elicifu

El papel del psicólogo en la era posmoderna 02 Abr 2021 04:06 #62192

  • Sengoku Jidai
  • Avatar de Sengoku Jidai
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 11
  • Gracias recibidas 21
Interesante tema, Heraclida. No he tenido el gusto, o el disgusto, de pasar por las manos de un psicólogo emocional, ya que en general intento vivir la vida de un modo bastante estoico.

Pero si tengo una experiencia directa donde te diré que funcionan: he competido a un cierto nivel y como entrenador han pasado por mis manos deportistas de muy alto nivel (olímpicos) y te puedo decir que un buen psicólogo deportivo ayuda muchísimo. Y realmente entra dentro de lo que tú defines como tercera categoría.

Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Heráclida

El papel del psicólogo en la era posmoderna 03 Abr 2021 10:42 #62207

  • serchlobar89
  • Avatar de serchlobar89
  • CONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 296
  • Gracias recibidas 466
Heráclida. Tanto la depresión como muchos trastornos de ansiedad tienen una base fisiológica y conductual/cognitiva. Son crónicos y hereditarios.

Depurando un poco la distinción que has hecho:
1) Tratamiento de trastornos mentales graves con fuerte componente fisiológico (esquizofrenia, autismo, etc)
2) Tratamiento de trastornos mentales graves y moderados con componente fisiológico y cognitivo-conductual (depresión, trastorno de ansiedad generalizada, toc, tdah, etc). Son crónicos y hereditarios.
3) Alteraciones agudas de la conducta coyunturales de diversa intensidad (burnout, duelo, estrés agudo, etc...).

Los trastornos mentales tienen componente fisiológico, se heredan y alteran gravemente la conducta de la persona. Uno no elige estar deprimido y por muy bien que sea educado, puede caer en una depresión (hay que romper el mito de que la depresión es tristeza, es más bien apatía y desgana ante la vida). Por esa razón, se emplea medicación, porque la terapia psicológica no es suficiente.

Hay que distinguir entre una tendencia hacia una personalidad ansiosa/depresiva/obsesiva y un trastorno mental. Todos tenemos tendencias a ciertos rasgos, pero no suficientemente fuertes como para que la sangre vaya al río. Generalmente, las experiencias traumáticas desencadenan un trastorno mental, pero no lo crea de la nada. Así ocurre con muchas personas que pueden agravar su tendencia al toc convirtiéndola en un verdadero trastorno mental a causa del tema covid.

Lo que denominas Psicología emocional se trata, más bien, de una labor de reeducar al adulto para facilitar la adaptación a su entorno. Estos problemas leves que se tratan con el psicólogo son muchas veces causados por cuestiones coyunturales. En muchos casos, tiene la misma utilidad que irte de copas con unos amigos.

Muchos de estos padecimientos que mencionas, no son más que «cosas de la vida» que no asumimos porque vivimos en una burbuja vomitiva Mr. Wonderful, donde creemos que sólo nos pasan las cosas malas a nosotros, que todo debe salir bien si seguimos los pasos de la receta y donde YO, YO y YO. Así que el psicólogo en este caso, puede hacer dos cosas: aguantar el YO, YO y YO y cobrar o darte dos hostias para que reacciones.

Tu crítica a este tipo de «terapia» es muy interesante, pero a mí me resulta un síntoma más de la sociedad de consumo desmedido: Bombardeo constante sobre un ideal de felicidad. Si tu vida no se ajusta a ese ideal, consume estos productos y servicios.
Última Edición: 03 Abr 2021 11:29 por serchlobar89.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Silvanus, Heráclida, Marcoaurelio, LuisFer

El papel del psicólogo en la era posmoderna 03 Abr 2021 11:29 #62209

  • serchlobar89
  • Avatar de serchlobar89
  • CONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 296
  • Gracias recibidas 466
*He modificado un poco mi anterior mensaje
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Heráclida

El papel del psicólogo en la era posmoderna 03 Abr 2021 11:45 #62210

  • Silvanus
  • Avatar de Silvanus
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1590
  • Gracias recibidas 2331
serchlobar89 escribió:
Heráclida. Tanto la depresión como muchos trastornos de ansiedad tienen una base fisiológica y conductual/cognitiva. Son crónicos y hereditarios.

Los trastornos mentales tienen componente fisiológico, se heredan y alteran gravemente la conducta de la persona. Uno no elige estar deprimido y por muy bien que sea educado, puede caer en una depresión (hay que romper el mito de que la depresión es tristeza, es más bien apatía y desgana ante la vida). Por esa razón, se emplea medicación, porque la terapia psicológica no es suficiente.

Hay que distinguir entre una tendencia hacia una personalidad ansiosa/depresiva/obsesiva y un trastorno mental.

Buenas,

Y al revés: de una reacción física se puede llegar a la depresión.

Mi propio caso, que desde que soy adolescente he tenido despersonalización.

Llegó un punto que la reacción física-metal que produce este trastorno me llevó a la depresión, porque me impedía hacer lo que quería, llevar mi vida sin dicha reacción recurrente. Pero la psicóloga con la que traté me ayudó a comprender lo que me pasaba: un estado de estrés que tiene todo el mundo, desencadenaba en mí la despersonalización, esto hacía que yo reaccionara (dado lo desagradable que es esa reacción) y me llevaba a no poder realizar con normalidad aquellas cosas que me gustaban, lo que a su vez ahonda en estrés y ansiedad, y de vuelta a la despersonalización.

Pues bien, solo comprendiendo ese mecanismo, se puede uno superar a sí mismo y controlar esa reacción física. Mi psicóloga era médico también, lo que le permitió explicármelo adecuadamente y poder ayudarme a controlarlo por mí mismo.

Obvio que la Psicología está en plena burbuja, pero tiene más beneficios que perjuicios. Ojalá hubiera más psicólogos de calidad accesibles para todo el mundo, y más en este año de pandemia que llevamos.

Saludos.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última Edición: 03 Abr 2021 11:46 por Silvanus.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram, Marcoaurelio, serchlobar89

El papel del psicólogo en la era posmoderna 03 Abr 2021 12:39 #62213

  • Pedro Pablo
  • Avatar de Pedro Pablo
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 163
  • Gracias recibidas 180
serchlobar89 escribió:
Tanto la depresión como muchos trastornos de ansiedad tienen una base fisiológica y conductual/cognitiva. Son crónicos y hereditarios.
¿Cómo lo sabes? Tú estás defendiendo la interpretación psiquiátrica, es decir, que los llamados trastornos mentales son trastornos del cerebro, pero esto es solo una teoría, no es algo que esté claro. Si estuviera claro, habría pruebas clínicas objetivas para diagnosticar enfermedades mentales, pero no las hay. Si se diagnostica a alguien de una fobia, una depresión o un esquizofrenia, es solo por lo que hace o por lo que dice, no es algo que se pueda saber haciendo un análisis, un test o un escáner.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Marcoaurelio

El papel del psicólogo en la era posmoderna 03 Abr 2021 13:21 #62217

  • Pepi
  • Avatar de Pepi
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 52
  • Gracias recibidas 22
No tengo respuesta para lo que planteáis, pero puedo escucharos y a lo mejor llegáis a las respuestas por vosotros mismos xd
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.203 segundos