Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Presentación

Presentación 22 Ene 2023 20:00 #74463

  • Julián
  • Avatar de Julián
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 66
  • Gracias recibidas 148
Buenas de nuevo, Paco:

En cuanto al tema de los idiomas pensé en su momento largo y tendido sobre si merecía la pena meterse con el griego clásico. La conclusión a la que llegué es que es más importante saber filosofía que saber griego clásico, básicamente porque el conocimiento nominal (la superficie que son los nombres, los verbos, las preposiciones, etc.) no es garantía de comprensión alguna. El filólogo que sabe que λέγειν es "decir" siempre le quedará saber qué sentido tiene "decir" en la Grecia Antigua. Incluso aunque se profundice filológicamente y se sepa que "decir" pertenece al campo semántico de acciones que para nosotros hoy en día no tienen que ver con hablar, como reunir, discernir, etc., aun le quedará comprender qué sentido tenía discernir... y aunque adivine qué sentido tenía, habrá de vérselas, si el propio trabajo filológico es serio, con la mastodóntica pregunta filosófica de si ese sentido ("decir es conocer", por ejemplo) remite a algo verdadero, a algo válido o es un imposible y, o bien tal vinculación no existió como tal, o fue una posición momentánea en la propia Grecia, o lo que fuera.

Sé que lo anterior quizás no tenga mucho sentido para ti, lo que quiero decir en cualquier caso es que la filosofía es la última instancia de conocimiento de toda disciplina; toda disciplina, cuando se vuelve verdaderamente profunda, seria, fundamental, o da la cara a la filosofía o la hace sin saberlo, espontáneamente, como decía Bueno, y entonces hace el ridículo más completo (y el filósofo también lo hace, solo que a sabiendas). Pero cuando uno cree que tiene una comprensión más o menos informada lo suyo es volverse un poco filólogo para determinar, ahora, qué materiales son precisamente esos que toca comprender, mientras no se tenga una formación filosófica suficiente da igual con qué textos se trabaje, esto lo digo porque, comparativamente, es mucho más importante tener la tenacidad de desgranar hasta la última vaina de significado de cualquier cosa que uno lea (sea Asimov) que, supuestamente, estar leyendo a Kant. Claro está que a medida que uno desarrolla esa capacidad el hambre es para textos más y más sofisticados, irónicos, contradictorios por momentos, exóticos, etc.

En lo que respecta al tiempo, 3-4 horas semanales es insuficiente se mire como se mire, incluso para el simple hecho de sentir placer. Creo que la clave está en ser filósofo las 24 horas, con el sentido de: acompañarse siempre de un libro y leer cuando la actividad del entorno cesa, entonces esas 3-4 horas quizás puedan ser 10 o 15. Y, sin más brújula que el placer, acabarás, por necesidad, perdido en las selvas filosóficas, donde -lo digo ya como tesis filosófica- el salvajismo de las formas es idéntico al saber.

Un saludo y feliz semana.
Última Edición: 22 Ene 2023 20:03 por Julián.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Xna, MonterreyRuiperez

Presentación 22 Ene 2023 22:04 #74465

  • pacouned23
  • Avatar de pacouned23
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 24
Hola Ioannes,

Muchas gracias por tu mensaje. Efectivamente, estuve mirando el tiempo que recomendaba la guía de estudio para las asignaturas, y estuve abrigando la idea de que fuese un número de horas superior al realmente necesario. En particular, porque hice el cálculo para una persona que se matriculase del curso completo, y me salían 43 horas a la semana. Me quedo con tu apreciación de que se queda corta la estimación de la guía.

El objetivo. Comentaba Heráclida: "¿Cuál es tu objetivo, aprender historia de la filosofía, filosofar o tener el título?" Estuve pensando sobre ello, pero como luego publicó un nuevo mensaje, no volví al primero. Tú planteas la cuestión "es de vital importancia conocer cuál es tu objetivo: obtener un título, tener una guía y unos tiempos, aprender filosofía, ... "

Desafortunadamente, estoy lejos de poder hilvanar una argumentación que, partiendo de unas premisas, me lleve en volandas a una conclusión acertada o, al menos, fundada. Por lo que deberé mantenerme dentro de los límites de mis capacidades.

Estudiar Filosofía en la UNED me proporcionará un esqueleto de asignaturas que me ayudarán a completar mis conocimientos. Si he de seguir este camino, o gran parte de él, me gustaría poder tener el título de Filósofo al final del mismo. Ahora bien, ya he experimentado que es muy fácil entrar en la rueda de preparar X asignaturas, presentarse al examen, aprobar (o suspender) y pasar a las siguientes X asignaturas. Sin haber podido interiorizar los conocimientos que supuestamente se adquieren. Y es cierto que ésto es algo (no lo llamaré error) en lo que no desearía caer.

A modo de conclusión: matrícula si o no, pero intentado aprender.


Y añado. Lo anterior forma parte de la cara A. Pero siempre hay una cara B en el interior de las personas. Se dice que somos seres racionales, pero pienso que también somos seres "racionalizadores". Lo que comienza dentro de nosotros como un impulso callado, no lo expresamos tal cual lo sentimos. No, primero lo racionalizamos y luego lo expresamos con la forma de una argumentación "razonable".

Cuando oigo hablar sobre si somos realmente libres o no lo somos. ¿Acaso podemos elegir libremente nuestros gustos? ¿Puedo libremente elegir que lo que me gusta son las Matemáticas y, cuando, por ejemplo, no puedo estudiar dicha carrera por cualquier motivo y me veo obligado a estudiar Biología, elegir que lo que realmente me gusta es la Biología?

Y si nos interesamos, quienes estamos en este foro, por la Filosofía, ¿ha sido como resultado de un frío razonamiento cuya conclusión fue: "tengo que estudiar Filosofía"? ¿o ha sido un gusto interior, una pulsión, que nos ha conducido amablemente a esta senda, descartando las otras?

Creo que sí somos libres, pero también somos esclavos de nosotros mismos.


Y esto lo comento porque seguro que tengo otros objetivos en mi cara B. Tendría que hacer un ejercicio de reflexión, dedicar un tiempo para ser sincero conmigo mismo. Lo más probable es que por pueriles y ridículos, no podría contarlos en este foro. Pero ahí están, y son los que me han llevado hasta aquí.

**************
Bueno, seguro que este tema está perfectamente tratado por numerosos filósofos y podéis decirme, "pero Paco, si eso ya lo dijo Menganito hace X años y Fulanito demostró después que era falso". Es lo que hace no tener estudios. :)

En cualquier caso, creo que es así.

**************

Lo dicho, muchas gracias por el mensaje y que pases una buena semana.

Saludos,

Paco
Última Edición: 22 Ene 2023 22:45 por pacouned23.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: MonterreyRuiperez

Presentación 22 Ene 2023 22:16 #74466

  • pacouned23
  • Avatar de pacouned23
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 7
  • Gracias recibidas 24
Hola Julián,

De nuevo, gracias por tu mensaje.

Entiendo que el griego clásico te permitirá, en mayor o menor medida, sumergirte en la lectura de libros como La Odisea, La Ilíada; libros de Hesíodo, las tragedias griegas. Un universo que seguro nunca defrauda. Y para filosofía, también creo que es una gran ayuda para comprender muchas de las palabras, conceptos,... que se utilizan.

Que pases también una buena semana, porque a este domingo ya le queda poco tiempo.

Saludos,

Paco
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: MonterreyRuiperez

Presentación 23 Ene 2023 09:03 #74469

  • Xna
  • Avatar de Xna
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1527
  • Gracias recibidas 4891
Julián: En cuanto al tema de los idiomas pensé en su momento largo y tendido sobre si merecía la pena meterse con el griego clásico. La conclusión a la que llegué es que es más importante saber filosofía que saber griego clásico, básicamente porque el conocimiento nominal (la superficie que son los nombres, los verbos, las preposiciones, etc.) no es garantía de comprensión alguna. El filólogo que sabe que λέγειν es "decir" siempre le quedará saber qué sentido tiene "decir" en la Grecia Antigua. Incluso aunque se profundice filológicamente y se sepa que "decir" pertenece al campo semántico de acciones que para nosotros hoy en día no tienen que ver con hablar, como reunir, discernir, etc., aun le quedará comprender qué sentido tenía discernir... y aunque adivine qué sentido tenía, habrá de vérselas, si el propio trabajo filológico es serio, con la mastodóntica pregunta filosófica de si ese sentido ("decir es conocer", por ejemplo) remite a algo verdadero, a algo válido o es un imposible y, o bien tal vinculación no existió como tal, o fue una posición momentánea en la propia Grecia, o lo que fuera.

Esto que has expuesto me resulta francamente útil para todo estudiante de filosofía, entre otras cosas porque siendo uno de los primeros desafíos que se enfrentan, la filosofía antigua en Grecia, todos nos hemos preguntado acerca de la necesidad de conocer griego clásico. Encuentro aquí respuestas con las que poder adentrarse en los estudios.

Tengo una discrepancia en cuanto a que la filosofía sea la última instancia en el conocimiento de toda disciplina, por el contrario, creo que es la primera. Sin conocer los principios, criterios lógicos, condicionamientos... difícilmente puede comprenderse el "espíritu" de aquello que se aborda. Es un armazón, son los cimientos sobre lo que luego se va a construir.

Los conocimientos filológicos los veo esenciales, pero de la propia lengua, pues hemos de expresar con absoluta nitidez y empujar con cierta carga artística nuestras comprensiones, hemos de moldear ese pensamiento propio incipiente, darle cuerpo y hacerlo digerible.

El tiempo es el gran caballo de batalla porque no es nuestro, lo hemos vendido a muy bajo precio o lo hemos regalado pero podemos robarlo, estirarlo, fabricar la atmósfera propicia esa que no es medible en segundos y minutos, esa que nos hace sentir por un instante la inmortalidad. Al cuerno los cronogramas.

Para sacarle la última gota a un texto hay que tener eso primeros contactos más torpes, quizá groseros, porque de la primera lectura no se sacan más que chichones y algún guantazo pero volvemos, una y otra vez, con más recursos, siendo más delicados, más intensos.
Última Edición: 23 Ene 2023 09:35 por Xna.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Lapidario, Julián, Antómano, MonterreyRuiperez
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.218 segundos