Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: JUDITH BUTLER Curso

JUDITH BUTLER Curso 30 Jul 2022 23:02 #72156

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1084
  • Gracias recibidas 2695
Black Mask escribió:
Cómo se construye un sujeto
Video aquí
No se si empecé por el final, el caso es que he visualizado los dos vídeos de Montse Galcerán, que me parece magnífica explicando, y creo que he empezado a entender el planteamiento de Butler. No se trata de que nadie se sume al movimiento feminista sino de que lo raro, lo diferente de la norma, el disfuncional, lo queer, el trans, el gay, la lesbiana, puedan optar a recursos de redistribución en la política social.

Esta mujer me ha abierto los ojos, creo que hoy doy un paso desde el feminismo socialista clásico (como podría definirse a Fraser), y a mí misma antes de escuchar a Galcerán, y abrir la mente a lo que intentan reivindicar los demás, lo otro, reivindicación en la que, evidentemente, me incluyo.

Gracias Black Mask.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, zolaris, Lapidario, Lander telletxea, Black Mask

JUDITH BUTLER Curso 31 Jul 2022 06:55 #72158

  • Black Mask
  • Avatar de Black Mask
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • abyssus abyssum invocat
  • Mensajes: 317
  • Gracias recibidas 723
Por cierto, hablando de Galcerán, creo que se viene una nueva edición de su agotadísimo La invención del marxismo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-

JUDITH BUTLER Curso 02 Sep 2022 21:17 #72703

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1475
  • Gracias recibidas 4651
No sabía cómo iniciar el hilo, si crear uno o usar el mismo que ya hay de Butler, así que rescato las preguntas que le asaltan a Anuska y os cuento un rollo para tratar de contestarlas que, como son tan fáciles y yo no estoy casi empanada del verano…
Anuska… Mis interrogaciones vienen desde dos ámbitos. El primero, es que me cuesta aterrizar dentro del feminismo más moderno, el llamado posmodernismo, y del que surge la cuarta ola, (creo que yo aún estoy instalada en la segunda o inicios de la tercera, supongo que por cierta comodidad en mis planteamientos feministas). El segundo es que, queriendo aprender lo que tiene que decir este nuevo feminismo, donde se critica la transfobia y se explica claramente la diferencia entre sexo (macho, hembra e intersexual) y género (hombre, mujer y trans), o sea, entre naturaleza y cultura, y precisamente quién lo hace es Butler, queriendo aprender, decía, me sumerjo en el libro y hay varias cosas que me chirrían. La más básica es esta: ¿si entramos a deconstruir la identidad de las mujeres, porque hay que hacer un hueco para las lesbianas, los transexuales, los bisexuales, los transgénero, los gays y etc, etc, no hay un peligro real de que en esa deconstrucción del sujeto mujer nos quedemos precisamente sin sujeto? ¿no nos estamos cargando al sujeto político mujer, con su buen número de derechos que ha ido conquistando a lo largo de décadas de lucha?. ¿No sería más fácil que el sujeto mujer siguiera su curso y el resto de colectivos, los citados anteriormente, y muchos otros más, lucharan en paralelo por sus propios derechos?. Esta es la gran duda, el gran interrogante que se me viene a la cabeza a mi paso (lento y doloroso de intentar entender todo el planteamiento de esta gran filósofa.

Ponte el casco, te invito a un viaje, puedes agarrarte a mi cintura y apretarte a mi cuerpo, somos feministas y yo butleriana hasta las trancas. Vamos.

El feminismo emerge ya como una deconstrucción del sujeto, la del “sujeto moderno y universal ilustrado”, el “sujeto clásico”, único e idéntico a sí mismo, algo que se parecía mucho al hombre blanco, occidental, heterosexual y es que esa idea de “sujeto” dejaba fuera, de entrada, al conjunto de todas las mujeres. Sobre la idea de diferencia de género, entre hombre y mujer el feminismo se eleva de forma contestataria como movimiento de liberación de la dominación masculina y se propone conquistar la igualdad de derechos y oportunidades, a nivel individual y colectivo. ¡Mira! por ahí van las sufragistas, para ellas la mujer debe ser sujeto político.

Durante el s.XX, con la segunda ola (había pasado tiempo, años 50 o 60, por eso se consideró una ola), se produce un amplio y desarrollado cuerpo teórico que se puede denominar feminismo constructivista. La posición social y las constituciones subjetivas entre hombres y mujeres son distintas, por ser el género una construcción social (S.Beauvoir). Un feminismo de corte materialista entiende que esa diferencia también como constructo, aunque exista cierto determinismo biológico, es el caso del feminismo marxista y del feminismo radical para los que la construcción social parte de la división sexual del trabajo tanto en la producción como en la reproducción, también para el feminismo cultural, que va más allá del radical y habla de “clases sexuales”, las que diferencian a hombres y mujeres, ellas abajo, subordinadas, siempre en un sistema capitalista que junto a la familia serán los núcleos de opresión. La sexualidad ordena y jerarquiza y es diferente, la masculina de la femenina. El determinismo biológico es capital también entre las feministas del psicoanálisis…

Determinismo biológico, construccionismo social, el caso es que ven en la sexualidad masculina y la femenina una diferencia radical. Hagamos dos grupos para no liarnos: feminismo de la igualdad (el género se construye a partir de una matriz puramente biológica, el sexo, pero hombres y mujeres no son diferentes y por eso deben ser el mismo sujeto político con los mismos derechos) y un feminismo de la diferencia (diferencia ontológica entre la identidad femenina y masculina, hombres y mujeres somos diferentes, urge eliminar el sistema de opresión elevado sobre esa distinción), aunque ambos bajo una sola bandera la de “lo femenino”. Resultado, una idea de sujeto, “mujer” al estilo clásico, única e idéntica a sí misma. Un sujeto homogéneo como aquel que quisieron deconstruir en origen. Una identidad que se apoya en el indisoluble sistema sexo/género, enraizada en el par naturaleza/cultura. Entonces, si a la mujer se le otorga un género en virtud de su biología, todas las mujeres de todas las sociedades, objetos de esa dominación y discriminación, tiene los mismos intereses y luchan por la liberación, existe una identidad colectiva, la de “un” sujeto mujer basada en la diferencia de género. Las mujeres, diferentes de los hombres, deben conquistar una posición de autoridad. El problema, dirá Bloch, es determinar cuáles son nuestros intereses.

Años 80, con las hombreras y el tecno-pop se levanta una tercera ola. Las reivindicaciones de las mujeres negras, las chicanas, en EEUU, desmarcándose de la centralidad del discurso de las mujeres blancas de clase media, también las de las mujeres lesbianas, dinamitando la heterosexualidad obligatoria y finalmente, las identidades fronterizas (transexuales, queer…). El concepto de sujeto entra en crisis. El postestructuralismo, el deconstruccionismo y el psicoanálisis van a barrenar ese sujeto homogéneo “mujer”. El debate será ahora el de la unidad vs diversidad. Las diferencias están ahí y ya no pueden silenciarse: clase social, etnias, orientación sexual, confesión religiosa, edad, ideología… hablamos de “mujeres” frente al sujeto mítico y universal que el feminismo había construido, un sujeto idéntico y sin fisuras y es que las diferencias se dan entre las mujeres y dentro del propio feminismo. Surge el antiesencialismo y el multiculturalismo. Hay que deconstruir el sistema sexo/género, dirá Butler o hay que afirmar diferencias, especificidades e identidades colectivas (multiculturalismo).

A lo lejos se escucha a Fraser “ojo” no olvidarse con tanta identidad de las estructuras sociales de dominación y las relaciones sociales de desigualdad.

¿Hacemos un alto en el camino? Es preciso alumbrar las posiciones objetivistas del feminismo de la igualdad y de la diferencia (segunda ola) pero también el relativismo al que nos podrían abocar algunos discursos postmodernos (tercera). Haraway nos invita a una objetividad consciente, encarnada y parcial, para ti y para mí un relativo relativismo. Sea, la travesía ha sido larga y ya teníamos sed.

El tránsito continúa de la idea de “sujeto” a la de “agencia” que es actuar y hacer, pero también intermediación, es conocimiento del lugar de la enunciación. El cuerpo ya no es un atributo biológico, es metáfora de nuestra situación en el espacio y en el tiempo y límite de nuestra percepción y conocimiento. Las fronteras son permeables, híbridas, eso hace de la identidad un proceso, mestizaje. El cuerpo es nuestra situación, sobre él se nos interpreta y nos interpretamos. Somos sujeto y objeto, se nos construye y nos construimos, el poder se ejerce sobre nosotrx y lo ejercemos al mismo tiempo. También nos situamos en el lenguaje, el yo es un efecto del lenguaje, somos identidades múltiples y conflictivas, también provisionales, somos construcción y deconstrucción. ¿Esa es la cuarta ola? Pues hasta aquí te he traído. Vamos a surfearla.
Última Edición: 02 Sep 2022 21:42 por Xna.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram, Moira, Anuska-, zolaris, Lapidario, Lander telletxea, Black Mask, Deckard, MonterreyRuiperez

JUDITH BUTLER Curso 04 Sep 2022 07:32 #72720

  • Black Mask
  • Avatar de Black Mask
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • abyssus abyssum invocat
  • Mensajes: 317
  • Gracias recibidas 723
Xna escribió:
No sabía cómo iniciar el hilo, si crear uno o usar el mismo que ya hay de Butler, así que rescato las preguntas que le asaltan a Anuska y os cuento un rollo para tratar de contestarlas que, como son tan fáciles y yo no estoy casi empanada del verano…
Anuska… Mis interrogaciones vienen desde dos ámbitos. El primero, es que me cuesta aterrizar dentro del feminismo más moderno, el llamado posmodernismo, y del que surge la cuarta ola, (creo que yo aún estoy instalada en la segunda o inicios de la tercera, supongo que por cierta comodidad en mis planteamientos feministas). El segundo es que, queriendo aprender lo que tiene que decir este nuevo feminismo, donde se critica la transfobia y se explica claramente la diferencia entre sexo (macho, hembra e intersexual) y género (hombre, mujer y trans), o sea, entre naturaleza y cultura, y precisamente quién lo hace es Butler, queriendo aprender, decía, me sumerjo en el libro y hay varias cosas que me chirrían. La más básica es esta: ¿si entramos a deconstruir la identidad de las mujeres, porque hay que hacer un hueco para las lesbianas, los transexuales, los bisexuales, los transgénero, los gays y etc, etc, no hay un peligro real de que en esa deconstrucción del sujeto mujer nos quedemos precisamente sin sujeto? ¿no nos estamos cargando al sujeto político mujer, con su buen número de derechos que ha ido conquistando a lo largo de décadas de lucha?. ¿No sería más fácil que el sujeto mujer siguiera su curso y el resto de colectivos, los citados anteriormente, y muchos otros más, lucharan en paralelo por sus propios derechos?. Esta es la gran duda, el gran interrogante que se me viene a la cabeza a mi paso (lento y doloroso de intentar entender todo el planteamiento de esta gran filósofa.

Ponte el casco, te invito a un viaje, puedes agarrarte a mi cintura y apretarte a mi cuerpo, somos feministas y yo butleriana hasta las trancas. Vamos.

El feminismo emerge ya como una deconstrucción del sujeto, la del “sujeto moderno y universal ilustrado”, el “sujeto clásico”, único e idéntico a sí mismo, algo que se parecía mucho al hombre blanco, occidental, heterosexual y es que esa idea de “sujeto” dejaba fuera, de entrada, al conjunto de todas las mujeres. Sobre la idea de diferencia de género, entre hombre y mujer el feminismo se eleva de forma contestataria como movimiento de liberación de la dominación masculina y se propone conquistar la igualdad de derechos y oportunidades, a nivel individual y colectivo. ¡Mira! por ahí van las sufragistas, para ellas la mujer debe ser sujeto político.

Durante el s.XX, con la segunda ola (había pasado tiempo, años 50 o 60, por eso se consideró una ola), se produce un amplio y desarrollado cuerpo teórico que se puede denominar feminismo constructivista. La posición social y las constituciones subjetivas entre hombres y mujeres son distintas, por ser el género una construcción social (S.Beauvoir). Un feminismo de corte materialista entiende que esa diferencia también como constructo, aunque exista cierto determinismo biológico, es el caso del feminismo marxista y del feminismo radical para los que la construcción social parte de la división sexual del trabajo tanto en la producción como en la reproducción, también para el feminismo cultural, que va más allá del radical y habla de “clases sexuales”, las que diferencian a hombres y mujeres, ellas abajo, subordinadas, siempre en un sistema capitalista que junto a la familia serán los núcleos de opresión. La sexualidad ordena y jerarquiza y es diferente, la masculina de la femenina. El determinismo biológico es capital también entre las feministas del psicoanálisis…

Determinismo biológico, construccionismo social, el caso es que ven en la sexualidad masculina y la femenina una diferencia radical. Hagamos dos grupos para no liarnos: feminismo de la igualdad (el género se construye a partir de una matriz puramente biológica, el sexo, pero hombres y mujeres no son diferentes y por eso deben ser el mismo sujeto político con los mismos derechos) y un feminismo de la diferencia (diferencia ontológica entre la identidad femenina y masculina, hombres y mujeres somos diferentes, urge eliminar el sistema de opresión elevado sobre esa distinción), aunque ambos bajo una sola bandera la de “lo femenino”. Resultado, una idea de sujeto, “mujer” al estilo clásico, única e idéntica a sí misma. Un sujeto homogéneo como aquel que quisieron deconstruir en origen. Una identidad que se apoya en el indisoluble sistema sexo/género, enraizada en el par naturaleza/cultura. Entonces, si a la mujer se le otorga un género en virtud de su biología, todas las mujeres de todas las sociedades, objetos de esa dominación y discriminación, tiene los mismos intereses y luchan por la liberación, existe una identidad colectiva, la de “un” sujeto mujer basada en la diferencia de género. Las mujeres, diferentes de los hombres, deben conquistar una posición de autoridad. El problema, dirá Bloch, es determinar cuáles son nuestros intereses.

Años 80, con las hombreras y el tecno-pop se levanta una tercera ola. Las reivindicaciones de las mujeres negras, las chicanas, en EEUU, desmarcándose de la centralidad del discurso de las mujeres blancas de clase media, también las de las mujeres lesbianas, dinamitando la heterosexualidad obligatoria y finalmente, las identidades fronterizas (transexuales, queer…). El concepto de sujeto entra en crisis. El postestructuralismo, el deconstruccionismo y el psicoanálisis van a barrenar ese sujeto homogéneo “mujer”. El debate será ahora el de la unidad vs diversidad. Las diferencias están ahí y ya no pueden silenciarse: clase social, etnias, orientación sexual, confesión religiosa, edad, ideología… hablamos de “mujeres” frente al sujeto mítico y universal que el feminismo había construido, un sujeto idéntico y sin fisuras y es que las diferencias se dan entre las mujeres y dentro del propio feminismo. Surge el antiesencialismo y el multiculturalismo. Hay que deconstruir el sistema sexo/género, dirá Butler o hay que afirmar diferencias, especificidades e identidades colectivas (multiculturalismo).

A lo lejos se escucha a Fraser “ojo” no olvidarse con tanta identidad de las estructuras sociales de dominación y las relaciones sociales de desigualdad.

¿Hacemos un alto en el camino? Es preciso alumbrar las posiciones objetivistas del feminismo de la igualdad y de la diferencia (segunda ola) pero también el relativismo al que nos podrían abocar algunos discursos postmodernos (tercera). Haraway nos invita a una objetividad consciente, encarnada y parcial, para ti y para mí un relativo relativismo. Sea, la travesía ha sido larga y ya teníamos sed.

El tránsito continúa de la idea de “sujeto” a la de “agencia” que es actuar y hacer, pero también intermediación, es conocimiento del lugar de la enunciación. El cuerpo ya no es un atributo biológico, es metáfora de nuestra situación en el espacio y en el tiempo y límite de nuestra percepción y conocimiento. Las fronteras son permeables, híbridas, eso hace de la identidad un proceso, mestizaje. El cuerpo es nuestra situación, sobre él se nos interpreta y nos interpretamos. Somos sujeto y objeto, se nos construye y nos construimos, el poder se ejerce sobre nosotrx y lo ejercemos al mismo tiempo. También nos situamos en el lenguaje, el yo es un efecto del lenguaje, somos identidades múltiples y conflictivas, también provisionales, somos construcción y deconstrucción. ¿Esa es la cuarta ola? Pues hasta aquí te he traído. Vamos a surfearla.
Olé.
Dejo esto por aquí

IMG_20220904_083104.jpg
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-, Xna, Deckard, MonterreyRuiperez

JUDITH BUTLER Curso 05 Sep 2022 16:17 #72742

  • Black Mask
  • Avatar de Black Mask
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • abyssus abyssum invocat
  • Mensajes: 317
  • Gracias recibidas 723
Conferencia de la Butler el 27 de Octubre en el Círculo de Bellas artes de Madrid...entrada gratuita...ains que suerte van a tener algunas...
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-, Xna, MonterreyRuiperez

JUDITH BUTLER Curso 18 Sep 2022 00:31 #73045

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 1084
  • Gracias recibidas 2695
Gracias Black Mask por tus dos informaciones. A Butler le tengo ganas, pero desgraciadamente no voy a estar en Madrid ese día. Quiero conocerla, sentir qué me transmite, es alguien que está en mi vida ocupando un amor-odio a partes iguales, bueno, ni tanto amor ni mucho menos odio, es un decir.

Xna. Tengo dos neuronas en activo y una de ellas se ocupa de preparar un viaje que está a punto de comenzar. Te he leído con mucha atención, pero se me han quedado muchos hilos sueltos, volveré a leer tu mensaje con más tranquilidad, necesito conocer a esta Butler sea como sea. El libro se quedó un poquito estancado, pero pienso llevármelo al viaje, y ahí, sí o sí le meteré mano, a ver hasta donde le entro.

Que digo yo que con lo bien que estábamos las feministas repanchigadas en nuestro sofá de reivindicaciones lógicas, claras y necesarias de la tercera ola (¿o era cuarta?), me viene la Butler y zas, aparecen nuevos problemas, que de entrada es complicado entender, incluso diría que además es bastante fácil rechazar, pero que me atraen, y mucho. Y creo que toda feminista debe pararse y analizar lo que nos viene a decir, y además que no quede en solo un tema para hablar entre nosotras, sino que lo lancemos a la sociedad, ellos también tienen mucho que opinar.

Y en fin.

Así que, cuando vuelva a ser persona normal, sin tanto viaje de acá para allá y sin tanta desconexión, espero retomar a nuestra amiga Butler.
Última Edición: 18 Sep 2022 00:32 por Anuska-.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, Black Mask, MonterreyRuiperez

JUDITH BUTLER Curso 18 Sep 2022 21:00 #73068

Si medio os defendéis con el catalán, en el Institut d’humanitats de Barcelona hay un ciclo sobre Lectoras de Judith Butler.

“Este curso es a la vez una introducción y una guía de lectura de la obra de una de las pensadoras más relevantes de la filosofía crítica contemporánea. Con motivo de su visita al CCCB, el Institut d’Humanitats ha convocado a seis grandes lectoras de Judith Butler a compartir su interpretación de algunos aspectos clave de su pensamiento. Desde su aportación esencial a la problematización de la categoría de género, que convirtió su libro El género en disputa en una de las obras fundamentales del feminismo y la teoría queer, hasta sus reflexiones sobre el reconocimiento, la vulnerabilidad y la violencia y, más recientemente, las formas colectivas de acción política”.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, Black Mask

JUDITH BUTLER Curso 26 Sep 2022 15:33 #73201

Tal vez os interese...

Última Edición: 26 Sep 2022 15:34 por MonterreyRuiperez.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, Black Mask

JUDITH BUTLER Curso 28 Sep 2022 08:12 #73240

  • Black Mask
  • Avatar de Black Mask
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • abyssus abyssum invocat
  • Mensajes: 317
  • Gracias recibidas 723
Dentro del debate actual recupero esto leído en Twitter:
Muchas feministas de EEUU están explicando cómo el retroceso en derechos e incluso la institucionalización de nuevas exclusiones para las personas trans preparó el camino para la anulación de Roe vs Wade. Una parte del feminismo se alineó con la reacción y diseñó sus argumentos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, Lapidario, MonterreyRuiperez

JUDITH BUTLER Curso 14 Oct 2022 11:42 #73517

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1475
  • Gracias recibidas 4651
Hola, rescató el hilo para que no se nos hunda en las profundas aguas del foro y os paso el enlace de la segunda parte de la entrevista a Clara Serra: consentimiento, deseo, la "estructura" patriarcal, esencialismo, transexualidad, agencia, esencialismo dentro de la transexualidad, la importancia de atreverse a debatir y poner en riesgo las propias ideas. Gracias Monterrey por el enlace de la primera parte, me enseñaste el camino para encontrar la segunda. Ah, tanto de la primera como de la segunda, anotad títulos de obras y autoras porque se ofertan y eso siempre es luz, un regalo.


El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-, Lapidario, Black Mask, MonterreyRuiperez
Tiempo de carga de la página: 0.180 segundos